#Justicia

Percepciones de un defensor penitenciario

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Al cumplirse un año desde el inicio del Proyecto Piloto de Defensa Penitenciaria que la Defensoría Penal Pública está implementando en la Región de Coquimbo, escribo algunas líneas sobre las percepciones que me ha dejado el defensor penitenciario. El proyecto tiene el objetivo de entregar asesoría jurídica a quienes cumplen penas privativas de libertad en establecimientos penitenciarios de esa región.

Nelson Mandela dice: “Nadie conoce realmente cómo es una nación hasta haber estado en una de sus cárceles”. Al menos puedo decir que conozco un porcentaje de la nuestra. Lo que encontramos en la realidad carcelaria de la Cuarta Región, en especial en la cárcel concesionada de La Serena, es un “avance”, si así se puede calificar a un recinto de reclusión (no se crea que soy abolicionista, pero aún no sé para qué sirven las cárceles).

Es un avance en cuanto a su habitabilidad, separación de la población penal y servicios médicos. En cuanto a las labores propias de “reinserción”, si bien se ofrecen talleres, éstos no llegan a toda la población penal; aún hay módulos, sobre todo los de alta seguridad, que carecen de estos servicios, lo que inhibe a los internos a postular a algún beneficio penitenciario.

En el caso de los penales de Ovalle, Illapel y Combarbalá, que mantienen las estructuras de las cárceles “antiguas”, es evidente que no se logran los estándares de La Serena, lo que se acentúa en el acceso a actividades de reinserción social. Sin duda, se requiere una fuerte inversión de recursos en esas áreas, aunque es difícil creer que una política contramayoritaria -como otorgar recursos a “delincuentes”- sea de fácil acogida en una sociedad que vive con la premisa del “que se sequen en la cárcel”. Sin perjuicio de ello, como dice el profesor Miguel Soto, “las cárceles deben ser buenas no por razones de reinserción social, sino porque ahí hay seres humanos”. Quizás ése es el discurso que no se ha logrado poner en la agenda; los que están en las cárceles no son animales ni extraterrestres, sino personas como cualquiera, pero la diferencia es que la mayoría no tuvo las mismas oportunidades de, por ejemplo, el que está escribiendo esta columna.

Desafortunadamente, aunque los internos hayan hecho su mayor esfuerzo en los establecimientos penitenciarios para nivelar sus estudios y obtener calificación técnica, al salir en libertad se convierten en verdaderos “muertos civiles”, algo así como un Dicom de oportunidades en que las pocas puertas se cierran, por esa carga que es siquiera mencionar haber estado recluido.

Como dice Zaffaroni “la cárcel siempre va a ser contaminante, incluso se trate de un hotel cinco estrellas, debido a la estigmatización que causa a quienes deben permanecer en ella y a su carácter segregacionista”.

La mayor dificultad de esta actividad es el acceso a la información con que cuenta Gendarmería, cuestión que, sin embargo, ha ido mejorando con el paso de los meses en virtud del compromiso de dicha institución en el funcionamiento de este proyecto. El fin común que nos ha guiado ha sido la construcción metro a metro de los cimientos de esta nueva forma de defensa. Pero, y aún con las dificultades de nuestra labor, incluso la incomprensión de muchos, nada se compara (quizás una absolución con imputado privado de libertad), a lo que se siente al escuchar que un beneficiario te agradece al obtener una salida dominical, por poder aunque sea un día estar en casa junto a su familia.

De seguro no seré un revolucionario de esos de traje oliva y fusil, pero esperemos que esta experiencia sirva como una revolución en la protección de los derechos fundamentales de los más excluidos, en un área del derecho casi tan inexpugnable como la Sierra Maestra, el derecho penitenciario, en que parafraseando a “Che” Guevara “no se vive celebrando victorias, sino superando derrotas”.

 

————————————————————————————————————-

 

Foto: Cárcel evangelista – Olmovich

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El sesgo hacia el pasado se explica en parte porque la mayoría de las instituciones de educación superior carecen de centros de estudios y formación sobre el futuro.
+VER MÁS
#Educación

Innova la educación superior tradicional a una insterticial plural

Prefiero pensar que esto es una nueva oportunidad para hacer de la práctica deportiva, en todas sus expresiones posibles, una instancia de inclusión social
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué nos dejó el Mundial?

Tal como expresó  Salvador Allende en su memorable y emotivo discurso "la historia es nuestra y la hacen los pueblos", los chilenos debemos ser sujetos participativos-directos en nuestros  der ...
+VER MÁS
#Política

Una verdadera democratización de Chile

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos