Renunciar a nosotros mismos - El Quinto Poder
#Medios

Renunciar a nosotros mismos

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

TVN vive sus horas más críticas. El canal estatal ya no soportó su régimen de patrimonio propio que ha llevado durante un poco más de 20 años, y a la hora de escribir esta columna, es incierto si el Congreso finalmente dará luz verde a la inyección urgente de recursos que necesita para subsistir cumpliendo su rol pluralista como medio público. Medios especializados en la televisión como El Filtrador o La Tele Según Caamaño, dan por hecha la predicción hecha por el sindicato del medio, sobre la posibilidad de quiebra para el verano de 2018 no gestarse esta opción. De ahí, 2 opciones: O la venta del canal a algún privado, o el cierre definitivo de la señal. Sea como se dé, si es que el Congreso mañana no aprueba la inyección que fue anunciada hace un tiempo por la presidenta Bachelet, no solo perderemos TVN.

Estamos a punto de perder el último medio de comunicación público del país

Pequeña explicación: Televisión Nacional de Chile no ha dependido del Estado desde 1992. Tiene una personalidad jurídica de derecho público. Por lo cual está subordinado, el directorio es electo por el Presidente o la Presidenta de turno y el Senado, por lo que todos los partidos políticos pueden participar del nombramiento de las personas que dirigen el canal, en pos de establecer un directorio pluralista. Asimismo, se busca asegurar la elevación cultural del país, y la imparcialidad del canal, por lo que el canal tiene limitaciones en cuanto a su línea editorial. Por ejemplo, no puede difundir programas abiertamente de prensa rosa o “farándula”, o tomar partido por algún espectro político. Esto ha sido destacado muchas veces, pues ni siquiera medios públicos a nivel global como BBC o NHK, son tan imparciales como TVN lo ha llegado a ser. 


TVN vive sus horas más críticas. El canal estatal ya no soportó su régimen de patrimonio propio que ha llevado durante un poco más de 20 años, y a la hora de escritura de esta columna, es incierto si el Congreso finalmente dará luz verde a la inyección urgente de recursos que necesita para subsistir cumpliendo su rol pluralista como medio público.

Pero a la vez, esto significa un problema, pues el canal depende de un régimen de patrimonio propio, según lo estipulado por la Ley 19.132, promulgada en 1992. Esto significa que el canal tiene que ser autosuficiente, generar dinero de los auspicios que dependen del rating. Y ante la situación de la industria televisiva actual, sobrevivir sin salirse del marco de informar con imparcialidad y entretener sanamente con cultura, es algo poco rentable. De hecho, la crisis que sostiene TVN actualmente se origina debido a que Carmen Gloria López, ex-directora del canal, intento con uñas y dientes transformar el canal a una señal altamente cultural. Buenas intenciones, pero poca visión empresarial.

Y esto último justamente no debería ser en un medio como TVN. Un canal estatal no debería depender de una industria, no debería depender de los números. Debería depender del Estado sin distinción política, de la gente. A veces comprendo a aquellos que postulan esta idea “extrema” de crear un impuesto anual para TVN, equiparando el mismo sistema de otras televisoras públicas. Más aún entiendo las ganas de capitalizar TVN, o de devolverle la cooperación monetaria efectiva.

Seamos honestos pues la nobleza obliga. No es un canal perfecto, y a veces sus programas rozan en el aburrimiento. Solemos divertirnos con otros contenidos que suelen sernos más atractivos para al público. Pero perder el último medio de comunicación libre y público, significa perder el último bastión donde el chileno puede expresarse libre y conscientemente sin restricción de un grupo empresarial. Aquellos que todo el año critican a los Luksic, a los de Bethia, a los grupos de poder que hoy tienen un manejo de los medios de comunicación, van a perder su única vía de expresión libre y garantizada por un Estado que indistintamente de su gobierno de turno busca los 3 principios fundamentales de todo medio masivo: entretener, informar, y dar libre opinión, en pos de ser un canal digno de respetar. Digno de respetar por su pueblo.

Perder TVN significa dar en bandeja los medios de comunicación a los privados, acogiéndonos a su restricción editorial, siendo ellos quienes decidan que podemos ver o no. Es la derrota moral de una sociedad que quizá no sienta hasta en un momento clave la gran pérdida que le significó. Es perder el único canal regionalista, que tiene sedes en capitales regionales e informa con lujo de detalle los sucesos de cada rincón del territorio. Es renunciar a los programas de opinión más pluralistas que existen, como Estado Nacional, que si bien no tienen panelistas de mi agrado, aseguran un equilibrio político en el debate, o El Informante, que cada semana nos tiene un debate con altura de miras en la mesa. Es renunciar a los bloques culturales, a la expresión libre y digna, que no discrimina entre la opinión de alguna pareja de ingreso alto en un barrio cultural de Santiago, con la del niño chilote que intenta salir adelante con toda su familia. Es darle la espalda a una parte de nuestra historia, a esa historia que queremos olvidar pero que no podemos, pues nos ayuda a construir cada día al Chile nuevo. Es renunciar a la noticia imparcial, al canal que transmite a toda hora el acontecer nacional con lujo de detalle, con miradas distintas y a ratos criticas, que nos hacen ver otro punto de vista.

Cuando renunciamos a TVN, nos renunciamos a nosotros mismos. Pues en un país sin medios públicos, la información se vuelve manipulable, y la opinión es más simplista. Si no quieres un Chile con la existencia sola de medios privados, controlados por aquellos que solemos llamar “poderosos”, entonces no has renunciado a TVN.

Pero el tiempo corre.

TAGS: #TelevisiónPública Televisión TVN

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

24 de octubre

En buena… Discrepo.

TVN se ha traicionado a si misma hace mucho rato, quizás desde el momento que perdió a Felipe Camiroaga y creo que se debe a la falta de ideas y la inclusión de medidas parche.

Ciertamente se lamenta que estén en riesgo los canales locales, pero también es cierto que la transmisión nacional, ocasionalmente presta atención a noticias que no sean policiales, craso error.

Los grandes programas periodísticos quedan relegados a comedias nocturnas de baja calidad actoral y los fines de semana la señal no existe.

Espero que TVN siga vivo, pero no me digan que es imparcial….. eso es falso.

24 de octubre

Si piensas que desde el fallecimiento de Camiroaga TVN viene en debacle, estas muy errado. Desde mucho antes que TVN venia perdiendo rating. Es cierto, existe atención a las noticias policiales, pero eso es la realidad de la industria por desgracia, a la cual no se puede dejar de obedecer, aparte que hacen un enfoque de no mas de 30 minutos en cuanto 24H. Para que comentar que el area de prensa y sus dependientes es mucho mas vasta.

“Los fines de semana la señal no existe”. Una cosa es que realmente el canal no tenga nada positivo transmitiendo, y otra que te aburra el contenido cultural y de opinión. Y si piensas que no es imparcial, ve la entrevista de MEO de ayer como un ejemplo. Le lanzó todos los dardos a Jaime de Aguirre y no hubo censura como pasa en ciertos otros canales. No es exageradamente imparcial pero tiene un buen grado de ello, del cual no gozan las personas en otros canales.

24 de octubre

Si, pienso que desde el fallecimiento de Camiroaga afectó directamente TVN. Pero no en términos del matinal, sino en la constante búsqueda de originalidad, ojo, no veía frecuentemente sus programas, pero hay momentos en Animal nocturno que eran memorables, a eso me refiero, al rostro tratando de proponer. Ignacio Franzani es otro ejemplo de alguien activo a quien se le dejó sin pantalla.

Sobre la sobre atención a las noticias policiales, comparto en que es la realidad de la industria, pero sigo discrepando, si se puede dejar de obedecer al sistema e innovar, es más, permitiría que se distinguiera. Además creo que aumentar la cantidad de notas, mejorando la edición de las mismas y tomando más de regiones, seria un avance notorio.

Imposible dejar de comentar lo que sucede con el área de prensa y sus dependientes, uno de los puntales de TVN que recibe menos apoyo.

“Los fines de semana la señal no existe”. Al no ser una parrilla balanceada, que experimente con contenidos, estilo 13C, queda la sensación d que no tiene nada positivo transmitiendo y por eso aburra, nada tiene que ver con que sea un contenido cultural y de opinión. Por ejemplo, debería estudiarse el impacto de Francisco Vidal, Gonzalo Müller y Clarissa Harddy en Estado Nacional, cuando no están 2 de ellos, fluye el programa, imagina sin los 3.

Y SI pienso que no es imparcial, Si MEO de ayer lanzó los dardos a Jaime de Aguirre, bien que no haya censura, pero lástima el horario y la no repetición del programa.

24 de octubre

Discrepo de tu alergia al rating.

El rating es la demostración más democrática de lo que los ciudadanos quieren.

¿Bajo rating? significa que no le interesas a la gente.

Creo que el canal hay que regalárselo a sus trabajadores.

25 de octubre

Por favor, que 300 casas medidas, en donde un punto consista en 60 mil televidentes, sean el reflejo de la televisión actual es un concepto mas industrial que democrático. El rating refleja el interés de forma limitada, pero funciona para los contenidos de la industria televisiva. TVN tiene un afán distinto e incompatible desde su base. No por nada muchos reclaman la salida de quienes han extraído dineros al canal como zancudos, pues quienes han estado en ese plan son justamente, movidos por la industria, por lo que dicta el rating, no por un afán publico como debería ser. Ahí radica la importancia de mejorar el régimen de financiamiento de TVN. Dejar de depender de la industria, del rating, y así mismo sacar a los patogenos que impiden alcanzar un rol público.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La protección de los derechos humanos y la protección del planeta son dos caras de la misma lucha. El cambio climático exacerbará las desigualdades existentes.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Los países ricos no pueden seguir fingiendo que el Cambio Climático no los afecta

Con lo poco que poseen y con lo mucho que se desarrollan, “no importa la sala de clases, lo que importa es el libro que lees”, me dijeron.
+VER MÁS
#Sociedad

Alamar, descripción de una comuna Cubana.

Contar con una mayoría electoral y parlamentaria es condición necesaria, pero en ningún caso suficiente para emprender un programa de reformas que aspirasen a alterar las bases sobre las cuales se susten ...
+VER MÁS
#Internacional

Recordando el ocaso de la Primavera de Praga

La idea de un Museo de la Democracia, donde los ciudadanos podamos ver como han evolucionado los primeros postulados en Atenas sería interesante
+VER MÁS
#Política

Izquierda y democracia

Popular

Nadie nos ha puesto en la mesa una forma de violencia sutil, que todas hemos usado en contra de las otras: el inmiscuirnos en sus vidas privadas para decirles cómo es que deben comportarse en lo privado pa ...
+VER MÁS
#Género

Puta (sobre la poca sororidad que hay detrás de hablar mal de otras)

Los productos que curan al paciente matan el mercado cuando se trata de mantener y aumentar las ventas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Negocio farmacéutico: La enfermedad es la salud del capital

Intentar enseñar, sin saber como funciona el cerebro, será algo así como diseñar un guante, sin nunca antes haber visto una mano
+VER MÁS
#Educación

Las neurociencias y la epigenética: Claves para entender el aprendizaje

Que el dolor que hoy Chiguayante tiene, sea para Chile el punto de partida para comenzar a construir una sociedad más justa y agradecida con aquellos que dieron toda una vida para hacer realidad el present ...
+VER MÁS
#Chile 2030

Chiguayante tiene una pena y Chile una deuda