#Política

¿A quién salvará Ricardo Lagos?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Durante muchos meses ha circulado la siguiente idea de parte de los medios: Ricardo Lagos y Sebastián Piñera serán sí o sí los próximos candidatos que se enfrentarán con tal de recuperar lo que algunos llaman “gobernabilidad”. Y es que pareciera que estos dos candidatos son los que le dan más seguridad tanto a la otrora Concertación como a la derecha. O mejor dicho, al discurso que por años han alimentado estos dos bloques, quienes se abrazan cada vez que sienten miedo a perder sus beneficios ideológicos.


Si bien Lagos es tal vez el político más avezado de la centroizquierda chilena, no queda muy claro si es que sus propuestas y sus postulados tendrán que ver con ese futuro que ve en sus viajes internacionales, o con el que necesita Chile en años de cuestionamientos fundamentales.

Pero si uno hila más fino, tal vez ni Piñera sea tan conveniente para esa gobernabilidad que ven en juego quienes creyeron que la democracia consistía en perpetuar acuerdos post dictatoriales.  A lo mejor la locura especuladora del ex presidente no sea lo que ambos sectores buscan en días en que necesitan aferrarse a las simbologías de una transición que aún no ha terminado en sus cabezas. Cabe recordar que durante su gobierno los empresarios siempre vieron en hermano del “Negro” más a una competencia que a un aliado, por lo que muchas veces no lo apoyaron en sus iniciativas.

Ricardo Lagos, en cambio, parece ser el hombre indicado según el poder monetario. Su capacidad para dialogar y golpear la mesa cuando es justo y necesario, produce algunas veces hasta pequeños espasmos de excitación en un grupo fáctico que se siente indefenso ante un ambiente país que ha tenido la osadía de preguntarse si es que sus intereses son más importantes que los del resto de la ciudadanía.

Es cierto, Lagos fue tal vez el mejor gobierno que la Concertación en materia de espacios culturales, de sensación que teníamos una República más viva que la que desaparecía bajo la sombra del mercado en los noventa, pero también cometió el error de creer que el debate gobierno-empresariado, partía según las necesidades de los primeros. Y ahí estuvo don Ricardo para calmarlos, para comportarse como un padre protector asegurándoles que él era un socialista moderno, de esos que no le tenía miedo a la conversación con el otrora poder golpista.  Y lo hacía con autoridad y sin doblegarse ante ellos, lo que a los poderosos les parecía aún más excitante. “Es un estadista”, se repetía en los pasillos de CasaPiedra cuando Ricardo Primero caminaba de manera elegante con el Estado a cuestas.

El problema es que hoy en Chile no se necesitan esas conversaciones en donde no se conversaba nada, sino que urge el entendimiento real de los contextos. Si bien Lagos es tal vez el político más avezado de la centroizquierda chilena, no queda muy claro si es que sus propuestas y sus postulados tendrán que ver con ese futuro que ve en sus viajes internacionales, o con el que necesita Chile en años de cuestionamientos fundamentales. No se sabe si es que llegará con los desafíos que hoy que la izquierda debe afrontar, o hará un refrito de lo que hizo en los comienzos de los 2000.

Porque ¿A quién viene a salvar Ricardo Lagos?, ¿Viene a rearmar una coalición que necesita de un liderazgo para lograr cometidos en dirección progresista? No se sabe, porque parece ser que quienes lo piden a gritos son los del otro lado, los de al frente y los que dicen compartir su moderación política, la que hoy en día no parece más que una excusa para perpetuar lógicas innecesarias en una realidad que necesita replantarse el motor democrático de los últimos 25 años. Es cosa de esperar y ver. Antes sólo nos queda especular.

TAGS: Elecciones presidenciales Ricardo Lagos Sebastián Piñera

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

A los niños, niñas y adolescentes post estallido social en Chile les debemos mucho. Y, lo mínimo es alentarles, que no claudiquen en participar de lo social y utilizar su derecho a reclamo por lo que jus ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

A los niños post estallido social

Si Calderón llegara a tener éxito en su gestión de lobbysta, obtendrá una jugosa remuneración y Chile será conocido en el mundo como el país en donde las sentencias de la Corte Suprema tienen un val ...
+VER MÁS
#Ciudad

¿ El "Conde Negro" podrá dejar sin efecto un fallo de la Suprema ?

El poder local-regional importa siempre y, por lo tanto, siempre se debe cultivar tal situación, porque es desde ahí, desde los territorios, desde donde emerge la pertinencia de la acción y el pertinente ...
+VER MÁS
#Municipales

Poder local, poder sub-nacional y conciencia territorial

Podemos anticiparnos a la catástrofe medioambiental, si consideramos las lecciones de algunos países que optaron por desvincular el crecimiento económico del consumo de materiales y emisiones de gases de ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Sigamos hablando de impuestos para la justicia ambiental

Popular

La derecha y ultraderecha en Chile y el mundo en estos tiempos se caracteriza por un discurso populista en que explotan las necesidades urgentes de los ciudadanos, y claramente en Chile estamos viviendo un ...
+VER MÁS
#Política

Prometan no más, prometan…

Un amigo que es más bien un conocido cercano y muy lejano a la vez, Rodrigo Verdugo, dedica buena parte de su tiempo de ocupación socialmente relevante (me imagino), a estudiar y opinar acerca de la liter ...
+VER MÁS
#Cultura

Tres rostros o apariencias para un Premio Nacional

Las grandes reformas constitucionales (...) deben ser abordadas con una mirada y un esfuerzo de largo aliento, confiando en la solidez de la vía reformista anclada a las instituciones de la democracia chil ...
+VER MÁS
#Política

El fantasma de las reformas constitucionales

Las cifras estimadas por las autoridades apuntan que anualmente se practican entre 30 mil y 150 mil abortos inseguros en Chile (...) De acuerdo con la OMS, el aborto inseguro es considerado como una de las ...
+VER MÁS
#Salud

El aborto en Chile, un asunto de salud pública