#Medio Ambiente

Perú vota: no a Keiko Fujimori

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Equivocarse eligiendo a Keiko Fujimori le puede costar al Perú 5 años de un posible mal gobierno, aconsejaba Diego Arria, ex gobernador de Caracas, al escritor peruano Mario Vargas Llosa en una carta pública del 24 de Abril, en su intento de persuadirlo de no votar en las presidenciales peruanas de este próximo 5 de junio por Ollanta Humala Tasso, tal como lo había anunciado. Con este argumento el también ex embajador de Venezuela ante la ONU, pretende que los peruanos elijamos a Keiko Fujimori y aguantemos sólo 5 años de un “posible mal gobierno” suyo, ya que de hacer lo contrario y eligiendo a Humala, con “certeza asegurada” (sic), el costo sería peor: “una generación perdida”.

La falacia mayor de este argumento es esgrimida como si esa “certeza asegurada” de ninguna manera existiese con Keiko Fujimori. En la lógica del diplomático venezolano no es imposible apelar a su autoridad ya que desde la subjetividad de sus apreciaciones, las consecuencias de un mal gobierno de la señora Fujimori podrían costarnos a los peruanos a lo mucho 5 años de sufrimiento y no una generación.  Bajo la criba de la razón, todavía me queda la duda de si eso fue dicho de buena fe o no; sin embargo, sí nos permite saber sin lugar a dudas la perniciosa contribución que hace el embajador Arria a la ya de por sí inútil oposición a la dictadura chavista en Venezuela.

Habría que preguntarle al señor Arria por qué su proposición “certeza asegurada” no incluye variables como acoso y desprestigio a sindicalistas, periodistas independientes y políticos de oposición; secuestros; torturas; asesinatos; desapariciones forzadas; comandos de aniquilamiento extrajudicial de personas; descuartizamientos; esterilizaciones forzadas de mujeres indígenas; narcotráfico; tráfico ilegal de armas a las FARC; fraude electoral; corrupción de funcionarios y políticos; interceptación ilegal de telecomunicaciones de políticos, periodistas y académicos; desmantelamiento institucional de organismos constitucionales autónomos; acoso tributario a los medios de comunicación no afines al gobierno; etcétera. Será tal vez porque de haberlas incluido habría resultado una cosa distinta a sus parámetros existencialistas. Estas variables, señor embajador, constituyen delitos por los cuales han sido procesados y condenados no sólo el dictador Alberto Fujimori, sino también la mayoría de su entorno civil y militar, cómplices que delinquieron con él. Los otros, que lograron evadir la justicia –bien por falta de pruebas o malas artes políticas – se han reagrupado y en la actualidad promueven la candidatura a la que ahora el embajador Arria contribuye “gratuitamente” y por omisión a hacerla presentable.

De pronto se dice que la candidata Keiko Fujimori no tiene por qué cargar con las culpas de su padre.  Bastaría recordar que aquella fue instituida primera dama de la República en reemplazo de su madre, Susana Higuchi, destituida en agosto de 1994 por haber denunciado públicamente la corrupción de los hermanos Fujimori en las donaciones extranjeras de ropa. Ello que le valió ser secuestrada, torturada y desprestigiada hasta la locura por los medios periodísticos comprados por el gobierno. Todo esto en medio del silencio sepulcral de su hija Keiko, ahora candidata. Bastaría recordar a Keiko Fujimori en abril último arengando a sus electores con lemas como “que se escuche hasta la DIROES” (lugar donde purga condena el dictador) o de pronto, regalando comida y enseres a cambio de votos, con propaganda en la que aparece la fotografía de “el chino”, o peor aún, declarando el liderazgo actual que mantiene su padre en el fujimorismo afirmando con orgullo que le consulta a éste las decisiones que ella toma. Resulta irónico y hasta insultante que habiendo sido la primera dama de la república pretenda hacernos creer ahora que desconocía los “errores” de su padre como presidente al mismo tiempo que hace apología solamente de las “buenas obras” de éste, manifestándose en contra de las reelecciones cuando en el 2000 celebró la tercera elección fraudulenta de “el chino”.

Se asegura también de que con Keiko no hay posibilidad del retorno de la dictadura Alberto Fujimori – Vladimiro Montesinos. Ambos están presos; sin embargo, ello no es obstáculo para el primero, que en la actualidad dirige la campaña electoral de su hija con la anuencia del gobierno -tal como ha demostrado el diario La República-, y el segundo se guarde por el momento su acostumbrada locuacidad chantajista. La liberación de Fujimori -y con él además el retorno del aparato represivo- es el objetivo de esta candidatura. Así lo habría confesado en privado el congresista fujimorista Carlos Raffo al director español de cine Hernán Miyoga, quien lo hiciera público hace poco. De inmediato Raffo y Keiko lo negaron, del mismo modo en que esta desautoriza a la implacable parlamentaria electa del fujimorismo Martha Chávez Cossio quien no se cansa de amenazar públicamente al Juez que condenó a Alberto Fujimori por crímenes de lesa humanidad y por corrupción. Basta recordar además al otro vocero Jorge Trelles, quien sin rubor alguno afirmó en televisión que el gobierno de Alberto Fujimori “mató menos” personas en comparación con los dos anteriores de Belaúnde y García. Y por si fuera poco, ahora último, el vocero fujimorista Rolando Souza, ha afirmado de forma categórica la santidad del dictador al calificar a su centro de reclusión como un “lugar de peregrinación”.  Y si de peregrinaciones se trata, el Cardenal Cipriani no ha querido dejar de contribuir a la causa que se debe, por eso ha puesto el púlpito de la Catedral de Lima y de todos los predios opusdeianos al servicio propagandístico del fujimorismo.

Pero el embajador Arria insiste: serán sólo 5 años y pasarán rápidamente. Si pues, igualmente se podría decir 5 que luego podrían ser 10 y con una interpretación auténtica de la Constitución, hasta 15 pero jamás se habría perdido una generación como la del 90 ¿verdad? A lo que habrá contribuido la prensa fujimorista y sumado la del grupo El Comercio para aplaudir como hacen ahora, encubriendo y desprestigiando a mansalva a quienes consideran abyectos, con las “filtraciones gratuitas” proporcionadas desde el Gobierno a través de la Dirección Nacional de Inteligencia. Porque para estos, la credibilidad y la dignidad no les importan más de lo que les garantiza el dominio económico.

Para Diego Arria todo esto es posible de ser soportado por 5 años y sin posibilidad de otros más porque simplemente él lo dice y porque ni siquiera la verdad jurídica que yace impecable en el estándar jurídico internacional que declaró culpable a la satrapía fujimontesinista le merecen un mínimo de consideración. Me pregunto si acaso el ex gobernador de Caracas es consciente de lo que le pide a los peruanos por intermedio de su “querido” amigo Mario Vargas Llosa. Me pregunto cómo podría pedirse a los peruanos que sufrimos los abusos más insospechados de la dictadura Fujimori – Montesinos que elijamos nuevamente a éstos. ¿No sería acaso como si Diego Arria le pidiera a Juan Pablo Letelier Morel, hijo de su compadre Orlando Letelier del Solar -a quien ayudó a salir de los reclusorios en los que estuvo confinado bajo tortura por órdenes del dictador Pinochet- para que con su voto devuelva a los verdugos de su padre el poder que terminó asesinándole en setiembre de 1976 con explosivos bajo su auto en Washington D.C.? 

Que el embajador Diego Arria sepa que contra el fujimontesinismo sí tenemos pruebas y en este sí cabe la certeza que él reduce a la mínima expresión. Y que sepa también que los peruanos tenemos derecho a la legítima defensa de nuestra dignidad.
 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

03 de junio

No creo que sea posible convencer una figura com el ex embajador, de que esta al servicio del mas puro ultraje a la memoria y dignidad del pueblo peruano.
Como es posible que una figura, que se supone, con cultura y educacion diplomatica se preste para un intervencionismo de esta naturaleza?
Es simples y tragico, la derecha no esta dispuesta a perder el poder de ninguna forma, ya que sabe que si Humala gana, las posibilidades de que se lleve adelante un proceso de cambios de prioridades sociales, al estilo Lula en Brasil, es muy grande y esto les apavora.
Confio en el dicernimiento del pueblo peruano que en su momento de escojer su próximo gobierno sabra darle el voto de confianza que Humala precisa.

04 de junio

El argumento que utiliza el embajador Diego Arria para reclamarle a Mario Vargas Llosa por su decisión de no votar por la candidata del fujimontesinismo y con ello contribuir a evitar en el Perú el retorno de una dictadura probadamente cruel y corrupta, no tiene sentido, más aún, partiendo de algo que él mismo me confirmó en el twitter, cuando se lo hice saber y que transcribo a continuación ya que incluso me reclamó estar mejor informado:

Diego_Arria Diego E. Arria
@WalTer_tz informate es al revés-liberé a Letelier mi compadre http://www.memoriayjusticia.cl/espanol/sp_memoria-tioEd.htm

En este enlace electrónico se puede leer lo siguiente en el cuarto párrafo del capítulo VII: “(Orlando Letelier) …liberado debido a presión internacional, la diplomacia del gobierno venezolano, y sobretodo por la colaboración personal y decisiva de su amigo y compadre de muchos años, Diego Arria, en esos entonces gobernador de Caracas.”

A lo que voy, y como se lo dije a él mismo vía twitter, ¿cómo es que él habiendo vivido en carne propia el terror de una dictadura como la de Pinochet, pretende ahora que Mario Vargas Llosa y en definitiva todos los peruanos votemos otra vez por otro dictador como Fujimori condenado por asesinatos en el Perú? ¿Qué país es capaz de premiar o legitimar a sus verdugos eligiéndoles nuevamente? Pero claro, al diplomático venezolano no le importa eso porque no tiene conciencia peruano,
Saludos cordiales Jullio.

04 de junio

Creo que esto obecede también al fenómeno mundial relacionado con la poca representación de los poderes a la gente. Creo que en Perú deberían consolidarse más movimientos sociales alternativos, que permitan la elección de posibles gobernantes que realmente demuestren interés en representar a la gente, si fuera posible.

04 de junio

En Perú asistimos a la desinstitucionalización de la representación política. Muchos factores han contribuido a ello. Pero sin duda, sólo la educación tecnológica y en valores ayudaría a mejorar a la gran mayoría de peruanos en su calidad de vida y como personas con derechos que deben ser respetados, en cumplimiento a eso que la Constitución Política peruana manda en su artículo 1°.- La defensa de la persona humana y el respeto de su dignidad son el fin supremo de la sociedad y del Estado.
Saludos cordiales Leonardo.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Hoy ya con 40 años, he podido rehacer mi vida en algunos aspectos; pero, debo reconocer que ser niñe trans es difícil y más aún frente a la actitud del discurso biomédico y social, que niega esta real ...
+VER MÁS
#Política

Nosotres trans, no somos el problema

Piñera saca a los antagonistas del centro social y los coloca al margen de los debates del quehacer político, porque son larvas, por tanto, pueden ser aplastadas comunicacionalmente.
+VER MÁS
#Política

Los flojos y la derrota de Piñera

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?

¿En qué minuto recibimos la gracia de poder elegir donde tiene que vivir cada persona?
+VER MÁS
#Ciudad

Plusvalía v/s dignidad