#Política

​ Bye Bye Brasil

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Cuando era tan solo un adolescente, alrededor de 1985, uno de mis hermanos mayores tenía una camioneta que a duras penas se movía. Por años, le llamamos a esa Chevrolet C-10 de fabricación argentina “La Caravana Rolieday”, pues viajar en ella era una verdadera aventura, como la que nos relata Carlos Diegues en su célebre película de culto Bye Bye Brasil.


Acusados y acusadores se han visto en alguna medida involucrados en casos de corrupción. No estamos presenciando una disputa en favor de los principios democráticos, de gobierno u oposición, de izquierda o derecha, del pueblo o los poderosos de siempre; estamos frente a un "pulseo" de poder, a la lucha por el botín.

Adiós al Brasil vulnerable, crédulo, ignorante, analfabeto, al cual Lord Gitano (José Wilker, más conocido en Chile por su actuación en Roque Santeiro y Doña FLor y sus dos maridos), entregaba sus trucos baratos y espectáculo de decadencia a los colonos de la amazonia profunda. Llegaban las “espinas de pescado” (antenas de televisión abierta) a los poblados y el espectáculo decaía.

El engaño no se acabó con la llegada de la televisión. La televisión adhirió al poder del dinero. La prensa. Los políticos. Los gobiernos. En Brasil con Petrobras, La Cámpora en Argentina, SQM en Chile, CAMC en Bolivia, Duzac en Ecuador y PDVSA en Venezuela, entre tantos otros de la región.

Todos países democráticos; democracias esencialmente directas y representativas. Guardianes de los principios democráticos, entre otros, libertad, igualdad, civilidad, justicia, participación, pluralismo, tolerancia, legitimidad y legalidad, respeto, solidaridad. Todos, algunos en mayor medida que otros, vulnerados por el poder del dinero.

A raíz de la crisis de Brasil, se ha planteado la situación como un Golpe de Estado. Puede ser, no dispongo de los antecedentes para desechar o confirmar esa tipificación. Lo que sí tengo claro es el nivel de descomposición que ha permeado a la clase política. Acusados y acusadores se han visto en alguna medida involucrados en casos de corrupción, no estamos presenciando una disputa en favor de los principios democráticos, de gobierno u oposición, de izquierda o derecha, del pueblo o los poderosos de siempre; estamos frente a un “pulseo” de poder, a la lucha por el botín.

En mi opinión, la responsabilidad de los casos de corrupción que por estos días desestabilizan las democracias latinoamericanas, no son de exclusiva responsabilidad de fuerzas oligárquicas conservadoras; como tampoco es culpa de la revolución o la lucha armada. No digo que no exista presión o derechamente responsabilidad. No digo que no exista. Sí afirmo que la responsabilidad principal e ineludible es de quienes se han vendido al dinero; de aquellos que le han fallado al soberano; aquellos que usaron el poder delegado para beneficio personal. En este caso no aplica el que la culpa no sea solo del chancho, no, pues estamos hablando de delegados de poder, empleados de la ciudadanía, nuestros representantes…. no de una pobre víctima como lo es un chanchito de corral.

Una lástima lo que vemos. Después de las décadas de años ´70 y ´80, de terribles dictaduras en la región, las nuevas democracias resultaron ser más débiles y vulnerables que aquellas previas.

Ahora no es la guerra fría. El discurso de izquierda y derecha en estas materias poco tiene que ver, pues es una situación transversal a esa variable. Es un crisis valórica, de fin sin principios.

Solo nos resta esperar que las redes sociales, la caída de los medios tradicionales de comunicación, el contacto P2P, la caída de los partidos políticos tradicionales, permitan que el ciudadano se empodere y, quizás así, podamos liberar a nuestro continente de la mas peligrosa de las crisis de estabilidad, generada, impulsada, y llevada a su máxima expresión hoy en Brasil, por los políticos representantes del dinero.

TAGS: #CrisisPolítica Brasil Dilma Rousseff

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Servallas

19 de Mayo

Es la descomposición estimado, es fuerte, tiene un olor nauseabundo y los pueblos se cansan, por un lado con el capitalismo salvaje que los esclaviza durante su vida útil y luego los deshecha, y por el otro, con las otras fuerzas que les roban todo lo que logran alcanzar con sus trabajo, y que a cambio de un mendrugo de pan por libreta, les meten el odio las 24 horas al día. Es triste, son los tiempos.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Las elecciones al Parlamento Europeo son un caso ejemplar del impacto de tres tendencias que observamos en elecciones recientes: el aumento de la indecisión entre los electores; la tendencia alcista de fue ...
+VER MÁS
#Política

Autochequeo ideológico contra la desinformación

En poco tiempo de mandato, el gobierno viene acumulando una cadena interminable de errores que hasta sobrepasa las peores previsiones que se tenían sobre él
+VER MÁS
#Internacional

Un país movilizado contra la barbarie

Los Recursos Educativos Abiertos aparecen como una oportunidad para democratizar la educación en Chile, entregar calidad en los procesos de enseñanza y aprendizaje, ampliar la cobertura de contenidos de a ...
+VER MÁS
#Educación

Recursos Abiertos Educativos: un lugar para el aprendizaje inclusivo

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

La mediocridad va de la mano de esa gran meta: “ser algo”; a la diferencia de “ser alguien”. El hombre librepensador no buscará ser algo como virtud errada para ser aceptado.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Ese hombre solitario y librepensador

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles