#Política

Abstención en Chile. ¿Peras o manzanas?

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La gran noticia de estas elecciones fue el porcentaje de abstención. En efecto, si calculamos el número de votos emitidos versus el padrón electoral, los resultados arrojan una abstención del 58%. Esta cifra corresponde a la actual legislación electoral en Chile: Inscripción automática y voto voluntario, la cual se ejerce por primera vez en nuestro país.

La gran noticia de estas elecciones fue el porcentaje de abstención. En efecto, si calculamos el número de votos emitidos versus el padrón electoral, los resultados arrojan una abstención del 58%. Esta cifra corresponde a la actual legislación electoral en Chile: Inscripción automática y voto voluntario, la cual se ejerce por primera vez en nuestro país.

¿Qué pasó con el cambio de legislación? Antes, la inscripción era voluntaria y el voto obligatorio. Vale decir, se inscribían para votar sólo aquellos que querían ejercer su derecho y —una vez inscritos— estaban obligados a cumplir con su opción. El padrón electoral correspondía a la cantidad de inscritos. Sin embargo, en este sistema no se consideraba a aquellos que potencialmente podrían haberse inscrito y no lo hicieron. En 1989, el padrón electoral era de 7.557.537 votantes; pero aquellos que cumplían los requisitos para inscribirse, es decir los votantes potenciales deben haber sido alrededor de doce millones.

Al cambiar la legislación a inscripción automática, todos aquellos que se habían amparado en la voluntariedad de la inscripción quedaron inscritos, ya que la inscripción al ser automática, dejó de ser voluntaria. Sin embargo, estas personas ahora se podían amparar en la voluntariedad del voto para no participar. La gran diferencia estuvo que —en la nueva legislación— más de 5 millones de ciudadanos pasaron de “inexistentes” a “abstencionistas”.

Esto nos lleva a concluir que los porcentajes de abstención de la actual elección no son metodológicamente comparables con los porcentajes de las elecciones de los últimos veinte años. Para poder ilustrar esta afirmación hemos hecho el ejercicio de usar métodos coherentes para comparar las elecciones presidenciales desde 1989 hasta hoy. Los resultados son los siguientes:

CUADRO 1: PORCENTAJE DE ABSTENCIÓN USANDO EL MÉTODO DE “VOTANTES POTENCIALES”.

a

Los resultados de este ejercicio son sorprendentes. Si entre 1989 y 2009 la inscripción hubiese sido automática, como lo es actualmente, los porcentajes de abstención ¡no habría sido nunca menores a un 40%! …Y habría ido creciendo consistentemente en la medida que la democracia se consolidaba y el “drama” de las votaciones era menor. Aún así, hay un dato que salta: el 58% de abstención en la segunda vuelta de 2013. Sin embargo, el aumento de un 6,6% bien puede deberse a la situación inédita de 9 candidatos en la primera vuelta, donde al menos 3 de ellos planteaban soluciones que implicaban un cambio de sistema (Claude, Sfeir y Miranda). La votación sumada de los 3 candidatos suma 6,39%.

Ahora, hagamos otro ejercicio:

CUADRO 2: PORCENTAJE DE ABSTENCIÓN USANDO EL MÉTODO DE INSCRIPCIÓN VOLUNTARIA

b

Según este cuadro, la abstención el año 2013 es de un 21% en primera vuelta y un 31,8% en segunda vuelta, lo que es alto, pero representa un número mucho más razonable que los exhibidos por la prensa en estos días. Aún así, es evidente que la política tiene el deber de re-encantar a la ciudadanía. Ahora, para hacerlo, se deben estudiar los fenómenos existentes con rigurosidad. Y para ser serios, se deben comparar peras con peras y manzanas con manzanas.

[1] Para calcular los “votantes potenciales” desde 1989 hasta el 2009, el método es asumir un universo de 12.000.000 de votantes el año 1989 y sumarle 315.000 nuevos votantes cada 4 años, para lograr una curva coherente con la cifras de inscritos del 2013.

[2] Para calcular los “inscritos” el año 2013, se sumó a los del año 2009 una cantidad igual de votantes a la variación que hubo entre 2005 y 2009 (64.289 votantes).

————-

Foto: gaelx / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

27 de diciembre

Leo en la revista Qué Pasa de hoy, 27-12-2013, que el Ministro Larroulet estima que el padrón electoral real se podría estimar en 12 millones de votantes. Usando esta cifra, la abstención usando el sistema de “votantes potenciales” mencionada en el artículo habría sido de un 45,0% para la primera vuelta (en vez de un 51,4%) y de un 52,5% para la segunda vuelta (en vez de un 58,0%). Creo que estas cifras son más correctas, a pesar que sigo prefiriendo el método de “inscripción voluntaria”, que proyecta el padrón usado en todas las elecciones anteriores en democracia.
Ahora —que quede muy claro— aquí no hay consuelo para nadie. Se ocupe el método que se ocupe, sean estas peras o manzanas (y aun sin mezclarlas), la abstención es al menos un 10% más alta que en cualquier votación anterior. La tarea de la política sigue pendiente frente a la ciudadanía.

27 de diciembre

¿Por qué la politica tiene que reencantar a la ciudadania? ¿para que la ciudadania vote por ellos? ¿Cómo, regalando juguetes en la mas cajita feliz, haciendo promesas que no van a cumplir?

El problema de la abstencion pasa por el hecho de haber reducido el voto a eso: elija entre fulanito y menganito, obligando a la ciudadania a votar entre fulanito y menganito ¿Y si no te gusta ninguno? No importa, se necesitan 50+1 de los votos validamente emitidos, y si vota la mama, el papa, la novia y el hermano, aunque sean 4 contra 5.000.000 que se abstuvieron, son esos 4 votos los que cuentan. Asi esta diseñado el sistema, porque es totalmente irrelevante que 5.000.000 no voten, y no hay nada mas que hablar.

Lo que esta detras de este voto voluntario es mantener el sistema a fuerza. Y gracias a los que se abstuvieron se puede hacer. Si se hubiera mantenido el voto obligatorio, habrian sido mucho mas los votos marcados nulos o blancos, que sí ponen en entredicho la legitimidad del sistema, ya que no se puede entrar a especular con los votos blancos o nulos: el que vota asi no quiere a los candidatos y los rechaza. Los votos blancos y nulos son prueba de una ciudadania descontenta, los que se abstienen no cuentan.

La gente se motivaria para votar si hubieran mas consultas ciudadanas sobre diferentes temas y esas consultas tengan valor de ser aplicadas, o si el voto fuera de mayoria real: el que tiene mas votos es electo, no este absurdo del binominal. Y para eso no se necesita que los politicos reencanten a la ciudadania, se necesita que bajen de su nube de prepotencia y arrogancia en la que viven, o que la gente haga realmente un voto de castigo, que no es no votar, sino anular los votos o votar en blanco.

27 de diciembre

La verdad es que la expresión “reencantar a la ciudadanía” da para mucho, incluyendo un barrido y un fregado. Y, a raíz de tu comentario, estoy comenzando a encontrarla perversa. En todo caso —para que conste en acta— el sentido en que traté de ocuparla es el de políticos que REALMENTE escuchen a las verdaderas necesidades, anhelos y sueños de la sociedad que dicen representar. Para eso, me parece mucho mejor herramienta la oreja que la boca; y, si fuera posible, reflexionar un poquito, por ejemplo antes de hablar de porcentajes de abstención con argumentos falaces.
Ah! Y estoy de acuerdo con la expresividad real de los votos nulos y blancos. Así, nadie se pelearía la propiedad de una abstención que no se conoce a fondo en su motivación o intención.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La justicia a mano propia suele crecer al amparo de la falta de respuestas adecuadas del Estado, de la policía, de la Justicia con mayúscula, de las instituciones.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Justicia en tiempos de cólera

Aplaudieron el accionar de criminales de igual o peor calaña, esos que tanto cuestionan, incluso en su misma declaración. Se sintieron con sensación de justicia por la acción de los mismos criminales, c ...
+VER MÁS
#Justicia

De venganza y tratos vejatorios

Queda claro dónde hay ir a discutir ahora y bajo qué reglas: en el Congreso Nacional bajo el juego democrático
+VER MÁS
#Política

Tribunal Constitucional, un problema político y no técnico

La reunión sostenida a mediados de junio entre los mandatarios de Corea del Norte, Kim Jong-Un, y de Estados Unidos, Donald Trump, generó expectativas respecto al congelamiento de las relaciones entre dos ...
+VER MÁS
#Internacional

La Cumbre de Singapur, se mueve el tablero del sudeste asiático

Popular

Si bien hace semanas eran las municipalidades de La Florida y Viña del Mar las que estaban sobre la palestra comunicacional por sus faltas en la administración municipal, lo que llevó a sus municipios a ...
+VER MÁS
#Municipales

Maipú: Irresponsabilidad, malas decisiones y una crisis municipal

Aplaudieron el accionar de criminales de igual o peor calaña, esos que tanto cuestionan, incluso en su misma declaración. Se sintieron con sensación de justicia por la acción de los mismos criminales, c ...
+VER MÁS
#Justicia

De venganza y tratos vejatorios

No puede seguir proyectándose Chiguayante con una conectividad interna precaria, limitada y a ratos egoísta y estresante.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Es la línea férrea un mal vecino en Chiguayante?

Ni hablar de la Revolución Francesa, azuzada por una burguesía ilustrada, pero peleada en las calles por un pueblo en su mayoría iletrado.
+VER MÁS
#Sociedad

¡Chapeaux¡ Monsieur le President