#Medio Ambiente

Los estudiantes también somos los malos

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

 

No estoy en contra del movimiento estudiantil. Todo lo contrario: a nadie le gusta pagar 250 mil pesos por concepto de matrícula. Tampoco estoy en favor del gobierno, cuyas falencias ya son dignas de acusación constitucional.

Creo que no es saludable para una democracia pastoril e incipiente como la nuestra el ver el enemigo en todos lados. Al encender la televisión o navegar en internet las palabras que más escucho son “facho”, “comunista,” ”traidor”. Esto da cuenta de nuestros amplios grados de desnutrición mental, prueba irrefutable de que nuestra educación no se encuentra bien. Nuestro lenguaje sigue siendo el de las antípodas Moscú – Chicago boys, “guerra fría”, y es que es realmente pedagógico cuando algunos estudiantes señalan que los demás son todos unos traidores de la patria, ladrones, y otras tantas palabras que no vale la pena mencionar, y los que están de este lado de la vereda son los buenos, o en otras palabras, la satanización.

A la hora de exigir nuestros derechos vociferamos, a mi juicio con justa razón, que la educación es un derecho y pagar por la educación es un obstáculo a ese derecho.

Sin embargo nosotros, ¿gritamos tanto a la hora de respetar el derecho de los demás ciudadanos? No me refiero a los vándalos que destruyen la Alameda, esos son unos delincuentes sin más. Me refiero a nosotros mismos, a los que gracias a nuestras familias hemos accedido a la formación intelectual, ¿respetamos el derecho constitucional del Art. 19 n°16 “libertad del trabajo”, a la señora que tiene una Pyme y vende chaparritas para sostener a su familia con nuestra universidad tomada? ¿O el derecho de los demás trabajadores, desde los más humildes hasta el rector en su derecho a trabajar? ¿Hemos pensado en sus patrimonios, que no son portada del fortune 500?

O el del Art. 19 n°1 que garantiza la integridad física y psíquica, sin duda no lo respetamos cuando entre nosotros mismos nos tratamos de las peores formas posibles o cuando un dirigente de la Confech es escupido y golpeado por sus propios pares.

Lo mismo con el 19 n°4 que garantiza la honra de la persona y su familia, cuando como dije anteriormente nos tratamos entre todos de “fachos, comunistas y traidores”; y podría seguir con otros derechos y garantías que nosotros como estudiantes irrespetamos.

Un compañero de carrera hacía un llamado a reflexionar y a no perjudicar el movimiento estudiantil. Yo apoyo al movimiento, y de la misma forma o también hago un llamado a la reflexión para proteger los derechos ciudadanos, pero los derechos ciudadanos de todos nosotros, en su conjunto. No nos podemos estar pisando la cola entre los más débiles del sistema. Creo que esta forma de protesta no es adecuada, porque el mayor daño no lo reciben los bancos, ni las universidades con fines de lucro, sino nosotros mismos, y vuelvo a reiterar, mi reclamo no es contra “el movimiento estudiantil”, sino contra alguna de sus  manifestaciones, que por un lado irrespetan también los derechos de otros ciudadanos y por otro incitan a ver al enemigo en todos lados.

———-

Foto: LARR en toma – Francisco Javier ArgelLicencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
El miedo es el virus más grave que puede afectar a los seres humanos. Hace que entremos en pánico y tomemos actitudes irracionales como discriminar a los demás, desarrollar una ansiedad grave y en alguno ...
+VER MÁS
#Educación

El miedo a volver a las escuelas

Ahora tenemos que preocuparnos de que se mantengan aquí las condiciones de la vida orgánica, lo que significa poner fin a la destrucción de las formas de vida que se sostienen aún en la tierra
+VER MÁS
#Sociedad

La pandemia en digestión

Si quieres tener paz, ten primero justicia. Y para tener justicia es básico tener solidaridad, un valor bastante desdibujado en las sociedades capitalistas contemporáneas donde todo se reduce a experienci ...
+VER MÁS
#Sociedad

Justicia

La nueva cultura política es un fenómeno que instala nuevas reglas del juego político, que dan cuenta de las orientaciones de los líderes políticos, de la ciudadanía, así como de sus pautas de intera ...
+VER MÁS
#Política

Participación y empoderamiento ciudadano, ¡el momento es ahora!

Nuevos

El miedo es el virus más grave que puede afectar a los seres humanos. Hace que entremos en pánico y tomemos actitudes irracionales como discriminar a los demás, desarrollar una ansiedad grave y en alguno ...
+VER MÁS
#Educación

El miedo a volver a las escuelas

Ahora tenemos que preocuparnos de que se mantengan aquí las condiciones de la vida orgánica, lo que significa poner fin a la destrucción de las formas de vida que se sostienen aún en la tierra
+VER MÁS
#Sociedad

La pandemia en digestión

Si quieres tener paz, ten primero justicia. Y para tener justicia es básico tener solidaridad, un valor bastante desdibujado en las sociedades capitalistas contemporáneas donde todo se reduce a experienci ...
+VER MÁS
#Sociedad

Justicia

La nueva cultura política es un fenómeno que instala nuevas reglas del juego político, que dan cuenta de las orientaciones de los líderes políticos, de la ciudadanía, así como de sus pautas de intera ...
+VER MÁS
#Política

Participación y empoderamiento ciudadano, ¡el momento es ahora!

Popular

Cuando la migración es planificada por razones ligadas a ideas racistas como fue la colonización del sur de Chile y de otros países del Cono Sur, deja una marca en el tejido social, un resentimiento que ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Un pequeño recuerdo de un viaje a Frutillar

Es imperioso que el uso de la fuerza policial se regule por vía legislativa, afín con el principio de legalidad, con perspectiva integral y enfoque de derechos humanos.
+VER MÁS
#Sociedad

El nuevo protocolo de Carabineros sobre escopetas antidisturbios: más dudas que certezas

Nuestra élite ha diseñado una estrategia de cierre social a través del poder que le otorga el capital económico, negando la posibilidad de competir en igualdad de condiciones a los demás
+VER MÁS
#Política

La codicia de la élite

A pesar de que no es un concepto categorizado como un trastorno mental, la fiebre de las cabañas es real, coinciden los expertos, dado que el aislamiento prolongado puede tener consecuencias serias para qu ...
+VER MÁS
#Cultura

La fiebre de las cabañas