#Política

Alejandro Guillier, el político que no hace política

6 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Alejandro Guillier parece ser el candidato de un sector al que se le ocurrió que sería un buen rostro. Sus cifras en ese extraño oráculo y parlante ideológico que es la encuesta del CEP, parecen reafirmar que no es tan mala idea lanzarlo como un nombre para que enfrente este escenario político en el que quienes hacen política parecen estar infectados por un peligroso virus a los ojos de la ciudadanía.


Sería otra derrota si es que quienes dicen militar en las ideas de avanzada se pierden tras una candidatura que cumple con todos los tristes requisitos de ese señalado relato que nos quiere despolitizados e indignados, pero nunca realmente organizados y con nuestra conciencia activa.

Guillier no. Él parece puro y progre. Sus ideas son medianamente sensatas porque por lo general son cosas que muchos pensamos, como por ejemplo el fortalecimiento de las regiones y todos esos temas en los que no hay mayor discusión. Cuando hay debates reales y temas que tienen que ver realmente con posturas ideológicas, en cambio, Alejandro no aparece. Nadie lo ve. Nadie le pregunta, y si es que algún periodista lo entrevista es para que conteste como analista político y no como senador de la República. Total tiene muchos amigotes que no lo pondrán en aprietos ya que o comenzaron en el mundo del periodismo con él, o solamente lo admiran por haber sido uno de los primeros periodistas de noticiarios que opinaba.

El problema es que en Chile no necesitamos opinólogos que no se entrometan en los temas peliagudos. Parece urgente, al contrario, que hubiese quienes quieran enlodarse en el debate ideológico y no caminen por los bordes intentando marcar una posición política sin asumir costos, cosa que erradamente quieren ver algunos en el próximo presidente.

La política no es un juego de pureza. Quien quiere ser una alta autoridad en un régimen democrático, debe ser salpicado por el barro que muchas veces implica entrar en la lucha por construir un país. De lo contrario, no se está ejerciendo el arte democrático, sino evadiendo las responsabilidades que se requieren para conducir un proceso de izquierda relevante y transformador.

Guillier parece más bien un comentarista de lo que pasa en el hemiciclo que un verdadero protagonista de la discusión. Sus colegas de los medios prefieren conversar con él porque su risa y su gran manejo de las cámaras les acomoda bastante y les resulta más entretenido que esos parlamentarios que, para bien o para mal, prefieren hablar de la política que ellos hacen y no de la de los demás, como si no trabajaran en el Congreso.

¿Tanto descontento con ellos mismos sienten los sectores progresistas que prefieren un comentarista antes que un protagonista? Pareciera que sí. Al parecer nuevamente se creyeron el cuento de que para solucionar los problemas políticos necesitamos lo más lejano a un político, como si eso hubiera resultado positivo para el país a lo largo de nuestra historia. Pero lo más peligroso-y más relevante- es que nuevamente haya quienes se rinden ante un relato que quiere delinear cómo debe desarrollarse una campaña presidencial.

Esto último lo digo porque no es casual aparecer en el CEP, ya que nada es casualidad en esa guerra cultural que se desarrolla diariamente, y en la que el Centro de Estudios Públicos no es un observador desinteresado. Por lo mismo, sería otra derrota si es que quienes dicen militar en las ideas de avanzada se pierden tras una candidatura que cumple con todos los tristes requisitos de ese señalado relato que nos quiere despolitizados e indignados, pero nunca realmente organizados y con nuestra conciencia activa.

TAGS: Alejandro Guillier Candidatos Encuesta CEP

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

23 de Agosto

Guiller es una golondrina que no trae primavera. Es superficial, y en general no trabaja los temas. Next

23 de Agosto

Creo que opina con mucho sentido común en muchos temas cotidianos. Representa y dice lo que muchos pensamos y no expresamos.
Pero,en mi opinión, falta verlo opinando en los temas más complejos de nuestra sociedad. Hace falta que gente como él tome un cierto liderazgo en el país.

victor guzman

23 de Agosto

Guillier ya ha demostrado hace muchos años su capacidad y aguda crítica. Pareciera que su nombre incomoda a 3 grupos. 1.- La derecha x razones obvias. 2.- A la N.M. porque aparece alguien que no estaba en sus planes y 3.- todos estos grupos que solo los une el tuiteo. Ellos ya tenían elegido a Pdte por tuiter a Marcel Claude (todavía anda buscando votos para llegar al 5%), lo reemplazaron por Meo y ahora cambian al avioncito por Elmer Boric… Simplemente escuchemos la voz del pueblo…

Servallas

23 de Agosto

Concuerdo que Chile no necesita más opinólogos (dejemos el tema de lo peliagudo de lado), ya somos bastantes, sobramos, es cierto. Pero otra parte disiento, porque “…conducir un proceso de izquierda relevante y transformador…” es como si la izquierda fuera algo bueno, imaginemos otro contexto, de otro opinólogo digital que dijera “.. conducir un proceso de derecha relevante y transformador.¿?,” ciertamente tampoco lo es. Quizás como opinólogo pondría…conducir un proceso inteligente e inclusivo, relevante y transformador… ¿será el caso de Guillier?, si es inteligente, puede que ese sea un buen discurso.

23 de Agosto

Lo digo porque Guillier vendría a representar a la izquierda. No me tengamos miedo a los domicilios ideológicos.

Servallas

24 de Agosto

Francisco, si te entiendo, pero el problema está justamente en el punto, al final de todo esto no importa si soy de izquierda o derecha porque apenas se llega para administrar por un breve tiempo, lo que importa es el bien común, eso implica cruzar límites, buscar acuerdo, intentar que todos remen para un mismo lado, por eso el proyecto debe ser inclusivo más que el resalte de una ideología en particular, es un hecho que no podemos hacer refundaciones o revoluciones violentas para imponer una ideología, quizás es más sabio ir paso a paso, sin olvidar que lo que se hace es para el bienestar de todos tus compatriotas, no para que el ego se sienta hinchado porque al abrir las ventanas se ven banderas rojo-negras por todos lados, eso no es humanismo.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad

Este dilema que tiene la derecha en Chile, no es exclusivo de dicho país. Se repite en otros confines. En EEUU con el partido republicano, donde tienen al Tea Party en su interior, o en España, donde el P ...
+VER MÁS
#Política

El dilema de la derecha: Kast o Sichel

Hay una palabra compleja, y de pronto eso la hace inmensamente bella, la parresía, profundamente explorada por esos viejos atenienses y otros clásicos.
+VER MÁS
#Política

Provoste, centró el centro

Popular

Si queremos combatir la corrupción, el blanqueo de dinero y la desigualdad global, es imprescindible tener bajo control a los paraísos fiscales.
+VER MÁS
#Economía

De los Offshore Leaks a los Papeles de Pandora

Hay quienes quieren certezas de otra índole, como la seguridad y el combate de la delincuencia, y creen que esto se soluciona apelando a cierto patriotismo, a una política identitaria en que los límites ...
+VER MÁS
#Política

Cuidado con Kast

Si el prestigio y credibilidad de las Instituciones ya venían cuesta abajo antes de conocerse los Pandora Papers, el aporte del Presidente Piñera es despejarles el camino para que sigan rodando.
+VER MÁS
#Política

Pandora Papers y algo más

Se estima que hay alrededor de 70 mil proyectos inmobiliarios que, en vez de realizar sus obras en terrenos sujetos al proceso de cambio de uso de suelo (de rural a urbano), emplazan las construcciones habi ...
+VER MÁS
#Ciudad

La nueva ruralidad