#Política

A propósito de la creación de un Ministerio de Agricultura, Alimentos y Desarrollo Rural

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Hace unos días, el Presidente de la República sorprendió a todos anunciando el envío a tramitación de un proyecto de ley que crea el Ministerio de Agricultura, Alimentos y Desarrollo Rural. Al respecto hay que decir que en principio ello constituye una buena noticia sobre un tan anhelado como necesario proceso de modernización de la institucionalidad alimentaria en nuestro país, el que ha sido sucesivamente postergado, a veces por buenas razones y a veces por otras no tanto, por los diferentes gobiernos desde inicios del presente siglo.


Lamentablemente este anuncio recuerda mucho lo ocurrido a fines del gobierno anterior de Sebastián Piñera, en que un grupo de expertos, entre cuatro paredes, sin ningún tipo de participación ni consulta, elaboró un proyecto de ley en el mismo sentido del actual

Habiendo consultado profusamente entre expertos tanto del sector público, como privado, llama poderosamente la atención que, más allá de los titulares de prensa y los trascendidos, nadie sepa nada respecto de los contenidos del proyecto. Tampoco nadie dice haber sido invitado a participar en alguna discusión en su proceso de elaboración. Resulta curioso, particularmente en estos tiempos, que en la elaboración de una propuesta de política pública tan relevante como esta no se haya convocado abiertamente a los actores a aportar en su construcción. Más aun cuando este es un sector en el que por mucho tiempo la elaboración de políticas, regulaciones y normas fue siempre a través de un proceso de diálogo, consulta y consenso entre gobierno, gremios y demás actores del sistema, constituyéndose en una buena práctica de gestión que trajo muchos y muy importantes éxitos al País.

Dicho lo anterior, sería interesante que el Ministerio diera a conocer qué es esta transformación y cómo se resuelven los muchos y muy complejos aspectos institucionales, orgánicos, legales, regulatorios, operacionales y administrativos que de ello se infiere, al conocer solo titulares. Algunas preguntas sobre las que sería importante conocer detalles son:

¿Cómo se llevará adelante el traspaso de la institucionalidad de pesca y acuicultura? ¿En qué plazos?, ¿Qué ocurrirá con SERNAPESCA, sus funciones serán parte de las nuevas atribuciones que se anuncian para el SAG, o continuará siendo un servicio como hasta ahora? Si es así, ¿Cuál será su relación con el SAG? ¿Y el IFOP pasará a depender de la Subsecretaría de Desarrollo rural, será absorbido por INDAP, o continuará tal cuál?, ¿Y el sector forestal, el gran ausente de este anuncio, continuará en agricultura o será endosado a otro ministerio?, ¿Cómo se abordará, con qué atribuciones y en que dimensiones el desarrollo rural, se volverá al INDAP de la década de los sesenta con ello? ¿Cómo se abordan y resuelven en este nuevo ministerio las contiendas de competencia entre el SAG, SERNAPESCA y MINSAL en materia de inocuidad? ¿Y qué rol cumplirá ACHIPIA en el nuevo contexto institucional, continuará siendo una agencia interinstitucional con una dirección colegiada, se enviará a tramitación el proyecto de ley que la crea formalmente, se constituirá en una dependencia de la Subsecretaría de Alimentación o será absorbida por el SAG como parte de las nuevas atribuciones que se anuncian? ¿Cómo se vinculará la nueva institucionalidad alimentaria con la subsecretaría de relaciones económicas internacionales (ex DIRECON)? Junto a lo anterior, otros aspectos críticos por aclarar dicen relación con el cómo se llevarán a cabo los ajustes administrativos, de personal, de funciones y todo aquello que involucra y afecta a la/os trabajadores de las distintas reparticiones que se verán envueltas en este proceso de trasformación.  Y podríamos seguir con muchas otras preguntas que surgen a partir de este anuncio, cuyos contenidos a la fecha son desconocidos para casi toda/os.

Lamentablemente este anuncio recuerda mucho lo ocurrido a fines del gobierno anterior de Sebastián Piñera, en que un grupo de expertos, entre cuatro paredes, sin ningún tipo de participación ni consulta, elaboró un proyecto de ley en el mismo sentido del actual, el que fue enviado a tramitación legislativa, y evidentemente ni siquiera superó el primer trámite. Sería interesante que desde el MINAGRI revisaran lo obrado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología en el proceso que está llevando adelante, en forma abierta, moderna, interactiva y convocando a los actores a involucrase activamente en la elaboración de la política de C&T para Chile. Porque justamente de eso se trata, de una política para Chile, no para un grupo, un sector o un ministerio, y en consecuencia todos quienes quieran tiene el derecho a saber y opinar en su elaboración. Nos guste o no así se deben hacer las políticas públicas hoy en día, de otro modo no se entiende.

TAGS: #Participación Ministerio Agricultura Alimentos y Desarrollo Rural

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Los partidos debieran extraer la conclusión, del resultado de la Constituyente, que se agotó un tipo de hegemonía y de liderazgo que gobernó el país en estos más de 30 años y que el propio proyecto h ...
+VER MÁS
#Política

Resultado constituyente: fin de un ciclo político

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social

En la Araucanía el capital está en la tierra y la propiedad latifundista de ésta; siendo estos instrumentos de dominación colonial dibujada bajo la forma de empresa; pero, una empresa altamente monopoli ...
+VER MÁS
#Economía

Forestales: los diamantes de sangre chilenos

Nuevos

La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Los partidos debieran extraer la conclusión, del resultado de la Constituyente, que se agotó un tipo de hegemonía y de liderazgo que gobernó el país en estos más de 30 años y que el propio proyecto h ...
+VER MÁS
#Política

Resultado constituyente: fin de un ciclo político

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social

En la Araucanía el capital está en la tierra y la propiedad latifundista de ésta; siendo estos instrumentos de dominación colonial dibujada bajo la forma de empresa; pero, una empresa altamente monopoli ...
+VER MÁS
#Economía

Forestales: los diamantes de sangre chilenos

Popular

En el transcurso de estos 177 años la YMCA se convirtió en uno de los movimientos sociales con mayor presencia e impacto del planeta, alcanzando a más de 64 millones de personas en los cinco continentes
+VER MÁS
#Sociedad

YMCA Internacional celebra 177 años

Las protestas del 2019 hacen ver que los Estudiantes cuando saltaron el torniquete reavivaron la llama de los pinguinos del 2006 y universitarios del 2011
+VER MÁS
#Educación

A 15 Años de la Revolución Pinguina ¿Qué se logró?

El mandato popular del 80 % no se negocia, se acata. Y eso no es autoritarismo, es democracia.
+VER MÁS
#Política

El mandato popular no se negocia

En esta sinóptica descripción de la región sudamericana, se vislumbra que la Pandemia del Covid-19 convive y acentúa procesos políticos que develan las precariedades en las que se encuentran estos países
+VER MÁS
#Internacional

Sudamérica y su entropía geopolítica en pandemia