#Política

Calentamiento social

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En el terreno político cabe preguntarse, ¿quiénes serían los gases que impiden los cambios y hacen que aumente la temperatura de la ciudadanía?

El artículo publicado por Financial Times el lunes recién pasado, que hace mención a los hechos ocurridos en Chile durante las últimas semanas, que cuenta de la utilización de los resultados de la encuesta CASEN 2011 y que la compara con el discutido manejo de cifras por parte del Banco Central argentino, es un ejemplo más de la crisis de legitimidad en que se encuentra nuestro sistema político. A este hecho, es posible agregar – entre otros – la ausencia de varios diputados de oposición al votar el informe del lucro, la aprobación del salario mínimo luego de mucho hablar y poco avanzar, el mantenimiento de un sistema binominal que juega al empate permanentemente y mantiene un equilibrio que día a día parece ser menos deseado.

Lamentablemente las señales que se ven en el horizonte no soy muy auspiciosas, al menos para quienes quieren cambios de orden estructural. Una evidencia clara es el potencial regreso de Michelle Bachelet para ser la candidata de la Concertación y que según las encuestas no tiene rival que siquiera la haga sombra por el momento. Las opciones – sin riesgo de amenaza aún – son el actual ministro Golborne, quien representa una opción similar y quizás más cercana a la UDI que el Gobierno actual, de carisma simpático que saltó a la fama tras un hecho fortuito y que revela las condiciones en que trabajan nuestros trabajadores; Andrés Velasco, el ex – ministro de Hacienda de Bachelet que no logra entusiasmar quizás por su carácter frío asociado a un perfil tecnócrata; Franco Parisi, un outsider carismático y oportunista que aprovecha sus conocimientos económicos, para posicionarse en algunas encuestas, entre otros candidatos con menor figuración.

Lo contradictorio de todo esto es que la ex – presidenta Bachelet, reconocida por su carisma y cercanía con la ciudadanía, en caso de ser electa gobernará muy probablemente con quienes la sociedad crítica y reprueba, tanto así que por más de un año han figurado con un nivel de aprobación menor al 20% en las diversas encuestas: la Concertación. ¿Qué hay detrás de todo esto? Quizás la demagogia impulsada principalmente por sectores de centro derecha y adoptada por algunos sectores de centro izquierda, que señalan que “la gente vota por las personas”, como si existiera una suerte de trono milagroso en que la autoridad electa hace lo que ella quiere sin importar partidos políticos y la institucionalidad, lo cual sería más bien equivalente a una dictadura.

Ahora bien, ¿hay una ciudadanía que exige cambios? Me parece que sí. ¿Nuestra institucionalidad se hace cargo de esa exigencia? Me parece que no, pero ¿al menos hace un esfuerzo? Me parece que muy pequeño si es que lo hace. En general nuestro Congreso se ha encargado de demostrarnos que ellos ven los problemas de otra manera, visualizan otro país, lo cual se traduce en una falta de sintonía o derechamente una crisis de representatividad y por lo tanto de legitimidad. El ejecutivo, por su parte, trata de derivar los problemas al parlamento porque es bien poco probable que algo ahí ocurra mientras exista el sistema binominal como telón de fondo.

Todo esto hace que la idea del calentamiento global tenga un símil en nuestro sistema político: el calentamiento social. El principal efecto que causa el calentamiento global es el efecto invernadero, situación deseada, pero que en los niveles actuales de concentración de gases en la atmósfera provoca una aceleración del proceso no deseada, impidiendo la salida de parte de la radiación que emite el suelo y aumentando la temperatura del planeta.

Pues bien, en el terreno político cabe preguntarse, ¿quiénes serían los gases que impiden los cambios y hacen que aumente la temperatura de la ciudadanía? Claramente lo son nuestros parlamentarios, autoridades de gobierno, presidentes y autoridades de partidos políticos que administran el poder con un nivel de concentración mayor al requerido y que hace que esto sea visto como una especie de secuestro de los ideales. Entiéndase bien esto: no abogo por su desaparición, son necesarios, pero también lo es la participación y que los deseos de cambio sean representados.

Esta misma escasez de participación es la que se puede observar al interior de los partidos políticos de la Concertación y de gobierno, donde los militantes en su mayoría no son escuchados por sus propios dirigentes. Si estos militantes no son escuchados, ¿qué se puede esperar para el resto de la ciudadanía no militante?

La incipiente aparición de nuevos movimientos ciudadanos con cara de partidos políticos, como Red Liberal o Revolución Democrática, me parece que se orientan en el camino correcto, donde ciertamente el sistema binominal hace el camino más difícil, pero no por eso no transitable. Es precisamente así como creo se debe enfrentar este calentamiento social, actuando más allá de la tomas, que si bien cumplen un efecto mediático no contribuyen mayormente en la construcción de la sociedad que queremos. Es hora de actuar, a la democracia cuesta recuperarla como para no intentar oxigenarla ahora.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Dante Aguirre

10 de Septiembre

Sólo un punto a agregar o conversar Máximo, tal como los gases de efecto invernadero, se necesita su recambio por que el sistema genera más continuamente. En el caso político es necesario el recambio, es necesario asegurar que no se estanquen, por que además de no renovar el aire tampoco se renuevan los gases. Es cada vez más necesaria una regulación o ley que impida las reelecciones indefinidas, creo que dos periodos y se acabo, y para pasar de diputado a senador, una temporada fuera al menos.
Mientras no sea necesario el recambio, las cúpulas políticas no generaran espacios de renovación, no harán nada por que sus bases aumentes y por que los liderazgos aparezcan, con estas acciones podremos oxigenar la política y si no ventilamos la habitación, el aire se hace rancio y poco respirable.
Saludos y muy buena columna

11 de Septiembre

Efectivamente, parte de ese exceso de concentración de poder se debe a la falta de renovación. Pero fíjate que si hubiera mayor renovación y fueran reemplazados por personas de similares características – en el contexto del binominal actual por ejemplo – probablemente esa concentración no se reduciría. En ese sentido es condición necesaria la renovación, pero no suficiente. Saludos Dante.

Ver todos
Ocultar

#EstoPasaEnChile

VER TODO
Existe un ideal regulatorio de nuestras experiencias amatorias, nuestras relaciones deben ser apasionadas, personales, íntimas, duraderas, generadoras de un “nosotros” que borre nuestros límites, una ...
+VER MÁS
#Sociedad

De qué hablamos cuando hablamos de Amor

La elección de las autoridades carece de significado democrático si estas no gobiernan de acuerdo al mandato de la mayoría y no fortalecen los aspectos sustantivos de la democracia.
+VER MÁS
#Política

La democracia distópica

Júbilo, y jubilación, deberían ir de la mano, júbilo por alegría y jubilación por recibir lo aportado y ahorrado, júbilo, alegría como la que se muestran en las campañas de marketing, donde un adul ...
+VER MÁS
#Sociedad

El abuelo, la plaza y el tiempo

Estas cinco organizaciones no solo te harán sentir un CEO menos solitario, sino que te ayudarán a prepararte mejor para los futuros desafíos, en un entorno divertido y desafiante.
+VER MÁS
#Economía

¿Cómo hacer la vida del emprendedor menos solitaria?

Popular

Existe un ideal regulatorio de nuestras experiencias amatorias, nuestras relaciones deben ser apasionadas, personales, íntimas, duraderas, generadoras de un “nosotros” que borre nuestros límites, una ...
+VER MÁS
#Sociedad

De qué hablamos cuando hablamos de Amor

La elección de las autoridades carece de significado democrático si estas no gobiernan de acuerdo al mandato de la mayoría y no fortalecen los aspectos sustantivos de la democracia.
+VER MÁS
#Política

La democracia distópica

Júbilo, y jubilación, deberían ir de la mano, júbilo por alegría y jubilación por recibir lo aportado y ahorrado, júbilo, alegría como la que se muestran en las campañas de marketing, donde un adul ...
+VER MÁS
#Sociedad

El abuelo, la plaza y el tiempo

Estas cinco organizaciones no solo te harán sentir un CEO menos solitario, sino que te ayudarán a prepararte mejor para los futuros desafíos, en un entorno divertido y desafiante.
+VER MÁS
#Economía

¿Cómo hacer la vida del emprendedor menos solitaria?

Popular

Es indudable que la partida se sigue jugando y que aunque hemos avanzado en algunos frentes y estamos mas al día y mas alertas sobre las reglas del juego y lo que se está jugando, el duelo no se ve nada d ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chile: la vida sigue después del jaque mate

Apropiación de este espacio público por un pueblo movilizado tras el despertar ciudadano del 18 de octubre pasado, lleva a replantearse el destino de dicho hito urbano en el futuro inmediato y de mediano ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Futuro de la plaza Italia/Baquedano/de la Dignidad

Lo que justifica utilizar el término “saqueo”, es que el derecho de aprovechamiento de agua es privado y el Estado está limitado en sus facultades para decidir su gestión
+VER MÁS
#Medio Ambiente

´´No hay sequía, ¡hay saqueo`` una frase desafortunada

Es necesario incorporar en la Nueva Constitución, formas de democracia directa en la que la ciudadanía tenga la opción de participar del proceso político, en complemento a los procesos electorales que o ...
+VER MÁS
#Política

¿Cuál país?