#Política

Alejandra Bravo: Las niñas no dejan de ser niñas por ser lesbianas

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Estimada Sra. Alejandra Bravo,

Me llamo Claudia Amigo tengo 43 años, soy lesbiana y madre de una hija inteligente, generosa, empática y con un hermoso corazón y alma de 12 años que se llama Gabriela. Junto a mi compañera de vida que también se llama Claudia


Jamás sentí que dejé ser niña, ni adolescente por ser lesbiana, pero si me vi obligada a dejar de serlo al verme enfrentada a tener que sobrevivir en la vida, sin recursos, sin una red de apoyo familiar y sin mi propio hogar y no por ser lesbiana, sino que por el repudio anti-lésbico de mis padres en esa época.

compartimos su crianza, las tres formamos una familia lesbomaternal. Luchamos por los derechos de filiación de nuestra hija con respecto a su madre de crianza por la vía judicial con una demanda en contra del Estado chileno ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos representadas por la Clinica AIP de la Universidad Diego Portales y trabajamos junto a Corporación Humanas, la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio, Visibles y nosotras desde Familia es Familia porque los derechos de los hijos de familias diversas merecen ser garantizados al igual que los derechos de los hijos e hijas de familias heteroparentales.

Escuché la entrevista que usted dio a Beatriz Sánchez y Fernando Paulsen en Radio La Clave  y mi más sincero deseo es acercarle un poco a través de mi breve historia, lo que ha sido ser lesbiana para mí y de esta manera espero ojalá ayudar a que usted pueda tener más conocimiento al respecto.

Me quiero referir específicamente a la pregunta sobre si una niña deja de ser niña por ser lesbiana, le cuento que desde mi experiencia personal jamás sentí que dejé ser niña, ni adolescente por ser lesbiana, pero si me vi obligada a dejar de serlo al verme enfrentada a tener que sobrevivir en la vida, sin recursos, sin una red de apoyo familiar y sin mi propio hogar, es decir, solo dejé de ser niña por el repudio anti-lésbico de mis padres en esa época.

Como cualquier adolescente de 17 años, yo aún vivía con mis padres, pero ellos al enterarse que yo era lesbiana, enfurecidos me echaron de la casa con lo puesto. Ese día me di cuenta rápidamente de lo peligroso que era ser yo.

Pero aun así, no todo fue una pérdida, sino que al contrario, después de 24 años mis padres a sus 68-70 años, finalmente entendieron y me aceptaron a mis 42 años nuevamente en su casa, de visita junto a mi familia lesbomaternal. Entonces, recién supe lo que se siente ser lesbiana con el apoyo familiar de mis viejos, sin discriminación, sin violencia, sino que sólo con amor.

En el fondo las personas LGBTI no necesitamos que nos acepten, ni que estén o no de acuerdo con nosotros/as/es, lo que necesitamos es que nos respeten y que se concrete en lo legislativo ya que debemos contar con los mismos derechos humanos que se les garantiza a las personas heterosexuales y cisgénero.

Una ley de identidad de género, una reforma a los derechos de filiación para los hijos e hijas de madres y padres del mismo género independiente del matrimonio, el matrimonio igualitario con filiación, una mejoría a la Ley Zamudio y una educación inclusiva y no heterosexista serían sólo parte de saldar una deuda histórica para que toda persona pueda realmente tener el derecho de recibir un trato igualitario ante la ley.

En una democracia los derechos humanos están por sobre cualquier opinión y el Estado debe trabajar para todxs.

Se despide atentamente;

Claudia Amigo

Familia es Familia

TAGS: #FamiliaHomoparental #FamiliaLesbomaternal Familia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

22 de Febrero

Que buen testimonio estimada Claudia. Ojalá que este no caiga en saco roto y que personas tan retrogradas como la sra. Bravo se abran a aprender sobre la diversidad sexual antes de volver a crucificarla a través de los medios. La falta de consciencia respecto de las responsabilidades políticas en nuestra dirigencia nunca dejará de sorprenderme. Saludos

22 de Febrero

Toda la razón Pablo, esperemos que ayude a que la Sra. Alejandra Bravo reflexione al respecto. La política no debe ser un mecánismo ni menos un espacio donde se discrimine, sea por desconocimiento o por cualquier razón.
Un abrazo!

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Nuevo

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

El Tribunal Constitucional falló a favor de Chile Vamos y otorgó validez a la existencia de la objeción de conciencia en centros de salud que reciben fondos del Estado, como lo es por ejemplo el centro d ...
+VER MÁS
#Política

Violencia patriarcal de Estado

El dinero aportado por los trabajadores sirve para el aumento de capital de las grandes empresas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Pensiones: El regalo de Piñera a los grandes empresarios

El diálogo como instrumento de relaciones políticas no debe centrarse en las necesidades sino en los derechos, tal como ya se ha consensuado por la comunidad política internacional.
+VER MÁS
#Política

El debate sobre el derecho a la tierra