#Medio Ambiente

Recuperación de los ´Cité` de Santiago desde propuesta medioambiental

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La Segunda

En Europa, en ciudades como Roma, París o Londres, existen calles de espacios reducidos que jamás fueron pensadas o planificadas para el tránsito vehículos. En nuestra historia,  el crecimiento excesivo que experimentó la ciudad de Santiago, producto de la crisis del salitre y la inmigración de compatriotas a la capital, se consolidan estos espacios de habitación con el propósito de dar respuesta a la necesidad de las personas de contar con un lugar para pernoctar en Santiago.

El paso del tiempo ha sido evidente, dichos espacios parecen silenciados, escondidos por las calles de la ciudad, pero siguen ahí, quizás algunos más pintorescos que otros, pero que, en su gran mayoría, acogen a personas con una situación económica precaria.

La vida en un cité:

Para un inmigrante recién llegado al país, como es el caso de haitianos y venezolanos, conseguir un departamento es casi imposible, pues es evidente que la burocracia nacional y, por otro lado, la falta de una actualización de la ley migratoria, dejan en evidencia que primero llegan los procesos y, después, las modificaciones legales. En este sentido, el inmigrante puede acceder a una cama en una habitación compartida y a espacios comunes como  el baño, patio y cocina.


Una solución efectiva podría radicar en la organización de la comunidad en “cooperativas”, por las cuales los habitantes de estos espacios, de manera activa, ocupen estas plazas comunes en la construcción y consolidación de “granjas verticales”

Al igual que los inmigrantes, en Chile, producto del sistema poco efectivo de jubilación, muchos adultos mayores deben definir entre comer o comprar medicamentos, incluso muchas otras que jamás lograron el sueño de la casa propia, han terminado en los cités de la ciudad al olvido  de cualquier política social efectiva.

¿Cuál es el problema de vivir en un cité?

La verdad es que no existe un problema efectivo distinto al de la marginación de los servicios e, incluso, de nuestro propio clasismo nacional.  Si bien a una persona no la dignifica mucho malvivir en La Dehesa que vivir en un cité. El problema de fondo radica, en su gran mayoría, en problemas alimenticios de las personas, pues es evidente que si volvemos al inicio y señalamos quienes habitan estos espacios, tanto inmigrantes como  adultos mayores, en su mayoría, sufren una notable precariedad alimenticia que se traduce en desordenes de la alimentación y en definitiva en enfermedades.

¿Qué podemos hacer desde el medio ambiente?

Combatir las precariedades en los cité, se traduce en combatir de manera efectiva la pobreza y el abandono social del que son víctimas muchas personas en el país, pero este combate no debe nacer solo desde las autoridades políticas de turno, sino que más bien debe ser abordada desde el cooperativismo de la sociedad civil y la administración pública.

Ya hemos determinado que el vivir en cités acarrea problemas a la salud por problemas de alimentación, no por el hecho de vivir en ellos, ya que en ellos se concentran personas vulnerables a estos.

Una solución efectiva podría radicar en la organización de la comunidad en “cooperativas”, por las cuales los habitantes de estos espacios, de manera activa,  ocupen estas plazas comunes en la construcción y consolidación de “granjas verticales”, donde la sinergia y la cooperación como la solidaridad juegan un papel activo, pues los frutos de estas cooperativas se repartirán en sus miembros.

¿Qué son las Granjas Verticales?:

Son una propuesta de agricultura que a falta de espacio horizontal se trabaja de manera vertical. Este tipo de construcciones se pueden realizar al igual que los populares “huertos comunitarios” con pallets en los pasillos de los cites con un sistema de recolección de aguas lluvias y con poleas de giro manual, optimizando los recursos de inversión como también el recurso natural empleado.

Ahora bien este sistema de agricultura vertical está diseñado y pensado para espacios de gran confinamiento y sería perfectamente aplicable a la realidad de la ciudad de Santiago por medio de la  organización de la población en cooperativas.

TAGS: #Cités

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Solo el año 2016 el Estado chileno abordó la situación de más de 2 mil personas nacidas en Chile que no se les reconocía la nacionalidad chilena
+VER MÁS
#Política

Desafíos de nueva Constitución: erradicación de la apatridia en Chile

Duele abrir los ojos y darse cuenta que estamos frenados, que no vamos en ninguna dirección, que en la seguridad de nuestro encierro estamos más protegidos que nunca
+VER MÁS
#Sociedad

Bendita Ignorancia

Actitudes y acciones de abuso contra la mujer se cuentan por miles, no hay que llegar a los golpes para que se cuente como abuso, existe el abuso emocional también que es igual de dañino.
+VER MÁS
#Género

Es política de Estado la violencia de género

El dominio de la mitad de la ciudadanía –el sector femenino- es crucial. Marginadas de las decisiones, no les queda más que aceptar políticas reñidas con sus intereses y sus perspectivas de desarrollo
+VER MÁS
#Género

Los muros invisibles

Nuevos

Solo el año 2016 el Estado chileno abordó la situación de más de 2 mil personas nacidas en Chile que no se les reconocía la nacionalidad chilena
+VER MÁS
#Política

Desafíos de nueva Constitución: erradicación de la apatridia en Chile

Duele abrir los ojos y darse cuenta que estamos frenados, que no vamos en ninguna dirección, que en la seguridad de nuestro encierro estamos más protegidos que nunca
+VER MÁS
#Sociedad

Bendita Ignorancia

Actitudes y acciones de abuso contra la mujer se cuentan por miles, no hay que llegar a los golpes para que se cuente como abuso, existe el abuso emocional también que es igual de dañino.
+VER MÁS
#Género

Es política de Estado la violencia de género

El dominio de la mitad de la ciudadanía –el sector femenino- es crucial. Marginadas de las decisiones, no les queda más que aceptar políticas reñidas con sus intereses y sus perspectivas de desarrollo
+VER MÁS
#Género

Los muros invisibles

Popular

Las palabras, en sí mismas, están vacías de significado y les otorgamos sentido mediante las asociaciones ancladas a objetos y experiencias de la vida. El cuico por ahora está rodeado de contenido, de r ...
+VER MÁS
#Política

Los cuicos y extranjeros

El sector de las artes no existe, no se le considera como una comunidad en situación crítica, pauperizada, minimizada, sino como un grupo de locos que anda por la vida con una guitarra o un libro debajo d ...
+VER MÁS
#Cultura

La música suena mal

Es tremendo generalizar y siempre colocar a les jóvenes como los criminales, los indolentes, los irresponsables, los que no están “ni ahí” como bien dijo alguna vez el ex Subsecretario de Redes Asist ...
+VER MÁS
#Política

Juventud en pandemia: Fiestas clandestinas, fases, toque de queda

El ingreso mínimo universal viene a construir un nuevo contrato social, en la búsqueda de crear una sociedad más justa y sostenible. Sería de gran utilidad para mantener controlada la desigualdad
+VER MÁS
#Política

COVID-19 hace necesario pensar en el Ingreso Mínimo Universal