#Medio Ambiente

De Capitán Planeta a Linterna Verde: los pendientes en materia ambiental

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

En una columna del ex Presidente Piñera, publicada recientemente por el diario La Tercera, queda clara su preocupación por la cuestión del medio ambiente desde una perspectiva global y también nacional. Para ello,  hace referencia a las acciones que llevó a cabo durante su mandato, las cuales parecen atractivas. Una de ellas es la referida a la promulgación de la ley que permitió la generación del Ministerio del Medio Ambiente, lo que es cuestionable, ya que fue el gobierno anterior al de él, es decir, fue la administración de Michelle Bachelet la que gestionó todo el debate parlamentario para su promulgación junto con la ex ministra de la cartera, Ana Lya Uriarte, el 12 de enero del 2010.


Interesa que en nuestra realidad, se avance en genuinos estudios y declaraciones de impacto ambiental; efectivos controles desde los tribunales de Medio Ambiente y establecer sin complejo la figura de delito ambiental, a propósito del daño ambiental provocado por una empresa, sea esta pública o privada.

Pero bien, es otra Piñericosa, circunstancia a la cual nos acostumbró el ex Presidente, por lo tanto,  una más, qué más da. Pero sin perjuicio de ello, más otras imprecisiones de su columna, lo que sí interesa, es cómo un actor político que proviene desde el mundo de la derecha y que busca reinstalarse como candidato presidencial de su sector, aterriza temáticamente en una problemática que ha sido intensamente polémica producto de la multiplicidad de conflictos socioambientales que se han desplegado a lo largo del territorio nacional.

Debe interesar su preocupación, ya que su ubicación política proyecta propuestas que ya se han aplicado para hacerse cargo de este tipo de dificultades, las cuales no han sido resueltas satisfactoriamente pero,  de todos modos, es el sector que ha tenido claras y orgánicas respuestas. Entre ellas, la privatización de espacios geográficos ricos en biodiversidad y vulnerables ecológicamente y la transacción de los bonos de carbono, entre otros. Un ejemplo del primer caso, es el referido al Parque Pumalín, de Douglas Tompkins. Otro podría ser el referido al Parque Tantauco de propiedad del propio ex Presidente Piñera, ubicado en Chiloé, lugar que en más de una oportunidad se presentó como espacio de cuidado de ballenas, entre otras funciones.

Entonces, más allá de lo indicado por el Papa Francisco, los consejos de los organismos transnacionales (consignados por Piñera), y las voluntades del ex Presidente, cabe preguntarse: ¿Cómo reaccionarán los sectores de izquierda, por lo menos los que se encuentran con representación parlamentaria ante la problemática socioambiental? La derecha, ha colocado sus propuestas y las ha implementado, mientras la izquierda, muy tenuemente se ha pronunciado. Hay justificaciones que indican que con la correlación de fuerza política y económica actual no se puede avanzar más, y ello es plausible, más cuando gran parte de la economía nacional se logra  en un modelo de desarrollo económico extractivista – neoextractivista, donde tanto la extracción de minerales de diverso tipo, la producción silvícola, como también la  agrícola y la pesquera, entre otros, tensionan la virtuosa relación que debe existir entre desarrollo y explotación de recursos naturales, permitiendo, por lo menos, formalmente la noción de desarrollo sustentable.

Se indica, ‘formalmente’, ya que la relación virtuosa entre desarrollo y medio ambiente, sintetizada en la noción de desarrollo sustentable, por lo menos para el caso chileno, no es posible. Una evidencia de ello, entre otras, es la que presenta el Instituto Nacional de Derechos Humanos el año 2011 (hace ya cuatro años), cuando publicó el ‘Mapa de los Conflictos Socioambientales de Chile’. En este mapa, se muestran 97 casos, los que cubren el territorio nacional, los que, sinópticamente proyectan preocupación, a propósito de cómo desde la política y desde la ideología, en este caso proveniente desde la izquierda parlamentaria, se aborda el tema.

Desde la derecha, presumiblemente, se repetirán las recetas, las cuales, en más de una oportunidad no sólo son coherentes con los intereses empresariales nacionales e internacionales y que permiten el Desarrollo Nacional, sino que son pertinentes con las dinámicas que impone el gran capital, por lo tanto, en el caso de Chile, ¿cómo se rompe el cerco desde las posiciones progresistas, por lo menos con representación parlamentaria?

La respuesta no es fácil, ya que según se observa en la Región Sudamericana, Proyectos Políticos de Desarrollo Nacional provenientes desde las izquierdas, no han disminuido de forma significativa su impacto negativo en las dinámicas medioambientales, sin perjuicio de las voluntades que se han formalizado inclusive en constituciones políticas de algunos Estados, como es el caso de Bolivia, Ecuador, Venezuela y Brasil. Éstos, siguen siendo países extractivista – neoextractivistas, aunque con mayoritaría presencia nacional y estatal en la administración y gestión de sus recursos, a diferencia de Chile.

Por lo pronto, interesa que en nuestra realidad, se avance en genuinos estudios y declaraciones  de impacto ambiental; efectivos controles desde los tribunales de Medio Ambiente y establecer sin complejo la figura de delito ambiental, a propósito del daño ambiental provocado por una empresa, sea esta pública o privada. Pero también, respecto de cómo se entienden los recursos naturales estratégicos para el desarrollo nacional,  cuando de propiedad se refiere: ¿El agua debe seguir en manos de privados? ¿También el litio, el cobre, los bosques y el mar, entre otros?… ¿son muy trasnochadas estas preguntas?

De Capitán Planeta, como se le denominó al ex Presidente Lagos, cuando fue delegado de la ONU sobre cuestiones ambientales, que dicho sea de paso, implicó una interesante contradicción a propósito de su gestión presidencial en la materia (cabe recordar su publicitado chapuzón en la playa de Chañaral para dar cuenta de la inexistencia de contaminación en la misma), a ¿Linterna Verde?, que nos acostumbró a los telefonazos para evitar la instalación de una termoeléctrica en la localidad de Barrancones, entre otras, interesan las definiciones de la izquierda, por lo menos parlamentaria, ya que hasta el momento se encuentra al debe. El proceso constituyente ¿es una oportunidad para profundizar en tal dimensión?

TAGS: Medio ambiente

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”
+VER MÁS
#Política

Reflexiones electorales independientes y nuevo proceso constitucional

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”

Nuevos

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

El proceso constituyente y las características que tiene, responden al momento político que vivimos luego del triunfo del Rechazo. Lo que pretendió ser una revitalización de un contrato social, fue real ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo proceso constitucional y el llanto de quienes no hicieron política en el proceso pasado

En Chile, más que nunca, necesitamos remirar la educación con una visión de Estado, que sea una cuestión país, con soluciones colectivas que desarrollen innovaciones e implementaciones con sentido de p ...
+VER MÁS
#Educación

Desafíos, reactivación y transformación educacional

Popular

La llegada del tren no reemplaza a buses ni camiones, el objetivo es desarrollar un modelo que trabaje de forma integrada creando un sistema intermodal. En conclusión, recuperar el tren es una necesidad na ...
+VER MÁS
#Política

Comentarios al tren Santiago “El Salto” (Viña del Mar)

El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”
+VER MÁS
#Cultura

Extraño y familiar. Un pensador de la teoría del arte en Chile, siglo XX

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

En los últimos meses los medios de comunicación han proclamado con fuerza, y perversa eficiencia, todos los males que los hombres hacen a sus semejantes a través de la delincuencia
+VER MÁS
#Política

La delincuencia y la inmovilidad de las palabras