#Justicia

Joane Florvil: todos y todas somos responsables

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

“Justicia”, “entreguen a la bebé”, eran algunas de las exigencias que se escuchaban en la velatón organizada por las agrupaciones de migrantes y la familia de Joane Florvil, la joven madre haitiana recién fallecida.

El pasado 30 de agosto, fuimos testigos pasivos a través de la prensa, de una mujer haitiana esposada por Carabineros con su rostro cubierto en lágrimas, siendo acusada por abandonar a su hija en una oficina de protección de derechos en la comuna de Lo Prado.

Fue tratada como una delincuente, le quitaron a su hija y la dejaron bajo el “cuidado” de una casa de acogida del Sename. Joane, en su desesperación, se habría provocado lesiones en su cabeza, lo que finalmente agravó su estado de salud, con el triste desenlace que ya conocemos. 


Tenemos la obligación de ser un verdadero país de acogida, de inclusión, de multiculturalidad y exigirles a nuestras autoridades el cumplimiento irrestricto de los tratados internacionales, del respeto a los derechos humanos, de la dignidad de la persona, y de la justicia.

¿Pero sabía usted que ella era la víctima? ¿Qué había sido asaltada? ¿Qué le había robaron sus documentos, pasaportes y ella estaba pidiendo ayuda? Parece que eso no era noticia y la prensa calló.

Sin entrar a los detalles judiciales del caso en comento, esto merece un análisis aún mayor, un análisis como sociedad, como país, como personas. Joane no hablaba español. Ni carabineros ni la fiscalía estaban preparados para asistir a una persona en situación de vulnerabilidad, no contaban con traductores ni intérpretes en creolé. No le creyeron. Simplemente la criminalizaron sindicándola como la mujer haitiana que abandonada a su hija. Y a través de la presa, un país entero la enjuició

¿Por qué? ¿Por su color de piel? ¿Porque es diferente? ¿Porque es haitiana? ¿Porque es mujer?

El Estado de Chile y sus escasas o desconocidas políticas migratorias fallaron. La cantidad de seminarios, charlas y capacitaciones que los llamados “expertos” en migraciones dan de manera casi semanal, son letra muerta. Las veces que leemos o escuchamos que las Policías, el Ministerio Público, los jueces y en general los funcionarios se capacitan en migraciones, en sensibilización, etc., no genera nada ni una repercusión en las atenciones que se deben entregar a la comunidad migrante en nuestro país.

La vulneración a los derechos fundamentales de Joane y de su familia es de una gravedad que las autoridades y la sociedad no logran dimensionar. No sólo se vulneraron las normas de igualdad ante la ley, de protección a la familia como pilar fundamental de la sociedad, contenidas en la Constitución Política de Chile, sino que a los tratados internacionales suscritos y ratificados por Chile, que son ley en nuestro país, como la Convención Americana de Derechos Humanos, la Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de todos los Trabajadores migratorios y de sus Familiares, la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), la Convención de los Derechos del Niño/a, entre otras.

Pero lo más grave aún, es que se vulneró, se violó lo más sagrado de una persona: su dignidad humana.

Y frente a eso, todos fuimos testigos pasivos de esta terrible violación. Nos quedamos callados. Seguramente algunos la enjuiciaron viendo las noticias, otros, aún más “escépticos” (para no decir racistas), todavía no creen que esto haya sucedido, incluso desvirtuando las fuentes oficiales que entregaron la noticia. Otros, lloraron al saber de su muerte, lo que sufre hoy su marido, hermanos, familia, la comunidad haitiana en general. Pero todo desde una situación de pasividad, como un mero espectador.

Por esto, por Joane y por todos los y las migrantes que residen en nuestro país, tenemos la responsabilidad -como sociedad- de terminar con los prejuicios, con la xenofobia, el clasismo, la aporofobia (miedo a los pobres). Tenemos la obligación de ser un verdadero país de acogida, de inclusión, de multiculturalidad y exigirles a nuestras autoridades el cumplimiento irrestricto de los tratados internacionales, del respeto a los derechos humanos, de la dignidad de la persona, y de la justicia.

Todos somos responsables, de hacer este país un lugar mejor, de fraternidad, de recepción. Todos somos responsables que en Chile se reconozca que migrar es un Derecho Humano.

TAGS: #DDHH #Migración

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

03 de Octubre

una verdadera pena, una experiencia horrible peor a cualquier película de terror. nadie puede pasar por esto, se violó incluso a la constitución, los derechos humanos y la presunción de inocencia. no todos somos responsables. hay responsables directos que fueron los carabineros que aburridos en sus retenes salen a hacer sufrir a la gente. luego el sistema judicial racista que tenemos en chicle.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

#EstoPasaEnChile

VER TODO
Enfóquese en la mayoría honesta y no en el puñado de efectivos que se sienten autorizados a seguir disparando criminalmente a cualquier civil que tenga por delante. Nadie se merece eso.
+VER MÁS
#Política

Por qué es un error la arenga del General Rozas

Ellos mismos, apuestan en instalar la idea de que hay que mirar hacia adelante, “hay que dar vuelta la página”, hay que “avanzar” sin más, sin esfuerzo, sin intentar reparar y sin poner la memoria ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

El atizamiento de la memoria

¿ Cuantas Constituciones hemos tenido realmente? ¿ Quienes las han elaborado? ¿ Que grado de participación ha tenido la población común y corriente en la redacción de estas ?
+VER MÁS
#Política

Después del estallido social: ¿Asamblea Constituyente?

Quien más que los ciudadanos en su propio territorio, saben cuáles son las urgencias que lo aqueja y donde deben ser priorizados y puesto en marcha los recursos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Hacia una institucionalidad de participación ciudadana

Popular

Enfóquese en la mayoría honesta y no en el puñado de efectivos que se sienten autorizados a seguir disparando criminalmente a cualquier civil que tenga por delante. Nadie se merece eso.
+VER MÁS
#Política

Por qué es un error la arenga del General Rozas

Ellos mismos, apuestan en instalar la idea de que hay que mirar hacia adelante, “hay que dar vuelta la página”, hay que “avanzar” sin más, sin esfuerzo, sin intentar reparar y sin poner la memoria ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

El atizamiento de la memoria

¿ Cuantas Constituciones hemos tenido realmente? ¿ Quienes las han elaborado? ¿ Que grado de participación ha tenido la población común y corriente en la redacción de estas ?
+VER MÁS
#Política

Después del estallido social: ¿Asamblea Constituyente?

Quien más que los ciudadanos en su propio territorio, saben cuáles son las urgencias que lo aqueja y donde deben ser priorizados y puesto en marcha los recursos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Hacia una institucionalidad de participación ciudadana

Popular

Usan el clasismo para calificar de rotos, lumpen, delincuentes o terroristas a la mayoría que lucha por un Chile digno
+VER MÁS
#Política

Los herederos de Pinochet

Mientras en las poblaciones muere gente por “balas locas” del narcotráfico, Carabineros está persiguiendo actores sociales
+VER MÁS
#Uncategorized

Pacoleaks: ¿del débil protector?

El tiempo corto de este estallido social no sólo pone en cuestión a la Historia de forma dramática. El pasado es desdeñado por quienes son conscientes de estar viviendo un transe histórico, en el que y ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un país sin estatuas

La televisión y la prensa, pero sobre todo la televisión, funcionó los primeros días como una verdadera prótesis del poder, negando con ello la narrativa del “cuarto poder”
+VER MÁS
#Medios

Disparen contra el periodista