#Medio Ambiente

El medio ambiente como capital para nuestro desarrollo

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hoy por medio de una ciudadanía consciente de sus derechos y la ostensible caída de la calidad de vida en los grandes centros urbanos, se ha entendido que esta realidad es vital y que el medio ambiente sano y limpio es un polo importante de desarrollo, que se transforma en un capital de proyección social, económico y político, que permiten marcar la diferencia positiva a través de una forma de vida más armónica y consecuente con lo que se representa.

En las últimas décadas ha habido una importante transformación de las ciudades, de los espacios y de los territorios, como resultado de una serie de fenómenos económicos, sociales, culturales y tecnológicos. Lo mismo ha ocurrido con los territorios fuera de los escenarios urbanos, que cada día toman mayor trascendencia como un bien de desarrollo que se debe preservar. La sociedad urbana se ha hecho más compleja y diversificada, modificando los comportamientos sociales, transformando el uso del tiempo y las formas de movilidad y comunicación. Estamos en pleno proceso de un cambio estructural de la conciencia y del pensamiento en lo que se refiere al medio ambiente, entendiendo que si no tenemos la capacidad de ver más allá, el futuro puede ser complicado en las próximas décadas, si no tomamos los recaudos correspondientes ante una realidad que puede ser transmutante.

El capital ambiental es la pre-condición fundamental que los economistas ecológicos tienen como requisito para la sustentabilidad. Para el ser humano crear capital fijo sin el sustento del medio ambiente es imposible y es importante entender que lo que se reconoce como capital cultural, se considera también como un elemento esencial para analizar la sustentabilidad de un territorio y la posibilidad de proyectarlo. Sin él no es posible.

En la teoría general de los ecosistemas, un ambiente es por sí mismo un complejo de factores externos que actúan sobre un sistema, que determinan su existencia. Es lo que se podría decir, un super conjunto en el cual el propio sistema es en sí mismo un subconjunto, que constata parámetros físicos, interactuando con los seres vivos, con sentido común, considerando los procesos sociales de desarrollo.

El medio ambiente a nivel planetario ha sufrido cambios notables y ninguno positivo, que de acuerdo con esa realidad un medio ambiente limpio representa en la actualidad la oportunidad de contar con un capital de desarrollo que es escaso y muy codiciado, que debe de ser utilizado en forma adecuada y sustentable. Los países que tengan la capacidad de proyectar esa visión y transmitirlo, tendrán una variable fundamental de desarrollo para salir adelante.

Saber cuidar de estos territorios limpios y de calidad aun intocados, permite a los habitantes reconocerse ellos mismos. Muchas de las naciones desarrolladas, en décadas pasadas no tuvieron conciencia de saber lidiar con el medio ambiente en forma adecuada, lo que destruyó una cantidad importante de territorios imposibles de rescatar en la actualidad, simplemente porque no supieron entender que el hombre es dependiente de su entorno y de esa relación se proyecta su calidad de vida, su familia y su comunidad.

Hoy por medio de una ciudadanía consciente de sus derechos y la ostensible caída de la calidad de vida en los grandes centros urbanos, se ha entendido que esta realidad es vital y que el medio ambiente sano y limpio es un polo importante de desarrollo, que se transforma en un capital de proyección social, económico y político, que permiten marcar la diferencia positiva a través de una forma de vida más armónica y consecuente con lo que se representa.

Proteger los territorios que aun están prístinos y limpios, debería de ser una de las prioridades estratégicas de toda nación en vías de desarrollo como la nuestra, que aun esta a tiempo de revertir, ya que permiten la posibilidad de guardar lo propio y proyectarse, entendiendo que un país debe saber respetarse ambientalmente, entendiendo que en la preservación de estos territorios esta la base de sustentación social del siglo 21.

Desde la revolución industrial hemos estado introduciendo cambios sin precedentes en los ecosistemas para satisfacer nuestras necesidades, perdiendo la capacidad de analizar con altura de mira los procesos de la naturaleza. El inmediatismo nos ha estado pasando la cuenta desde hace mucho tiempo y en las últimas décadas hemos sido parte de una transformación que ha debilitado la naturaleza y al mismo ser humano, por no saber entender la interacción y la dependencia del hombre con la naturaleza.

Preservar el medio ambiente no es caer en el ostracismo de no querer un futuro y las comodidades que nos puede entregar un desarrollo industrializado, muchos que están en contra de la prevención ambiental afirman sin entender, que la preservación hace que todo lo que se produzca con protección sea más valorado, productivo y reconocido.

Existe una relación entre el capital ambiental, el fijo y el cultural, que debemos considerar siempre; el ambiental es la base, la pre-condición mínima del cultural. El fijo es generado por la interacción de los dos. El cultural decidirá cómo usamos el ambiental para crear el fijo, que por lo de más no es neutral ante la realidad de los valores y de las tecnologías que desarrollamos.

Los seres humanos debemos tener un lugar especial en el formato de desarrollo cuando utilizamos la variable ambiental. La capacidad de comprender nuestro propio papel en el sistema y hacerlo sustentable es parte de la tarea. Las funciones del capital ambiental deben ser sostenidas por la retroalimentación desde la misma sociedad que lo produce. El uso indiscriminado de los recursos naturales en forma cotidiana y especifica, puede rastrearse y es por ello que necesitamos integrar los recursos humanos con los ecosistemas de manera que permita la combinación de patrones de autorregulación. Así entenderemos la necesidad de reconocer el capital ambiental como un medio para lograr un desarrollo eficaz y consecuente.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
carolina

26 de Septiembre

Y alguien le importa quien eres, ademas muy largo aburre

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad

Este dilema que tiene la derecha en Chile, no es exclusivo de dicho país. Se repite en otros confines. En EEUU con el partido republicano, donde tienen al Tea Party en su interior, o en España, donde el P ...
+VER MÁS
#Política

El dilema de la derecha: Kast o Sichel

Hay una palabra compleja, y de pronto eso la hace inmensamente bella, la parresía, profundamente explorada por esos viejos atenienses y otros clásicos.
+VER MÁS
#Política

Provoste, centró el centro

Popular

Si queremos combatir la corrupción, el blanqueo de dinero y la desigualdad global, es imprescindible tener bajo control a los paraísos fiscales.
+VER MÁS
#Economía

De los Offshore Leaks a los Papeles de Pandora

Hay quienes quieren certezas de otra índole, como la seguridad y el combate de la delincuencia, y creen que esto se soluciona apelando a cierto patriotismo, a una política identitaria en que los límites ...
+VER MÁS
#Política

Cuidado con Kast

Si el prestigio y credibilidad de las Instituciones ya venían cuesta abajo antes de conocerse los Pandora Papers, el aporte del Presidente Piñera es despejarles el camino para que sigan rodando.
+VER MÁS
#Política

Pandora Papers y algo más

Se estima que hay alrededor de 70 mil proyectos inmobiliarios que, en vez de realizar sus obras en terrenos sujetos al proceso de cambio de uso de suelo (de rural a urbano), emplazan las construcciones habi ...
+VER MÁS
#Ciudad

La nueva ruralidad