#Política

A propósito de la creación de un Ministerio de Agricultura, Alimentos y Desarrollo Rural

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Hace unos días, el Presidente de la República sorprendió a todos anunciando el envío a tramitación de un proyecto de ley que crea el Ministerio de Agricultura, Alimentos y Desarrollo Rural. Al respecto hay que decir que en principio ello constituye una buena noticia sobre un tan anhelado como necesario proceso de modernización de la institucionalidad alimentaria en nuestro país, el que ha sido sucesivamente postergado, a veces por buenas razones y a veces por otras no tanto, por los diferentes gobiernos desde inicios del presente siglo.


Lamentablemente este anuncio recuerda mucho lo ocurrido a fines del gobierno anterior de Sebastián Piñera, en que un grupo de expertos, entre cuatro paredes, sin ningún tipo de participación ni consulta, elaboró un proyecto de ley en el mismo sentido del actual

Habiendo consultado profusamente entre expertos tanto del sector público, como privado, llama poderosamente la atención que, más allá de los titulares de prensa y los trascendidos, nadie sepa nada respecto de los contenidos del proyecto. Tampoco nadie dice haber sido invitado a participar en alguna discusión en su proceso de elaboración. Resulta curioso, particularmente en estos tiempos, que en la elaboración de una propuesta de política pública tan relevante como esta no se haya convocado abiertamente a los actores a aportar en su construcción. Más aun cuando este es un sector en el que por mucho tiempo la elaboración de políticas, regulaciones y normas fue siempre a través de un proceso de diálogo, consulta y consenso entre gobierno, gremios y demás actores del sistema, constituyéndose en una buena práctica de gestión que trajo muchos y muy importantes éxitos al País.

Dicho lo anterior, sería interesante que el Ministerio diera a conocer qué es esta transformación y cómo se resuelven los muchos y muy complejos aspectos institucionales, orgánicos, legales, regulatorios, operacionales y administrativos que de ello se infiere, al conocer solo titulares. Algunas preguntas sobre las que sería importante conocer detalles son:

¿Cómo se llevará adelante el traspaso de la institucionalidad de pesca y acuicultura? ¿En qué plazos?, ¿Qué ocurrirá con SERNAPESCA, sus funciones serán parte de las nuevas atribuciones que se anuncian para el SAG, o continuará siendo un servicio como hasta ahora? Si es así, ¿Cuál será su relación con el SAG? ¿Y el IFOP pasará a depender de la Subsecretaría de Desarrollo rural, será absorbido por INDAP, o continuará tal cuál?, ¿Y el sector forestal, el gran ausente de este anuncio, continuará en agricultura o será endosado a otro ministerio?, ¿Cómo se abordará, con qué atribuciones y en que dimensiones el desarrollo rural, se volverá al INDAP de la década de los sesenta con ello? ¿Cómo se abordan y resuelven en este nuevo ministerio las contiendas de competencia entre el SAG, SERNAPESCA y MINSAL en materia de inocuidad? ¿Y qué rol cumplirá ACHIPIA en el nuevo contexto institucional, continuará siendo una agencia interinstitucional con una dirección colegiada, se enviará a tramitación el proyecto de ley que la crea formalmente, se constituirá en una dependencia de la Subsecretaría de Alimentación o será absorbida por el SAG como parte de las nuevas atribuciones que se anuncian? ¿Cómo se vinculará la nueva institucionalidad alimentaria con la subsecretaría de relaciones económicas internacionales (ex DIRECON)? Junto a lo anterior, otros aspectos críticos por aclarar dicen relación con el cómo se llevarán a cabo los ajustes administrativos, de personal, de funciones y todo aquello que involucra y afecta a la/os trabajadores de las distintas reparticiones que se verán envueltas en este proceso de trasformación.  Y podríamos seguir con muchas otras preguntas que surgen a partir de este anuncio, cuyos contenidos a la fecha son desconocidos para casi toda/os.

Lamentablemente este anuncio recuerda mucho lo ocurrido a fines del gobierno anterior de Sebastián Piñera, en que un grupo de expertos, entre cuatro paredes, sin ningún tipo de participación ni consulta, elaboró un proyecto de ley en el mismo sentido del actual, el que fue enviado a tramitación legislativa, y evidentemente ni siquiera superó el primer trámite. Sería interesante que desde el MINAGRI revisaran lo obrado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología en el proceso que está llevando adelante, en forma abierta, moderna, interactiva y convocando a los actores a involucrase activamente en la elaboración de la política de C&T para Chile. Porque justamente de eso se trata, de una política para Chile, no para un grupo, un sector o un ministerio, y en consecuencia todos quienes quieran tiene el derecho a saber y opinar en su elaboración. Nos guste o no así se deben hacer las políticas públicas hoy en día, de otro modo no se entiende.

TAGS: #Participación Ministerio Agricultura Alimentos y Desarrollo Rural

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

El sistema económico seguirá siendo capitalista lo que obliga a calibrar muy bien qué caduca y qué sigue vigente
+VER MÁS
#Sociedad

Crisis y superación del modelo neoliberal

Nuevos

La llegada del Covid-19 y su materialización a partir de las cuarentenas y el fantasma de la enfermedad fatal rompe el enunciado cortoplacismo pensante para enfrentar a todos por igual a la idea de la muer ...
+VER MÁS
#Sociedad

Filosofía y pandemia

Las candidaturas deberán revisar sus estrategias para poder expresar con mayor claridad sus ideas fuerza. Candidaturas que figuran en tercer y cuarto lugar, deberán arriesgar más, caso contrario su suert ...
+VER MÁS
#Política

El primer debate

No fue violencia. Creo que fue solamente una expresión de ira que no se pudo controlar. Parte fue mi culpa por seguir la discusión. La calle puede ser violenta, pero cuando es en el mismo hogar donde, en ...
+VER MÁS
#Cultura

Sus sensuales caricias

Después del debate, el tablero electoral empieza a moverse, y no terminará hasta la hora de la verdad. En esta ocasión los más beneficiados con el debate fueron Kast y Provoste
+VER MÁS
#Política

Esquirlas del primer debate presidencial

Popular

Como investigadores jóvenes, condenamos tajantemente estas acciones, que constituyen un lamentable ejemplo para las futuras generaciones de científicos y académicos;
+VER MÁS
#Ciencia

Por una mejor ciencia

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

Solo reflexiono lo que la ciencia ficción de los años 30 y 50 vaticinaron y cómo la historia se encargó de hacerlo posible gracias a la supuesta emancipación. ¿Qué fue lo que triunfó?
+VER MÁS
#Política

Orwell 2021

La ansiedad climática la sienten personas de todas las edades, en todas partes. Ella se asocia a varias emociones dolorosas y complejas: tristeza, miedo, enojo, impotencia, culpabilidad, avergüenza, deses ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Los jóvenes deberán aprender a convivir con la ansiedad climática