#Medio Ambiente

Chile, lejos de ser un país amigable con el medio ambiente

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

El 10 de marzo de 2010, el Senado aprobó el ingreso de Chile a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), último paso de un proceso iniciado en marzo de 2007, momento en el cuál los 30 miembros de la OCDE invitaron a Chile, Eslovenia, Estonia, Israel y Rusia a iniciar negociaciones para integrarse a este selecto grupo.


Chile necesita una institucionalidad con leyes concretas, con “dientes” que muerdan cuando hay incumplimientos. Pertenecemos a un selecto grupo que es la OCDE, pero el factor que más frena al desarrollo son los factores medio ambientales.

Las exigencias medioambientales de la OCDE a nuestro país, se formalizaron en el documento “Evaluaciones del desempeño ambiental – Chile” (CEPAL – OCDE, 2005). De éste emanaron 52 recomendaciones, cuyas respuestas a su vez dieron lugar a la ley:

  • Ley 20.173, “Crea el cargo de Presidente de la Comisión Nacional del Medio Ambiente y le confiere de rango de Ministro de Estado”.
  • Ley 20.417, “Crea el Ministerio, el Servicio de Evaluación Ambiental y la Super Intendencia del Medio Ambiente”.

En este contexto el ex Presidente Sebastián Piñera señaló y luego confirmó que la Central Termoeléctrica Barrancones, a 25 kilómetros del Santuario de la Naturaleza Punta de Choros, debería cambiar su ubicación, marcando un giro a la decisión de la CONAMA regional de Coquimbo que aprobó la instalación del megaproyecto.

Esta situación lejos de calmar las demandas ciudadanas generó una enorme sensibilidad en torno a los temas medioambientales, lo que se manifestó y agudizó en las diversas manifestaciones contra el proyecto Hidroaysen.

Ahora bien, el 2010 estrenamos una institucionalidad Medio Ambiental (Ley 20.417). Dicha institucionalidad no ha sido capaz de contrarrestar los poderes del mercado, ni ha sido representativa para los movimientos sociales ambientalistas que demandan mayor protección. Tampoco ha sido suficiente para generar un ambiente que promueva la generación de energías limpias, ni para la promoción de una transformación cultural que promueva el ahorro energético y el reciclaje, tampoco ha propiciado un ambiente de certidumbre regulatoria y económica que oriente e incentive la inversión privada hacia energías limpias y renovables.

Necesitamos avanzar hacia un empoderamiento de la institucionalidad medioambiental y la generación de una política acorde a los estándares existentes, pues la actual data de 1998 y claramente no es representativa de los nuevos desafíos que nos impone el contexto internacional, nuestra posición de miembros de la OCDE, y las demandas sociales.

A partir de la creación del Ministerio de Medio Ambiente y el ingreso a la OCDE, se han  visibilizado situaciones como la de la Quebrada de la Plata, área de mucho interés ecológico y científico, que ha sufrido graves daños debido a la actividad minera, a pesar de ser una zona declarada como prioritaria para la conservación de la biodiversidad y además considerada como patrimonio natural y cultural de nuestro país (SEA, 2014). Algo similar está ocurriendo con el Bosque Panul, ultimo bosque nativo de Santiago, que alberga especies milenarias del bosque esclerófilo que está siendo amenazado por los proyectos inmobiliarios de la comuna de La Florida. Casos como estos, se han repetido en reiteradas ocasiones en nuestro país, en donde se incumplen tanto los tratados internacionales de medio ambiente, como nuestra Ley 19.300 de bases Medioambientales, e incluso pasando a llevar el articulo 19 N°8 de la Constitución Política de la Republica, que establece el derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación .  Estos casos, han sido denunciados en reiteradas veces a la Superintendencia de Medio Ambiente, se han  generado agrupaciones y campañas en redes sociales, pero no ha existido una respuesta ni una demostración de interés por parte de los poderes ejecutivos, legislativos y judicial.

La legislación en Chile en ámbitos medio ambientales es muy flexible, carece de un cuerpo legislativo y una organización constitucional, demostración de esto son las multas que no cubren los daños medio ambientales que generan las empresas. Somos el tercer país de Sudamérica que menos invierte en investigación, fomento y desarrollo medio ambiental (Pacha, 2010), somos un país minero que utiliza energía y contamina sin limitación legislativa alguna, somos un país que no promueve las energías limpias, pero si las contaminantes, somos un país que importa plástico reciclado desde Argentina, en vez de reciclar nuestro propio plástico.

Chile necesita una institucionalidad con leyes concretas, con “dientes” que muerdan cuando hay incumplimientos. Pertenecemos a un selecto grupo que es la OCDE, pero el factor que más frena al desarrollo son los factores medio ambientales. Es nuestro deber exigir a las autoridades, legislaciones que promuevan las buenas prácticas, que eduquen a la sociedad, que desarrollen sistemas sustentables y que sancionen a quienes no cumplan la ley.

Entonces, ¿Chile es un país amigable con el medio ambiente?

TAGS: Medio ambiente

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Roberto

14 de febrero

una mierda tu columna, se nota que conoces y no sabes nada del tema medioambiental ni de la legislación actual. Por favor utiliza fuentes válidas y ni todo lo que encuentras en Google.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Ver a mujeres de diferentes orígenes, países y posiciones hablar abiertamente ha dado a muchas egipcias valor para compartir poco a poco sus experiencias de manera anónima o dando la cara.
+VER MÁS
#Género

#MeToo y #TimesUp ayudan a las mujeres egipcias a romper el silencio

La ley de pesca dejó muchos heridos y las causas judiciales por soborno, fraude al fisco y cohecho denominadas “Corpesca” y “Asipes” han dejado al descubierto lo intervenido y frágil que está el ...
+VER MÁS
#Economía

Jibia: Fin a la pesca de arrastre

La naturaleza del Petro fue muy controvertida, pues no cumple con varios elementos propios de las criptomonedas. No puede llamársele dinero virtual y tampoco se puede determinar con certeza si es un títul ...
+VER MÁS
#Economía

La CriptoVenezuela y el Petro

Poesucia, o la poesía sucia es un estilo que une la rebeldía sexual con la lucha de clases de una manera especialmente contemporánea: nada tiene que ver con el realismo socialista de otras épocas
+VER MÁS
#Cultura

¿Quién es Poesucia?

Popular

La prueba de papel y lápiz, y el dispositivo de control social que usa sus puntajes, se está comiendo la formación integral y genera un efecto de empobrecimiento curricular.
+VER MÁS
#Educación

Los resultados #SIMCE2018 que la Agencia de Calidad no te dice

Voltaire, ya nos había advertido: “Quienes creen que el dinero lo hace todo, terminan haciendo todo por dinero”.
+VER MÁS
#Ciudadanía

A mano armada: Helicópteros, caballos y nepotismo

Algo que es transversal para ambos gremialistas es que acusan que esto es producto de maniobras y aprovechamientos políticos, con ello tratando de minimizar el vacío financiero de sus comunas y normalizan ...
+VER MÁS
#Municipales

La Florida y Viña del Mar: Administrando el desfalco municipal

Se requiere de un entorno flexible (digital) y abierto que diversifique y amplifique las formas de participación efectiva de los usuarios en torno al texto escolar, garantizando libertad de uso de los recu ...
+VER MÁS
#Educación

Hacia el Texto Escolar Abierto: Nuevos antecedentes