#Política

Bachelet: la presidenta de los ojos cerrados

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Este 8 de marzo miles de miles de mujeres marcharon por la ancha Alameda de Salvador. Mujeres diversas en un festival de colores y lienzos con sus demandas, con el listado de deudas pendientes de larga data.

Mientras esa marcha avanzaba a paso lento por la arteria más importante de Chile, el gobierno hacía su propio acto en la Plaza de la Constitución.

El público privilegiado tenía sillas para escuchar las palabras de una Presidenta que dando la espalda a la Alameda, saludaba a la concurrencia siempre tan fiel: la militante destacada, la mujer que recibió ese beneficio que tanto esperaba, las concejala del conglomerado, la larga línea por la que se despliega el poder, siempre de arriba hacia abajo, aplaudía con estertores el listado de logros.


Era imposible pensar que el sufrimiento de la presidenta no iba a traer daños a terceros, que la escena pública no se iba a ver resentida y que los voraces iban a dejar pasar tan preciada oportunidad: esto es y funciona así.

Política del espectáculo, despliegue escénico perfecto, nada se escapa ni queda fuera de lo que se define como postal del gobierno feliz y autocomplaciente. En la plaza se despliega una exposición de fotos que muestran registros no oficiales del gobierno. Todo tan espontáneo, todo tan amigable. La presidenta recibiendo la laca de su peluquera sobre la chasquilla, los ministros informales sonriendo a lado de la gente sencilla,  esa misma que no le dio el voto para perpetuar en el poder al conglomerado: tropa de mal agradecidos.

Todos los dispositivos dispuestos para la imagen de la “familia perfecta”, al menos eso sí lo supo hacer bien el equipo de comunicaciones, sí , el mismo que en el caso Caval demoró días en retornar de sus vacaciones, mientras sin saberlo, el poder, se les comenzaba a ir entre los dedos.

Tal vez ese acto es la mejor metáfora de un gobierno que fue presa y víctima de haber creado un ghetto de serviles. Rodeados de voces lisonjeras, de los que todo lo encuentran bueno, fantástico y que dicen a todo que sí para no perder el puestito que se le ha asignado. Saben de lo impropio, se pasean entre árboles torcidos, pero guardan silencio cómplice, dando la espalda hasta a los propios por salvar su puesto sobre la silla.

Lealtades cruzadas, enredos de favorcitos de mayor o menor envergadura entre unos y otros, sillas musicales para los puestos de la administración pública, listas de excluidos, arrogancias de jefecitos de segunda categoría, retribuciones por afecto cada vez más evidente, silencios incómodos, quedarán en el recuerdo de su mandato, pero vamos, así se estila, nada es tan pulcro en el ejercicio del poder, por más que los modelos de nueva gestión pública así lo pregonen.

“La Presidenta es buena, si los malos son los que la rodean”: así la defienden, como si fuera posible, cómo si en cada decisión errada, en cada promesa incumplida, no hubiera daños colaterales. No crucifico a nadie, yo misma muchas veces dije eso, pero aprendí, a porrazos, como mejor se obtienen las mejores lecciones.

Nada resulta bien en la política de invernadero, estas elecciones así lo demostraron. El poder se pierde si las crisis no se enfrentan de manera rápida y con soluciones drásticas, por más que duela el alma, por más que el desagarro del dolor provocado por el hijo acarree horas de insomnio, pena y decepción.

Era imposible pensar que el sufrimiento de la presidenta no iba a traer daños a terceros, que la escena pública no se iba a ver resentida y que los voraces iban a dejar pasar tan preciada oportunidad: esto es y funciona así.

La presidenta Bachelet termina así su gobierno, en su zona de confort, en ese espacio protegido  rodeado  de personas sentadas en  sillas cuyo vapor pegado al vidrio le impidió ver y escuchar a un Pueblo. Termina rodeada de los incondicionales, de espalda a la Alameda llena de Pueblo , de ese mismo Pueblo que hace 4 años la llevó a La Moneda.

TAGS: #DíaInternacionalDeLaMujer #MichelleBachelet

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

El descontrol es demostrativo de que la autorregulación no funciona.
+VER MÁS
#Sociedad

Con la ética por los suelos

Sí podemos sentir el sol como el calor en la piel –pero eso ocurre sin tenerlo a la vista. Sabemos que ese calor es sol, pero indirectamente.
+VER MÁS
#Cultura

El sol conversa con René Descartes

El haber alcanzado la cifra de 8 mil millones de seres humanos, cuyas necesidades superan de lejos la posibilidad de satisfacerlas, solo tiende a alimentar las desigualdades y exacerbar los odios
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ocho mil millones

Jamás ninguna de las 345 municipalidades que hay en Chile como sus juzgados de policía local, han hecho valer las sanciones contenidas en este DL 3.516.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Si los jueces desconocen las leyes, estamos mal

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?