#Medio Ambiente

El ser humano, un animal inteligente pero falto de sabiduría

6
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Al subir dificultosamente a un metro atestado de gente, ver el atochamiento de automóviles, a las miles de personas que transitan apuradamente por nuestra ciudad. Notar nuestra agresividad en el comportamiento diario y generalmente sin justificación. Agresividad que se ha traspasado a la música, a los dibujos animados, al actuar en los estadios, en el transitar por la calle, al conducir un automóvil, etc. Creando desde hace pocas décadas un estilo de vida que hace de la violencia una filosofía de vida. Después de esto me pregunto; ¿Qué nos hace ser mejores que el resto de los animales? Y al mirar a mí alrededor y comparar esa masa de gente con las manadas de Ñus, Gacelas, Antílopes, Cebras, etc. que se desplazan por las llanuras africanas. Saber que los animales depredadores matan y comen cuando tienen hambre, comen solo lo necesario, y no tienen más crías de las que pueden alimentar. Comportamientos que a ellos les ha permitido estar sobre el planeta desde antes de nuestra llegada y que nosotros, los animales humanos, no respetamos. Es decir, si comparamos nuestra forma de actuar con el del resto de las especies, en este caso, saldríamos claramente perdiendo. 


"La sobrepoblación es un subproducto de la revolución industrial, que gracias al desarrollo científico/tecnológico que entregó grandes avances en medicina, como la anestesia, los antibióticos y las vacunas, más la sustancial mejora en el manejo y calidad de los alimentos, resultaron en una mayor esperanza de vida al nacer y expectativas de vida más prolongada."

Al vivir en ciudades cada vez más pobladas cambia la forma y valor que damos a los demás. Por ejemplo: los habitantes de un pueblo o una pequeña ciudad conocerá a sus semejantes en más de un aspecto, por ejemplo; el cartero será el presidente del club deportivo, el cajero será el papá de un compañero de mi hijo, el carnicero mi vecino, etc. En cambio las personas que viven en grandes ciudades ven a los otros de forma unidimensional, es decir, al cartero es solo el cartero, al vendedor de la tienda solo el vendedor, etc. Lo mismo ocurre en los hospitales, donde los pacientes son reconocidos por su número de pieza, cama o enfermedad y no por su nombre y calidad de ser humano. Y esto se agrava en las grandes empresas, donde el empleado es conocido por su función, siendo una pieza más de una gran maquinaria, un recurso prescindible. Incluso hoy es normal no conocer a nuestros vecinos. Quizás es resultado de ser gobernados por la dictadura del mercado que valoriza el individualismo y la competencia, en su afán de producir más para consumir más, convirtiendo todo en algo que puede ser comprado, usado y desechado, hasta el ser humano. Incluso hoy nos beneficiamos de la esclavitud de otros, muchos de ellos niños, que al vivir lejos no nos importa su sufrimiento.

La sobrepoblación es un subproducto de la revolución industrial, que gracias al desarrollo científico/tecnológico que entregó grandes avances en medicina, como la anestesia, los antibióticos y las vacunas, más la sustancial mejora en el manejo y calidad de los alimentos, resultaron en una mayor esperanza de vida al nacer y expectativas de vida más prolongada. En 1870 la especie humana pasó de un p/m de vida de entre 20 y 30 años a 40 años, posteriormente en 1915 llegó a 50 años, en 1930 a 60 años y en 1955 llegamos a los 70 años, hoy está por sobre los 80 años. En el caso de las enfermedades, por cada persona que hoy muere por alguna enfermedad, en la Edad Media fallecían 130, por cada fallecido por una enfermedad venérea, hace 100 años fallecían 20. Un dramático ejemplo es el caso de la Reina Ana de Escocia e Inglaterra (1665-1714), quien disponía de la mejor medicina de su época, tuvo 17 hijos con el príncipe Jorge de Dinamarca, de los cuales solo 5 llegaron a nacer y solo uno pasó la infancia pero murió en la juventud, es decir, ninguno sobrevivió y no se conoce que la reina ni su esposo padecieran algún tipo de trastorno genético.

Aquí va una tabla de crecimiento demográfico a través de la historia:

  • 10.000 años AC : 5.000.000 de habitantes.
  • Año 1 : 250.000.000 de habitantes.
  • Año 1650 : 500.000.000 de habitantes.
  • Año 1850 : 1.000.000.000 de habitantes.
  • Año 1930 : 2.000.000.000 de habitantes.
  • Año 2000 : 6.000.000.000 de habitantes.
  • Año 2050 : 10.000.000.000 de habitantes.

En el inicio de siglo XXI, la población de los países desarrollados es de 1.180.000.000 millones y se espera, según estudios de la Naciones Unidas, que el 2050 disminuya a 1.160.000.000, en cambio la población de los países subdesarrollados aumentará de 4.750.000.000 a 8.200.000.000.

Las cifras nos dicen que gran parte de la población mundial se encuentra y encontrará en los países pobres y subdesarrollados. Los bebés que llegan al mundo tienen más posibilidades de nacer en una región con violencia, hambre y enfermedades (hoy muere de hambre 1 niño cada media hora). A pesar de los grandes avances técnicos, contradictoriamente podemos afirmar que a escala global existe un deterioro cada vez mayor en nuestra calidad de vida al vivir en ciudades cada vez más hacinadas y al mismo tiempo los países pobres sufren de hambre (la mitad de la población mundial vive con menos de US$3 al día).

Además, la presión ambiental que causa el ser humano está exterminado una gran cantidad de especies animales únicas, que fueron el resultado de millones de años de evolución y con la tala indiscriminada de bosques, los pulmones de nuestro planeta, quitamos uno de los elementos imprescindibles para regenerar la atmósfera. Y si esto no resulta suficiente, además lo envenenamos con elementos químicos y plásticos. Las especies que se pierden podrían ser fuente importante de medicamentos, con las cuales podríamos curar muchas enfermedades, inclusive las catastróficas.

Lo otro grave es que la distribución de la riqueza se desequilibra y cada vez son menos los que tienen mucho y más los que tienen poco. Resultado de esta situación es el aumento en los índices de descontento de la población y lo vemos en las marchas que no solo ocurren en nuestro país, pasa en todo el mundo. La élite, cometiendo los mismos errores del pasado y que llevaron al colapso de varias civilizaciones, entre ellas la romana, permanece ciega a los efectos de la creciente desigualdad, una desigualdad que nos empuja a un mundo cada vez más hostil y en lucha por recursos limitados debido a su sobreexplotación.

Somos una especie que ha sido demasiado exitosa, conquistando y poblado cada rincón del planeta, pero el planeta físicamente tiene límites, no se puede explotar como si sus recursos fueran infinitos. Tenemos un desafío que no estamos atacando adecuadamente, hay que detener el crecimiento poblacional desmesurado, debemos vencer la oposición religiosa a cualquier tipo de control de natalidad, permitir el aborto, los métodos anticonceptivos. Debemos buscar calidad de vida y no cantidad y para ellos la élite debe dejar de pensar en los beneficios económicos de corto plazo y pensar en el largo plazo. Hay que disminuir la desigualdad y la sobrepoblación y explotar los recursos naturales de forma controlada y sostenible.

Para terminar algo de historia: desde que aparecemos en algún lugar de África y por los últimos 100.000 años nos dedicamos a conquistar y poblar el planeta. Recientes investigaciones han encontrado una relación entre nuestra llegada con la extinción de la megafauna de cada continente. Esta hipótesis se denomina “Overkill” o “sobrematanza”. Rasgos como la inteligencia, la cooperación, la capacidad de comer prácticamente lo que sea cuando hay escasez y un brazo con capacidad de lanzar, esto último nos permitió hacer algo que ningún otro animal había logrado nunca, ser capaz de matar a distancia. Lamentablemente terminamos matando mucho más de lo que necesitábamos y son los inicios de la sobreexplotación, que hoy llevamos a todo nivel y que de no cambiar nos llevará a nuestro colapso.

Somos una animal indudablemente inteligente, pero como especie escasos de sabiduría y capacidad de pensar a largo plazo.

TAGS: #Ciudad #Población #Sobrepoblación

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Marco antonio

24 de mayo

Es interesante las expresiones vertidas. Y reales..nos da a pensar que el ser humano es extremista, sin puntos mediomedios , una parte peligrosa por su ignorancia y la otra abusiba por su desarrollo. Cuando encontremos el equilibrio sera el dia de la humanidad.

24 de mayo

Marco: El artículo puede resultar algo pesimista, ya que lo que estamos pasado hoy es algo repetido en la historia, la diferencia es que antes los colapsos eran a nivel local, en cambio hoy es a nivel global. Pero en nuestras manos está el cambiar.

Saludos y gracias por tu opinión

Max Carvajal

24 de mayo

Amigo Fernando, alguna vez te hice el comentario de que muchos de tus artículos tienen un dejo de pesimismo y lo entiendo. Dicen los estudios que a nuestro planeta le quedan no mas 500 años, claro que no dicen si desapareceremos o no, pero al nivel del cambio climático que tenemos, parece que será una realidad.
Creo que en menos de 100 años tendremos ya una colonia humana en el espacio exterior.

Saludos

25 de mayo

Amigo Max, si mostrar una realidad que pocos quieren ver me hace ser pesimista, lo soy.

Pero ¿si no la mostramos cómo podríamos solucionarla? No quiero ser como esa caricatura de la Avestruz, que esconde la cabeza para no ver.

Saludos y gracias por la paciencia de leer.

Humberto Reyes

26 de mayo

En el artículo hay una contradicción: realizar un aborto es uno de los actos más violentos que podemos permitirnos como especie.

29 de mayo

Don Humberto Reyes, hay actos más violentos, como es beneficiarnos de los millones de niños que son esclavizados en el mundo para que usted tenga un celular o pueda comer un rico chocolate o pueda comprar su ropa a bajo costo.

Saludos y gracias por leer y comentar el artículo

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El nuevo Impuesto Territorial o contribuciones de las propiedades se calcula considerando el avalúo afecto a impuesto, una tasa anual y una sobretasa dependiendo del caso.
+VER MÁS
#Economía

¿En qué consiste el reavalúo de una propiedad y cómo puedo apelar?

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

Lo que importa es que los principios de igualdad ciudadana sean considerados como parte infranqueable de una común filosofía pública.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Son liberales nuestros liberales?

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores