Si no le gusta, no lo lea - El Quinto Poder
#Medios

Si no le gusta, no lo lea

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

“Si no le gusta, no lo lea”, “si no le gusta, cambie de canal”, “si no le gusta, siga otra página (web)”. ¿Cuántas veces hemos escuchado esto en nuestra cotidianidad? ¿10, 50, 100 veces? Permítame mostrarle porque esta frase, a simple vista sencilla y certera, detrás de sí, encierra un error garrafal, una muestra de cuán hondo ha calado el sistema, llegando a su sub consciente, sin que lo note.

Los medios de comunicación han sufrido una expansión notable en los últimos veinte años, pasando de uno o dos canales de televisión, a más de diez canales nacionales (entre televisión abierta y por cable), sin contar los canales regionales que circundan en los distintos rincones de nuestro país, dependiendo del lugar donde nos encontremos; que en total deben estar próximo a los treinta, y tal vez me quedo corto. Otro tanto ha ocurrido con los periódicos, en los que, si bien en papel, se mantienen los diarios más reconocidos, la arremetida tecnológica, abrió camino a la creación de numerosos periódicos web; los que, observando el creciente uso del internet, optaron por abordar las noticias y la contingencia nacional e internacional, social, económica y política, desde el ciberespacio y las redes sociales, instaurando así, el boom de la oferta periodística en línea.


Los medios, en su mayoría, son manipulados por grandes empresarios, cuyo poder económico está marcado por un sesgo ideológico y político; de manera que estos, siempre tendrán un objetivo particular al elaborar sus noticias

Ahora bien, sabemos que el fenómeno de las redes sociales ha desembocado en un “ágora cibernético”, donde todos somos grandes pensadores, críticos u opinólogos; quiénes, usando estas herramientas, manifestamos nuestro descontento o cuestionamiento frente a cualquier hito o acontecimiento. Es así que, de estas dos realidades, ha surgido un entrecruce del periodismo en línea, con la opinión popular de la gente en las redes sociales.

Desde un tiempo a esta parte, los noticiarios electrónicos han comenzado a publicar noticias inverosímiles y carentes de contenido. Cuando esto comenzó a suceder, muchas personas hicieron notar su descontento a través de comentarios, los que, por cierto, ganaron mucha aceptación. No obstante aquello, otro sector de la población, contrario a quiénes reclamaban por mejores noticias, comenzó a utilizar una frase que cada vez se ha hecho más frecuente: “Si no les gusta, no lo lean”. Como respuesta y, observando la molestia de un sector de la ciudadanía, que, descontenta con la falta de profundidad o importancia de las noticias, expresaba su descontento; algunos medios, comenzaron a publicar cosas con un “hashtag” que nombraron #NoNoticia.

Ahora la pregunta es ¿Qué tan válido es la frase “si no le gusta, no lo lea”? Resulta que aquí se presenta una oposición de dos derechos, por una parte, el de libertad de prensa y por otra, el de los ciudadanos/as a recibir una información útil y veraz.

Creo, que al utilizar la ya reiterada frase, usted, como lector/a, está dando pie a que los noticieros publiquen lo que se les antoje, sin que eso sea, necesariamente, importante, verosímil y educativo. Muchos predican con el manual de la libertad en mano, pero pocas veces se preguntan por la responsabilidad que subyace en esa libertad. En el caso particular, no es posible que los medios de comunicación estén publicando cosas que, en lo absoluto, importan al país, mucho menos al desarrollo de nuestra sociedad.

Ojo, no se equivoque, no estoy diciendo que todo lo que se comparta deba ser alguna noticia seria sobre política, economía u otro; digo que como lectores, no podemos dejar que nos llenen de farándula cuando el país está luchando por erradicar las AFP’s, digo que, por muy viral que sea un vídeo, no puede estar por encima de las noticias sobre la reforma educacional, que aunque usted guste de leer sobre las poses sexuales y las formas de satisfacer a su pareja, esta noticia no puede obstruir la cobertura de lo que está ocurriendo con los casos de corrupción en PENTA, SQM, etc. Y para esto, debe aprender a separar, las revistas de farándula y vida sexual, de los periódicos, noticieros o diarios; “al césar lo que es del césar”.

Debemos avanzar hacia un ciudadano/a, que consciente de estas realidades, en lugar de adoptar una postura vacía al exclamar al resto “si no le gusta, no lo lea”; sea capaz de ser un agente activo que reclame por medios de comunicación que aporten información útil, importante, veraz, actual, y por cierto; objetiva.

Sobre esto último, también existe un problema. Resulta que la sobreinformación ha llevado a la gente a creer lo primero que lee, la consecuencia natural es que lo que radios, periódicos y canales de televisión nos entregan, no construye, sino destruye, no educa, sino que, nos transforma en autómatas, que se dejan llevar por un titular rimbombante. Los medios, en su mayoría, son manipulados por grandes empresarios, cuyo poder económico está marcado por un sesgo ideológico y político; de manera que estos, siempre tendrán un objetivo particular al elaborar sus noticias y eso, puede conducirlo a usted, a un equívoco; por ejemplo: No es lo mismo decir “los delincuentes quedaron en libertad” a decir “en la audiencia de formalización, la medida cautelar fue la firma mensual”, porque resulta que en dicha audiencia no se dicta condena, solo se informa, a los implicados, que se abrirá un período, donde “X” persona, será investigada por tal o cual delito.

En conclusión, usted no repita esa frase, esta conduce a la pasividad, lo guía a permitir que el sistema atropelle su derecho a recibir una información como corresponde, veraz, útil, educadora, ilustradora y sobre todo, lo más objetiva posible; por ello dije al principio que esto es una maquinación del sistema capitalista, que solo quiere vender y vender; por eso usted, amigo/a lector/a, no propicie el terreno para que esto ocurra, no compre ese tipo de reportaje, no le dé me gusta a esa noticia “No noticia”. Si usted se encuentra con información, que realmente no es una noticia, no actúe de forma pasiva, no pase de largo a otro lugar; reclame por que le informen de lo que sí es importante, por lo que sí le servirá para el desarrollo de su día; el vídeo viral déjeselo a youtube, las posturas sexuales más usadas a las revistas especializadas en el tema, el cuánto cuesta la casa de los famosos…nah, eso ni siquiera es noticia.

Esto, también es muestra de avance en la construcción de un ciudadano más integral, que sabe lo que merece recibir y no alimenta al sistema con cuestiones banales; que es consciente de cuándo debe reclamar por lo que le corresponde y no deja pasar el hecho, así sin más. Si no le gusto esta columna, comente abajo y reclame, pero no espere que le diga, que no lo lea.

TAGS: Derecho a la Información LIbertad de Prensa Medios de comunicación

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

30 de julio

Falso, ojalá fuese asi. Una cosa es quien es el dueño del micrófono y otra quien lo usa. Quizá van a censurar un reportaje contra isapres en un programa patrocinado por isapres o este tipo de cosas. Lea en tribunas abiertas a todas las ideas como este portal los debates sobre las AFP a ver si da para afirmar que “el país está luchando por erradicar las AFP’sP”.

En mi experiencia personal, este es prácticamente el único portal ciudadano masivo donde la editorial permite que yo exprese mis ideas. Hasta en el de Cooperativa después de uno o dos comentarios me suprimen los siguientes durante un tiempo. Casi nadie publica mis opiniones porque sólo publican las de izquerda. Puede goglear mi nombre en tribunas como uchile y se listarán varios comentarios, pero ninguno le aparecerà en la al pincharlos porque los eliminan rápidamente. Pongo la radio y fuera de la Agricultura no escucho nada en armonía con mis ideas, nada. Tampoco encuentro nada leíble fuera de El Mercurio. Nose porque esta eterna cuestión patológica de supuestos poderes empresariales opresores o algo asi. Tengo razones para decir que yo sí he vivido muy reprimido para expresarme, y he visto toda mi vida que la gente de izquerda habla lo que se le antoja.

Espero que los propietarios de los medios tengan en el futuro una visiòn ètica para que tengamos todos el mismo derecho a expresarnos en medios de expresión pública.

Saludos

01 de agosto

Un planteamiento pobre para un tema profundo. Dicho esto, estimado autor, se muerde usted la cola con una facilidad pueril: Usted es un individuo entre diecisiete millones, ¿Qué le hace creer que sabe mejor que nadie qué se debiera o no publicar?, ¿y por qué se tienen que publicar solo cosas útiles?, ¿ y ùtiles para quién?, ¿para usted?, ¿la prensa y demás medios al servicio suyo en particular? Me gusta la cueca, me gusta Adele y me gusta Condorito. Y todos son inútiles. ¿Los prohibirá? Lo verdaderamente importante, polémico de este tema, se relaciona con la cuestión de la libertad y más que la libertad, la consideración del Estado respecto a la capacidad del individuo para valerse por sí mismo, para decidir qué ver, a quién creerle y con qué instruirse, en contraposición con la influencia que sobre el individuo ejercen los medios. Cuando el Estado coarta al individuo decidiendo qué ver, leer y escuchar, por considerarlo víctima de la propaganda, al mismo tiempo se deslegitima. Si uno no es tenido por capaz de sustraerse de la influencia de los medios, mal podría ser válida su elección de los gobernantes. Y eso no es solamente alusivo a la elección del gobierno. También se aplica al tema del lucro en los colegios y en definitiva, a toda actividad humana. Si el Estado considera que los ciudadanos no son capaces de elegir colegio para sus hijos, ¿por qué habríamos de creer que saben elegir correctamente a sus líderes, o sea, a esos mismos sujetos que pretenden controlarnos?

02 de agosto

Lamentable que se refiera en tan duros términos y con una liviandad para juzgar, estimado, pero bueno, estamos en Chile, es más fácil salir a lanzar dardos que aportar de forma constructiva. Ya que se dio el lujo de referirse a mi columna con tan duros adjetivos, me daré la oportunidad de hacerlo yo también en mi respuesta contra su comentario.

Primero, es una pena que al parecer no leyó la columna completa. También soy fans de Condorito, pero si quiero leer a Condorito, me compro una tira cómica de él y ya está, no necesito que llenen un diario con Condoritos cuando su objetivo es informar. ¿Quien habló de censurar? Yo solo dije que los medios deben hacer lo que están llamados a hacer: INFORMAR, a menos claro, que a usted le interese saber de los amoríos de las modelos, cuándo volverá Pampita con Vicuña o algo por el estilo; no es censura, es dotar a la prensa de sentido de la ubicación. No es mi opinión, no es lo que YO quiero ver, es lo que NECESITAMOS, como sociedad, como colectivo, saber; algo difícil de explicarle a quién a todas luces, pregona la palabra del liberalismo.

Dices que nos controla el Estado y nos coarta; perdón, ¿no lo hacen los medios? ¿no lo hacen las empresas? ¿no lo hace el sistema? Te escandalizas porque según tú, yo pienso que la gente no es capaz de discernir con los medios, pero asumes lo mismo de la gente con el Estado, paradójico.

Si cree que abordé el tema tan superficialmente, te invito a que nos deslumbres y lo hagas tú.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

¿Qué tipo de liberalismo es aquel que para ampliar las libertades individuales se ve en la necesidad de aumentar el tamaño del Estado y, por ende, su influencia en la vida social, económica y cultural d ...
+VER MÁS
#Política

Libertad con cargo al Estado

Los productos que curan al paciente matan el mercado cuando se trata de mantener y aumentar las ventas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Negocio farmacéutico: La enfermedad es la salud del capital

Los Estados deben comenzar por visibilizar y comprender mejor la situación y problemáticas de los jóvenes rurales, para generar estrategias e instrumentos pertinentes que contribuyan a su adecuada inclus ...
+VER MÁS
#Cultura

¡Ya es hora de la juventud rural!

Nadie nos ha puesto en la mesa una forma de violencia sutil, que todas hemos usado en contra de las otras: el inmiscuirnos en sus vidas privadas para decirles cómo es que deben comportarse en lo privado pa ...
+VER MÁS
#Género

Puta (sobre la poca sororidad que hay detrás de hablar mal de otras)

Popular

Nadie nos ha puesto en la mesa una forma de violencia sutil, que todas hemos usado en contra de las otras: el inmiscuirnos en sus vidas privadas para decirles cómo es que deben comportarse en lo privado pa ...
+VER MÁS
#Género

Puta (sobre la poca sororidad que hay detrás de hablar mal de otras)

El Museo de la Memoria está creado con el objetivo de hacer reflexionar sobre aquello, sobre nuestro poder ciudadano actual, tan simple que se ve, y de como fue aquella época en que lo perdimos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Un museo ciudadano

Recién el año 2022 la educación municipal de Calama será traspasada al Mineduc, en tanto debemos avanzar en la construcción de una Educación Pública Municipal para Calama.
+VER MÁS
#Educación

Construyamos una educación pública municipal de calidad para Calama

El capitalismo conduce a un traspaso acelerado y no controlado de poderes de la naturaleza a la humanidad
+VER MÁS
#Sociedad

Los peligros de la paz