#Medio Ambiente

¿20 años más del mismo modelo de fomento forestal?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Resulta casi increíble que tras tantos años de aplicación de esta ley, no exista ningún documento que evalué su aplicación. Hoy, cuando existe un proyecto de ley que renueva el fomento forestal por 20 años y que ha sido ya aprobado por una de las cámaras, todavía no existe información pública que nos permita saber cuánta plata ha invertido el Estado de Chile en este tipo de bonificaciones en los últimos 40 años.

Actualmente se encuentra en su segundo trámite legislativo en el Senado –ya aprobado por la Cámara de Diputados—, un proyecto de ley para renovar por 20 años más las bonificaciones a las plantaciones forestales en Chile. Si bien plantar árboles en sí mismo es algo positivo, cuando se trata de promover una política pública se requiere algo más que buena voluntad. Es indispensable contar con información confiable para que las autoridades que deben tomar decisiones puedan hacerlo. Los recientes hechos acaecidos en relación al Censo 2012 y la dificultad que tendrán nuestras autoridades para impulsar ciertas políticas públicas no hacen más que reforzar uno de los puntos sobre los cuales se basa el cuestionamiento a una nueva ley de bonificaciones para el sector forestal propuesta por el Ejecutivo.

Si bien la discusión sobre este texto legal ha pasado bastante desapercibida, es hora de que la ciudadanía conozca los alcances de las políticas pasadas para saber si es adecuado, tanto en la forma como en el fondo, un nuevo sistema de bonificación a las plantaciones forestales. La ley sobre fomento forestal en su primera versión fue promulgada en el año 1974 por un periodo de 30 años y obviamente no tuvo discusión parlamentaria. El año 1998 se renovó el sistema de bonificación a las plantaciones forestales con algunos cambios por 15 años más y con efecto retroactivo, después de lo cual se decretó una renovación por dos años, período que concluyó a fines de 2012.

La ley que se pretende aprobar renueva por 20 años más el sistema y en definitiva es la continuidad de una política pública. Sin embargo y tras casi 40 años de aplicación de un sistema de bonificaciones a plantaciones forestales exóticas (pino y eucaliptus), que ha beneficiado a un sector constituido fundamentalmente por grandes empresas, es hora de evaluar. La aplicación del DL N°701 ha sido la base para consolidar un modelo forestal basado en monocultivos exóticos, de rápido crecimiento y cuyo destino es madera bruta y pulpa para papel para exportación. Es tiempo de saber qué de bueno y de malo ha tenido el establecimiento de este modelo para el país, más allá del apoyo que significó para las grandes empresas forestales: Arauco, CMPC y Masisa.

Además, es indispensable evaluar qué ha pasado con los otros actores del sector, pues claramente se ha registrado una concentración y por tanto ha disminuido el número de empresas pequeñas y medianas en el sector forestal, las cuales han sido absorbidas por las grandes empresas. También cabe preguntarse qué ha hecho el Estado al respecto, o si aparte de las bonificaciones a las plantaciones forestales exóticas ha desarrollado e implementado alguna política pública que fomente el desarrollo de economías locales o encadenamientos productivos en torno a la producción maderera.

En definitiva esta política ha consolidado a un sector, cosa que puede ser muy positiva, pero después de 40 años sin duda el país no es el mismo, las condiciones para el sector forestal no son las mismas y habría que preguntarse entonces para qué queremos una ley de bonificaciones forestales por los próximos 20 años. ¿A quién queremos llegar y cómo queremos hacerlo? ¿Queremos potenciar plantaciones de especies nativas, queremos proteger cuencas hidrográficas, queremos mejorar y recuperar suelos, queremos que esto tenga impacto social y ambiental o queremos seguir beneficiando al mismo grupo de empresas?

Todo esto no ha sido discutido y menos aún se ha evaluado la aplicación del DL N°701 y sus impactos sociales, ambientales y económicos. Resulta casi increíble que tras tantos años de aplicación de esta ley, no exista ningún documento que evalué su aplicación. Hoy, cuando existe un proyecto de ley que renueva el fomento forestal por 20 años y que ha sido ya aprobado por una de las cámaras, todavía no existe información pública que nos permita saber cuánta plata ha invertido el Estado de Chile en este tipo de bonificaciones en los últimos 40 años.

Tampoco sabemos cuáles son los impactos sociales que ha tenido la aplicación de esta ley, ya sean positivos y negativos. Por lo pronto podemos decir que las comunas forestales son las más pobres de Chile y al parecer la política del “chorreo” allí no ha funcionado. Además, podemos señalar que los impactos ambientales tanto en el agua, suelo, el uso de químicos, como por las prácticas de tala rasa, no han sido evaluados. Debemos recordar que las plantaciones forestales no se someten al sistema de calificación ambiental de proyectos, ni cuando se planta ni cuando se cosecha. Promover y aprobar una ley de este tipo, con esta total carencia de información, considerando que constituirá una política pública por los próximos 20 años, es al menos un acto poco responsable.

Nota elquintopoder: si te opones a la renovación por 20 años del actual modelo de fomento forestal, proceso en el cual no se ha consultado de manera adecuada a las comunidades indígenas afectadas, te invitamos a firmar y difundir esta carta de la Misión Mapuche Jesuita.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

A un ganapán le importa poco quien dirija y algunos hasta dirigen, transitan sin criticar, sin alzar la voz, simplemente cumple con asistir y rutinizar procesos, porque un ganapán ama la burocratizació ...
+VER MÁS
#Política

Un Ganapán o el ejercicio rutinario de la domesticación

No se cerró ninguno de los programas sociales mal evaluados por Dipres durante los últimos 10 años
+VER MÁS
#Sociedad

El vicio del malgasto en los programas sociales

El espíritu de esta ley es contribuir a la resolución de las problemáticas de salud pública, asociadas a sobrepeso y obesidad de la población, protegiendo especialmente a los segmentos de mayor riesgo ...
+VER MÁS
#Ciencia

A tres años de su implementación, un análisis crítico sobre la Ley de Etiquetado de Alimentos

Los grandes empresarios inmobiliarios tienen como motivación esencial en sus proyectos de inversión la acumulación de riqueza y para ello utilizan cualquier resquicio o fórmula interpretativa para obten ...
+VER MÁS
#Ciudad

Sentimiento de odio en el mercado inmobiliario

Popular

La cruel paradoja, es que esa burla nos pone del lado de los abusadores y explotadores; que sin saberlo le seguimos el juego al sistema, que en esa burla lo justificamos, o lo que es peor, lo normalizamos
+VER MÁS
#Sociedad

La vístima y los vistimarios

Todas las naves que viajaron a la Luna, desde el Apolo 8 en adelante y los 6 descensos que comienzan con el histórico Apolo 11, ¿fueron todos un engaños?.
+VER MÁS
#Sociedad

Artículo para negacionistas: 50 años del Apolo 11

Nadie quiere cerca a personas conflictivas y “raras”, sino positivas y mansas en su accionar social. Toma estos cortos consejos que capaz te ayudan a encasillarte a la fuerza en un mundo hueco e insen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Consejos para ser un poco normal en una sociedad anormal

El nuevo Modelo Educativo que debemos de promover debe de tener una mirada prospectiva hacia la Cuarta Revolución Industrial, teniendo como base la neurociencia y la epigenética
+VER MÁS
#Educación

Nuevo modelo educativo