#Política

2014 y la desnudez del Chile gatopardista

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Hace más de cuarenta años nos hicimos conocidos por ser el primer país en la historia de la humanidad que se proponía hacer una revolución. Una revolución bajo las reglas de la sociedad que se quería cambiar, fue lo que denominamos “La vía chilena al socialismo, con olor a empanadas y vino tinto”, un socialismo a la chilena. Pensar eso me recuerda a José Arcadio Buendía cuando no aceptó jugar ajedrez pues, según dijo, no podía entender el sentido de una pelea entre dos adversarios que estaban de acuerdo en los principios.


Nuestro país ha sufrido el Síndrome de Estocolmo. El neoliberalismo nos maltrató tanto, que hoy nos identificamos tanto con él, que teniendo la posibilidad de cambiarlo, hacemos todo entre todos para que parezca cambio el no cambio, y seguir tal cual.

Han transcurrido más de cuarenta años y más allá de si fue certera o no la vía chilena al socialismo, si tú o yo cometimos más o menos errores. Nuestro país ha sufrido el Síndrome de Estocolmo. El neoliberalismo nos maltrató tanto, que hoy nos identificamos tanto con él, que teniendo la posibilidad de cambiarlo, hacemos todo entre todos para que parezca cambio el no cambio, y seguir tal cual. Lampedusa lo dijo de otra forma hace ya bastantes años: “Si queremos que todo siga como está, es preciso que todo cambie. ¿Me explico?”. El Chile de hoy conjuga a la perfección el Síndrome de Estocolmo en su variante gatopardista.

El 2011, miles de chilenas y chilenos salimos a las calles a decir basta de lucro, basta de abusos, basta del legado pinochetista, y basta de un mar de injusticias que están regadas por doquier en la institucionalidad chilena, y recuperamos algo que teníamos perdido, algo que estaba bien abajo de nuestra piel, esa cosa llamada dignidad y esa cosa llamada esperanza fue recuperada en las marchas de miles de estudiantes, padres, apoderados y cientos de chilenas y chilenos. Recuperamos la esperanza de que podemos cambiar nuestro país y ser un tanto más justos.

Y llegó el 2014, con un cambio de presidencia y con un cambio de discurso, con retroexcavadoras de por medio, con aplanadoras y caras nuevas, ideas nuevas, hasta ahí todo bien, sin embargo, la génesis del cambio viene a priori establecido con moderaciones, con matices le llaman algunos y con variados intereses, intereses de clase. Pues eso es algo muy claro, la coalición gobernante, la Nueva Mayoría en su seno se encierra una alianza “pluriclasista” que impulsa un derrotero de transformaciones moderadas, pues implica la concesión de intereses en función de realizar cambios.

Por otra parte tenemos una Izquierda fragmentada que critica dichos cambios, por ser migajas, por ser reformas en la medida de lo posible, por plantear cambios cosméticos y por lo tanto se les critica cada una de las reformas y se resalta la mitad del vaso vacío.

Y en la otra trinchera tenemos a una derecha que ve cambios radicales por todas partes, y por tanto se abstiene de tender puentes para aprobar dichos proyectos, y ahí se queda como una momia y no se mueve un ápice de sus posturas.

En síntesis, tenemos un gobierno que plantea reformas comprometidas en su programa de Gobierno, que en cierta medida hacen eco de la esperanza chilena del cambio, con una Izquierda extra coalición que critica lo mezquino del cambio, y una derecha que ve la debacle de su institucionalidad.

Y entre dimes y diretes, nos quedamos con cambios que no cambian nada.

Cuán gatopardista  es Chile que entre todos hacemos de todo para cambiarlo todo, para que todo quede tal cual está, identificados completamente con este neoliberalismo que nos envuelve de injusticia en este recóndito rincón del sur del mundo.

Si pudiésemos mirar un poquito más allá y buscar la forma de sumar y multiplicar, para empujar un poquito más allá al norte de la justicia, otro gallo cantaría.

TAGS: Reformas

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

Mientras las sociedades actuales evalúan y aprovechan fuentes de energía alternativas a los combustibles fósiles, aquella que facilitó la supervivencia de la humanidad durante millones de años, ahora o ...
+VER MÁS
#Salud

El renacer de la energía muscular: levántate y camina

Varios cuervos saltaban y, con certeros picotazos, destruían la basura. Era una función considerablemente positiva en medio de tanta soledad urbana. Caminé entre ellos. No se inmutaron por mi cercana p ...
+VER MÁS
#Cultura

Soledad

La presión social no ha mermado, y no tiene sentido esperar el cambio de gobierno para buscar soluciones ahora.
+VER MÁS
#Política

Estar preparados

Su legado político marcó hitos históricos y abrió un exitoso período de presidentes Radicales. Destaca su compromiso por impulsar la educación en Chile, la acción reivindicativa y geopolítica en to ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Pedro Aguirre Cerda: Chile educación - industrialización

Popular

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Nuestra preocupación está puesta en ese porcentaje invisible de NNA que quedan en el camino, eternamente institucionalizados y que llegan a los 18 años obligados a egresar a una vida independiente, sin c ...
+VER MÁS
#Sociedad

Es hora de crear leyes de infancia pensando en sus protagonistas

Chile necesita combustibles y derivados del petróleo, necesita productos químicos, energía eléctrica, y procesar su cobre, Chile necesita extraer producto, manufacturar, procesar importaciones, generar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Valparaíso y la batalla del fin del mundo