#Política

27F: De la reconstrucción a la regeneración

0
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Ha pasado un año desde el terremoto del 27 de Febrero que azotó la zona centro sur del país. Este no sólo dañó la infraestructura física del país, impactó además a todas las esferas de la vida social; la estabilidad política, la actividad económica y la estructura social de Chile y sus regiones. En rigor, el terremoto no sólo destruyó casas y puentes; también afectó las fuentes laborales, la micro empresa, el turismo y la confianza de las personas en el sector público. El 8.8 de hace doce meses cambió la manera en que se relacionan las comunidades, generando, de paso, fuertes flujos de migración intra e inter regionales.

Pese a esta multidimensionalidad de consecuencias desencadenadas que hasta el día de hoy continúan impactando, el gobierno se ha preocupado de una sola dimensión: la denominada Reconstrucción del capital físico vía proyectos puntuales. El gobierno le ha vendido al país que la reconstrucción de viviendas e infraestructura en general producirá que pueblos y ciudades vuelvan a la normalidad. A raíz de esto se ha diseñado un plan de alta carga mediática, en donde la inauguración de casas, puentes y colegios parece ser la salida más sencilla y concreta. Si bien la reconstrucción ha sido lenta, lo más grave es el inconsistente y débil planteamiento gubernamental.

Pensar que reconstruir la infraestructura automáticamente regenerara las ciudades y pueblos es tan ingenuo como pensar que a un muerto por desangramiento se le puede revivir reinyectándole sangre. Es momento de entender que no son los edificios los que hacen ciudad sino la interacción de las personas en el espacio las que demandan edificios. El terremoto tuvo tal magnitud que impactó las interacciones constitutivas de pueblos y ciudades de la zona. Más que la reconstrucción lo que se necesita es la regeneración de ciudades, es decir, una estrategia de intervención que entienda y reconozca el impacto multidimensional del terremoto, y que se use como una oportunidad para regenerar ciudades armónicas y con equidad social. Observando algunos resultados de la reconstrucción pareciera que se está haciendo justamente lo contrario.

La gran diferencia entre la reconstrucción y la regeneración es que mientras la reconstrucción da una respuesta centralista, piensa en el corto plazo y se preocupa de cuantas casas construye, la regeneración da una respuesta descentralizada, de mediano-largo plazo y se preocupa de los efectos directos e indirectos que produce la inversión. La reconstrucción construyó soluciones de emergencia que se transformaron en permanentes. Lo hizo a través de una sola ONG, que no tuvo la capacidad de entregar a tiempo, que utilizaba voluntarios para su construcción, limitando la generación de empleos. La regeneración hubiese apostado a la participación de muchas ONG y empresas regionales que construyeran, gastaran y contrataran más localmente para reactivar la actividad económica y combatir el surgimiento de pobreza.

Estamos a tiempo. Ojalá se cambie el curso de acción y pasemos de la construcción a la regeneración. No es justo para Chile y sus damnificados que el Gobierno tenga como norte cortar cintas, creyendo que son tanques de oxigeno cargados de popularidad y aprobación ciudadana.

Pablo Navarrete Hernández, Secretario Ejecutivo Corporación Más Progreso

@masprogreso

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El doble trabajo que cumplen muchas de las seleccionadas chilenas da pena y rabia, que a diferencia de los hombres, ellas no puedan vivir del fútbol
+VER MÁS
#Género

El gol del patriarcado

El santuario de la naturaleza “Dunas y Humedales de Putú” constituye un complejo ecosistema que pertenece a la eco región mediterránea nacional, la cual ha sido considerada a través de una serie de ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Dunas y Humedales de Putú: Un desafío para la conservación de los bienes comunes de identidad territorial

Si uno va a estar en dichos espacios como una minoría intrascendente, donde la gran mayoría está de acuerdo per se con aspectos estructurales distintos a los que desde esta vereda se representan, lo mejo ...
+VER MÁS
#Política

Comisión prelegislativa: ¿Restarse, bajarse o quedarse hasta el final?

Si el Petro es capaz de levantar el cerco de sanciones entonces sí podría ayudar a mitigar el problema económico del país, ya que Venezuela sería capaz de conseguir dinero para pagar sus deudas y amino ...
+VER MÁS
#Economía

Petro: La criptomoneda que hace frente a la crisis venezolana

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores