#Política

Amarillos del mundo, ¡Uníos!

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Aparte de un nombre bien poco inspirador, porque evoca un adjetivo calificativo del pasado, lo peor que puede hacer un movimiento emergente, pero de estilo y práctica política conocida, es abordar la realidad como si todos los demás fuéramos gente incapacitada  de pensar y extraer conclusiones, a quienes  habría que revelarles la verdad y los peligros del mundo, salvarlos del  maximalismo de la Convención, y protegerlos de aquellos que “construyen una versión de la realidad como un relato maniqueo, que divide el mundo entre buenos y malos y ofrecen soluciones simplistas a problemas complejos.


Lo deseable, en cambio, es que la propuesta constitucional que surja de la deliberación política al interior de la Convención, recoja  las demandas del pueblo chileno, entre ellas, el Derecho al trabajo en condiciones de mayor igualdad que en otro contexto país le fue negada por los mismos críticos de hoy,

Y como si la modestia escaseara, el rol de los amarillos es elevado a categoría mundial cuando casi poéticamente se dice que “las grandes tragedias en nuestro continente y en el mundo entero han ocurrido cuando los amarillos hemos sido acallados.” ¿No se está con esa afirmación avalando la división del mundo entre buenos y malos que se dice criticar? Se puede seguir ahondando en ello, pero lo cierto es que es mejor dejarlo ahí.

Pese a todas las limitaciones que tiene la ciencia política, nos entrega ciertas herramientas para poder contrastar los dichos con los hechos. Es decir, ver los comportamientos y las trayectorias de las personas en determinadas situaciones. Respecto de aquello ¿cómo olvidar la oposición férrea que algunos firmantes del manifiesto amarillo le hicieron a las Reformas acordadas en el Programa de Gobierno de Bachelet 2?

La reforma laboral contenida en el Programa de gobierno de la Nueva Mayoría, por ejemplo, no era maximalista, no proponía una revolución, simplemente  buscaba fortalecer la posición de asimetría de la fuerza laboral en relación a las empresas, algo absolutamente normal y aceptado en el mundo industrializado, que sin embargo fue boicoteada por varios de los amarillos firmantes del manifiesto  desde el interior mismo del gobierno de Bachelet. ¿Alguna autocritica? ¿Algún aprendizaje que compartir? ¿Alguna interpretación de las causas que llevaron a nuestra sociedad a implosionarse?

Si algo caracteriza a Chile, esto es su diversidad. El país que tenemos  hoy es más diverso y plural, contiene tantas microrealidades y sujetos sociales activos, que se hace difícil leerlo, comprenderlo. En la Convención, se expresa toda esa amplia y rica diversidad que ha surgido estas últimas décadas y que nuestro sistema político Institucional no supo representar ni tampoco incorporar. No es de extrañarse, entonces, que esa realidad se exprese políticamente en el marco de la Convención, y lo que cabe, simplemente, es respetarla pues viene dada de la soberanía popular que quiso que se expresara en el marco de la Convención. Por algo habrá sido que los votantes hayan preferido votar por ese sector de la Convención, y no por algunos de los amarillos que también quisieron estar presentes en ella.

Ello no significa que tengamos que compartir sus planteamientos, significa entender desde donde viene y por cuales motivos existe allí ese sector. Lo mismo es válido para las demás expresiones. Pasar de ahí, a señalar que “el intento de algunas facciones radicalizadas de la Convención de ignorar, e incluso borrar, a un sector político significativo del país (la centroderecha), tal como intentaran hacerlo en la Constitución del 80 los maximalistas de entonces”,  además de ningunear el trabajo y la responsabilidad de la mayoría de los convencionales es, por decir lo menos, una incomprensión delirante de nuestra historia, al igualar a los responsables del terrorismo de Estado con personas que piensan distinto, otorgándoles un poder destructivo similar al que utilizaron quienes destruyeron la Institucionalidad democrática hasta 1973 construida y abriendo a través de las más atroces violaciones a los derechos humanos heridas lacerantes que existen hasta hoy.

Al contrario de lo que los amarillos buscan instalar, lo que más bien se percibe de la Convención es un esfuerzo sistemático de fuerzas políticas democráticas y de izquierda, por construir las mayorías necesarias que permitan alcanzar los 2/3 contenidos en el acuerdo político por la paz que permitió, en buena hora, canalizar el derrumbe del modelo neoliberal.

¿Quiénes concurren a la construcción de esos acuerdos?  Es obvio, concurren en primer lugar los convencionales que tienen un concepto de país más o menos parecido. De eso se trata la democracia, buscar acuerdos, negociar, acercar posiciones, avanzar y retroceder, pero teniendo en claro que el eje rector es proponerle al país un texto constitucional, que además tiene fecha de término, para ser aprobado o rechazado por la sociedad chilena en un Plebiscito de salida.

Al margen de la  retórica por el “buen dialogo”,  ¿qué  busca el manifiesto de los amarillos al desacreditar el trabajo de la Convención? En algún momento  tendrá que develarse el misterio.

Lo deseable, en cambio, por la paz futura de Chile, es que la propuesta constitucional que surja de la deliberación política al interior de la Convención, recoja  las demandas del pueblo chileno, entre ellas, el Derecho al trabajo en condiciones de mayor igualdad que en otro contexto país le fue negada por los mismos críticos de hoy, y las articule alrededor de una propuesta constitucional que sustente  para Chile su  futuro Estado social democrático de derechos. ¡! En ese esfuerzo, todo el apoyo a la Convención ¡!

Al próximo gobierno del Presidente Boric pedirle que le asegure a la Convención toda la logística necesaria para su buen funcionamiento, que no se deje presionar por los intereses corporativos de todo tipo que ya comienzan a sonar, ¡sin que siquiera tengamos texto de propuesta constitucional!, y que se la juegue por  construir un proyecto político y social de mayorías de largo aliento

TAGS: #NuevaConstitución Amarillos Convención Constitucional

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

Nuevos

Dado que el mundo en el que vivimos nos obliga a lidiar con pandemias, problemas económicos, guerras y cambio climático, la expectativa de vivir una vida feliz es abrumadora. No es realista pensar que sie ...
+VER MÁS
#Sociedad

Dejemos de despreciar el pesimismo: forma parte de ser humano

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

Popular

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

En los últimos meses los medios de comunicación han proclamado con fuerza, y perversa eficiencia, todos los males que los hombres hacen a sus semejantes a través de la delincuencia
+VER MÁS
#Política

La delincuencia y la inmovilidad de las palabras

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?

En Chile, más que nunca, necesitamos remirar la educación con una visión de Estado, que sea una cuestión país, con soluciones colectivas que desarrollen innovaciones e implementaciones con sentido de p ...
+VER MÁS
#Educación

Desafíos, reactivación y transformación educacional