#Medio Ambiente

HidroAysén: A la espera de un fallo legal, pero también justo

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Han pasado más de 6 intensos años desde que el 9 de abril de 2005 La Tercera informara que “Endesa retoma proyectos por US$ 500 millones y acelera megacentrales en Aysén”. Tal anuncio fue el medio escogido por la eléctrica para notificar a ayseninos y chilenos sobre sus intenciones de represar los ríos Baker y Pascua, en una tierra -hasta ese entonces- bastante desconocida a pesar de su desbordante hermosura.

Aunque se pretendía comenzar a construir en 2008, la oposición ciudadana y los inicialmente severos cuestionamientos de los órganos revisores del EIA fueron complicando el, por algunos, anhelado fast track al proyecto de cinco embalses y tendido eléctrico de 2.000 kilómetros entre Aysén y Santiago.

Los miles de movilizados en todo el país post aprobación de la fase de las represas demostraron que algo en Chile está cambiando. Los ciudadanos ya no compran cualquier supuesto “proyecto país”, más aún si se sustenta esencialmente en el interés económico de sus impulsores.

Los tira y afloja han sido la tónica con HidroAysén, protagonista del conflicto socioambiental más grande en la historia de Chile. Batalla desigual librada en los medios, el Congreso, los hogares, las universidades, las escuelas.  

Y también en los tribunales.

Es precisamente en la Corte Suprema donde hoy tienen la palabra. No la última, es cierto, pero sí una muy importante luego que este viernes comenzaran los alegatos por los 7 recursos de protección interpuestos en contra de la decisión de la Comisión de Evaluación Ambiental de Aysén que aprobó el 9 de mayo el estudio. Luego del fallo dividido de la Corte de Apelaciones de Puerto Montt, que en octubre los rechazó, los ministros del máximo tribunal deberán decidir si HidroAysén es legal. Pero también si es justo.

Aclaremos algo: los tribunales son intérpretes de la ley.  Los jueces no son máquinas y no existe una sola verdad jurídica.  De ahí el voto disidente del presidente de la corte de Puerto Montt, quien consideró que el estudio, como fue aprobado, sí vulnera las garantías constitucionales de igualdad ante la ley, a vivir en un medioambiente libre de contaminación y a la vida e integridad psíquica de los afectados por las represas.

Es claro que en Chile no tenemos mucha experiencia en la anulación de resoluciones ambientales por vulnerar derechos establecidos en la Carta Máxima, siendo Campiche la excepción que confirma la regla.  Extraño, considerando lo falible de la institucionalidad ambiental.  La aprobación de la represa San Pedro es sintomática: Colbún logró en 2008 una resolución favorable por parte de la Corema de la región de Los Ríos.  Pero en octubre pasado Bernardo Larraín Matte debió reconocer que realizarán nuevos estudios de suelo e ingeniería para su proyecto, y someterse nuevamente al sistema.  He ahí un claro ejemplo de un mal estudio que, a pesar de ello, pasó todas las pruebas que le puso la institucionalidad ambiental.

Es en las decisiones de este calibre cuando queda patente la mirada de quienes las toman. Por ello la trascendencia de lo que resolverá la Corte Suprema. No porque sea la última etapa de un conflicto que durará lo que tenga que durar, con los formatos que tenga que tener, sino porque nos permitirá saber si los tribunales chilenos aceptarán definitivamente la doctrina internacional que salvaguarda los llamados derechos humanos de tercera generación. Según la técnica jurídica, colectivos y difusos pero no por eso menos importantes.  Los que protegen que los ecosistemas en que se sustentan los seres vivos en general, y humanos en particular (incluidos aquí los sistemas sociales), no sean impactados de manera tal que no puedan recuperarse. 

Porque lo que pretende HidroAysén es irreversible. Hecho preocupante, considerando que en una década la Patagonia está llamada a brillar todavía más por su privilegio natural y las tecnologías realmente limpias serán aún más económicas y regla general en el planeta.  ¿Queremos llegar a ese momento, mirar hacia atrás y ver nuestro error, lo que hicimos y permitimos?  De ocurrir tal, no será orgullo precisamente lo que nos recorrerá como nación.

La resolución de la justicia sobre HidroAysén será emblemática precisamente porque representará, aunque en Chile no exista el concepto jurídico de jurisprudencia, la decisión de seguir como hasta ahora (con graves problemas en múltiples comunidades) o ser más rigurosos en el respeto de derechos como el de vivir en un medioambiente libre de contaminación.

Es probable que nuestros tribunales tarde o temprano se sumen con fuerza a estos principios, como ya los ha asumido la ciudadanía a la cual, en definitiva, se deben. Y serán más garantistas al respecto. Pero lo que millones queremos es que lo hagan hoy, no en uno, 10 o 50 años más, cuando ya no haya mucho qué salvar en esta, alguna una vez, hermosa tierra. Y, peor aún, tampoco comunidades a las cuales proteger. 

Sí, los chilenos esperamos que el fallo sea legal. Pero, a la vez, esperamos que sea justo.  ¿Es eso mucho pedir?

——-

Foto: Johny GrimLicencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

A 527 años de la invención de América nuevamente cabe la reflexión respecto a nuestra situación y la independencia arrebatada. A siglos de la llegada de Colón o Magallanes conviene repensar y decidir ...
+VER MÁS
#Política

¿´Descubrimiento` de América?: el eterno colonialismo

¿Cómo se explica que ahora, sin mayores reparos, decidan darle la espalda a una iniciativa que precisamente venía a proteger a nuestros niños y niñas de situaciones de vulneración de sus derechos fund ...
+VER MÁS
#Sociedad

Los niños al final

Se abre la puerta al relato de ilusiones y búsquedas humanas de un mundo que no termina, a pesar de todo, de dejar atrás el campo, los ríos, los bosques y donde enfrentarse a la modernidad aparece como u ...
+VER MÁS
#Cultura

Abrir los 90, una reflexión a partir de los premios Nobel de Literatura

La paciencia tiene un límite, en unos más altos que en otros, pero ese límite existe.
+VER MÁS
#Internacional

Ecuador en el candelero: la paciencia tiene un límite

Popular

En vez de atacar los argumentos, se ataca a la persona por lo que es, aquí el mensaje pasa a segundo plano y comienza a importar el físico, la edad, la personalidad, el origen, las creencias, donde estudi ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Greta Thunberg y la falacia ´ad hominem`

No recuerdo todavía como llegué aquí. Miro por la ventana y una paloma se estrella en el vidrio. Veo como cae al suelo. Levanto la miraba y veo partes de la ciudad arder. Columnas de humo suben a las alt ...
+VER MÁS
#Cultura

Esa sonrisa del Joker

En el año 1929, el 4 de octubre, fue declarado Día Mundial de los Animales, por iniciativa de la Organización Mundial de Protección Animal en un congreso celebrado en Viena. A propósito de este día, y ...
+VER MÁS
#Sociedad

Canalla

Este individuo del capitalismo post industrial y financiero global tiende a adaptarse a la mercantilización y a construir en este ámbito su éxito social, su movilidad, su realización, los espacios de la ...
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué valores priman en la era del individualismo y el desencanto?