#Medio Ambiente

Batalla contra HidroAysén: haciendo camino al andar

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Antes de que Pinochet fuera detenido en Londres hubo muchos abogados que anhelaron que un tribunal chileno sentenciara al ex gobernante de facto, imaginando decenas de querellas presentadas ante el Poder Judicial con el objetivo de alcanzar un poco de justicia para quienes habían esperado por ya demasiado tiempo.  Pero nunca se atrevieron.  “No están dadas las condiciones” se dijeron siempre. 

Fue este karma el que recordaron al jurista Eduardo Contreras cuando, en enero de 1998, interpuso un recurso en contra del dictador. “Utopía” fue lo que menos dijeron al abogado, junto a una frase que venía escuchando por lo menos desde una década: “Ningún miembro del Poder Judicial se atreverá a procesar a Pinochet”.  Pero en octubre de ese año todo cambió.  El juez español Baltasar Garzón logró que el octogenario general fuera detenido en Londres y que en marzo de 1999 retornara al país para someterse a los tribunales chilenos y ser juzgado por esa primera querella… y por las 155 posteriores que tramitó el juez Juan Guzmán. Claramente Pinochet no pasó  ningún día en la cárcel, pero para ello sus defensores tuvieron que acceder a que pasara a la historia como “demente” y “reo”, y no como “inocente”, como hubieran querido. Esa primera presentación permitió además no sólo juzgar a muchos de quienes cometieron crímenes y abusos durante la dictadura militar, sino sanear en parte a un país en el que por décadas no se aplicó la justicia.

Esto recordé cuando muchos chilenos y chilenas reaccionaron con frustración ante el fallo de la Corte de Apelaciones de Puerto Montt.  Ése que por dos votos contra uno desechó los 7 recursos de protección interpuestos en contra de la decisión de la Comisión de Evaluación Ambiental de la región de Aysén que el 9 de mayo aprobó HidroAysén.  Desesperanza no sólo por una decisión adversa – posibilidad siempre- sino por la sensación de que en Chile las instituciones no funcionan.  Que a pesar de los argumentos y las pruebas se permite que avance la iniciativa símbolo de un país injusto.

Pero así ha sido siempre en la historia.  A pesar de su excepcionalidad territorial, en Aysén no ocurre hoy algo que no sea parte de la experiencia de la humanidad: la codicia.  Es la mayoría de los chilenos quienes están pidiendo literalmente a gritos, y también por la vía legal, política e institucional, que el país tome consciencia del error que significaría intervenir irreversiblemente los ríos patagónicos, sus pristinos ecosistemas y sus vulnerables comunidades con, por lo bajo, 8 represas y miles de torres de alta tensión. Y es la mayoría de los chilenos quienes están pidiendo que se apueste por el ahorro y la eficiencia energética, y por tecnologías apropiadas que no sacrifiquen territorios completos.  En concreto, que no se imponga a muchos el interés económico de unos pocos.

Porque no es más que eso, interés económico, el que motiva a sus impulsores.  A los reales, que viven en Santiago, Madrid y Roma, no a los locales que desestiman, desconocen y tampoco les interesa conocer las irregularidades e ilegalidades en la tramitación de HidroAysén ni que cientos de pobladores no tengan hoy acceso al agua.  Tan encandilados están por el brillo de beneficios económicos personales que no imaginan un futuro distinto para Aysén que no sea convertirlo en Santiago.  De otra forma no se entiende que, con únicas honrosas excepciones, los que se reúnen con ministros, presidentes y la empresa no hayan concurrido a la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados para conocer las denuncias de sus coterráneos.

Así como la búsqueda de justicia, el odio y el amor son inherentes a la condición humana, la acumulación material como sino de la existencia también.  Lo ha plasmado la literatura, porque es el devenir de la humanidad, por lo cual no habríamos de sorprendernos que aquello esté ocurriendo hoy en Aysén.

Si algo hemos aprendido en estos años es que la historia se puede escribir de muchas maneras. Y que todos estamos llamados a tomar el lápiz que relatará en el futuro lo que fue el destino de nuestra región.

No será el dinero de las trasnacionales el que detenga el sentir que recorre el Chile profundo.  Aunque algunos se solacen con el fallo de la Corte de Apelaciones de Puerto Montt todavía falta mucho camino por recorrer.

Quizás hoy se piense que es incierta –e incluso oscura- la ruta que se adentra en los vetustos pasillos y salones del máximo tribunal del país.  Y claro que lo es.  Pero al igual que ayer, cuando a Eduardo Contreras le decían que su esfuerzo era infructuoso, es necesario dar la batalla.  Que más temprano que tarde llegará el día en que miraremos hacia atrás y nos avergonzaremos por la locura que hoy algunos (cada vez menos) pretenden materializar.

***

Imagen: Person creating a path off main road (Kino Brod – Stock Illustration Source)

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

13 de octubre

La comunidad Coyhaiquina, cansada ya de de los constantes protestadores sobre este tema de HidroAysen, sin lugar a dudas pronto alzara su silente voz, los que protestan contra la realización de las represas en su apogeo no alcanzaron a sacar 1.500 personas a la calle, siendo solo en Coyhaique casi 40.000 personas, los anti represas activos,no superan los 30, con recursos de nadie sabe donde, con contactos con la Aristolana, santiaguina, Chile cree que estos respetuosos del medio ambiente tiene grandes seguidores, eso es lo que quieren hacer creer. Debo poner en razón a quienes leen este tipo de artículos, que la gran mayoría de los Ayseninos esta en otra, si hay represas? queremos saber cual sera el beneficio para la región, cosa que la empresa y sus socios los ANTI represas no quieren poner en el tapete, no quiero explayarme mas, solo quiero que la discusion en este caso sea sin reportarle ganancias a estos dos bandos, por que ambos gana,los que perdemos somos los ayseninos,por lo tanto , Sr Segura, si se hace camino al andar, aprenderemos hacer nuestros negocios, si la región se beneficia, veremos donde y como hacemos las represas, si no hay beneficio claro, sabremos, sin ayuda de ustedes que hacer, Nos perdimos ALUMISA años atrás, y hoy ALUMISA reporta grandes ganancias a la patagónia argentina, la patagónia Argentina construye una represa mas grande que la que hará HIDROAYSEN y nadie dice que se destruirá la patagónia argentina, mi pregunta para finalizar es. A quien le hacen ustedes el ju7ego? acá sabemos a quien pero dígalo usted, con nombre y apellido.

13 de octubre

Hola Joaquín. En realidad, hay una mayoría que se opone a HidroAysén no es un invento, lo señalan todas las encuestas nacionales y regionales al respecto. Te recomiendo leer:

74 % de Chile rechaza HidroAysén: http://diario.latercera.com/2011/05/15/01/contenido/reportajes/25-69083-9-74-rechaza-hidroaysen.shtml

Más del 60 % de Aysén rechaza HidroAysén:
http://www.biobiochile.cl/2011/05/14/encuesta-fundacion-aysen-futuro-muestra-mayoritario-rechazo-a-proyecto-hidroaysen.shtml

Más del 90 % de estudiantes rechaza represas en Aysén:
http://www.elrepuertero.cl/noticia/sociedad/casi-un-90-de-rechazo-represas-en-la-patagonia-arrojo-plebiscito-estudiantil-en-lic

Encuesta revela significativo aumento del rechazo a HidroAysén y desconfianza a sus prácticas
http://www.eldivisadero.cl/noticias/?task=show&id=26507

Sobre las manifestaciones, en realidad, se ha salido por las calles constantemente, y la del 21 de mayo concitó a casi 3 mil personas, cifradas por Carabineros. Ha sido históricamente la movilización más grande de Coyhaique. Y quienes están a favor no se han manifestado nunca públicamente.

Pero el tema no es numérico, es qué región queremos quienes en ella vivimos. Algunos que creen en el desarrollo a todo evento y otros que creemos que hay una forma distinta de construir una región tan hermosa como Aysén. Alumysa, una planta reductora de aluminio que pretendía construir represas en el fiordo Aysén (las mismas de Energía Austral) y dejar desechos sólidos y contaminante en la zona, es el mejor ejemplo de ello. son las promesas de la salmonicultura y tantas otras actividades que se basan en el volumen de lo que tenemos, no en la calidad. Ante eso, sólo les importa sacarlo lo más pronto posible y lo más barato.

Ésta es una discusión sobre miradas de sociedad y el desarrollo. Y te preguntaría si consideras justo que un comunidad de 3800 habitantes (provincia Capitán Prat) reciba más de 5000 mil trabajadores, con todo el impacto social y cultural en el territorio.

Ah, y Aluar (la aluminera argentina) estaba de antes, y ha generado graves impactos ambientales, incluida la represa general San Martín, con el pueblo Aldea Escolar desolado.

Y las otras represas, Condor Cliff, está aprobada pero no construida.

Aysén tiene mejores potencialidades. No las matemos con una mirada cortoplacista, sin atender las diferencias territoriales, culturales, ecosistémicas, sociales y de potencialidades de desarrollo económico local.

13 de octubre

Estimado Patricio
No es mi idea hacer un dialogo entre tu y yo, no pensaba contestar , sin embargo solo te comentare una sola cosa, tu dices 3000,personas en la manifestación, , yo digo no mas de 1500 y eso tu lo sabes, incluyendo a muchas personas traídas desde la s Junta a Cochrane, y en un 70% menores de edad , que si bien tienen su opinion respetable, aun no esta la maduración completa de sus cerebros. No hay una sola encuesta seria con respecto a las represas en Aysén, radio Bio bio?, bueno tu sabes que tiene un sello, la tercera? nadie sabe que argumentos científicos utiliza para realizar encuestas, algunos medios de Aysén? bueno deberíamos creerle a Radio Santa Maria que el próximo alcalde sera el Compañero Catalán del PC con la primera mayoría, tu eres periodista y debes saber que encuestas serias con una población informada no hay, apenas con un esfuerzo extremo llegaron a inscribir 1600 personas para el plebiscito, pensando que muchos que nos inscribimos, votaríamos nulo o a favor de las represas, en fin, pero no me contestaste la pregunta, quien los financia a ustedes? y por que? realmente los ayseninos quieren la patagónia para la contemplación de algunos que no quieren que nada cambie? pero que tres o 4 veces van a las grandes ciudades a llenarse de la modernidad que no quieren para los que no podemos hacer eso?
hoy “FUNAN” al alcalde e intendenta, lo risible que la intendenta ni el alcalde se dieron cuenta de eso, una pancarta y 5 personas no los noto nadie, y asi se va haciendo camino, espero que tu camino encuentre el rumbo y escuches la voz silente del Aysenino, que como sabrás, por el tiempo que llevas en la región, habla poco,mesurado,pero cuando habla lo sabrán hasta en la luna, espero hagas un análisis sociológico y te des cuenta lo que pasa en la región, Hace un tiempo vino Santiago Pablovic a la región, hacer un reportaje sobre el tema en cuestión, llego Anti Represas, se fue con el corazón dividido, obviamente lo acusaran de vendido , de traidor, etc. etc, como es común entre ustedes para catalogar a quien no esta de acuerdo, pero te diré no es el único,el que llega aca y escucha y ve, se va con una idea diferente a la que llego, queremos modernidad, conectividad, buenos colegios para nuestros hijos, universidades,GRATIS, cine, espectáculos de calidad, precios de agua y luz razonables, pero amigo, como dice el dicho, para las tortillas, debemos quebrar los huevos, un abrazo

13 de octubre

Joaquín,
Así como Santiago no es Chile, Aysén no es Coyhaique y la mayoría de las personas que vivimos en localidades chicas de Aysén NO queremos parecernos a Santiago.. ni siquiera a Puerto Montt. Queremos mejor calidad de vida, si, pero sin destruir el medio ambiente.
No tengo claro a qué te dedicas o con quiénes compartes en tu día a día, pero creo que los juicios que emites contra las personas que nos oponemos a los proyectos de Hidroaysén y Energía Austral son generalizaciones ligeras. Yo no soy ambientalista, ni me gusta Tompkins, ni pienso que la Patagonia es sólo para la contemplación, ni nadie me financia por oponerme al proyecto. Y conozco a muchos, ojo, no pocos, que piensan igual, que quisiéramos que estos proyectos no se hagan. Las personas que conozco que aprueban el proyecto están pensando en algún negocio que ellos pueden hacer directamente con estas empresas y que les generarían ingresos a ellos como personas, o son personas que, en mi opinión, equivocamente de verdad creen que traerían mayor bienestar a la región. En nuestro hotel hemos tenido consultores de esta empresa como huéspedes y le aseguro que me encantarían que el proyecto caiga y ellos no vuelvan, porque considero que es mejor apuesta para la región el desarrollo del turismo. Nos falta conectividad, ordenanzas para un mejor desarrollo de los pueblos, infraestructura turística (muelles, miradores, equipamiento en las áreas silvestres protegidas, etc.), para poner el valor la belleza de Aysén.
Estos proyectos hidroeléctricos son proyectos de privados, para vender energía a otros privados, con ánimo de mucho lucro, que se presentan como si fueran un proyecto país (que no lo son) y que se aprovechan de las necesidades de la gente de la región para presentarse como con balance positivo para los que la habitamos y que utilizan un bien común (el agua) de manera gratuita y a perpetuidad porque leyes mal concebidas se lo permiten.
Pero dígame, de lo que menciona usted, ¿Qué le ofrecen ellos a la región a cambio de intervenir sus ríos, intervenir sus valles con una franja de 70 mts de ancho y sus torres? Comparado con lo que ellos van a lucrar, migajas. Así como están las reglas de juego, con el sistema de evaluación de impacto ambiental sin garantías técnicas ni participación ciudadana real, en un país sin políltica energética clara, con agua gratuita y a perpetuidad entregada a quien posee más del 90% de los derechos de uso de agua de los ríos de la región, le aseguro que estos dos proyectos con sus 8 centrales y sus dos líneas de megatendido no le dejarán a personas como usted o yo, ningún beneficio. No será gracias a ellos que llegue ni la conectividad, ni más y mejores colegios, ni universidades, mucho menos GRATIS, ni cine, ni espectáculos de calidad, ni cambiarán los precios del agua o la luz a precios razonables. Es el centralismo de este país, la miopía que no les ha permitido apoyar el desarrollo sustentable de la región, negándole por ejemplo, la tan necesaria conectividad que permitiría que la ganadería y el turismo tomaran mayor fuerza, lo que nos tiene con un desarrollo lento y casi estancado.
Se imagina por ejemplo que cada localidad tuviera su propia generación local de energía con centrales de pasada o turbinas, de manera suficiente, para que no tuviéramos que calefaccionar con leña? Esto es imposible de imaginar porque “el sistema” ha permitido que se adueñen de las aguas las grandes transnacionales, de manera gratuita y a perpetuidad.
Creo que tiene una visión muy equivocada sobre el efecto en el largo plazo de la intervención de un proyecto como este sobre la calidad de vida (social, ambiental) o sobre cómo se fijan las compensaciones que podrián eventualmente dejarle a la región. Y agradezco infinitamente que existan personas como Patricio Segura, dispuesto a convertir algo que le apasiona en su trabajo. Recuerde que a Daniel Fernández le pagan por defender el proyecto. Por qué no va a poder alguien trabajar por oponerse a él?
Finalmente, le recomiendo que lea todo lo publicado por el senador Antonio Horvath en contra de estos proyectos y las alternativas que existen para el desarrollo de Aysén y para el uso de energías renovables no convencionales en el resto del país, sin sacrificar a Aysén, sin convertir nuestra región en una batería eléctrica con guitarra.

19 de diciembre

Es obvio que el autor del trabajo tiene problemas con los miles de puestos de trabajo que creará Hydroaysen, así como le complica la rebaja del valor de la electricidad en Aysen que producirá la pequeña represa (más pequeña que Colbún) .

Pero parece muy sensible a la “guitarra eléctrica que cruzará el predio del pobrecito Tompkins…..

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

En los lenguajes de las marchas feministas mostrado por los medios audio-visuales no hay dolor ni lenguaje de inmolación, tampoco hay cuerpos perecederos, más bien un espectáculo carente de la agonía de ...
+VER MÁS
#Política

Las torsiones machistas de la televisión

La eficacia de este nuevo paradigma que privilegia la horizontalidad, la creatividad, la intuición y la innovación se encuentra precisamente en hacernos creer que somos más autónomos, más libres. Allí ...
+VER MÁS
#Trabajo

El significado actual del trabajo: De la vocación a la autoexplotación

Una vez más constamos que tanto el sector privado como el sector público tienden a cometer “errores” para violar la ley, pero teniendo a una Corte Suprema conformada por magistrados íntegros, la ciud ...
+VER MÁS
#Ciudad

Ilegalidades urbanísticas a la orden del día

Un porcentaje mayoritario de mujeres buscan decidir libremente sobre su cuerpo y tener la opción de abortar. Aquí es donde la iglesia falla, ya que al estar basada en ideas intolerantes, arcaicas y propi ...
+VER MÁS
#Religión

¿La iglesia está preparada para los desafíos de nuestra sociedad?

Popular

En total, muchos talagantinos destinan hasta 4 horas diarias arriba de la locomoción colectiva. Intolerable.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Cuántos pasajeros caben dentro de una micro rural?

El llamado es a las autoridades, y en especial al gobierno, a crear mecanismos que validen y aseguren el ejercicio de la maternidad, independiente de la funcionalidad y/o condición de cada uno.
+VER MÁS
#Género

Por una maternidad digna

Pedimos que el Parque Intercomunal Padre Hurtado sea administrado por el Parque Metropolitano, ingresando a la red de Parques bajo su protección
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Parque Intercomunal en riesgo de perder importantes áreas verdes

En los lenguajes de las marchas feministas mostrado por los medios audio-visuales no hay dolor ni lenguaje de inmolación, tampoco hay cuerpos perecederos, más bien un espectáculo carente de la agonía de ...
+VER MÁS
#Política

Las torsiones machistas de la televisión