#Medio Ambiente

¿Energía nuclear en un país del cuarto mundo?

1
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Con un país con una posible escasez energética, con una empresa que bombardea a la ciudadanía con mensajes prácticamente de una catástrofe y un gobierno que insiste en la posibilidad de experimentar con la energía nuclear, cabe preguntarse cuál es la preparación de Chile en estas materias.

La gran tragedia ocurrida en Japón golpeó no sólo a un país, sino que a un mundo entero y de forma especial a aquellos que en Chile defienden la posibilidad de construir plantas de energía nuclear. Hoy el país asiático vive al límite de una catástrofe nuclear a pesar de ser una nación desarrollada, lo cual hace pensar si Chile está preparado para tal nivel de tecnología.

Japón demostró que la mantención y construcción de energías nucleares proveen un gran riesgo. La posibilidad de un desastre llamaría a revisar cientos de cosas en las que aún Chile se encuentra a años luz de potencias como EEUU, Francia, Alemania y otros que ya cuentan con energía nucleares.

La política sobre energía nuclear, tanto a nivel nacional como internacional, afecta todos los aspectos de la producción y generación de energía nuclear, tales como la minería, el enriquecimiento y almacenaje del material nuclear, la gestión del combustible gastado, la generación eléctrica mediante reactores nucleares, y el reprocesamiento del combustible nuclear.

Una política sobre energía nuclear implica regular el uso de la energía y las normas que tienen que ver con el ciclo del combustible nuclear. Otras medidas son las normas de eficiencia, las regulaciones de seguridad, los estándares de emisiones, la política fiscal y la legislación sobre la comercialización de la energía, el transporte de los residuos y de los materiales contaminados, así como su almacenamiento. Los gobiernos podrían subvencionar la energía nuclear y suscribir tratados internacionales y acuerdos de comercio sobre la importación y exportación de la tecnología nuclear, electricidad, residuos nucleares, y uranio, como pretende el gobierno chileno aprovechando la visita del presidente norteamericano, Barack Obama.

Las normas de un país desarrollado están años luz de las de nuestra nación, considerando que el pasado terremoto del 27-F destruyó o dañó 220 mil viviendas, 3.700 colegios, 17 hospitales y 212 puentes, según un último balance oficial, que cifró en 30 mil millones de dólares los costos generados por esta catástrofe (18% del PIB chileno). Lo claro es que somos incapaces de construir viviendas de calidad y fiscalizar su buen diseño; que no se cuenta con departamentos autónomos de municipios e  intendencias que fiscalicen, y que hoy la aprobación de proyectos de construcción solo pasa por la decisión de una persona para ser aprobados. En tales condiciones no podemos ni siquiera estudiar siquiera la posibilidad de la construcción de plantas de energía nuclear.

Primero se debe crear normas y leyes especiales y especializadas en construcción de este tipo de plantas de energía nuclear y de edificación acorde con un país aún en vías de desarrollo.

Chile está a años de pensar en este tipo de energía, la educación de cómo reaccionar ante un posible desastre de este tipo está lejos del conocimiento de la ciudadanía, con organismos donde no existe personal especializado ni equipos especializados en catástrofes nucleares.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

16 de marzo

la verdad solo la verdad,es increíble que hoy en dia un ministro estuviera proponiendo tal idea y luego del desastre corrija y le endose la responsabilidad a los gobiernos del futuro

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El santuario de la naturaleza “Dunas y Humedales de Putú” constituye un complejo ecosistema que pertenece a la eco región mediterránea nacional, la cual ha sido considerada a través de una serie de ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Dunas y Humedales de Putú: Un desafío para la conservación de los bienes comunes de identidad territorial

Si uno va a estar en dichos espacios como una minoría intrascendente, donde la gran mayoría está de acuerdo per se con aspectos estructurales distintos a los que desde esta vereda se representan, lo mejo ...
+VER MÁS
#Política

Comisión prelegislativa: ¿Restarse, bajarse o quedarse hasta el final?

Si el Petro es capaz de levantar el cerco de sanciones entonces sí podría ayudar a mitigar el problema económico del país, ya que Venezuela sería capaz de conseguir dinero para pagar sus deudas y amino ...
+VER MÁS
#Economía

Petro: La criptomoneda que hace frente a la crisis venezolana

Sepa usted que el fútbol femenino no es aburrido, yo vibro cada vez que veo jugar al club de mis amores, vibro con fútbol masculino, femenino, futsal, hasta con partidos de mi población
+VER MÁS
#Sociedad

Los hombres también tejen y las mujeres también juegan a la pelota

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores