#Política

Adiós en marzo

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Un nuevo 11 de marzo ya pasó. La fecha que marca el ciclo anual de los gobiernos, y donde se miden los avances en sus compromisos. Para ser honestos, creo que hace rato, ese barómetro de la gestión, ha dejado de tener importancia para este gobierno. En su defensa se puede decir, que ha tenido que enfrentar un período de convulsión social, que no se conocía desde los años 70’. Este gobierno en particular, no estaba preparado para enfrentar el “Estallido social” de octubre de 2019. Otro gobierno de gerentes y de ingenieros que se ve sorprendido por las ciencias sociales. Queda una enorme duda, de si alguno de los gobiernos que lo precedieron, con una postura progresista o centro izquierdista, lo habría hecho mejor. Pero, como esta columna es de análisis y no es un oráculo adivinatorio, dejemos establecido, de que nadie estaba preparado, para la magnitud, el alcance y masividad de octubre de 2019. Por otra parte, y también abonando, a título meramente explicativo, de la marcha del gobierno a marzo de 2021. Existe un gran paréntesis que suspendió toda posibilidad de cumplimiento, ni siquiera parcial, de los objetivos gubernamentales. Es una verdad más grande que una catedral. La pandemia Covid, que se ha llevado a más de 21 mil compatriotas, y ya suma 800 mil afectados, ha obligado a abocarse a lo principal, y lo principal es y seguirá siendo, sobrevivir. Superar la pandemia, hacer todo lo que está a la mano, para evitar mas muertes, para reducirlas, y para aumentar los vacunados.


Siendo algo no deseado ni buscado, la elección de constituyentes, y el inicio de sesiones de la Convención constituyente, marcará al gobierno de Piñera, como el gobierno en que el pueblo decidió terminar con la constitución de Pinochet.

Todo lo anterior, hace que el inicio del último año de mandato de Piñera 2, quede marcado más por las interrogantes que por las certezas. Mas allá del esfuerzo sanitario titánico, que le correspondió liderar al gobierno, y tras el cual, todos los chilenos, nos pusimos. La evaluación general de la gestión política, es deficiente. La lentitud en adoptar las medidas económicas que aliviarían a las familias. La derrota de tener que asumir dos retiros masivos de fondos previsionales, y la amenaza de un tercero. Quiebra de empresas, cierre de locales comerciales, restaurantes, desaparición de locales tradicionales por todo el país. Sumado a lo anterior, la agudización de los problemas de orden y seguridad pública, y acusaciones de violación a los DDHH. Asimismo, la incapacidad crónica para comprender que las reivindicaciones del pueblo Mapuche, tienen fundamento, y deben atenderse por el estado de Chile. Y que la violencia, los ataques incendiarios, quema de madera, de fundos y de vehículos, pueden combatirse con todo el rigor de la ley, respetando el estado de derecho.

Siendo algo no deseado ni buscado, la elección de constituyentes, y el inicio de sesiones de la Convención constituyente, marcará al gobierno de Piñera, como el gobierno en que el pueblo decidió terminar con la constitución de Pinochet. Una ironía de la historia, es que su base electoral, su apoyo político, provenga precisamente de quienes medraron en dictadura. Incluso hoy día, un ferveroso partidario de Pinochet, de su régimen y de su constitución, hoy anda travestido a social demócrata. Como si la historia, se pudiera borrar, u olvidar, sólo cambiándose de ropa. De algún modo, también eso forma parte del Chile que todos queremos superar.

Lo singular de nuestra historia de estos días, es que nos acercamos a un momento trascendental. Donde la autenticidad de los proyectos y de las personas que se postulan, será evaluado, será medido. Pocos dimensionan la real magnitud de los acontecimientos que estamos protagonizando. Construir las bases de un nuevo contrato social, de un nuevo entendimiento, no es tarea baladí. Es un momento histórico, y no podemos desaprovecharlo. Debemos concentrar todos nuestros esfuerzos en sacar adelante esta tarea que se iniciará los días 10 y 11 de abril. Se equivocan quienes piensan que hay que seguir convocando a la gente a manifestarse, mantener las calles encendidas. Eso sólo generará temor, en quienes debemos convocar masivamente a las urnas. Todos los esfuerzos deben orientarse a conseguir el mejor resultado electoral, que nos permita construir el país próspero, integrado e inclusivo que merecemos.

No existe una dicotomía entre un país con pleno respeto a los derechos humanos, y un país con estabilidad social, donde se respete el orden y la seguridad pública. Así como tampoco es antagónico garantizar la libertad económica, libertad para emprender y desarrollarse, con un sistema que garantice derechos sociales, y establezca mínimos civilizatorios.

Debemos concentrar toda nuestra energía vital en el camino que viene, no en el que ya recorrimos. Llegamos hasta aquí, por una serie larga de procesos que se acumularon año tras año, somos herederos de quienes nos precedieron. Y seremos el eslabón en la cadena, que nos unirá al nuevo Chile que está por nacer. De nosotros depende, como vamos a entendernos, cuanto vamos a ser capaces de conciliar, de pactar, para llegar al mejor resultado para todos.

Es un tiempo donde las habilidades blandas, el saber expresarse, saber conversar, son tan valiosas, como las destrezas técnicas, para saber los cuanto y los cómo de cada cosa. La nueva constitución no será obra de puros abogados constitucionalistas, ni de puros políticos profesionales. La variopinta gama de candidatos, da cuenta de la diversidad y de la complejidad de la sociedad del siglo XXI. Debemos aprender, sobre todo los de generaciones pretéritas, la tolerancia, la inclusión, así como la generación actual, debe valorar lo construido por sus padres y abuelos. Así se construye un país, así se organiza un pueblo, ejerciendo su derecho soberano a darse una nueva carta magna.

Desde Magallanes, por la Región que queremos, seremos dueños de nuestro propio destino.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

Tenemos el deber de participar y convertir las Asambleas y cabildos en Instituciones, en mecanismos de Gestión Territorial a través de las cuales abramos el camino a una nueva democracia
+VER MÁS
#Política

Cuando me acuerdo del 18 de octubre

¿Cuál fue la respuesta del gobierno? ¿Mandar a la ministra Hutt a dialogar con los estudiantes?¿Hacer una mesa mixta con educación y transporte para solucionar el problema?
+VER MÁS
##UnPaísQueOpina

Respuesta a Guillermo Pérez: Se viene el 18

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad

Popular

Si queremos combatir la corrupción, el blanqueo de dinero y la desigualdad global, es imprescindible tener bajo control a los paraísos fiscales.
+VER MÁS
#Economía

De los Offshore Leaks a los Papeles de Pandora

Hay quienes quieren certezas de otra índole, como la seguridad y el combate de la delincuencia, y creen que esto se soluciona apelando a cierto patriotismo, a una política identitaria en que los límites ...
+VER MÁS
#Política

Cuidado con Kast

Si el prestigio y credibilidad de las Instituciones ya venían cuesta abajo antes de conocerse los Pandora Papers, el aporte del Presidente Piñera es despejarles el camino para que sigan rodando.
+VER MÁS
#Política

Pandora Papers y algo más

Se estima que hay alrededor de 70 mil proyectos inmobiliarios que, en vez de realizar sus obras en terrenos sujetos al proceso de cambio de uso de suelo (de rural a urbano), emplazan las construcciones habi ...
+VER MÁS
#Ciudad

La nueva ruralidad