#Justicia

Justicia para el gato Jemino

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

De la mano de un gato me llega la explicación de por qué estamos como estamos y legítimamente puedo preguntarme si, ya que en estas instituciones no pueden con un gato hediondo, ¿a quién debe recurrir un ciudadano común y corriente en caso necesario para defenderse de una amenaza real?

Ha llegado a su término un caso judicial insólito. En el sector Las Higueras de la comuna de Talcahuano vive la señora Trinidad Cáceres acompañada de su gato “Jemimo”. Los vecinos se quejaron de malos olores culpando al gato y denunciándolo ante la Seremi de Salud. Después de olisquear el interior del domicilio y sus alrededores los sabuesos concluyeron que la fuente de malos olores era el gato Jemimo. (De allí en adelante se le conoció en medios locales con el mote de “el gato hediondo”, sin que a la fecha se registren denuncias por discriminación o bulling de parte de la comunidad felina del sector.)

La Seremi de Salud dictó, entonces, sentencia y notificó con fecha 26 de diciembre de 2012 a doña Trinidad que su amado Jemimo debía hacer abandono de su actual de residencia en un plazo de 24 horas. Trinidad, con el apoyo legal de la Corporación de Asistencia Judicial presentó un recurso de protección en contra de tal medida en la Corte de Apelaciones. Los jueces rechazan la apelación y fallaron (nunca mejor empleada la palabra) a favor de la Seremi de Salud, representada en tal acto jurídico en contra de un gato nada menos que por el Consejo de Defensa del Estado.

Trinidad recurrió entonces a la Corte Suprema que acoge su petición y dictamina que “no constando que la autoridad administrativa tenga facultad legal para disponer “reubicar” al animal de la recurrente, sin perjuicio de las sanciones que se pueden imponer por infracciones acreditadas en un proceso previo y legalmente tramitado, la actuación deviene en ilegal y procede acoger el recurso en cuestión por haber infringido la garantía consagrada en el artículo 19 numeral 2° de la Constitución Política de la República al imponer obligación no prevista”.

En resumen, Jemimo se queda en casa para felicidad de Trinidad ya que, según el máximo Tribunal de Justicia del país, la Seremi de Salud no tiene facultades legales para emitir una resolución de “reubicación” y además contraviene una garantía constitucional.

Y aquí es donde está el tema de hoy: esto no lo sabían ni en la Seremi, ni en la Corte de Apelaciones ni en el Consejo de Defensa del Estado, o, al menos, actuaron como si no lo supieran. Más allá de Jemimo y su probable pestilencia lo preocupante es ese inconfundible tufillo a tonto que rodea este caso. De la mano de un gato me llega la explicación de por qué estamos como estamos y legítimamente puedo preguntarme si, ya que en estas instituciones no pueden con un gato hediondo, ¿a quién debe recurrir un ciudadano común y corriente en caso necesario para defenderse de una amenaza real?

Tampoco puedo dejar de preguntarme cómo es que tamaños incompetentes llegan a sus puestos sin siquiera saber las garantías constitucionales, no las del gato, la de los ciudadanos (aclaración para ellos, por cierto). ¿Conocerán cuáles son las mías? ¿Se habrán detenido a pensar por un segundo cuando redactaban sus escritos?

Razón parte de la opinión pública al considerar peligrosas las calles. Hay demasiados animales sueltos.

——————————————–
Imagen

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

03 de Junio

No me cuaja la supuesta pestilencia de Jemimo con esa corbatita roja que le pusieron… como es la cosa: ¿Es un lord gato, o un roteque pedorriento?

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
El teletrabajo surge como una práctica común para la mayoría de los hogares donde hay mujeres que trabajan y que tienen responsabilidades domésticas, que hacen difícil la posibilidad de conciliar los r ...
+VER MÁS
#Género

Para que el teletrabajo no sea una ilusión óptica

La normalidad migrante es una realidad muchas veces marginada, ligada a los estándares de la vulnerabilidad y no reconocida institucionalmente
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La ´nueva normalidad`que vive la población migrante en Chile

No podemos ser un país donde la gente come según la voluntad del otro. No podemos ser un país que depende de la solidaridad.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Pueblo de Chile

No estamos ante la típica reforma administrativa y ni siquiera constitucional, sino frente a la necesidad de una reconceptualización, “un reseteo”, de los conceptos y categorías que la política ha u ...
+VER MÁS
#Política

La política es incapaz de gestionar la creciente complejidad

Popular

El teletrabajo surge como una práctica común para la mayoría de los hogares donde hay mujeres que trabajan y que tienen responsabilidades domésticas, que hacen difícil la posibilidad de conciliar los r ...
+VER MÁS
#Género

Para que el teletrabajo no sea una ilusión óptica

La normalidad migrante es una realidad muchas veces marginada, ligada a los estándares de la vulnerabilidad y no reconocida institucionalmente
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La ´nueva normalidad`que vive la población migrante en Chile

No podemos ser un país donde la gente come según la voluntad del otro. No podemos ser un país que depende de la solidaridad.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Pueblo de Chile

No estamos ante la típica reforma administrativa y ni siquiera constitucional, sino frente a la necesidad de una reconceptualización, “un reseteo”, de los conceptos y categorías que la política ha u ...
+VER MÁS
#Política

La política es incapaz de gestionar la creciente complejidad

Popular

La forma en que se retrata a Prat, nos plasma las siete virtudes del Bushido en un hombre real y contemporáneo.
+VER MÁS
#Cultura

Arturo Prat y el Código del Bushido: ¿Por qué los japoneses le rinden honores?

Pese a esta supuesta normalidad y actuación conforme a la ley, es del todo preciso señalar que no existe norma alguna que faculte a carabineros a decomisar ni mucho menos a la destrucción de los bienes e ...
+VER MÁS
#Justicia

Decomiso y destrucción de mercadería ambulante: Doble ilegalidad

Es necesario avanzar en nuevas dinámicas que favorezcan la colaboración y la corresponsabilidad de las labores domésticas, de crianza y educativas, propiciando mecanismos que vayan entendiendo estas labo ...
+VER MÁS
#Género

Mujer, educación y conciliación en tiempos de Covid-19

Debemos sacar de nuestras cabezas que nosotros, por el simple hecho de ser nosotros, tenemos menos probabilidades de contraer la enfermedad y si nos llegamos a contagiar no será tan grave.
+VER MÁS
#Salud

COVID-19: Cambiar comportamientos es hoy nuestra única y mejor arma