#Medio Ambiente

Áreas silvestres protegidas: Avance o abandono

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Hoy en día, es indudable para todos que el daño al medio ambiente es una de las mayores preocupaciones a nivel mundial, debido al cada día más visible y acelerado deterioro de este, provocado por el crecimiento económico y demográfico de las naciones.

En este contexto, Chile es poseedor de una rica y diversa geografía natural, concentrando desde el desierto más árido del mundo hasta las más grandes reservas de agua dulce en el Sur Austral.

Nuestro país ha buscado resguardar grandes espacios geográficos (que llevados a números son 14.500 hectáreas lo que corresponde al 19.2% de nuestro territorio continental) creando leyes al respecto para su uso y manejo. Así la afectación de territorio como área protegida, sin duda, por todos los chilenos es considerado como un gran instrumento de gestión territorial que busca lograr una conservación a largo plazo de la biodiversidad y de todo su patrimonio natural y cultural asociado.


¿Existe realmente verdadera preocupación del Estado de Chile por la protección del ecosistema nacional?, o ¿será que solo busca cumplir someramente con tratados internacionales firmados en pos de la protección del medio ambiente?

Hoy en día, la regulación normativa de las Áreas Protegidas es extensa pero carece de sistematicidad y coherencia, generando gran confusión e indecisión en la población respecto a la estructura institucional a cargo de la administración y gestión de las Áreas Protegidas, por su segmentación o compartimentalizacion en las distintas categorías de estas, quedando bajo la tuición y/o administración de organismos públicos tan diversos, como: Servicio Nacional de Turismo (SERNATUR), Ministerio de Bienes Nacionales (MBN), Consejo de Monumentos Nacionales, Servicio Nacional de Pesca (SERNAPESCA), Subsecretaria de Marina; o privados, como la Corporación Nacional Forestal (CONAF), entre otros; cuyas atribuciones según sea el caso, son las de crear, supervigilar o administrar distintos tipos de áreas protegidas con objetivos muchas veces complementarios de conservación, que a lo menos debieran estar administrados coordinadamente, situación que está lejos de ser una realidad en Chile, a pesar de los intentos por crear una nueva institucionalidad “el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas” .

Otro punto a destacar es la bajísima asignación de recursos que el Estado de Chile destina a la conservación de las áreas silvestres protegidas las que al compararse con otros países de fuerte institucionalidad ambiental da lástima y vergüenza.

Solo a modo de ejemplo en Chile se asignan 1 dólar por hectárea de área silvestre protegida mientras que en Estados Unidos (sistema en el cual basamos nuestro intento de regulación e institucionalidad) asignan 50 dólares, en Costa Rica se asignan 30 dólares y en nuestro país vecino Perú se asignan 7 dólares por cada hectárea de área silvestre protegida.

En Chile se firman decretos supremos para la creación de parques los cuales claramente no pasan por un análisis del Ministerio de Hacienda por lo que no existe claridad ni lógica en la asignación de los recursos. Esto se traduce básicamente en que al final del día tenemos un incremento sustancial en la cantidad de superficie destinada a la protección mediante la figura de, Parques Nacionales, Reservas Forestales o Monumentos Naturales los cuales se encuentran sin recursos, sin la infraestructura correcta y sin funcionarios. En resumen sin inversión y en una condición de total abandono por parte del Estado. De la mano con la asignación de recursos existe un tema aún más sensible, “los cupos de funcionarios destinados a educar, proteger, mantener y velar por las áreas silvestres protegidas, (el cuerpo de Guardaparques de Conaf) no se recuperan, no incrementan y por condiciones naturales y obvias (como el paso de los años) no se mantienen”, dejándonos cada día más hectáreas por proteger, menos recursos, menos infraestructura y menos funcionario. Un área silvestre protegida que hace 15 años tenía 11 funcionarios para un promedio de 33 mil hectáreas hoy en día tiene 5 funcionarios de planta y dos o tres transitorios en verano (con suerte).

Lo cual me hace pensar…. ¿Existe realmente verdadera preocupación del Estado de Chile por la protección del ecosistema nacional?, o ¿será que solo busca cumplir someramente con tratados internacionales firmados en pos de la protección del medio ambiente?, ¿será el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas (SBAP , que aún se encuentra en tramitación legislativa, precisamente resta aún aprobación por parte de la Comisión de Hacienda del Senado, para posteriormente pasar a la discusión en sala por parte de los honorables senadores) una solución a la falta de institucionalidad establecida y a la baja asignación de recursos?

En lo personal no lo creo, creo que no existe una solución más clara que dar urgencia al Proyecto de Ley que crea un servicio nacional forestal (también llamada CONAF pública), pues esto daría validez a la Ley 18.362, otorgando un marco jurídico para sustentar el actual sistema nacional de áreas silvestres protegidas, que posee infraestructura a nivel nacional, respeto institucional y un destacado desempeño en la función. Pienso que crear un nuevo sistema desechando uno antiguo y con trayectoria así como así no es la mejor opción pues, más que mejorar solo nos heredará los problemas de antaño, sin lograr avances sustanciales, ni nada más allá que un lapso de tiempo razonable para fallar.

TAGS: #AréasProtegidas #ConservaciónMedioambiente #Ecología

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Richard

15 de Marzo

En realidad en chile falta mucho qué proteger..las áreas verdes son esencial para el buen vivir y ánimo a la ciudadanía.

Francisca

16 de Marzo

Mucho de lo expuesto tiene un 100% de realidad, sobre todo para quienes pudimos ser testigos directos de éste problema que, lamentablemente, no es ni será tema en nuestro país, porque, culturalmente nuestro estado está históricamente preparado y concentrado solamente para destruir.

16 de Marzo

Así es la verdad es que este tema me interesa profundamente pues, e trabajado en Áreas silvestres protegidas y soy criado desde mi nacimiento hasta a ahora en torno a ella por lo que día a día soy testigo del esfuerzo de los guardaparqudes y del abandono y falta de legislación del estado.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Las dos iniciativas, en pocas palabras, buscan que tanto las Fuerzas Armadas como Carabineros, funcionen con pleno respeto a la democracia y los derechos Humanos
+VER MÁS
#Política

Iniciativas para que las Fuerzas Armadas y la Policía se guíen por los Derechos Humanos

En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

Nuevos

La disminución de caudales podría ser mayor al 50% para el periodo 2030-2060 en algunos puntos de la zona Centro-Norte. Lo que va a ir aparejado a un aumento de temperatura de 1°C a 2.5°C.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Tanto va el cántaro al agua, que al final se termina el agua

Somos todos viajeros espaciales y, como todo es relativo, es difícil saber por qué lugar del universo, nuestro espacio-tiempo, vamos. Tampoco sabemos hacia dónde vamos o el significado del viaje
+VER MÁS
#Sociedad

Perihelio

El ser humano dividido dentro de sí es más fácilmente manipulado y controlado, al tiempo que cae mayormente en la desesperación, dando pie a nuevas maneras de generar dinero, o de mercantilizar la propi ...
+VER MÁS
#Sociedad

Los mercaderes de la desesperación

Un cambio en la dirección política no solo es absolutamente necesario, también es parte de un sistema democrático en donde las mayorías deciden y participan
+VER MÁS
#Política

Aves de mal agüero

Popular

La brecha que existe no es entre personas ricas y pobres, sino entre las más ricas y la inmensa mayoría de la humanidad. Las crecientes desigualdades "están destrozando nuestro mundo"
+VER MÁS
#Economía

COVID-19 y la pandemia de la desigualdad

Esta mañana veraniega y calurosa hemos sido testigos como la generación de estudiantes de los años 2011 y 2012 se habían tomado las calles por cambios en educación y sociales, ha llegado a La Moneda, e ...
+VER MÁS
#Política

El Gabinete de la esperanza

¿Se puede imaginar a una institución autónoma, es decir, impermeable a las influencias externas y oportunas para actuar en un mundo tan fuertemente interrelacionado y de impactos imprevistos y múltiples?
+VER MÁS
#Economía

Si lo que ocurre es central: ¿tiene méritos para el desarrollo de un país?

Es vital que la política educativa proponga un marco de acción donde la naturaleza y la educación al aire libre sean la base del sistema educativo, para así asegurar el mejor bienestar socioemocional d ...
+VER MÁS
#Educación

Chile se recupera y aprende al aire libre en la naturaleza