#Municipales

Feliz cumpleaños querido San Bk

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hoy 9 de febrero, San Bernardo está de cumpleaños. 197 años se cumplen desde su fundación por Domingo Eyzaguirre.

No nos olvidemos que desde mucho antes ya había personas habitando estos territorios. Así lo demuestra el Pucará de Chena, y otros vestigios que se han encontrado. Sin duda hay sangre de ellos corriendo en nuestras venas.

San Bernardo, claro está no es la misma ciudad que se fundó en 1821. El Censo del año 2016 nos dice que somos 301.313. Ni más ni menos que la séptima comuna más poblada de Chile.

La ciudad ha cambiado y los sanbernardinos también. Tenemos vecinos que viven en el centro histórico, con varias generaciones habitando esta tierra. Ese es el sambernardino que tradicionalmente ha participado de la vida social, económica y política de nuestra comuna.


San Bernardo es su gente, es su diversidad de vecinos. Son sus edificios en blocks naranjos, son los condominios cerrados en Lo Herrera y Las Lomas de Mirasur. San Bernardo es el Viejo Teatro y la Maestranza. La escuela de los chanchos y el memorial a Jenny Barra en la Plaza Guarello.

Pero hay sambernardinos que han llegado después. Quienes viven en el sector nororiente y, que por decisiones políticas desde los años 80s fueron dejados a su suerte en conjuntos habitacionales sin acceso a servicios. Hoy ellos luchan por una mejor calidad de vida. Villas Andes, Cordillera, Anguita, Hortensias, sólo por dar ejemplos.

Hay sambernardinos que conviven en  condiciones de semiruralidad. Lo Herrera, Tres Acequias, Lo Infante, El Rodeo, Estancilla.. ellos también son sambernardinos. Y por Dios que están olvidados. La falta de servicios básicos es un tema que día a día les aqueja.

También contamos con sambernardinos que han venido llegando hace poco tiempo a vivir con nosotros. Los nuevos conjuntos habitacionales al sur de la comuna. Muchos de ellos por costumbre dicen que viven en Nos. Que interesante desafío es lograr que también se sientan orgullosos de ser sambernardinos.

Y no nos olvidemos a los sanbernardinos que dejaron de vivir en esta tierra y emigraron, ni tampoco de los hermanos que viajaron de tierras lejanas a vivir con nosotros.

San Bernardo es su gente, es su diversidad de vecinos. Son sus edificios en blocks naranjos, son los condominios cerrados en Lo Herrera y Las Lomas de Mirasur. San Bernardo es el Viejo Teatro y la Maestranza. La escuela de los chanchos y el memorial a Jenny Barra en la Plaza Guarello.

San Bernardo es el caballero que grita sus empanadas mientras va en bicicleta, es Don Andrés Aylwin y su consecuencia ejemplar, es la señora del bazar en calle Eucaliptus. San Bernardo es su pobreza y el esfuerzo diario de los vecinos por ser felices.

San Bernardo irradia folklore, pero no para arrogarse el título de “capital del Folklore” sino que para que tengamos un sin fin de capitales del folklore en todo Chile.

San Bernardo no es la comuna perfecta, ni tampoco es la peor de todas. Pero algo sí sabemos de ella: Es el reflejo de nuestro país. Es Chile en miniatura.

¡Feliz cumpleaños querido San Bk!

TAGS: #RegiónMetropolitana #SanBernardo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Xino celis

10 de febrero

El gentilicio de san Bernardo es sanbernardinos con n y no con m
Ya que el gentilicio, es por regla de uso y no aplica la regla ortográfica (mb). San Bernardo no se ha usado históricamente aquí como en otras 5 ciudades con el mismo nombre.

Alvaro Jorquera

10 de febrero

Hola!
Tenía claro que si utilizaba el mb alguien me podría comentar lo que indicas.

Si utilizaba el nb.. recibiría comentarios diciendo que era con “mb” por regla ortográfica.

Saludos y gracias por tu comentarios Xino!

Oscar

12 de febrero

Excelente reflexión!

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El llamado es a todos los hombres, especialmente a aquellos que se sienten atacados por el feminismo y orgullosos de su situación de privilegio, a aquellos que se sienten superiores por tener pene y se cre ...
+VER MÁS
#Género

¿Y los hombres, qué?: Algo podemos (debemos) hacer

En los lenguajes de las marchas feministas mostrado por los medios audio-visuales no hay dolor ni lenguaje de inmolación, tampoco hay cuerpos perecederos, más bien un espectáculo carente de la agonía de ...
+VER MÁS
#Política

Las torsiones machistas de la televisión

La eficacia de este nuevo paradigma que privilegia la horizontalidad, la creatividad, la intuición y la innovación se encuentra precisamente en hacernos creer que somos más autónomos, más libres. Allí ...
+VER MÁS
#Trabajo

El significado actual del trabajo: De la vocación a la autoexplotación

Una vez más constamos que tanto el sector privado como el sector público tienden a cometer “errores” para violar la ley, pero teniendo a una Corte Suprema conformada por magistrados íntegros, la ciud ...
+VER MÁS
#Ciudad

Ilegalidades urbanísticas a la orden del día

Popular

En total, muchos talagantinos destinan hasta 4 horas diarias arriba de la locomoción colectiva. Intolerable.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Cuántos pasajeros caben dentro de una micro rural?

En los lenguajes de las marchas feministas mostrado por los medios audio-visuales no hay dolor ni lenguaje de inmolación, tampoco hay cuerpos perecederos, más bien un espectáculo carente de la agonía de ...
+VER MÁS
#Política

Las torsiones machistas de la televisión

El llamado es a todos los hombres, especialmente a aquellos que se sienten atacados por el feminismo y orgullosos de su situación de privilegio, a aquellos que se sienten superiores por tener pene y se cre ...
+VER MÁS
#Género

¿Y los hombres, qué?: Algo podemos (debemos) hacer

Un porcentaje mayoritario de mujeres buscan decidir libremente sobre su cuerpo y tener la opción de abortar. Aquí es donde la iglesia falla, ya que al estar basada en ideas intolerantes, arcaicas y propi ...
+VER MÁS
#Religión

¿La iglesia está preparada para los desafíos de nuestra sociedad?