#Política

2015: El año en que Chile barrió bajo su alfombra

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Durante todo este año, casi como una letanía inacabable, hemos sido testigos del destape de escándalo tras escándalo. Ningún grupo significativo escapó a este proceso. La Iglesia y la abusiva perseverancia de Barros en el sur (me resisto a escribir su rango eclesiástico). El Congreso y la compra que se hizo de la participación de algunos “honorables” para intencionar leyes, como la de pesca. La política con la penosa captura de recursos ilegales (la UDI por ejemplo), o sin importar que el origen de tales fondos fueran de alguien extremadamente cercana a la persona contra la que luchó su padre y que terminara muerto en un enfrentamiento por sus ideales (los compartamos o no), asunto que me parece de un oportunismo patético. Ni el deporte ha estado al margen de este sino. La ANFP y la turbiedad extrema de la gestión de Jadue, o incluso que Sampaoli (a quien admiro sin reservas como técnico) para pagar menos impuestos pidiendo que sus ingresos más significativos se depositaran en las Islas Vírgenes (capaz que haya sido el mismo Jadue quien se lo sugirió). Y claro también hemos tenido ejemplos de la tontera humana donde la inteligencia brilla por su ausencia, como el caso de míster Dávalos, que le ha hecho un daño infinito a nuestra Presidenta, una persona que tiene todo mi respeto, personal y político. En fin, seguramente alguien escribirá un libro con el detalle exhaustivo de la cantidad de basura que ha quedado expuesta luego de acumularse por décadas. Ah!, casi como colorario, o guión de una obra de Ibsen, el escándalo de la colusión en que hasta el papel higiénico tuvo su hora de fama. Notable.


No me avergüenzo, sino que me he alegrado cada vez que se destapaba una nueva turbiedad. He disfrutado de la efectividad de este barrido bajo la alfombra. Era necesaria esta limpieza, y si aún falta (supongo que bastante) bienvenida, en lo posible, rápidamente.

Durante el año, leí tanto de estas noticias como de comentarios autoflagelantes de personas que se lamentaban de tanta podredumbre, como si les resultara sorpresiva cada situación develada. Más de alguno se avergonzó del país en que había nacido como si antes hubiese estado en una burbuja. Este cinismo, tal vez acomodaticio, ya no podrá ser. Ahora todos sabemos el tamaño del abuso multidimensional, ya no intuitivamente, sino que empíricamente, con contextos, nombres y números concretos.

Por mi lado, no me avergüenzo, sino que me he alegrado cada vez que se destapaba una nueva turbiedad. He disfrutado de la efectividad de este barrido bajo la alfombra. Era necesaria esta limpieza, y si aún falta (supongo que bastante) bienvenida, en lo posible, rápidamente. Luego que desaparezca el polvo de este barrido, podremos respirar en un país esencialmente más limpio, un país en que podamos sentirnos más cómodos por su transparencia.

El proyecto de ley que establece un nuevo estándar de sanciones para los delitos económicos, los de cuello y corbata, son, por ejemplo, una gran noticia. Esta sola acción le da valor especial a la limpieza en profundidad de este 2015, que le coloca dolorosas barreras a la impunidad en que vivían los dueños del poder económico, tal vez el principal poder fáctico que tanto daño le ha provocado a nuestra democracia y que tantas barreras ha instalado para mantener sus privilegios a costa de la pobreza (que genera dependencia y sumisión) del resto. Creo que todo esto ha sido posible por el gobierno que tenemos. En uno de derecha, tiendo a pensar que solo se hubiese comprado una alfombra más grande, con muchos cambios para que, en el fondo, no cambiara nada. Me imagino un fino gatopardismo.

¿Y el 2016?. Como me dijo una persona muy importante, a quien le comenté que estaba pensando en esta columna, este nuevo año debería ser el año en que Chile viva en una suerte de casa de vidrio. Donde la transparencia emerja en el nivel en que no sea necesario ocultar nada, porque hemos comenzado a aprender que siempre es mejor actuar en el marco de lo legal y de lo éticamente irreprochable. Cuando se de esta mezcla, seguramente ya no se necesitará ninguna alfombra

TAGS: #Corrupción 2015 Transparencia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El sesgo hacia el pasado se explica en parte porque la mayoría de las instituciones de educación superior carecen de centros de estudios y formación sobre el futuro.
+VER MÁS
#Educación

Innova la educación superior tradicional a una insterticial plural

Prefiero pensar que esto es una nueva oportunidad para hacer de la práctica deportiva, en todas sus expresiones posibles, una instancia de inclusión social
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué nos dejó el Mundial?

Tal como expresó  Salvador Allende en su memorable y emotivo discurso "la historia es nuestra y la hacen los pueblos", los chilenos debemos ser sujetos participativos-directos en nuestros  der ...
+VER MÁS
#Política

Una verdadera democratización de Chile

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Los Gobiernos por otro lado han ido confiriendo crecientemente, además de amplios recursos, de una serie de privilegios a Carabineros, que aumentan aun mas su lejanía con el publico.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con Carabineros de Chile?: El caso de la policía británica