#Política

Boric, Peña, cambios, volteretas y errores de interpretación

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

El 27 de diciembre último, el rector de la Universidad Diego Portales, Don Carlos Peña, emitió sus juicios en Emol sobre los pilares de la candidatura de Gabriel Boric, los a que a su juicio son su carisma, (al que le otorga un peso específico preponderante), su ideología profunda, o inspiración política, (la que considera inmutable en este), y su programa de gobierno, (al que considera parcial, incompleto y cortoplacista).


La democracia y la negociación son proporcionales, en el sentido en que siempre se aceptará más negociaciones en la medida en que mayor sea el espíritu democrático y, viceversa, mientras menor sea el espíritu democrático más reacio se será a negociar.

Es mi opinión que el académico magnifica el magnetismo del próximo presidente, lo que a mi entender es producto de un deficiente entendimiento por su parte del fenómeno social por el que atraviesa sostenidamente nuestro país. Pero no me detendré en esto, ni en su opinión sobre el plan de gobierno a ejecutarse a partir de marzo próximo. Quiero referirme en esta ocasión a su interpretación de los cambios en el discurso de Boric entre las elecciones de primera vuelta, del 21 de noviembre, y las de segunda vuelta, del 19 del presente. Lo que los chilenos solemos llamar “volteretas”

Este término es usado despreciativamente para describir los cambios en los discursos de los políticos, y que, según el saber popular, revelarían cambios acomodaticios para obtener provechos de las situaciones imperantes. Pero a veces el saber popular corresponde más a errores comúnmente compartidos que a sabiduría correctamente creada, compartida y aplicada.

La gente cede, concede, negocia y cambia sus posiciones sobre el tablero político. Pero no cambia en sus convicciones o fuero interno a menos que se tenga experiencias traumáticas o límites que impulsen tal cambio. Y aun así, nada garantiza que tales cambios filosóficos sean permanentes. Pudiendo incluso apuntar hacia nuevos rumbos. En eso, el rector Peña se equivoca. Niega el aprendizaje.

A veces, esas concesiones o negociaciones son para bien, otras para mal.  A veces, las convicciones prometen un avance de 100, pero producto de las negociaciones sólo se puede llegar a obtener un 10, un 40, o un 60. Siempre será mejor si el cambio (a lo positivo), es mayor que cero. A menos que, por otra línea, se retroceda de forma de que en un promedio ponderado el resultado global neto sea cero o negativo. Recíprocamente, una negociación puede ser fructífera si impide total o parcialmente el daño a un bien común, mayor, o incluso particular, o si impide que se concrete la destrucción de este.

De todas maneras, las cesiones en las posiciones no sólo han ocurrido con Boric. Hemos sido testigos de cesiones de casi todos los candidatos de la Concertación, de la Nueva Mayoría o del Frente Amplio, y también lo vimos, patentemente, con el candidato Kast. En general, se cede por conseguir un bien común, mayor, o uno particular, o por simple demagogia.

Finalmente, cuando se llega al poder, también se puede aumentar las negociaciones, principalmente por el poder que se tenga, para conseguir un gobierno efectivo, en mayor o menor medida.

Creo que, como regla general, la democracia y la negociación son proporcionales, en el sentido en que siempre se aceptará más negociaciones en la medida en que mayor sea el espíritu democrático y, viceversa, mientras menor sea el espíritu democrático más reacio se será a negociar. Las dictaduras no negocian, y las oligarquías lo hacen, pero en poca medida, significativamente menor que las democracias.

No obstante, el tema está plagado de variantes y matices, dependiendo de los contextos en que se desarrolle los intercambios y de las características éticas, ideológicas y cognitivas de los participantes.

TAGS: #Democracia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Mario Mardones

03 de Enero

Gracias por su necesario analisis.
” el rector Peña se equivoca. Niega el aprendizaje”
Curiosa paradoja, que Peña sea rector de una institución dedicada al aprendizaje. El rector es un oximoron viviente.

03 de Enero

Gracias a Ud. Mario por la paciencia y el comentario. La contradicción intrínseca es intrínseca a la especie humana. Tal como odiar a quien se ama, u otras bien presentes en la política contingente. La cuestión es qué hacer para dejar de ser contradictorios, y uno de los factores es la educación y otra la conciencia. Una conciencia educada será menos proclive a contradecirse tanto en los dichos como en los hechos. ¿No crees?

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

La cultura es libre como el agua y fluye como un río, su caudal es el territorio, las calles, las plazas, las comunidades, las organizaciones ciudadanas.
+VER MÁS
#Política

Tres dimensiones por la cultura en la nueva Constitución

Nuevos

En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

Institucionalizar el llamado “capitalismo con rostro humano”, el del estado social y solidario que, con un mínimo del 35% del Producto Interior Bruto, puede financiar la garantía en derechos sociales ...
+VER MÁS
#Política

Gobierno de Boric: ¿echarle agua al mar?

Al final converso con un Nosferatus, me dice que necesitan sentirse parte de algo. “En Chile, la gente está desilusionada de todo. Este es un fin de mundo. El negro refleja algo”; pero tú no eres un v ...
+VER MÁS
#Cultura

Recuerdos de un patiperro: primera impresión en medio de vampiros

Guantánamo es una mancha imborrable en el historial de Estados Unidos, un capítulo que debe cerrar ya y no repetir nunca más.
+VER MÁS
#Internacional

Después de 20 años, Biden debe cerrar Guantánamo de una vez por todas

Popular

China, está construyendo el mayor proyecto de control social y de vigilancia digital, gracias a modernos sistemas de reconocimiento facial, análisis de huellas digitales y perfiles de comportamiento en la ...
+VER MÁS
#Internacional

China, la potencia que actúa en total impunidad

Si no nos vacunamos, estamos poniendo en riesgo a nuestro entorno social y familiar, principalmente a los más débiles, como son los niños, ancianos y enfermos
+VER MÁS
#Salud

Novak Djokovic y su punto de quiebre en contra por antivacunas

Es importante, que, en tiempo de incertidumbre climática, las inmobiliarias confíen en la institucionalidad ambiental del país. En materia de humedales por primera vez se les han definido las reglas clar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ley de humedales urbanos, inmobiliarias y metas climáticas

Que las sirenas que quieren atraer a nuestro Presidente electo al mar turbulento con sus canciones mágicas “expertas, ponderadas y juiciosas” no sean escuchadas y permitan a Gabriel Boric hacer los cam ...
+VER MÁS
#Sociedad

Ulises y los cantos de sirenas