#Política

Bolsonaro, día después: ¿Es la conciencia social hermana de la rabia?

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

En una ocasión, conversando con un hombre alzado sobre los 80, me alcanzó una impresión.  Una imagen a la que se suponía debí llegar solo a través de la propia experiencia, de esas vivencias que nos dan perspectiva.

En pleno proceso de protesta regional contra HidroAysén, no podía comprender (yo) cómo no se enrabiaba al máximo (él) con los hechos que ocurrían en la tierra que le vio nacer y que eran motivo de tanta protesta e indignación.  Él compartía la mirada, pero su sentir no cobijaba la ira y apuro que a tantos y tantas movilizaba.


Cómo hacerlo para ser consciente de tu propia responsabilidad colectiva, y que el enfado con el otro, la desconfianza, el individualismo, la competencia y el resentimiento no llenen tu día a día. 

Ha pasado el tiempo y algo me ha quedado de ese diálogo. Ese hombre nació en 1935. En su cuerpo y derrotero vital se acumulaban una guerra global, la revolución en libertad, los días de la Unidad Popular, 17 años de dictadura y la recuperación democrática.  A todos esos procesos había sobrevivido y siempre los días oscuros dieron paso a los de claridad, regresando nuevamente los de sombras.  Es la dinámica de la vida, de los ciclos vitales.  La calma que sigue a la tormenta no es solo un frase Valium, es inherente a la condición humana.

Lanzo estas líneas hoy, a minutos de saber, lejos acá en el sur, que triunfó en Brasil el representante símbolo de lo que muchos y muchas no queremos para nuestras sociedades.  Para nuestro planeta.  Se vienen días grises para América Latina y Chile no estará al margen de esta oleada.  En realidad, ya no lo está si se analizan tantos proyectos, frases y acciones de quienes hoy nos gobiernan, donde discriminar al otro distinto y no acogerle es el mensaje, mantener sistemas jerarquizados y no horizontales la práctica, intervenir ecosistemas y comunidades en una carrera de ilimitado crecimiento material el motor principal.  Con una política pública sobre ámbitos fundamentales no hace más que mantener la carencia.

Donde a muchos, demasiados, ciudadanos de a pie no les conmueve la violencia y prejuicio en las palabras y propuestas de Jair Bolsonaro: que ensalce la tortura, que se burle de los oprimidos de siempre, y para quien conceptos como igualdad, justicia, fraternidad, responsabilidad colectiva y ecosistémica, no son más que frases vacías.  El populismo de Bolsonaro es popular no solo en Brasil también en nuestro hogar.  Y cobija contradicciones tan fundamentales como estar dispuesto a apoyar y recordar con orgullo una dictadura… en nombre de la libertad.

Efectivamente, el presidente electo de Brasil representa un retroceso en lo que muchos creemos y aspiramos. Como lo es Donald Trump en Estados Unidos, como Sebastián Piñera en las más diversas áreas. Entre ellas, y que nos convoca a muchos, la socioambiental.

Ahí tenemos la modificación de los límites al futuro Parque Patagonia, en Aysén, en gran medida para dar paso a la extracción minera de oro en sectores de alto valor patrimonial.  En un contexto de, al menos, cuatro empresas australianas y canadienses que con múltiples proyectos auríferos intentan hacerse del control territorial de la cuenca que cobija la principal reserva de agua dulce de Chile, de relevancia vital para el planeta.  Todo, teniendo mejores opciones.

Con todo esto en mente, una tarea personal sigue siendo cómo tomar conciencia y no agriar tu alma en el intento.  Cómo tener claridad de lo que hay que hacer para cambiar ese rumbo no compartido y no caer en el pesimismo por la dificultad.

Cómo hacerlo para no creer que la evasión es la única opción, apartándose a la montaña para vivir en consecuencia mientras ese modelo sigue afectando a tantos y a tantas con menor suerte y posibilidad.  Cómo, al contrario, no optar por el fácil camino de poner en un pedestal la satisfacción personal y de tu entorno inmediato (principalmente material) para no pensar en tanto motivo para amargar la vida: alejarte del mundo y sus informativos que tanta miseria (real, demasiado real) transmiten.

Qué medios son posibles para no vivir la vida en un estado de molestia permanente, dolor constante por lo que nos cuesta transformar.  Para que las imágenes siempre presentes de despreocupados cercanos, familiares, no te inquieten y pienses en cómo lo haremos si para una mayoría el metro cuadrado es el único espacio vital. Fundamental.

Cómo hacerlo para ser consciente de tu propia responsabilidad colectiva, y que el enfado con el otro, la desconfianza, el individualismo, la competencia y el resentimiento no llenen tu día a día.  Porque son esos sentimientos, precisamente, los que en la acción colectiva el movimiento socioambiental quiere reecualizar. No eliminarles, un imposible, pero sí que no sean el mantra general.

En esos momentos regreso a la conversación inicial.  La vida es mucho más que el aquí y el ahora, aunque sea esta frase demasiado utilizada para decirnos que lo único importante es precisamente el aquí y el ahora.  La vida tiene perspectiva y esa nos hace caer en la cuenta que siempre hay luz más allá, así como momentos de penumbra.  Eso es la vida, nada más.   Y nada menos, también.

Como la frase que alguna vez me legara una compañera estudiantil: “Lo malo de los buenos momentos es que pasan.  Y lo bueno de los malos momentos, también es que pasan”.  Y así, con esperanza y convicción de lo que hay que hacer, hagamos nuestro aporte, quitándole el cuerpo al rencor, por hacer que este mal momento, termine.

Aquello entendí de Omar en ese diálogo de claridad.   Una sentencia que soy afortunado de experimentar en la cotidianeidad gracias a su hija Miriam, mujer extra-ordinaria, en mi privilegiado recorrido junto a ella.  Y esa es que sí o sí toda compleja noche siempre, sin lugar a dudas, dará paso al amanecer y alguna enseñanza nos dejará.

TAGS: #Bolsonaro #GobiernoPiñera Tolerancia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Javi-Al

01 de Noviembre

Lo que vemos y escuchamos de ciertas realidades tal vez no sean la verdad, creemos lo que creemos porque venimos de un núcleo familiar que nos ha moldeado, que no han instalado creencias e ideologías en la mente, o porque nuestros profesores y/o medios lo instalaron allí . Y así seguimos, instalando en la mente de nuestros hijos, alumnos, discípulos y personas con las cuales tenemos contacto, nuestras creencias e ideologías.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
En Confianza, es un espacio de conversación de www.laconstituciondelaconfianza.cl que busca acercar el proceso constituyente a la ciudadanía a través de diversas plataformas y recoger la opinión de las ...
+VER MÁS
#VideoBlog

#EnConfianza con Eduardo Cretton, Constituyente distrito 22

En Estados Unidos existe un término para referirse a unas de las artimañas que utilizan algunos congresistas para retrasar al máximo una importante votación o decisión. Es el filibusterismo
+VER MÁS
#Política

Vamos por Chile: Filibusteros de la Convención

Respecto del sistema de gobierno, aunque la realidad muestra que estos no son “puros”, y que mezclan elementos propios de distintos modelos y cuestiones propias de la realidad de cada país
+VER MÁS
#Política

Seguir o no seguir con el presidencialismo

La nueva Constitución debe contemplar una solución institucional a esta problemática reconociendo a los pueblos originarios como un valor en sí mismos y declarando a Chile una República plurinacional ...
+VER MÁS
#Política

Pueblo originarios: la estrategia de la seguridad pública

Nuevos

Hay que legislar para crear mecanismos que obliguen a las empresas a desarrollar e implementar tecnologías que faciliten la reparación, mantenimiento y actualización de los aparatos y equipos que producen
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Por el Sello de Reparabilidad y el regreso de los Servicios Técnicos

Según datos entregados por el colegio de profesores de Chile, desde que se inició la pandemia, los docentes del país pueden pasar hasta 14 horas diarias frente al computador
+VER MÁS
#Educación

Ser profesor en Chile: ¿Qué sucede detrás de la pantalla?

La gobernanza ofrecida por las democracias actuales ya no interpreta las necesidades de la ciudadanía, impidiendo pactos sociales que nos lleven por auténticos caminos de desarrollo. Chile se encuentra en ...
+VER MÁS
#Política

Ciudadanía y contragobernanza: lo que se viene para Chile

Lo que manda en los sectores rurales, es decir, más allá del límite urbano, es el artículo 55° de la LGUC que impide abrir calles, subdividir para formar poblaciones, con la excepción de viviendas so ...
+VER MÁS
#Ciudad

El sector público es vacilante con la élite

Popular

Según datos entregados por el colegio de profesores de Chile, desde que se inició la pandemia, los docentes del país pueden pasar hasta 14 horas diarias frente al computador
+VER MÁS
#Educación

Ser profesor en Chile: ¿Qué sucede detrás de la pantalla?

El asentamiento de un pueblo en un lugar durante cientos o miles de años y que no ha tenido a otros antes que ellos, les otorga tal denominación
+VER MÁS
#Sociedad

La falacia de la historia asumida

Hacia dónde nos dirigíamos y cómo es que terminamos en un servidor que no tiene contenido. ¿Qué estábamos buscando?  ¿Qué era el servidor? ¿Con qué dirección nos equivocamos? El servidor en dond ...
+VER MÁS
#Sociedad

Error 301 _Movido_Permanentemente

Las elites de todos los sectores están preocupadas por el accionar de la CC, para ellos hay un ruido fuerte que cambia la música que estaban acostumbrados a oír
+VER MÁS
#Política

Todo cambia