#Justicia

Justicia para el gato Jemino

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

De la mano de un gato me llega la explicación de por qué estamos como estamos y legítimamente puedo preguntarme si, ya que en estas instituciones no pueden con un gato hediondo, ¿a quién debe recurrir un ciudadano común y corriente en caso necesario para defenderse de una amenaza real?

Ha llegado a su término un caso judicial insólito. En el sector Las Higueras de la comuna de Talcahuano vive la señora Trinidad Cáceres acompañada de su gato “Jemimo”. Los vecinos se quejaron de malos olores culpando al gato y denunciándolo ante la Seremi de Salud. Después de olisquear el interior del domicilio y sus alrededores los sabuesos concluyeron que la fuente de malos olores era el gato Jemimo. (De allí en adelante se le conoció en medios locales con el mote de “el gato hediondo”, sin que a la fecha se registren denuncias por discriminación o bulling de parte de la comunidad felina del sector.)

La Seremi de Salud dictó, entonces, sentencia y notificó con fecha 26 de diciembre de 2012 a doña Trinidad que su amado Jemimo debía hacer abandono de su actual de residencia en un plazo de 24 horas. Trinidad, con el apoyo legal de la Corporación de Asistencia Judicial presentó un recurso de protección en contra de tal medida en la Corte de Apelaciones. Los jueces rechazan la apelación y fallaron (nunca mejor empleada la palabra) a favor de la Seremi de Salud, representada en tal acto jurídico en contra de un gato nada menos que por el Consejo de Defensa del Estado.

Trinidad recurrió entonces a la Corte Suprema que acoge su petición y dictamina que “no constando que la autoridad administrativa tenga facultad legal para disponer “reubicar” al animal de la recurrente, sin perjuicio de las sanciones que se pueden imponer por infracciones acreditadas en un proceso previo y legalmente tramitado, la actuación deviene en ilegal y procede acoger el recurso en cuestión por haber infringido la garantía consagrada en el artículo 19 numeral 2° de la Constitución Política de la República al imponer obligación no prevista”.

En resumen, Jemimo se queda en casa para felicidad de Trinidad ya que, según el máximo Tribunal de Justicia del país, la Seremi de Salud no tiene facultades legales para emitir una resolución de “reubicación” y además contraviene una garantía constitucional.

Y aquí es donde está el tema de hoy: esto no lo sabían ni en la Seremi, ni en la Corte de Apelaciones ni en el Consejo de Defensa del Estado, o, al menos, actuaron como si no lo supieran. Más allá de Jemimo y su probable pestilencia lo preocupante es ese inconfundible tufillo a tonto que rodea este caso. De la mano de un gato me llega la explicación de por qué estamos como estamos y legítimamente puedo preguntarme si, ya que en estas instituciones no pueden con un gato hediondo, ¿a quién debe recurrir un ciudadano común y corriente en caso necesario para defenderse de una amenaza real?

Tampoco puedo dejar de preguntarme cómo es que tamaños incompetentes llegan a sus puestos sin siquiera saber las garantías constitucionales, no las del gato, la de los ciudadanos (aclaración para ellos, por cierto). ¿Conocerán cuáles son las mías? ¿Se habrán detenido a pensar por un segundo cuando redactaban sus escritos?

Razón parte de la opinión pública al considerar peligrosas las calles. Hay demasiados animales sueltos.

——————————————–
Imagen

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

03 de junio

No me cuaja la supuesta pestilencia de Jemimo con esa corbatita roja que le pusieron… como es la cosa: ¿Es un lord gato, o un roteque pedorriento?

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El sesgo hacia el pasado se explica en parte porque la mayoría de las instituciones de educación superior carecen de centros de estudios y formación sobre el futuro.
+VER MÁS
#Educación

Innova la educación superior tradicional a una insterticial plural

Prefiero pensar que esto es una nueva oportunidad para hacer de la práctica deportiva, en todas sus expresiones posibles, una instancia de inclusión social
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué nos dejó el Mundial?

Tal como expresó  Salvador Allende en su memorable y emotivo discurso "la historia es nuestra y la hacen los pueblos", los chilenos debemos ser sujetos participativos-directos en nuestros  der ...
+VER MÁS
#Política

Una verdadera democratización de Chile

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Los Gobiernos por otro lado han ido confiriendo crecientemente, además de amplios recursos, de una serie de privilegios a Carabineros, que aumentan aun mas su lejanía con el publico.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con Carabineros de Chile?: El caso de la policía británica