#Medios

Carta a un joven estudiante [de un viejo manipulador]

1
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La columna de Eugenio Tironi, en El Mercurio, es un texto desafortunado. Esto suele suceder cuando las piezas de propaganda (personal, ideológica o empresarial) se denominan carta.  Cuando uno escucha esa palabra en un título, hay que parar la oreja y leer con cuidado, porque  lo que viene tiene licencias de la razón y la emoción.

Tironi comienza su texto validando su sabiduría intelectual, escudándose en Margaret Mead, “una de las mayores antropólogas de todos los tiempos”. La usa para justificar las próximas líneas de su carta, donde defiende que el actual conflicto en torno al modelo educativo y político es un conflicto generacional, casi natural y propio de nuestra condición de homo sapiens.

Margaret Mead, defensora y promotora de la diversidad cultural y de la igualdad, a propósito del mundo intelectual determinista y pesimista dijo “Nunca duden que un pequeño grupo de ciudadanos lúcidos y comprometidos puede cambiar el mundo. En realidad son los únicos que lo han hecho”.  Margaret Mead innovadora y rupturista, en su vida y en la investigación, probablemente, sufriría viéndose utilizada para validar esta carta.

Molesta la manipulación de Tironi, porque con más sutileza y persuasión, sigue los pasos de su socio ideológico, José Joaquín Brunner, que calificó el movimiento de “infantilismo revolucionario”, y los de su colega, Fernando Villegas, que por otros medios también intentó desacreditar a los protagonistas del movimiento. Estos adultos, como en la oscura propaganda política, han intentado destruir a las personas/enemigo; no discutir, o conversar y construir a partir de la diferencia y la diversidad. (Esta defensa de la diversidad que era una de las banderas de Margaret Mead)

Continúa la carta de Tironi, fustigando a estos jóvenes inmaduros y egoístas. En esta parte de su pieza, recuerda a las generaciones de los ochenta, y cita a Alejandro Zambra (otro guiño progre): “al observar a los adultos escuchando en la radio las noticias de allanamientos y de muertos, los niños entendíamos, súbitamente, que no éramos tan importantes". […a diferencia de ustedes que lo han tenido todo…]

Finalmente para terminar su carta en tono paternal y comprensivo, se atribuye la representación de los “adultos del país”, de TODOS los adultos del país.  “Podemos comprenderlos y apoyarlos, pero no nos pidan que nos pleguemos a vuestros planteamientos. Somos adultos, no jóvenes, y como tales estamos condenados a actuar hasta el fin de nuestros días. Por el bien de todos, incluyendo el vuestro.”  Es obvio que Tironi sabe que no representa a todos los adultos, entonces ¿cuál es su nosotros? ¿Qué sistema defiende sin explcitar? 

Decepciona esta manipulación de Tironi. El conflicto que estamos viviendo es profundo y delicado; requiere generosidad e inteligencia. Apertura y escucha fina de los argumentos y las narrativas. Tironi fue unos de los constructores de una narrativa difícil y compleja que validó el pacto Concertación/Alianza por veinte años, con todos sus avances y pendientes.  Sería positivo escucharlo contribuyendo lúcidamente a la solución. Las descalificaciones, más o menos vociferantes o “inteligentes”, profundizan las distancias.

Hoy, más que pedirle madurez al movimiento estudiantil, hay que pedirle madurez y respeto a un sector del mundo adulto que no quiere escuchar, que no quiere ceder y que en lugar de aprovechar  el movimiento modernizador, humanizador e incluyente, se aferra a “su obra”, con una ceguera sólo superada por su ego.

* Este artículo fue publicado en Sitiocero, comunidad de conversaciones sobre y desde la comunicación. 

————

Foto: Cieplan
 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

14 de septiembre

Lo que está validando Tironi, es que ya no pertenece a esa pléyade de hombres jóvenes y progresistas, que un día clamaron por una sociedad mas justa y participativa.
Ya no lo necesita, ahora a lo que aspira, es a que las olas sean lo más suaves posibles para que “no vaya a ser que el ambiente se intranquilice demasiado”… Y en su postura no está sólo, como dices bien.
Valoro que se muestre de cuerpo entero. Más vale así.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El nuevo Impuesto Territorial o contribuciones de las propiedades se calcula considerando el avalúo afecto a impuesto, una tasa anual y una sobretasa dependiendo del caso.
+VER MÁS
#Economía

¿En qué consiste el reavalúo de una propiedad y cómo puedo apelar?

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

Lo que importa es que los principios de igualdad ciudadana sean considerados como parte infranqueable de una común filosofía pública.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Son liberales nuestros liberales?

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)