#Política

¿A quién le ha ganado Ricardo Lagos Escobar?

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Bueno, en la elecciones presidenciales de 1999-2000 le ganó en primera y en segunda vuelta a Joaquín Lavín, candidato de la derecha. También ha perdido en algunas ocasiones: al interior de la Concertación perdió la precandidatura frente a Eduardo Frei Ruiz Tagle como también perdió una Senaduría en Santiago Poniente. Ese es Ricardo Lagos, ha ganado y ha perdido, siendo muchas más estas últimas. Como todos en la vida; no siempre ganamos, siendo las más, aquellas ocasiones en que perdemos.


Está muy bien que la ciudadanía se exprese, se manifieste, haga sentir su malestar. En eso consiste el juego democrático.

Pero si vamos a hablar de la figura del ex presidente Lagos, como candidato presidencial para la próxima elección presidencial, no podemos remitirnos solo a la tasa de éxito en confrontaciones electorales, pues bajo ese criterio, jamás habría llegado a la presidencia del país en el año 2000.

El candidato Lagos, por qué querrá emprender una aventura electoral, corriendo el riesgo de perder, de ser rechazado por la ciudadanía, ser cuestionado, atacado y tantas otras alternativas nos ofrezca el lenguaje; estando ya en una posición de ex presidente, pensionado, con un estatus de figura pública y autoridad retirada de la contingencia, de la política del día a día, de la politiquería. Solo dos cosas podrían justificar la decisión: el contexto y él.

El contexto. Cuando el pueblo resulta perjudicado por la clase política y los poderosos, es decir, los de arriba se benefician por los que se encuentran abajo, es merma. Lisa y llanamente pérdida. En efecto, el mundo ha cambiado para bien de algunos y para horrores de otros. Hoy en día, los ciudadanos tienen acceso a la información, saben cuando ocurren irregularidades. Las redes sociales son una herramienta poderosísima que ha empoderado a la ciudadanía, ha retornado el poder al soberano.

Ese poder soberano, al ser de espontáneo está cargado de mucha carga emocional. Resulta difícil entonces establecer problemáticas claras y concretas, así como soluciones satisfactorias. Por ejemplo, se ha condenado el lucro en la educación, lo cual comparto, pero dicho concepto se ha permeado en la sociedad hasta el extremo de que cualquier actividad  o emprendimiento en que exista ganancia, y que por lejos supera la condena a lucrar con la educación. También, está el caso del sistema de pensiones existente en nuestro país. Tenemos un gran problema con dicho sistema, sin embargo, se ha permeado en la sociedad que la solución necesariamente pasa por eliminar las Administradoras de Fondos de Pensiones. Puede ser. Tal vez ahí está la solución. Tal vez no. Por ahora da un poco lo mismo, pues el problema central es el sistema de pensiones, no la existencia de administradoras de fondos de pensiones. Hay que abordar temas como la edad de jubilación, el trabajo informal, la mujer en el mercado laboral, y otras materias mas.

Está muy bien que la ciudadanía se exprese, se manifieste, haga sentir su malestar. En eso consiste el juego democrático.

También es responsabilidad de la clase política recoger dicho clamor, configurarlo con una perspectiva de política pública y responder a soberano. Es parte esencial del juego democrático, pues cuando el pueblo protesta, es porque el Estado no cumple su rol.

Curiosamente, pareciera que la política estuviera ajena a los cambios en el entorno. Es como si existiera una sordera crónica, una aversión a escuchar y a actuar. Como si insistiéramos en utilizar la máquina de escribir y negarnos al uso del computador. Así vemos autorizaciones de fusiones de empresas controversiales, falta de iniciativas legales a los abusos de mercado, programas -como el de descontaminación de Santiago- discriminatorios y clasistas, financiamientos irregulares, negociaciones incompatibles, ventas de terrenos al fisco con sobreprecio, aceptación de beneficios, jubilaciones ilegítimas, errores graves de la administración, irresponsabilidad en nombramientos de cargos públicos, negociaciones incompatibles, tráfico de influencias, nepotismo, y un largo etcétera.

Lo peligroso de este escenario de fuerzas opuestas, el soberano por una parte, y el poder político y/o económico, por otra, es que la energía generada por la fricción de ambas fuerzas no desaparece. No se debe contener, no se puede contener, sino al igual que la energía que acumula un dique, si se supera su punto de máxima resistencia, la energía cumulada terminará por destruir la estructura y todo a su paso, sin control, sin freno.  Ahí está la verdadera crisis del país, y que no pasa por este gobierno, solo se ha acentuado dramáticamente de un tiempo a esta parte.

Pareciera que en este punto es donde Ricardo Lagos decide emprender el desafío de liderar el proceso de adaptación a las nuevas realidades, para que se termine la merma, que se acabe el abuso, que seamos una sociedad pacífica y solidaria, que se les mueva el piso a los abusivos.

Y, ¿es el indicado para liderar este proceso?.

Podremos confirmarlo solo si ocurre realmente. Por mientras no nos queda otra opción que recabar información que minimice el riesgo implícito en la elección de candidato presidencial para el próximo período.

Debemos tener, desde ya, que hombres elevados y fuertes, que actúan con modestia y sacrificio están llamados a resplandecer entre los demás, pues su fortaleza se encuentra en la sabiduría y en la experiencia como único mecanismo para concretar obras y proyectos.

En lo personal, pienso que Ricardo Lagos -tal como lo conocimos en su gobierno- es capaz de sacar adelante grandes desafíos y tareas; con defectos por cierto, si, pero allí está la sabiduría, la experiencia y el aprendizaje. El problema no está en cometer errores, pues todos los cometemos, el problema está en no reconocerlos y no superarlos.

Muchos de los problemas que existen hoy, se generaron en el gobierno de Ricardo Lagos. Cierto. Sin embargo, debemos tener la capacidad de evaluar iniciativas a partir del estado del arte que existía en aquella época. Por ejemplo, las carreteras concesionadas resultan caras y abusivas el día de hoy. Puede ser muy cierto. Pero la invitación fidedigna es evaluar dicha medida con las obras viales que existían en el momento que se licitó la concesión, no una vez ya ejecutada.

Construir país es símil a construir una escala, esto debe hacerse peldaño a peldaño. Todos son necesarios. Para llegar al último, necesariamente debo pasar por etapas previas. No es justo restarle mérito a quienes ayudaron a construir las primeras fases, y llenar de gloria a quienes aún no han construido ninguno.

Cuando decida construir nuevos peldaños en mi hogar, de ser posible, voy a optar por un maestro que conozca, aquel que me construyó lo que hoy existe, y que gracias al estado actual de las cosas, es posible avanzar un paso más.

TAGS: #Presidenciales2017 elecciones Ricardo Lagos

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

24 de octubre

Ricardo Lagos es asociado a la vieja política, ésa de pitutos, compadrasgos, …cargos obtenidos sin tener calificación, licitaciones otorgadas sin una revisión profesional seria, permisos otorgados a empresas que dañan el medio ambiente etc. Si él quiere ganar las elecciones debe movilizar a los jóvenes, como lo hizo Sanders con propuestas progresistas distribuidas a través de medios digitales, yendo a las universidades a dar presentaciones de su programa acorde a los tiempos. Los jóvenes deben ser considerados y motivados a votar, para que ayuden a implementar en la política las reformas que reclaman. Sin voto, no hay derechos!

26 de octubre

Cierto Paola. RLagos se asocia a esos aspectos no deseados de la política. Cierto es que Lagos llegó a la presidencia bajo ese esquema, bajo esa lógica de gestión. Es innegable. Sin embargo, creo que el candidato Lagos tiene la capacidad de acercarse a los jóvenes, recoger sus inquietudes y hacerlos parte de un probable programa de gobierno. En los jóvenes está la renovación del país. Es lo que creo a priori, no tengo mayor cercanía con él.
Yo lo que me permito destacar en la columna es, de los candidatos posibles en este momento, me parece que RLagos reúne los mejores atributos. En lo personal no me gusta el comentario tan de moda en estos días: “esto habla mal de la política chilena”, “está viejo”, “ya tuvieron su oportunidad”, entre otros. Por eso trato de plantear que la edad es experiencia; la senectud ideológica también se da en algunos jóvenes, insistiendo en esquemas cargados de ideología obsoleta.
Ser viejo no es sinónimo de retroceso, y ser joven, tampoco lo es de renovación.
Veamos Paola como van decantando los candidatos de aquí a marzo del próximo año.
Saludos fraternos.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Hoy ya con 40 años, he podido rehacer mi vida en algunos aspectos; pero, debo reconocer que ser niñe trans es difícil y más aún frente a la actitud del discurso biomédico y social, que niega esta real ...
+VER MÁS
#Política

Nosotres trans, no somos el problema

Piñera saca a los antagonistas del centro social y los coloca al margen de los debates del quehacer político, porque son larvas, por tanto, pueden ser aplastadas comunicacionalmente.
+VER MÁS
#Política

Los flojos y la derrota de Piñera

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?

¿En qué minuto recibimos la gracia de poder elegir donde tiene que vivir cada persona?
+VER MÁS
#Ciudad

Plusvalía v/s dignidad