#Política

Aborto, Unión Civil y la tarea de la agenda laica en Chile

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

No hablaré de los argumentos que validan el proyecto de aborto en Chile, he leído que la gente empieza agotarse de tanta respuesta lógica a personas e instituciones que sólo miran su propio ombligo y bienestar, los mismos que en su metro cuadrado valórico olvidan que este país se construye con varias creencias, distintas religiones y con otras posturas que van en crecimiento como la agnóstica y la atea.


El laicismo no ataca las religiones, al contrario, posibilita esa integración para que el ejercicio de cualquier espiritualidad pueda convivir en tolerancia y respeto. Dejemos de una vez por todas, los asuntos del Estado y sus civiles para el Gobierno, ya los creyentes seguirán entendiéndose con su propio Dios, la vida terrenal es una y se agota entre tanto desencuentro.

El problema a tanta bulla y disonancia se debe a que nuestros valores republicanos y cívicos merecen una nueva construcción, ya que los conceptos de ciudadanía, tolerancia y laicismo se fueron apagando en el transcurso de los años, y las instituciones predominante sacan la voz, metiéndose al bolsillo al resto de los chilenos.

Desde el debate presidencial, la agenda laica ha ido tomando fuerza, y ese impulso, debe ser aprovechado por las organizaciones laicas y de librepensantes para repensar un nuevo camino de educación en torno al hombre y no la fe. En esa ocasión Matthei confundió la libertad religiosa del Estado Laico e increpó a Bachelet a que ella quería suprimir el jurar y otras cosas más en el Gobierno, ya meses después, en mayo del 2015, una de las ministras más honestas y hoy apagadas del actual gobierno, Helia Molina, no sólo dijo que “los gobiernos no están al servicio de religiones», sino que explicó casi con peras y manzanas ante las quejas del aborto que «es la mujer la que apechuga en el embarazo, no el cura».

De a poco -e inesperadamente- la agenda laicista ha ido tomando cuerpo, y ese esfuerzo debe ser utilizado para educar y generar opinión pública, porque aún hay actores sociales -y peor- políticos que confunden el Estado Confesional, que es donde predomina y manda una sola religión, al Estado Laico que se configuró en la Constitución del año 1925. José Antonio Gómez conoce esas diferencias y como vocero subrogante de Gobierno, respondió sin muchas vueltas las opiniones del proyecto de aborto que hizo la Universidad Católica, «Cuando sale una ley, es obligatoria para todos».

Por otro lado, la Unión Civil, ya aprobada, es otro de los temas, que el laicismo local ve como un progreso y una real separación de responsabilidades civiles y no religiosas, ya que es un tema universal para todos los ciudadanos, que entrega derechos y responsabilidades en un ámbito que no estaba normado. Para la votación, los contraargumentos nuevamente tenían un sesgo que no unificaban y es más, separaban en su relato, creando ciudadanos de otras categoría, una meta que será la futura lucha y disputa para el matrimonio civil, ya que la puerta quedó abierta y no hay razón para seguir discriminando.

Últimamente la gente habla más de laicismo y sin saber que lo está haciendo, para eso debemos aprovechar esa tendencia conceptualizando y empoderando nuestras ideas por un lado, pero también forzando a las autoridades que hay temas que la Educación debe volver a considerar y de modo reforzado, no sólo Educación Cívica, sino que mezclada con valores de ciudadanía, tolerancia y laicidad, que es el respeto a la autonomía de las instituciones que cuestionamos.

¿Qué problemas existen sino educamos de modo laico y multicultural a nuestras nuevas generaciones? Generamos confusión en los roles que tiene el Estado -los mismos que conoce muy bien Helia Molina y Gómez, pero que desconoce un importante número de parlamentarios- y fomentamos el protagonismo del fanatismo extremo, uno de ellos el Pastor Soto, produciendo violencia entre las distintas ideologías que conviven en una sociedad.

El laicismo no ataca las religiones, al contrario, posibilita esa integración para que el ejercicio de cualquier espiritualidad pueda convivir en tolerancia y respeto. Dejemos de una vez por todas, los asuntos del Estado y sus civiles para el Gobierno, ya los creyentes seguirán entendiéndose con su propio Dios, la vida terrenal es una y se agota entre tanto desencuentro.

TAGS: Estado Laico Laicismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

El descontrol es demostrativo de que la autorregulación no funciona.
+VER MÁS
#Sociedad

Con la ética por los suelos

Sí podemos sentir el sol como el calor en la piel –pero eso ocurre sin tenerlo a la vista. Sabemos que ese calor es sol, pero indirectamente.
+VER MÁS
#Cultura

El sol conversa con René Descartes

El haber alcanzado la cifra de 8 mil millones de seres humanos, cuyas necesidades superan de lejos la posibilidad de satisfacerlas, solo tiende a alimentar las desigualdades y exacerbar los odios
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ocho mil millones

Jamás ninguna de las 345 municipalidades que hay en Chile como sus juzgados de policía local, han hecho valer las sanciones contenidas en este DL 3.516.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Si los jueces desconocen las leyes, estamos mal

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?