#Política

A 40 años del Golpe

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Pienso que eso, en teoría, podría pasar si, sin dejar de lado todas sus convicciones, unos y otros, mirándose lúcidamente a sí mismos, fuesen capaces de reconocer sus errores y aberraciones más gruesas, y al hacerlo, tener la humildad para establecer la distancia consigo mismos para acercarse y genuinamente empatizar con el otro, reconocer su falta, pedir sentidamente perdón, y hacer lo posible por enmendar los daños.

Todo este revival de la época de la dictadura, y la discusión respecto a si ha habido o no reconciliación, me hace pensar que para reconciliarse hay que haber estar conciliado alguna vez. Pero, ¿será así?

Es evidente que inmediatamente antes del golpe, los que supuestamente hoy debieran reconciliarse, no estaban para nada conciliados entre sí, y de hecho estaban profunda y belicosamente enfrentados. Es decir, la disolución de la supuesta conciliación, no se produjo con el Golpe del 73. Y si vamos más atrás en el tiempo (supongamos, previo a la elección de Allende), me parece evidente que estaban en posiciones muy antagónicas. Más aún, los enfrentamientos entre visiones diametralmente opuestas acerca de la sociedad suelen ser la norma, aquí y en la quebrá del ají (rusos v/s yanquis; Balmaceda, O´Higginistas v/s Carreristas; mapuches v/s españoles; revolución bolchevique, francesa, en fin). Peor aún, es común que entre los grupos que se disputan cómo organizar la sociedad, alguno trate de tirar el mantel e imponer su visión a la fuerza. Cuando eso sucede, es usual que ese grupo se vaya al chancho, como sucedió con la derecha y las FFAA durante la dictadura de Pinochet. Y así la odiosidad, que en forma muy concreta, hasta cierto punto siempre existió, tiende a perpetuarse.

Sólo sería posible, entonces, una mayor comunión entre miradas antagónicas, si verdaderamente pudieran acercar posiciones. Es decir, si cada uno, logra reconocer al menos parte de la “verdad” del otro. Pienso que eso, en teoría, podría pasar si, sin dejar de lado todas sus convicciones, unos y otros, mirándose lúcidamente a sí mismos, fuesen capaces de reconocer sus errores y aberraciones más gruesas, y al hacerlo, tener la humildad para establecer la distancia consigo mismos para acercarse y genuinamente empatizar con el otro, reconocer su falta, pedir sentidamente perdón, y hacer lo posible por enmendar los daños.

Lamentablemente, me parece que quienes se cebaron ejerciendo el poder durante el régimen militar (ya sea porque dieron órdenes para reprimir sin contemplación, ejercieron esas órdenes, y/o miraron para el lado haciéndose los desentendidos) no parecen sentir genuino arrepentimiento, vergüenza incluso, y por ello nunca han pedido sentidamente perdón por los horrores cometidos, ni han hecho todos sus esfuerzos para dilucidar los muchos cabos sueltos de que aún quedan para saber toda la verdad y ejercer justicia.

El ser capaz de hacer lo anterior no implica, porque, como argumento al inicio, sería irreal (y erróneo además) pretenderlo, que deban negar todas sus convicciones (sociales, económicas, culturales, etc., que, en este caso, los llevaron a oponerse a Allende, la visión socialista/comunista, e impulsar otro modelo de sociedad). Para nada. Sería sólo necesario que pudieran, en un acto, repito, de humilde lucidez, reconocer e intentar por ende corregir, los horrores más violentos que ordenaron, cometieron o avalaron por acción u omisión.

Claro, para ello, ayudaría que del otro lado, fuésemos capaces también de identificar nuestros propios fanatismos y errores, y reconocer en los primeros no sólo ambiciones y motivaciones abyectas, sino que también honestas (aunque pensemos equivocadas) intenciones por el bien común. Al final, mirarnos los unos a los otros como seres humanos complejos, dominados por demasiadas limitaciones que nos hacen equivocarnos, perder nuestro centro y actuar mal, y evitarla tentación de mirarnos maniqueamente como caricaturas del bien y el mal…

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

25 de agosto

Excelente articulo!

jose-luis-silva

25 de agosto

Bien intencionado y moderado pero medio ambiguo y enredado su artículo oiga. Una cosa el el pronunciamiento militar que ocurrió hace 40 años, el cual obviemente se explica con las causas del mismo, no con los efectos.

Lo que llevó a la mayoria de los chilenos a pedir intervención militar obviamente no fueron los exesos que ocurrieron durante los años siguientes.

25 de agosto

Alfonso
En general me agradó tu columna, especialmente cuando te refieres melifluamente a la reconciliación versus conciliado. Que verdad más grande lo que tu hilvanas.
Sin embargo a partir del término de la dictadura cívico/militar/fascista que dio comienzo a la política de los acuerdo, que al parecer sondeaba la anhelada “reconciliación”, como un término sin sustento, perdido
en la gracia de Dios. Yo entré en franca sospecha, en mi inocencia tenía algunas interrogantes:
– Estábamos o no insertos en cuestiones jurídicas
– Los delitos eran de poco peso o eran económicos o de lesa humanidad
– Si lesa Humanidad o económico no había nada que acordar, nada que negociar menos buscar un término ontológico como en el vació.
Se puede negociar verdades con verdades; mentira con otras mentiras, pero mentiras contra verdades..no creo. Según María Olivia Monckeberg en su espectacular libro «El Saqueo de los Grupos Económicos» ¿En realidad qué se regateó?.
Muchos ya conocíamos lo que había pasado en dictadura, los tardíos recién han logrado tener claridad.
Ahora me pregunto: Acaso no será el duopolio resultado de aquellas transacciones?
Atentamente

25 de agosto

Gracias por los comentarios recibidos. Mi reflexión base parte de sospechar de esa pretensión, a que parece referirse el término reconciliación, que todos comulgaremos con todos en una paz educada y amistosa. Me temo que ese supuesto estado original nunca existió ni va a existir pues siempre habrán discrepancias fuertes, agudas, enojadas, entre las distintas miradas de sociedad. Otra cosa es, tal como nos sucede a nivel personal, familiar, con nuestras peleas, ser capaces de reconocer los errores (horrores) que cometemos, y sentir un arrepentimiento genuino, incluso doloroso por ello. Esto es lo que no ha hecho la derecha. No ese perdón que nace del cabro chico al que le obligan que pida perdón, sino que esa casi súplica que nos perdonen cuando de verdad reconocemos que metimos la pata. Mi punto adicional es que ese arrepentimiento honesto, ayuda a producirse cuando del otro lado también reconocen errores y voluntad de perdonar, con igual honestidad y generosidad.

jose-luis-silva

25 de agosto

Entonces acepte visiones distintas porque es mejor no decir «perdon» sin ninguna convición.

Bajo mis convicciones no veo porque haya que pedir perdon por pedir y apoyar el pronunciamiento militar. Menos por la excelente conducción económica y menos por la construcción de una democracia en un pais devastado por el marxismo.

Pero siento que el tema de hacer vista gorda con atropellos horrorosos claramente sí tenemos o deberiamos tener todos algo esa comezón de conciencia de la que ud. habla. ¿ Pero habrá que darle importancia pública si del otro lado solo se escucha «ni perdon olvido» y solo serviria para enrostrarse mas cosas y dar tribuna a gente ignorante con toda esta verborrea de descalificaciones a todo el sistema economico y politico ejemplar que heredamos del gobierno militar ?

Quizás lo honesto y genereoso sea asumir el grado de culpa que a cada uno le sienta sin hacerlo público cuando sabe que hacerlo público no le hará bien a nadie y solo revivirá rencores.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Se ha anticipado que sufragarán alrededor de 15 millones de personas, muchos de los cuales habitualmente no sufragan y por lo tanto, su elección no debe ser fácil de anticipar.
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Ser o no ser, aprobar o rechazar una propuesta constitucional?

Se ha anticipado que sufragarán alrededor de 15 millones de personas, muchos de los cuales habitualmente no sufragan y por lo tanto, su elección no debe ser fácil de anticipar.

Es precisamente el barrio la primera línea del Apruebo, y tenemos el deber de defender nuestra Nueva Constitución, allí se escribe el nuevo relato de lo que somos como nación y hacia dónde vamos
+VER MÁS
#Política

El barrio: la primera línea del Apruebo de salida

Es precisamente el barrio la primera línea del Apruebo, y tenemos el deber de defender nuestra Nueva Constitución, allí se escribe el nuevo relato de lo que somos como nación y hacia dónde vamos

Lo que tanto soñamos sobre mejorar las condiciones de vida de las personas, hoy está más cerca; los derechos fundamentales están claramente en el corazón de la nueva constitución.
+VER MÁS
#Justicia

Una nueva Constitución se asoma mientras se vulnera la protesta

Lo que tanto soñamos sobre mejorar las condiciones de vida de las personas, hoy está más cerca; los derechos fundamentales están claramente en el corazón de la nueva constitución.

Hoy nos encontramos con un borrador de la Constitución que muestran un aporte considerable para lo que hemos visto en materia del medio ambiente y de la protección de la naturaleza
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Borrador de la Constitución: la esperanza de vivir y dejar a nuestros nietos un país ambientalmente limpio y sano

Hoy nos encontramos con un borrador de la Constitución que muestran un aporte considerable para lo que hemos visto en materia del medio ambiente y de la protección de la naturaleza

Nuevos

Se ha anticipado que sufragarán alrededor de 15 millones de personas, muchos de los cuales habitualmente no sufragan y por lo tanto, su elección no debe ser fácil de anticipar.
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Ser o no ser, aprobar o rechazar una propuesta constitucional?

La región que podemos observar tiene alrededor de 100.000 millones de galaxias y cada una de ellas tendría, en promedio, unos 100.000 millones de estrellas y, a lo menos, un planeta por estrella, por lo t ...
+VER MÁS
#Sociedad

La importancia de saber que no estamos solos en el Universo

La intensificación tecnológica es entonces, indisociable de la intensificación de la desigualdad y la injusticia (por mencionar dos flores del jardín de indeseables propiciados por deseo) pues posibilit ...
+VER MÁS
#Tecnología

Igualdad, justicia, tecnología y rastrillazos en la testa(ruda)

El bien común ha de estar libre de ideologías, banderas e intereses mezquinos. Quizás sea una de las pocas armas no letales y democráticas que se pueden utilizar a diario, por lo menos para volver a hum ...
+VER MÁS
#Sociedad

El bien común

Popular

No y mil veces no, los profesores no están con licencia porque quieren, es porque el sistema educativo en Chile no entrega las condiciones óptimas y/o mínimas de trabajo
+VER MÁS
#Educación

Se necesita profesora, de reemplazo

Lo que el sistema y la sociedad no entienden es que las soluciones las necesitamos “ahora”, porque cada día que pasa es un día menos de apoyo al crecimiento de nuestras hijas e hijos, a desarrollar su ...
+VER MÁS
#Educación

Hagan funcionar bien sus Programas de Integración Escolar

¿Qué tipo de educación va a garantizar el Estado garante de derechos considerando las condiciones históricas de la realidad escolar pública?
+VER MÁS
#Educación

La realidad escolar pública desde una mirada socio antropológica

No es un modelo perfecto, porque no existen. Tampoco resolverá todos los problemas de la noche a la mañana, pero es un camino de salida a la crisis, y probadamente exitoso en el caso de los países que lo ...
+VER MÁS
#Política

Apruebo una nueva Constitución