#Medio Ambiente

De electricidad y concesiones

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Observar a los senadores de la República defender un sistema eléctrico que no está diseñado ni funciona para beneficio de las personas sino que de las empresas del sector, resulta al menos bochornoso.

Esta semana ambas cámaras del Parlamento aprobaron la ley de concesiones eléctricas, una iniciativa legal cuyo propósito es acelerar la entrega de concesiones eléctricas. La aprobación de este texto legal no estuvo exenta de polémica, debido a que el texto del proyecto en cuestión busca acortar plazos en el procedimiento de entrega de concesiones, reduciendo los tiempos para la oposición y simplificando mecanismos de notificación a favor de las empresas eléctricas, llegando éstos hasta el auxilio de la fuerza pública para el ingreso y utilización de un predio. Además, no respeta la consulta previa que establece el Convenio 169 de la OIT ni resguarda adecuadamente las áreas protegidas. Estos últimos dos puntos motivaron que el Ejecutivo se comprometiera sorpresivamente a enviar un veto a estos artículos, en un intento por disminuir el rechazo que provoca el texto legal en algunos parlamentarios, organizaciones ciudadanas, ambientales e indígenas.

Además, el texto de la ley fue negociado en un acuerdo entre el gobierno, la UDI y la DC, marco en el cual los senadores implicados se negaron a incorporar resguardos ambientales y poner plazos de duración a las concesiones, que continuarán siendo a perpetuidad. Considerando todo lo ocurrido en la tramitación de esta ley, resulta bastante impresentable los argumentos esgrimidos por algunos parlamentarios, en especial ciertos senadores, para fundamentar su voto. Esgrimir que necesitamos electricidad y que por ello es necesaria esta ley es, a lo menos, un argumento simplista que denota menosprecio hacia los ciudadanos informados o desconocimiento de cómo funciona el sistema eléctrico; en cualquiera de los dos casos, es una cuestión lamentable.

Como contexto de la tramitación de este proyecto de ley, es necesario recordar que el sistema eléctrico chileno se divide en tres segmentos: generación, transmisión y distribución. Cada uno estos segmentos es operado por privados, de acuerdo al modelo regulatorio vigente en el país y que viene desde la década de los 80, que entregó a los privados esta facultad. Es más, el Estado chileno asumió una supuesta “neutralidad” en los ámbitos económicos y tecnológicos, dejando la generación, transmisión y distribución en manos de los privados. Esto significa que es el mercado el que decide, mientras que el Estado no asume un rol activo en el resguardo de las personas o del patrimonio natural.

De acuerdo al balance nacional de energía, el consumo de electricidad se distribuye por sectores de la siguiente forma: minería 37%, industria 27%, residencial 16%, público 12%, comercial 3%, y la direrencia se reparte entre sector energía y transporte.

En cuanto a la generación eléctrica, Chile tiene en la actualidad una capacidad instalada cercana a los 16.500 MW, 63% de ella térmica y 39% hidráulica. En tanto, entre los años 2006 y 2012 se han evaluado ambientalmente proyectos por 32.000 MW, la mayoría de los cuales han sido aprobados y representan el doble de la capacidad actual instalada. Si sólo la mitad de estos proyectos se materializaran, se duplicaría la capacidad instalada. Entonces, ¿de qué crisis están hablando los senadores? Si queremos hablar en serio y no estar levantando campañas del terror, lo primero es contar con información y saber a ciencia cierta cuantos de los proyectos aprobados entre 2006 y 2012 se han materializado, cuantos se van a materializar en los próximos años y cuales están complicados por juicios. Hablar de black out, sin información clara, no conduce a nada.

Además, cabe señalar que el proyecto de ley sobre concesiones eléctricas no apunta a agilizar proyectos de generación: su propósito es agilizar la entrega de concesiones para proyectos de transmisión, es decir, básicamente concesiones para la instalación de torres de alta tensión para tendido eléctrico. Por ello, señalar que no aprobar el proyecto de ley de concesiones eléctricas significa que nos quedaremos sin luz no corresponde.

Pero tal vez lo más interesante de entender es el llamado sistema marginalista, que es la forma en que se cobra la electricidad en nuestra cuenta de luz. Para lograr generar la electricidad necesaria diariamente para el país, entran en funcionamiento distinto tipo de centrales: primero lo hacen aquellas cuya generación es de más bajo costo, esto es, las hídricas; luego las que le siguen en costo, que son las térmicas a carbón; y así sucesivamente hasta las de más alto costo, que son las centrales térmicas a diesel. Sin embargo, la tarifa se fija en base al más alto costo de generación y la diferencia entre el costo más alto y el más bajo es ganancia para las generadoras. Esto, sin duda, motiva una distorsión en el llamado mercado eléctrico ya que las empresas generadoras, que son pocas, han optado por tener centrales de bajo y alto costo, así pueden llevarse la diferencia, o sea el margen, para una misma empresa. Este es el caso de Colbún y Endesa. Todo esto no se explica a los ciudadanos y tampoco se cuestiona.

Por ello, observar a los senadores de la República defender un sistema eléctrico que no está diseñado ni funciona para beneficio de las personas sino que de las empresas del sector, resulta al menos bochornoso. Si vamos hablar de electricidad, hagámoslo en serio y revisemos cómo funciona el sistema eléctrico chileno, de manera de generar los cambios necesarios para garantizar el servicio, pero que esto no sea a costa de amenazas.

————

Imagen

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de se ...
+VER MÁS
#Política

Lo que no fue y, esperamos, ahora sí sea

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de seguridad, migración e incertidumbre económica, no son resueltos con la velocidad que se requieren

Obnubilada  por el aplastante 62% obtenido por el Rechazo en el plebiscito de salida, la derecha está dando por descontado que aquello significa, también, un cheque en blanco para proseguir en el mismo s ...
+VER MÁS
#Política

Estado Social Democrático de Derecho o Salmón Tipo Jurel

Obnubilada  por el aplastante 62% obtenido por el Rechazo en el plebiscito de salida, la derecha está dando por descontado que aquello significa, también, un cheque en blanco para proseguir en el mismo sentido al hegemónico hasta el 18-O de 2018

Nuevos

Para esto, es necesario, entre otras cosas, reforzar a los equipos que llevan adelante investigaciones de derechos humanos, mejorar los instructivos y robustecer las capacitaciones referentes a las obligaci ...
+VER MÁS
#Justicia

Fiscal Nacional y su rol en los derechos humanos

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

La excepción de seguridad de la nación, presente en la Carta Fundamental como uno de los casos en que se permite el secreto por ley de quórum calificado, para mantener la reserva de información, debe se ...
+VER MÁS
#Política

Artículo 8° CPR: Comentario sobre una solicitud a las FF.AA.

En su natal San Juan Chamelco, Alta Verapaz, Guatemala, vestía su indumentaria indígena, en los campos de manzanas usa pantalón de lona. Su ropa de Guatemala sólo la usa para eventos especiales, dejó d ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un día tranquilo

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

El descontrolado crecimiento de la población es una de las principales causas de: sobreexplotación de los recursos naturales, destrucción del medioambiente, pérdida de biodiversidad y de la gran generac ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

COP27: Y somos 8.000 millones, sobrepoblación un tema impopular

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática