#Medios

Facebook: El fin ¿justifica los medios?

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Si alguien tiene la oportunidad de grabar un acto de violencia física y psicológica hacia un menor, ¿por qué no lo lleva ante las autoridades? Y si fue un menor quien grabó las escenas, ¿cómo es que el adulto más próximo a éste no hizo algo al respecto? ¿Será Facebook realmente un medio para hacer justicia en este caso y justicia en general?

Desde que comencé a tener una cuenta en Facebook estoy acostumbrada a ver diferentes videos, de diferentes personas: música, películas, momentos familiares, etcétera. Hoy no me sorprende que podamos perpetuar la vida a través de una cámara y de las memorias USB. Particularmente  crecí en una época y contexto en los que la tecnología era asunto digno de admirar. Hoy no. Hoy no admiro para nada la tecnología y no creo que haya alguien que realmente quede perplejo con los adelantos; en parte porque el cine se ha encargado de educarnos en este ámbito e incluso los mismos dibujos animados de antaño. La tecnología por la tecnología no es nada si no permite comunicar, ya sea individualmente o en masa. Facebook hace esto: permite que sus usuarios se sobrealimenten de información a la vez que vacían la propia. Sabemos mucho y no sabemos nada al mismo tiempo. Todo depende de a qué estamos suscritos o quiénes son nuestros “amigos”.

Hace algunas semanas he puesto mayor atención a los videos compartidos en Facebook. Particularmente me ha llamado la atención que la mayor parte de los que son compartidos en la fiebre del “comparta y difunda”, corresponden a maltrato animal e infantil. Y aunque sé que el maltrato hacia los animales es asunto terrible, me ha sorprendido encontrar videos en los que se expone a padres y/o madres golpeando a niños pequeños aparentemente por ninguna razón. Son videos de 5 a 15 minutos promedio de violencia física y verbal a pequeños de 6 u 8 meses, hasta niños de 6 años. Lo realmente sorprendente es que quien comparte lo hace porque uno de sus contactos lo recomienda para “que se haga justicia”; literalmente dice “difundir para que se haga justicia”. Pero es terrible; es, como mínimo, cometer otro acto de violencia ver ese tipo de video. Y más terrible aún, cuándo se comparte y difunde dicho video, ¿cómo y cuándo sabemos si se hizo justicia? ¿Conocemos, al menos, si los videos corresponden a algún lugar de nuestro país? ¿Vale la pena entonces difundir un acto deplorable si no tenemos la seguridad de cómo va  terminar o si es que terminará?

Fíjese en lo siguiente: según un estudio realizado por UNICEF Chile, correspondiente a 2012, un 29% de los niños no son víctimas de maltrato en su hogar, mientras que un 71% sí recibe algún tipo de maltrato físico y psicológico. Según este mismo estudio, un 25,9% de niños y adolescente recibe violencia física y psicológica grave, un 25,6%, violencia física leve y un 19,5%, violencia psicológica. Dados estos datos, las dudas que continúan acechándome son: si alguien tiene la oportunidad de grabar un acto de violencia física y psicológica hacia un menor, ¿por qué no lo lleva ante las autoridades? Y si fue un menor quien grabó las escenas, ¿cómo es que el adulto más próximo a éste no hizo algo al respecto? ¿Será Facebook realmente un medio para hacer justicia en este caso y justicia en general?

No soy experta en uso de las tecnologías de la información, y cada vez que he querido llegar a la fuente primaria de la publicación, se me hace imposible. Es interesante preguntarse si en el futuro cercano tendremos acceso a videos o fotografías concernientes a otros factores de riesgo de violencia, como el alcoholismo y la drogadicción, o peor aún: el abuso sexual.

Mientras tanto estas cifras y, sobre todo, estos videos deambulen por la red y sea tan fácil acceder a ellos, una inquieta usuaria se pregunta de realmente vale la pena exhibirlos, simplemente porque desconozco si su fin se concreta. Si alguien puede asegurármelo con pruebas confiables, se lo agradeceré enormemente, puesto que como madre de dos niños y como persona que trabaja con adolescentes, haré algo más que compartir y difundir a la ligera, en lugar de criticar… y de no saber.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
takanaka

09 de Febrero

Entiendo el sentido del artículo, y estoy de acuerdo en gran parte, en lo referido a la responsabilidad de las personas que graban y posteriormente difunden los videos.

Sin embargo discrepo en el sentido de el deseo de compartir o apoyar este tipo de videos. Ahi no se trata de “hacer justicia”, sino de instalar y compartir puntos de vistas morales y/o ideológicos. En este sentido la difusion d videos, fotos e historias, cumple un fin más similar a la publicidad de beneficio público.

Por ejemplo, los reportajes sobre niños de la teletón no influyen en el tratamiento, pero sí en crear conciencia en la necesidad de ayuda económica por parte de la institución.

09 de Febrero

Valoro, el artículo, pero no comparto la línea matriz, del mismo, si es por el sujeto, que comparte el video, no puede objetarse, y por el que lee, es mejor enterarse, el no compartir por desconocer su origen, es no confiar en el criterio del lector, si su origen es siniestro, ya aparecera alguién que lo descubra, y pueda desenmascararlo, es la nueva tecnología, la mas demócratica, todos pueden acceder a ella, no requieren costosos colegios, para tener conocimiento, se debe saber, por si mismo, lo que esta pasando, y para ello hay que aprender a diferenciar lo verdadero de lo real, y ello so logra con información, buena y mala, la una sin la otra no sirve para aprender

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Hago una invitación a todos los privilegiados de la escasa buena educación pública, a los que tuvieron mejores oportunidades que nosotros y a cada uno de los chilenos, pero sobre todo a los políticos a ...
+VER MÁS
#Educación

Más que un colegio, un camino. La educación es el foco

Un tarde al regresar de comprar licor y drogas  encontró vacía la casa. Preguntó por sus padres a medio barrio y nadie le pudo decir lo sucedido. De esa forma, Carlitos se quedó sin nadie a quien desan ...
+VER MÁS
#Cultura

Se acabó la fiesta, gordito

El uso de la MTyC en los países desarrollados está asociado a “una insatisfacción creciente junto con la pérdida de la confianza en la biomedicina tecnológicamente sofisticada y, claro, también debi ...
+VER MÁS
#Salud

Medicinas tradicionales y complementarias

De las entrañas de San Joaquín, a los 11 años, me extirparon y re acomodaron en "el centro cívico", a estudiar lejos de mis amigos, de mi casa, de mi entorno socioemocional. Se nos olvidó que ...
+VER MÁS
#Educación

¿Y qué cosa vibra, compañeros?

Popular

Un cambio súbito y no anunciado en la funcionalidad de búsqueda de Facebook ha asestado un duro golpe a toda la comunidad de investigación basada en fuentes de acceso público
+VER MÁS
#Tecnología

Cómo el repentino cambio de Facebook obstaculiza las investigaciones sobre derechos humanos

Nuestro sistema de salud, requiere urgente una reforma, que de una vez por todas, visibilicemos que en Chile estamos vulnerando los derechos humanos
+VER MÁS
#Salud

Sistema de salud, en Chile estamos vulnerando los derechos humanos

Cuento mi historia por todas esas mamás que están buscando información en Internet, un testimonio, una esperanza para sus hijos con alguna anomalía VACTERL
+VER MÁS
#Salud

Nacer y no morir con una enfermedad rara

Una prueba esencial para las democracias no es si afloran o no tales figuras [los líderes populistas y autoritarios], sino si la elite política y, sobre todo, los partidos políticos se esfuerzan por impe ...
+VER MÁS
#Política

La decisión de Chile Vamos