#Medio Ambiente

No más zonas de sacrificio: ¡Chao Termoeléctrica Los Rulos!

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Villa Alemana Sin Termoeléctricas

En la lucha por reconquistar ese medioambiente libre de contaminación y la soberanía territorial, es que “Villa Alemana sin Termoeléctrica” convocó una marcha para el día 15 de diciembre desde Plaza Las Américas a las 17:00hrs, elevando fuerte y claro la consigna de No más Zonas de Sacrificio, en la perseverancia de que no existan más territorios donde se han priorizado las utilidades de las grandes empresas por sobre la vida, en definitiva, contra este modelo neoliberal y extractivista que reproduce la acumulación del capital a través de la explotación de la naturaleza.


Esta Central Termoeléctrica, cuyo monto de inversión es de 594,0000 Millones de Dólares, consumirá hasta 300.000 lts de agua al día, equivalente a 10 camiones aljibes repletos, en una zona declarada de escasez hídrica por la DGA en diciembre de 2017

En Chile, con la profundización del modelo económico basado en la extracción de materias primas para exportación intensiva, las externalidades ambientales que afectan a las comunidades han ido creciendo desde 1980, y con ello, un aumento de los conflictos socioambientales en Chile. Se crearon las llamadas “Zonas de Sacrificio”, que Fundación Terram denomina como aquellos territorios de asentamiento humano devastados ambientalmente por causa del desarrollo industrial”, descrito como lugares donde ha disminuido “el ejercicio pleno de los derechos fundamentales de las personas; derecho a la vida, a la salud, a la educación, al trabajo, a la alimentación, a la vivienda, etc.”.

Frente a esta situación, la comunidad de la provincia de Marga marga está preocupada por la inminente contaminación que podría generar la termoeléctrica de ciclo combinado Los Rulos. Esto se ha agravado luego de que en Febrero 2017, desde el mismo Estado a través de la Comisión de Evaluación Ambiental, se aprobara la construcción de la termoeléctrica a 4 kms del centro de Limache y a 6 kms de Villa Alemana, un territorio que hace 40 años era caracterizado por la agricultura campesina y un escaso desarrollo industrial; y que actualmente posee una alta densidad poblacional, al mismo tiempo que está declarado por la UNESCO como Reserva Mundial de la Biosfera Campana-Peñuelas, por contener uno de los casi extintos bosques de la palma chilena y al mismo tiempo, ser el hogar de muchas especies únicas.

El proyecto de la empresa IC Power se sumaría a otras 16 centrales existentes en la región, al mismo tiempo que Valparaíso es la segunda región en producción de energía termoeléctrica con 2.983,7 MV, siendo solamente superado por Antofagasta. El actual conflicto socioambiental de Quintero Puchuncaví como zona de sacrificio, permite caracterizar una realidad latente que produce las condiciones materiales de su propia conflictividad, en un contexto en el que Fundación Terram describe esas zonas como “territorios [donde] el daño ambiental ha significado la situación de vulnerabilidad y empobrecimiento de las comunidades”.

Este abierto conflicto socioambiental contra la termoeléctrica Los Rulos envuelve aspectos económicos, sociales, culturales y políticos, de manera que requiere una visión totalizadora, “quedando expuestos los fundamentos del funcionamiento del modo de producción capitalista como factor desencadenante tanto de la crisis económica como de la crisis ecológica” (Sabbatella, 2009). Con la expansión de la acumulación del capital, aumenta la demanda de materias primas y energía para el consumo del sistema productivo, al igual que aumenta la producción de subproductos no deseados o desechos (Sabbatella, 2009). En efecto, esta Central Termoeléctrica, cuyo monto de inversión es de 594,0000 Millones de Dólares, consumirá hasta 300.000 lts de agua al día, equivalente a 10 camiones aljibes repletos, en una zona declarada de escasez hídrica por la DGA en diciembre de 2017, y que además, emitirá más de 100 toneladas anuales de material particulado contaminante [1]. Por si fuese poco, la energía que producirá será transmitida al sistema interconectado central para ser distribuida hacia donde hay más déficit energético productivo, es decir, en un contexto donde la crisis ambiental exige avanzar en energías renovables y limpias, la ya anacrónica manera de producir en base a energías fósiles, tiene como norte alimentar la industria extractiva minera.

El problema de esta posible nueva zona de sacrificio, radica en que las empresas externalizan todos sus costos socioambientales a las comunidades y territorios, quienes son las víctimas del daño medioambiental inherente a esta gran industria energética. Esto se genera porque la asignación de bienes por parte del mercado es inherentemente no planificada y se rige por la obtención de ganancias y la competencia. El Capital tiende a la destrucción y agotamiento de los mismos, generando escasez y aumento de los costos y gastos improductivos (Sabbatella, 2009).

En consecuencia, la lucha socioambiental de “NO a Los Rulos” tiene un rol que se puede materializar en términos monetarios para el capital, en el aumento de los costos de la energía o de los medios de vida, y en el aumento de gastos improductivos con el fin de atender la remediación del ambiente (Sabbatella, 2009). Allí radica el valor de la lucha medioambiental del movimiento “Villa Alemana sin Termoeléctricas”, ya que a un determinado nivel de demanda, no son los precios sino los movimientos ambientalistas los que ponen de manifiesto los costos ecológicos, y son los que impulsan la internalización de los mismos por parte de las empresas.

Del resultante del conflicto de Los Rulos dependerá cómo será el accionar predatorio, pues no afecta a todos por igual. Esta desigualdad en el acceso a un ambiente sano, produce disputas por la apropiación y/o mantenimiento de los recursos naturales, que en el caso del movimiento contra Los Rulos son las aguas y el aire puro, el derecho a vivir en un medioambiente limpio. La creciente depredación ambiental desencadena el aumento de la conflictividad socioambiental y la organización social, ya que es la calidad de vida de las personas las que se ve afectada y en absoluto beneficiadas por esta creación paulatina de una Zona de Sacrificio en la provincia de Marga marga.

Referencias:

[1] Fuente: Resolución SEIA

-Sabbatella, Ignacio. “Crisis Ecológica y subsunción real de la naturaleza al capital”, Revista Íconos 2009.

TAGS: #LosRulos Termoeléctricas Zona De Sacrificio

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
La rendición de cuentas es, básicamente, la limitación efectiva del poder del Estado y sus agencias (autoridades, electas o no) a través del deber de publicidad de sus actos como así mismo el legítimo ...
+VER MÁS
#Política

¿Qué es la rendición de cuentas (o accountability) y para qué sirve?

Trump se fue dejando una estela de tradiciones rotas, partiendo por su ausencia en el cambio de mando, su participación en la arenga a sus seguidores que culminó con el asalto y toma del Capitolio, su adh ...
+VER MÁS
#Internacional

Estados Unidos: un cambio de mando inédito

Todos los criterios de legibilidad del ser humano y sus usos ontológicos son el resultado de convenciones normativas de carácter regulatorio que inciden fuertemente en el diseño de políticas públicas y ...
+VER MÁS
#Educación

¿Inclusión?: elementos para una concepción alterativa del sujeto educativo

A Gramsci, por tanto, se le debe tratar como a un clásico de la política, sin pretender encontrar en su elaboración un conjunto de recetas que sirven para cada ocasión, y su pensamiento debe ser ubicado ...
+VER MÁS
#Política

A 130 años del nacimiento de Gramsci: ¿qué queda de su pensamiento en el siglo XXI?

Nuevos

La rendición de cuentas es, básicamente, la limitación efectiva del poder del Estado y sus agencias (autoridades, electas o no) a través del deber de publicidad de sus actos como así mismo el legítimo ...
+VER MÁS
#Política

¿Qué es la rendición de cuentas (o accountability) y para qué sirve?

Trump se fue dejando una estela de tradiciones rotas, partiendo por su ausencia en el cambio de mando, su participación en la arenga a sus seguidores que culminó con el asalto y toma del Capitolio, su adh ...
+VER MÁS
#Internacional

Estados Unidos: un cambio de mando inédito

Todos los criterios de legibilidad del ser humano y sus usos ontológicos son el resultado de convenciones normativas de carácter regulatorio que inciden fuertemente en el diseño de políticas públicas y ...
+VER MÁS
#Educación

¿Inclusión?: elementos para una concepción alterativa del sujeto educativo

A Gramsci, por tanto, se le debe tratar como a un clásico de la política, sin pretender encontrar en su elaboración un conjunto de recetas que sirven para cada ocasión, y su pensamiento debe ser ubicado ...
+VER MÁS
#Política

A 130 años del nacimiento de Gramsci: ¿qué queda de su pensamiento en el siglo XXI?

Popular

Las palabras, en sí mismas, están vacías de significado y les otorgamos sentido mediante las asociaciones ancladas a objetos y experiencias de la vida. El cuico por ahora está rodeado de contenido, de r ...
+VER MÁS
#Política

Los cuicos y extranjeros

Para prevenir o disminuir nuestra vulnerabilidad a la desinformación, debemos aprender a ser escépticos, dejar de creer lo primero que nos llega por las redes sociales simplemente por ir en línea con nue ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La lección que nos deja lo ocurrido en Estados Unidos

El seguidor de extrema derecha odia por igual a negros, judíos, latinos, árabes, feministas y cualquier otro grupo que invada según ellos su espacio nacional conquistado a los nativos, después recuperad ...
+VER MÁS
#Internacional

Trump y la revuelta de los bastardos

El sector de las artes no existe, no se le considera como una comunidad en situación crítica, pauperizada, minimizada, sino como un grupo de locos que anda por la vida con una guitarra o un libro debajo d ...
+VER MÁS
#Cultura

La música suena mal