#Medio Ambiente

Nuestras acciones afectan a los demás y también al planeta

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen


El equilibrio entre conseguir lo que uno quiere y no dañar a los otros y al medio ambiente puede ser todo un desafío. La clave es encontrar un punto medio, entre actuar pensando en nosotros, pero sin descuidar a los otros y al planeta

Vivimos en sociedades donde la “libertad” y el “Yo” individual resultan ser los pilares básicos, se glorifica al individuo y todo lo individual. De esta forma y posiblemente sin buscarlo, se instaura el egoísmo como estilo de vida y cada uno es dueño de hacer lo que quiere. Actitud que se incorpora en todas las actividades, desde las personales, sociales, laborales y políticas. Afectando también las relaciones entre empresas y naciones.

Individualismo y egoísmo que hacen olvidar y no considera que nuestra especie fue equipada por la evolución con el instinto de asociación que nos impulsa a auto organizarnos. La capacidad de trabajar en sociedad nos otorgó una ventaja adaptativa que es clave para nuestro actual desarrollo científico y tecnológico.

Nuestro impacto

Es poco probable que pensemos cómo nuestras acciones y hábitos de consumo afectan a personas desconocidas y que pueden estar al otro lado del planeta. Debemos entender que nuestras elecciones no solo nos afectan a nosotros y a nuestros cercanos, en un mundo globalizado tienen consecuencias de gran alcance. Y destaco aquí la esclavitud infantil, presente en muchos de los productos que consumimos, desde el chocolate a nuestros celulares. Es decir, no vivimos en burbujas individuales y aisladas, sino en una comunidad global. La pandemia del COVID-19 evidencia que un virus que apareció a miles de kilómetros distancia tuvo la capacidad de aprovechar nuestra vulnerabilidad para afectar a todos los habitantes del planeta.

La evidencia actual revela que nuestro impacto no se limita solamente a otros seres humanos, también afecta la vida de nuestro planeta/hogar. El crecimiento descontrolado de la población mundial ha causado la sobreexplotación de recursos naturales, destrucción y ocupación de hábitat y lo hacemos sin considerar las necesidades del resto de seres vivos con los cuales compartimos el planeta. Especies que son irremplazables al ser parte de la malla de interrelaciones que han permitido la vida por millones de años. El mejor ejemplo lo representan las abejas y no me refiero a la miel que produce, ellas cubren el 75% de la polinización de los alimentos a nivel planetario, el 25% restante lo realizan mariposas, aves, polillas, escarabajos y murciélagos. Lamentablemente, por buscar cosechas más rentables y sin medir consecuencias, hacemos uso masivo e indiscriminado de plaguicidas, insecticidas y herbicidas, provocando con ello la reducción drástica en el número de abejas e infinidad de otros insectos, poniendo en riesgo su sobrevivencia.

Enfrentamos la posible extinción de las abejas, lo que causaría la desaparición de infinidad de otras especies vegetales y animales (a propósito, ¿han notado que, al viajar largas distancias en automóvil o bus por carretera, la cantidad de insectos que impactan en el parabrisas es mucho menor a lo que ocurría hace algunos años?).

Imaginen los problemas alimentarios y el hambre que sufriría el planeta si llegan a desaparecer las abejas.

Otro impacto negativo sobre el medio ambiente, por depender de una Economía Lineal y no Circular, son los millones de toneladas de basura que generamos. Gran cantidad de ella tardará miles de años en biodegradarse, como el plástico, que podemos encontrar en la cadena alimenticia y su huella está en la sangre y órganos de la mayoría de los seres vivos, incluido nosotros.

El último gran impacto lo representan los combustibles fósiles, principales emisores de gases de efecto invernadero, responsables directos del calentamiento global y del cambio climático. Según el último informe del IPCC y para mantenernos bajo los 1,5ºC sobre la media preindustrial, aconseja que a partir del 2025 se deben reducir drásticamente su uso, teniendo como objetivo que el 2050 se utilice el 95% menos de carbón, el 60% menos de petróleo y el 45% menos de gas, teniendo de base las cifras del año 2019. De no hacerlo, tendremos más olas de calor, menos agua potable disponible, más fenómenos meteorológicos extremos, menos alimentos, más migrantes climáticos y una grave pérdida de biodiversidad. En un mundo así, los conflictos y guerras serán inevitables.

Efectos

La Emergencia Climática nos afecta a todos, pero no a todos por igual, como siempre, los pobres y menos responsables de lo que ocurre serán los más afectados. Zonas costeras y muchas islas están seriamente amenazadas con la subida del nivel del mar y se prevé que en pocos años algunas de ellas desaparecerán. No podemos caer en el error de dar soluciones transitorias, como construir diques o cambiar alguna ciudad de lugar para seguir con el mismo estilo de vida como si no pasara nada. Tenemos que mitigar y adaptarnos, ya no hay vuelta atrás, el daño está hecho, eso sí, debemos impedir continuar agravando la situación, está en peligro nuestra existencia y la vida del planeta tal como la conocemos.

Quienes superamos los 50 años de edad hemos podido experimentar el cambio climático. De niños, nos enseñaban que la zona central de Chile tenía un clima mediterráneo con estaciones bien marcadas y en el transcurso de nuestras vidas, cada vez tenemos menos lluvias hasta que el clima se convirtió en semiárido, y fue resultado de solo 1ºC por sobre la media preindustrial. Anecdóticamente somos la última generación que escuchó en el pronóstico del tiempo el término superávit de lluvias.

Y de seguir sin disminuir drásticamente el uso de combustibles fósiles y sin ser brujo, las cifras apuntan a que antes de 80 años pasaremos los 3ºC y no quiero imaginar cómo será el clima que sufrirán nuestros hijos.

Optimismo

Pero, no podemos caer en el pesimismo, aún hay esperanza y tenemos algo de tiempo. La humanidad se unió para desarrollar vacunas y tratamientos para vencer el COVID-19. En el pasado, en 1987, gobernantes y empresario se pusieron de acuerdo para eliminar el uso de clorofluorocarbonos (CFC) para recuperar la capa de ozono, objetivo que se logró. Es decir, cuando la humanidad se lo propone puede coordinarse y realizar un esfuerzo colectivo para resolver sus desafíos. Es la misma actitud que debemos tener ahora para frenar el Calentamiento Global y la Emergencia Climática.

En nuestras manos está el modificar hábitos, por ejemplo: está en nosotros decidir en qué y cómo nos movilizamos, si en auto o en transporte público o en bicicleta o simplemente caminando, nuestras acciones pueden hacer que disminuya la cantidad de CO2 que se arroja a la atmósfera. Está en nosotros decidir consumir menos carne, aportando así en frenar la tala y quema indiscriminada de bosques, las lluvias ácidas, la desertificación de la tierra, la contaminación y acidificación de los océanos, disminuir el consumo de agua potable, limitar la extinción de especies y la pérdida de biodiversidad. Es decir, el solo acto de dejar o disminuir el consumo de carnes aporta de múltiples formas en reducir nuestro impacto sobre el planeta.

Libertad con responsabilidad

La verdadera libertad implica reflexión y un acto de responsabilidad previa a su ejercicio, tenemos que orientar nuestras acciones en base a principios y valores. Hay que transformar la actual libertad individualista e irresponsable impuesta por el capitalismo neoliberal que privilegia el “Yo”, en una libertad solidaria que ponga énfasis y privilegie el “nosotros”. teniendo presente que nuestros actos afectan a los demás y los actos de los demás nos afectan a nosotros. Mi libertad comienza cuando también empieza la del otro”, ya que nunca seremos libres solos, sólo seremos libres en la medida que los otros también lo son. Es decir, mi libertad crece en la medida que crece también la de los demás, y solo así estaremos en camino de construir una sociedad de ciudadanos libres y solidarios.

Para terminar, nuestros actos individuales tienen mucho más poder del que pensábamos. El equilibrio entre conseguir lo que uno quiere y no dañar a los otros y al medio ambiente puede ser todo un desafío. La clave es encontrar un punto medio, entre actuar pensando en nosotros, pero sin descuidar a los otros y al planeta, en resumen, debemos informarnos y educarnos para ser responsables y conscientes de las consecuencias de nuestras acciones, corrigiendo aquellas que estén a nuestro alcance. El planeta es nuestro único hogar, no tenemos ningún otro lugar a donde ir, así que no tenemos más alternativa que cuidarlo y recuperarlo.

TAGS: #CambioClimatico Emergencia Climática

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

La tónica ha sido, desde que tengo uso de razón, al menos en Chile, que quien conquista el centro, gana las elecciones. El centro político es la vedette a quien cortejar, querer, mimar. Y no pocas veces ...
+VER MÁS
#Política

Políticos mirándose el ombligo

Existen en Chile experiencias concretas respecto a la participación de trabajadores y trabajadoras en los directorios de empresas de las que se puede aprender y ampliar
+VER MÁS
#Política

Cóbrenos la palabra

Se diría entonces que los humanos somos en sí mismos, como especie ajedrecística, en este caso, el medio, y cada jugada, un misterio hacia adelante o hacia atrás que nos contesta a ratos; con un poco de ...
+VER MÁS
#Deporte

Sonja Graf: Un retrato a lo Peaky Blinders del ajedrez

Lo que necesitamos como sociedad, es que gobierno y oposición, actúen con responsabilidad. El flagelo de la delincuencia, afecta todos los aspectos de nuestra vida, y era que no, produce severos efectos e ...
+VER MÁS
#Internacional

El legado de Cúcuta

Popular

Según la Encuesta de Bienestar Social (2021), en Chile las personas dedican más de un tercio de su tiempo diario a labores de cuidado, y un 85% de aquellos que pasan más de 8 horas al día en esta labor ...
+VER MÁS
#Sociedad

Avances y retos en el cuidado familiar en Chile

Los empresarios, por la gran responsabilidad que cae sobre sus hombros, no tienen que ambicionar ser los mejores y más ricos del planeta, sino que ser los mejores “para” el planeta, colocando a las per ...
+VER MÁS
#Sociedad

Razas y subhumanos una creencia para justificar atrocidades

Existen en Chile experiencias concretas respecto a la participación de trabajadores y trabajadoras en los directorios de empresas de las que se puede aprender y ampliar
+VER MÁS
#Política

Cóbrenos la palabra

Debemos cuidar lo más preciado que tiene el ser humano, sus palabras, cualquiera esta sea, en el amor, en política, en economía, en educación, todo gira en torno a ellas, algo único y propio, solo de l ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

La palabra humana salvación de la humanidad