#Política

Cargos de confianza de Bachelet: ¿Quién defiende su legado en Aysén?

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Desde distintos frentes está siendo torpedeado el legado de Michelle Bachelet, como se denominó en el último tiempo al principal contingente de iniciativas que el gobierno de la Nueva Mayoría impulsó durante cuatro años de gestión. La administración de Sebastián Piñera, sus dirigentes políticos, el Tribunal Constitucional, medios de comunicación, legisladores, empresarios y organizaciones de la sociedad civil conservadoras y neoliberales han salido al ruedo a desmantelar, en una retroexcavadora 2.0, lo avanzado hasta marzo de este año.


¿Dónde están? ¿Dónde está su voz ante las distintas ofensivas que se han impulsado deconstruyendo, a nivel nacional y regional, lo que dijeron abrazar con fuerza? ¿Se apagó el empoderamiento del cual hacían gala hasta el 11 de marzo de 2018?

Son los ex ministros de Michelle Bachelet quienes principalmente le han puesto el pecho a las balas, como decimos por estos pagos. En coordinación, claro está, con legisladores y representantes nacionales de los colectivos políticos de la ex coalición gobernante.

A nivel regional ocurre algo similar. Chile Vamos y quienes comparten su mirada están aprovechando su veranito de San Juan para echar por tierra los así llamados logros de la ex Presidenta. En ese ámbito, desde la sociedad civil junto a pocos actores políticos se ha salido a hacer un contrapunto, echando pelos a la sopa que tiende a instalar que pasado el cambio de mando, en Chile y Aysén hubo una mutación profunda, y que hoy se rechaza todo lo que antes supuestamente se aplaudía desde diversos rincones.

Un amigo, constante asesor de gobiernos concertacionistas que bajo el mandato de Michelle Bachelet asumió un cargo regional de confianza política, me decía siempre que él no era funcionario del Estado. Él era funcionario de gobierno. En eso coincidíamos, porque una cosa es el Estado, relevante, importante, y otra son las miradas que entran en legítima disputa periódicamente para conducir uno de sus poderes: el Ejecutivo. Si no fuera así, no debiéramos tener elecciones y daría lo mismo quien comandara el buque de la administración pública.

Por eso, bajo esta perspectiva, en Aysén se echa de menos a los muchos funcionarios gubernamentales del gobierno anterior. Quienes se asumían como actores políticos, con todas las regalías que esto tenía en términos económicos, exposición pública y ascendiente social, y que se suponía compartían la mirada que avanzaba en el país y Aysén, y que, lógicamente, hoy debieran estar preocupados.

¿Dónde están? ¿Dónde está su voz ante las distintas ofensivas que se han impulsado deconstruyendo, a nivel nacional y regional, lo que dijeron abrazar con fuerza? ¿Se apagó el empoderamiento del cual hacían gala hasta el 11 de marzo de 2018?

En medio ambiente, minería, energía, educación, vivienda, agricultura y tantos otros ámbitos, hay claras diferencias entre lo que quería Michelle Bachelet y lo que promueve hoy Sebastián Piñera.

Es probable que esto no ocurra solo en Aysén, que sea una realidad a nivel de todas las regiones. Y en alguna forma es comprensible cierto silencio. Decimos en el mundo socioambiental que muchas veces la sustentabilidad comienza por casa, y está claro que luego de perder el trabajo (o dejarlo voluntariamente, como corresponde a cargos de confianza) estén en proceso de reinvención. Pero luego de ese necesario paso, que todos entendemos, es momento de saber si fueron realmente actores con una mirada política para el país y la región o simples funcionarios motivados por un sueldo mensual.

TAGS: #GobiernoPiñera #MicheleBachellet #NuevaMayoría

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

11 de Abril

Estimado, por favor no siga hablando de legado, eso es propaganda y no va a mejorar lo que ya sabemos, por otra parte que se eche de menos a alguien del gobierno pasado puede ser porque era una buena persona, y eso es entendible, hay gente generosa y buena en todas partes y de todos los signos politicos.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

A un ganapán le importa poco quien dirija y algunos hasta dirigen, transitan sin criticar, sin alzar la voz, simplemente cumple con asistir y rutinizar procesos, porque un ganapán ama la burocratizació ...
+VER MÁS
#Política

Un Ganapán o el ejercicio rutinario de la domesticación

No se cerró ninguno de los programas sociales mal evaluados por Dipres durante los últimos 10 años
+VER MÁS
#Sociedad

El vicio del malgasto en los programas sociales

El espíritu de esta ley es contribuir a la resolución de las problemáticas de salud pública, asociadas a sobrepeso y obesidad de la población, protegiendo especialmente a los segmentos de mayor riesgo ...
+VER MÁS
#Ciencia

A tres años de su implementación, un análisis crítico sobre la Ley de Etiquetado de Alimentos

Los grandes empresarios inmobiliarios tienen como motivación esencial en sus proyectos de inversión la acumulación de riqueza y para ello utilizan cualquier resquicio o fórmula interpretativa para obten ...
+VER MÁS
#Ciudad

Sentimiento de odio en el mercado inmobiliario

Popular

La cruel paradoja, es que esa burla nos pone del lado de los abusadores y explotadores; que sin saberlo le seguimos el juego al sistema, que en esa burla lo justificamos, o lo que es peor, lo normalizamos
+VER MÁS
#Sociedad

La vístima y los vistimarios

Todas las naves que viajaron a la Luna, desde el Apolo 8 en adelante y los 6 descensos que comienzan con el histórico Apolo 11, ¿fueron todos un engaños?.
+VER MÁS
#Sociedad

Artículo para negacionistas: 50 años del Apolo 11

Nadie quiere cerca a personas conflictivas y “raras”, sino positivas y mansas en su accionar social. Toma estos cortos consejos que capaz te ayudan a encasillarte a la fuerza en un mundo hueco e insen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Consejos para ser un poco normal en una sociedad anormal

Juana se da cuenta que ahora las personas consumistas son mal vistas, que tener vehículos gigantes e ineficientes es terrorismo, que el minimalismo y el respeto al medio ambiente son religión
+VER MÁS
#Sociedad

Los siete pasos para lograr el éxito