#Política

Araucanía y clase política: la desmitificación de la violencia

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Vivo en la Araucanía hace más de 10 años y jamás he sentido la carencia de paz o la explosión latente del conflicto. Lo que se siente en la región es el desconocimiento cultural, el desarrollo económico que sólo entrega migajas a los sectores rurales, la afectación que propician las forestales al medio ambiente y la participación política mínima mapuche en puestos de la región, pero sobre todo el sentimiento de que no somos los araucanos, que por opción o tradición vivimos en la región

Una de las cosas que se deben agradecer al Intendente Francisco Huenchumilla es plantear el “conflicto mapuche” como un tema de Estado. Debe molestarle a quienes se posicionan en el extremo, tanto de izquierda como derecha, la cautela y medida en sus acciones pero no necesariamente en sus palabras.

El Intendente es el representante natural e inmediato del Presidente de la República  en la región y sobre él recae la responsabilidad del manejo de ciertos temas que aún se deciden a nivel central. De ahí la primera critica, la centralización de la toma de decisiones no sólo en materia indígena, sino que en un sin número de otros temas a nivel regional, debe ser modificado. El traspaso de competencias (proyecto congelado en el Senado) y la elección de los consejeros regionales (Ley 20.678), si bien son un tremendo paso en esta descentralización, carecen de sentido cuando quien toma las decisiones sigue siendo el ejecutivo personificado en el Presidente.

En el programa de la Presidenta Bachelet, entre otras cosas, se señala que en este gobierno no se aplicará la Ley Antiterrorista a personas indígenas por hechos de demanda social y se modificará dicha legislación en función de las recomendaciones de organismos internacionales.

Si bien este es sólo un punto del programa en materia indígena, es inmensamente significativo, principalmente porque desmitifica hechos violentos a un conflicto en donde ha sido considerado el tema principal y no las demandas o reivindicaciones que se exigen.

Es difícil desmitificar a un pueblo frente al resto del país cuando hoy el  Senador por la Araucanía, Alberto Espina (RN), presenta propuestas para propiciar la paz social en la región. En lo que él señala no existen diferencias sustanciales con lo planteado en el programa de Gobierno actual y en los 50 compromisos de los primeros 100 días. Las propuestas del Senador son, entre otras cuotas de representación política a los pueblos originarios, delimitar la entrega de tierras y otorgar un real apoyo productivo a las comunidades mapuche.

Vivo en la Araucanía hace más de 10 años y jamás he sentido la carencia de paz o la explosión latente del conflicto. Lo que se siente en la región es el desconocimiento cultural, el desarrollo económico que sólo entrega migajas a los sectores rurales, la afectación que propician las forestales al medio ambiente y la participación política mínima mapuche en puestos de la región,  pero sobre todo el sentimiento de que no somos los araucanos, que por opción o tradición vivimos en la región. Por eso considero las declaraciones del Intendente Huenchumilla acertadas y quiero creer en el cumplimiento del programa de Gobierno de la actual administración principalmente sobre la aplicación de la Ley Antiterrorista. Sin embargo, y como tiendo a terminar las columnas el cumplimiento de lo planteado acá no lo es todo, sino pasos, pequeños pero enormemente significativo.

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

Debemos tener la seguridad y la confianza de que todos los sueños que son producto de la mente se pueden transformar en equivalente físico
+VER MÁS
#Sociedad

Sueños de éxito

¿Es sensato y aconsejable que en Chile el agua siga teniendo dueños? ¿No debiéramos comenzar a entender de una vez por todas que el agua es un recurso esencial para la vida, y por lo tanto, no susceptib ...
+VER MÁS
#Política

El empresariado y el Código de Aguas

El dialogo social, entendido como instancia de participación y de prevención y de resolución de conflictos, es una alternativa viable, económica y accesible para las zonas extremas.
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Diálogo social

La importancia de la COP25 radica en que, esta será la última instancia para discutir y fijar criterios y mejorar los compromisos, dado que el Acuerdo de Paris comienza a regir el año 2020.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Chile y la COP25

Popular

La cruel paradoja, es que esa burla nos pone del lado de los abusadores y explotadores; que sin saberlo le seguimos el juego al sistema, que en esa burla lo justificamos, o lo que es peor, lo normalizamos
+VER MÁS
#Sociedad

La vístima y los vistimarios

Creo que la estructura discursiva y de habilidades del currículum hacen imposible acusar a los nuevos ramos de “neoliberales”, “autoritarios”, “formadores de personas irreflexivas”.
+VER MÁS
#Educación

Currículum de 3º y 4º medio. Algunos comentarios ante el silencio

Los medios de comunicación debieran reaccionar y comenzar a dar importancia y espacio a los temas culturales y científicos y menos a la pseudociencia y la charlatanería
+VER MÁS
#Medios

Gracias profesor José Maza, gracias eclipse

Durante meses te bombardean con información de lo "maravilloso y espectacular" que será el eclipse, de lo "privilegiado" que somos los chilenos al tener la oportunidad de observar un e ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eclipse intelectual