#Justicia

¿Es legítimo un homenaje a Pinochet?

59 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Pareciera que muchos defensores de la libertad todavía ven a los pinochetistas y a las víctimas de delitos de lesa humanidad como dos grupos con legítimas diferencias de opinión, cuyo derecho a expresarse la sociedad debe respetar, aún cuando exista cierto consenso social en contra de uno de los dos grupos (los pinochetistas). Un conocido columnista de El Mercurio el domingo pasado llamaba a “comprender hasta que duela” como modo de escribir “una historia inclusiva”. Sin embargo, no es éste el enfoque adecuado para juzgar el homenaje a Pinochet que, bajo la consigna “nos están robando la historia”, se pretende realizar el próximo domingo.

No estamos en presencia de dos grupos con legítimas diferencias de opinión. Lo que tenemos aquí son víctimas y victimarios de delitos de lesa humanidad, y un nuevo intento de los victimarios y de sus más férreos defensores, por legitimar estos graves delitos como acciones justificables e incluso necesarias en determinado contexto. Es decir, si la sociedad chilena está dispuesta a permitir esto, es que no tiene aún la capacidad para decir “nunca más” a las graves violaciones a los derechos humanos, pues considera lícito que algunos las justifiquen. Es evidente que el espíritu del homenaje que se organiza es el de minimizar y justificar estos delitos.

Para avanzar en el “nunca más” se ha presentado al Congreso un proyecto de ley para sancionar a quienes nieguen, justifiquen o minimicen los crímenes de lesa humanidad cometidos en Chile, en la línea que ha evolucionado el derecho internacional. La iniciativa plantea que “la legislación chilena no puede desatender el sentimiento que provoca a quienes sufrieron en carne viva los delitos cometidos y a sus descendientes, oír el cuestionamiento, la minimización o justificación de los crímenes cometidos en dictadura”. Esto es un imperativo moral, pues el respeto a las víctimas y el mínimo sentido de empatía con el sufrimiento debe estar a la base de nuestra legislación. Así como es penalizado el delito de injuria o de ofensa pública y daño moral, puede ser penalizado como delito justificar o minimizar la magnitud y el efecto del sufrimiento por crímenes de lesa humanidad. En Chile tal situación se aplicaría tanto para opiniones habituales de columnistas sobre la dictadura de Pinochet como para la enseñanza histórica de la mal llamada “Pacificación de la Araucanía”, o las matanzas de obreros a principios del Siglo XX. La sociedad tiene el deber de poner límite a quienes, hiriendo la dignidad humana, hacen gala de la impunidad frente a este tipo de delitos.

* Nota elquintopoder.cl: Si estás de acuerdo con lo expresado en esta columna, te invitamos a adherir en esta acción liderada por Felipe Henríquez, “Impidamos esta aberración: #NoAlHomenajeAPinochet”.

——

Foto: Patio 29 – Marcos S. González Valdés / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

05 de junio

Discrepo. Me parece que la libertad de expresión es una de las barreras que nos puede proteger de las intentonas autoritarias que no son poco comunes en nuestra historia. Concuero en que nadie podría abstraerse de condenar las violaciones a los DDHH que ocurrieron en el país de la dictadura, pero ello no habilita para que las víctimas se transformen en los jueces morales de la República. Menos apruebo el proyecto de ley que usted comenta pues sería una herramienta perfecta para la censura histórica y base ideal para las “verdades oficiales”. De ahí a la dictadura intelectual estaríamos a un paso.
En fin, prefiero ver al pinochetismo haciendo ver sus ideas mediante un acto público antes que los haga en las catacumbas de la vida ciudadana.

06 de junio

Soy antijudia. Asi que he decidido hacer una manifestacion contra los judios. ¿Por que alguien tendria que impedirmelo? Ah, claro, porque es apologia del racismo. (conste, no soy antijudia, solo lo uso de ejemplo)

Ese es el problema con permitir homenajes al pinochetismo y a sus secuaces. No es atentar contra la libertad de expresión, sino impedir la apologia a la masacre que hicieron contra chilenos. Porque te recuerdo que el problema es que mataron a chilenos, y ellos, 40 años despues, siguen viendolos como “enemigos”, que hicieron bien en matarlos y torturarlos porque “defendieron al pais del comunismo” matando a fetos al torturar a sus madres ¿O es que olvidamos que el señor Pinochet dijo que a los comunistas hay que matarlos desde chiquititos? Y asi ocurrio, porque murieron fetos, bebes recien nacidos que de comunismo no tenian idea… Y a ese personaje se le pretende hacer un homenaje.

Lo que hacen en estos actos es destacar como algo positivo lo que en realidad fue una masacre. Y mientras los que las cometieron sigan creyendo que lo que hicieron estuvo bien, mientras no vean ni quieran ver que cometieron un crimen, no tienen derecho a abusar de la libertad de expresion. La libertad de expresion no es un derecho sin responsabilidad, y aqui los personajillos que estan participando en este homenaje tienen muchas responsabilidades que se niegan a asumir

06 de junio

@Marcela Castro. Tu argumento tiene el mismo ADN que el ex tristemente célebre artículo 8º de la constitución pinochetista. Usted de antemano decide que un grupo de chilenos no merecen tener vida pública.
Ud. debe aprender que una cosa es la condena moral de unos actos que nadie quiere volver a repetir (violaciones a los DDHH) y otra es la tolerancia. Sus palabras comprueban una vez más que el miedo al otro puede ser peor que el odio.

06 de junio

No digo que haya chilenos que no merezcan tener vida publica. Digo que no puede ni se debe permitir que chilenos alaben a un criminal.

Y no, señor, a Pinochet no lo condeno moralmente. Pinochet tiene prontuario, asi que olvidese que hablamos de alguien “inocente” porque le recuerdo que solo no se le pudo juzgar en Chile porque no esta cualificado el crimen de lesa humanidad, no porque no haya cometido los actos de que se lo acusaban. ¿Ud haria un homenaje a un violador, a un asesino de algun niño, a un envenenador? No ¿Por que hacerlo a Pinochet que fue responsable (y no moral, sino responsable por ser el jefe de Estado, como bien establecio el juicio de Nüremberg) de miles de muertos, torturados y exiliados? Digame, ¿por que ud le haria un homenaje a alguien que ordeno la Caravana de la muerte, el asesinato del general Prats, y que ademas fue corrupto?

Javier Retamal

07 de junio

No pues, no se trata de que las víctimas anden juzgando. Cuando existen legislaciones que sancionan la promoción del los crímenes gravísimos como en Alemania, las instituciones judiciales calificadas son las que juzgan.
Siguiendo tur temores, no se podría sancionar el delito, por el riesgo de que los jueces abusaran. Para prevenir esos abusos existen figuras como las instancias de apelación.
No es aceptable ni sostenible que ande tanto desquiciado promoviendo la tortura y el asesinato ni que continúe la impunidad. Tenemos que promover la creación de leyes mas maduras y adecuadas para prevenir la repetición de la tragedia que vivimos en Chile. Mientras se crean y continuamos en la indefensión y en el estado de injusticia, sólo queda el derecho a pataleo.

05 de junio

Es mejor y más sana una sociedad que ventila y discute sobre sus miserias, que una que las esconde debajo de la alfombra…

05 de junio

Me parece sano todo acto de manifestación en forma pacifica y sin molestar a nadie, sin destrucción de calles ni propiedad privada.
Por otro lado ya han pasado 21 años desde el gobierno militar, hubo un cambio de generación y no es posible que aun sigan envenenando a los jóvenes con este tema. Cuando Chile crecera en la prosperidad y sanidad mental si en todo momento se llama a la funa de todo acto hecho por la derecha. También hay familias que perdieron a sus familiares a causa de la guerrillera armada. Porque siempre se muestra una cara de la moneda, porque no se muestra los acontecimientos que se venían dando en esas fechas, porque se callan y no hablan este tema tenemos el derecho a saber las verdaderas razones del golpe militar y porque todos los partidos se alinearon en contra del partido comunista y socialista para sacar a Allende del poder. Jamas he visto una película con ese tema.

Soledad Moreno

06 de junio

Claudia,

1. Es necesario conocer y comprender la historia para no cometer los mismos errores. Eso no se llama envenenar se llama crecer. Las personas y sociedades cuando enfrentamos nuestras verdades en serio nos hacemos mejores.

2. No defiendo la guerrilla, pero hay una gran diferencia de poder y de deber ético y político entre una guerrilla y un Estado (o su gobierno). La misma que entre un niño con pataleta que da manotazos y un padre autoritario que le da una paliza para controlarlo (aunque el niño pueda tener razón). El poder es claramente distinto, y por lo tanto la posibilidad de abuso también, que en el caso Chileno la dictadura no dudo en ocupar contra sus ciudadanos. Pero el deber de un estado es proteger no violar los derechos humanos.

3. Para hacer la película que tu quieres hay que comprender también la historia internacional. ¿No te parece extraño que latinoamerica haya tenido dictaduras militares parecidas en el mismo período histórico? ¿No habrá en ello una razón que trasciende nuestras fronteras y al mismo Allende? ¿No te llama la atención que estas dictaduras se hayan dado durante la guerra fría?

Para entender, hay que entender como USA adquiere poder tras la segunda guerra mundial y su rivalidad con la Unión Soviética que le lleva a la ´guerra contra el comunismo` (algo parecido a su actual ´guerra contra el terrorismo`) apoyando dictaduras y persecución política en muchos países. (No, la idea genial no fue de Pinochet).

Y los motivos de USA, disfrazados de humanitarismo tanto ayer como hoy, no son más que intereses de económicos y de poder político. (Esta claro en cómo apoya algunos países y ante otros hace vista gorda).

Hay que entender el caudillismo y la corrupción de lationamérica. (¿No te extrañan las cuentas millonarias de Pinochet ?)

La dictadura Chilena es historia y es presente. 20 años es muy poco cuando aun sufrimos sus efectos.

Las víctimas directas y sus familias viven en la sociedad, aun les duele lo sufrido (¿hay acaso un tiempo límite para el duelo? ¿Lo pueden definir los que no lo han sufrido?) Por eso les duelen estos homenajes (¿Te gustaría que el asesino de tu madre o el violador de tu hija fuese homenajeado?).

Mas aún, las victimas indirectas se multiplican día a día dada la inequidad social que el modelo político y economico instarurado en Chile desde la dictadura y apoyado por USA y el Bando Mundial impuso sobre nuestras vidas. (Me refiero a la constitución del 80 con una democracia a medias y la privatización del Estado, el cuál se vendió a los amigos de la dictadura que hoy en día detentan el poder económico en Chile, que continúa reproduciendo injusticias sociales).

06 de junio

El comentario de Claudia es de alguien que pretende desviar el tema, tipico de alguien aleccionado para hacerlo. Y no merece respuesta alguien que esta claro que pretende justificar lo que no tuvo jamas justificacion

05 de junio

El comentario de Claudia es típico de quiénes no quieren reconocer que la Dictadura es parte de la Historia y tiene el mismo derecho a estar el libros de Historia como el 21 de Mayo u otros.Lo cual no significa que se “envenene” a la juventud. Sólo significa que TODOS tienen derecho a conocer la verdad y dejar fuera del barrido logros económicos, versus violaciones DD.HH.que son los que quedan bajo la alfombra, no me parece un buen ejercicio de democracia.Creo que tienen derecho a homenajear al perro que les parezca. Ojala´cierren la puerta y dejen a Dios afuera. Cruzar a Dios, Biblia y mandamientos, con Asesinato y Tortura…..¿A alguien le parece coherente?

pedro calderon

05 de junio

se nota que a ninguno de estos mal nacidos………..le mantaron algun padre,hijo,tio,hermano,madre,vecino,esposa………y solo por el simple hecho de pensar distinto o por ser un supuesto peligro para la dictadura…………me gustaria ver que comentarios harian si uds fueran pariente de una de estas victimas y vieran que estan homenajeando al maldito que mando a matar a sus sere querido………………..es muy facil hablar cuando no te a tocado

Javier Sola

05 de junio

Estoy en desacuerdo. Sí me parece condenable que se homenajee a Pinochet, y tengo la peor opinión de quienes lo hacen, pero no se puede prohibir jurídicamente que lo hagan. Hacerlo implica, no poner un sentido mínimo de simpatía con las víctimas de la dictadura, sino la criminalización de un acto que, por muy lamentable que sea, no implica un verdadero peligro para la sociedad.
Y en caso de que se criminalizara este tipo de homenajes, me parece que, en virtud de la igualdad ante la ley, también se podría criminalizar actos similares hechos por otros grupos de otras orientaciones políticas, respecto de otras personas. Al final, sería la puerta para la represión de una serie de otros actos que sí que son legítimos.

06 de junio

sí se puede prohibir juridicamente que se haga. ¿Por que se prohibe que se haga manifestaciones en apoyo de Hitler? Porque Hitler fue un genocida. No se le juzgo, porque se suicido, pero nadie discute que fue un genocida. Y hacerle un homenaje seria lo mismo que apoyar el genocidio. Pinochet fue un genocida, mato a miles de chilenos, asi que hacerle un homenaje es lo mismo que apoyar la masacre que cometio, todas las violaciones a los derechos humanos. Y eso es ilegal, es ilegal dar apoyo a violaciones a los derechos humanos sin importar cuando ha ocurrido.

06 de junio

Entiendo a quienes repudian la dictadura pero por respeto a la libertad de expresión consideran legítimo el homenaje.
La pregunta para mí a analizar es: ¿El acto en cuestión, supone negar, minimizar o justificar delitos de lesa humanidad? ¿Tiene este acto el fin de plantear que son legítimos los crímenes de lesa humanidad?
Si así es, creo que las sociedades deben legislar para prohibir este tipo de actos, dando signos claros de cuáles son los valores que están a la base de nuestra sociedad. Es un caso típico de colisión de derechos, como en la mayoría de las situaciones en que se pone en juego la libertad de expresión, cuyo límite debe ser materia de discusión en un Estado democrático.
¿Por qué creo que debe limitarse este derecho a expresión?
1. Por el daño moral que provoca en las víctimas. Esto no es teoría, es sufrimiento real. Por el mismo motivo que es delito una injuria, debe serlo también una acción destinada a justificar, negar o minimizar que estas personas han sido víctimas de sufrimientos atroces, ocasionados con la complicidad, y en algunos casos participación impune, de quienes hoy pretenden celebrar esos actos. El reconocimiento por parte del conjunto de la sociedad, del daño causado en este tipo de delitos, es algo que el Estado debe proteger. La burla y el desprecio pueden ser penalizados en ciertas circunstancias.
2. Por el respeto a los valores que están a la base de nuestra sociedad. No es razonable que sea delito quemar una bandera u otro acto simbólico de esa naturaleza, o que sea penalizado andar desnudo por la calle, y no sea delito hacer gala de despreciar a tal punto la vida humana, y las graves atrocidades que se cometieron contra ella en nuestra historia reciente.
Si se tratara de un debate sobre las políticas educacionales o económicas de la dictadura, por supuesto que la libertad de expresión debe ser resguardada. Pero este acto, como se evidencia en lo planteado por sus organizadores, tiene el fin de reivindicar como legítimas acciones que constituyen crímenes de lesa humanidad. Una sociedad civilizada no puede aceptar eso.

Jaiver Sola

06 de junio

Respecto de las preguntas. Me parece evidente que siendo el objeto central de este acto celebrar a Pinochet, ello significa que quienes participan de esto están justificando los delitos de lesa humanidad, ni siquiera negándolos. Pero aún así, me parece que el delito no puede ser mostrar acuerdo con esa posición, sino que llevar a cabo los delitos de lesa humanidad. Asesinar si es delito, pero mostrar acuerdo con el asesinato no puede serlo. El derecho puede prohibir conductas, pero no prohibir que las personas muestren su acuerdo con determinadas conductas. En caso contrario, también sería criminalizable todo acto que mostrara acuerdo con otro tipo de delitos, con lo cual la limitación a la libertad de expresión seria, a mi juicio, excesiva.
Respecto del punto 1. Efectivamente la burla y desprecio pueden ser penalizados, precisamente por el delito de injuria. En caso de que los asistentes a estos actos se burlen y desprecien a víctimas de delitos de lesa humanidad, sus familiares se podrían querellar en contra de quienes lo hagan, pero si sólo se remiten a hacer un homenaje, nada que hacer.
Respecto del punto 2. El mismo argumento, despreciar la vida humana hasta tal punto de hacer actos que destruyan la vida humana, penalizable, pero hasta el punto de hacer gala del desprecio a la vida humana, sin pasar a ninguna acción, no lo creo penalizable. Sencillamente me parece que si fuese así, también sería penalizable algún acto de homenaje a cualquier “héroe” de guerra del pasado; se celebra a personas que pusieron otros valores por sobre el de la vida; en el caso de pinochet, el orden, el “””progreso””” fueron puestos por sobre la vida, en el caso de otros, la patria fue puesta por sobre la vida. Al final, ¿qué actos de expresión de acuerdo con delitos serían penalizables y cuáles no? ¿Con qué criterios se establecen?
Quienes hacen estos actos de homenaje a criminales se merecen todo el repudio del resto de la sociedad, y bien ganado que lo tienen, pero no la prohibición de hacerlo.

06 de junio

Javier Sola: “Asesinar si es delito, pero mostrar acuerdo con el asesinato no puede serlo.” SÍ ES DELITO. Lea los pactos y acuerdos sobre derechos humanos que ha firmado Chile: es delito.

Chile, como Estado, tiene OBLIGACIÓN, por haber firmado dichos pactos y convenios, de educar sobre ellos, de fomentarlos y de sancionar a quienes los violan. Permitir que alguien apruebe un crimen es ir contra lo que Chile ha firmado. El derecho (y mas el derecho chileno) precisamente tiene como fin el moldear conductas y condenar las que no son correctas. Para eso son las leyes. Y si la ley chilena es pro-derechos humanos ¿no es contradictorio permitir que alguien alabe a un criminal como Pinochet? ¿O a cualquier otro criminal? ¿No es contra las mismas obligaciones que como Estado ha contraido?

La libertad de expresion no es absoluta. Nunca ha sido absoluta. De hecho, desde los mismos organos de derechos humanos se ha tomado en cuenta que limitar la libertad de expresión en tales situaciones resulta siempre un buen acto de ponderación. http://www.hrea.net/index.php?doc_id=851 Y en este caso, no permitir un homenaje a Pinochet no es contrario al derecho de libre expresion: los sujetillos que se lo van a hacer pueden seguir pensando lo que quieran, lo que no pueden es hacer un homenaje PUBLICO a un asesino. Que lo hagan en sus casas si tanto lo desean.

Jaiver Sola

07 de junio

Marcela Castro; quizás me equivoco y usted sepa más al respecto, en cuyo caso le pido me cite los artículos pertinentes de los respectivos tratados, pero hasta donde he estudiado de los tratados que Chile a firmado, lo que ha aceptado es la libertad de expresión, cuya limitación, según entiendo, se encontraría en los actos que inciten al uso de la violencia y no en las formas de expresión que la intenten justificar. De la Constitución chilena, entiendo que lo que se prohíbe es la existencia de personas jurídicas cuyos actos o conductas no respeten los principios básicos del régimen democrático y constitucional, procuren el establecimiento de un sistema totalitario o usen la violencia como método de acción política. Desde ahí, lo más que se podría hacer sería negarle la personalidad jurídica a la fundación pinochet, lo que me parecería razonable dado que el derecho no debería dar reconocimiento a este tipo de fundaciones.
Pero respecto de la libertad de expresión, al menos en el sistema chileno, está garantizado que su limitación tiene que hacerse de forma represiva, entendiéndose esta palabra en contraste a “con censura previa”. Según el 19 N° 12 de la Constitución, la Constitución asegura a todas las personas la libertad de emitir opinión y la de informar, SIN CENSURA PREVIA, EN CUALQUIER FORMA Y POR CUALQUIER MEDIO, sin perjuicio de responder de los delitos y abusos que se cometan en el ejercicio de estas libertades. En ese sentido, ateniéndose a las garantías que da el derecho chileno, no se podría a priori prohibir determinados tipos de expresión, como este homenaje.
Y respecto de su argumento de que este acto sería contra derechos humanos, sí, el acto implica celebrar a alguien que se pasó por donde quiso los derechos humanos. Sin embargo, en el acto mismo del homenaje, no se viola ningún derecho humano per se. Su prohibición, sí viola uno, el derecho a la libertad de emitir opinión (art 19 de la declaración). De los arts 1 a 29 de la declaración universal de DDHH no me parece que se esté pasando a llevar ninguno, Pinochet los pasó a llevar, pero el acto de homenajearlo no. El único que tal vez podría estimarse trasgredido sería el art 30, pero sólo en caso de que con este acto se tendiera a suprimir derechos y libertades, lo cual a mí de momento me parece equívoco, por lo tanto no suficiente razón para prohibirlo.

07 de junio

Javier:

La Convención Americana sobre Derechos Humanos (y se la menciono en relacion al famoso caso de la Pasión de Cristo), señala que la libertad de expresión no es un derecho absoluto, sino que admite restricciones para acomodar su ejercicio con los derechos de los demás, la seguridad de todos y las exigencias del bien común en una sociedad democrática (art.32 de la Convención). Sin embargo, las restricciones a la libertad de expresión no pueden ser más amplias que lo establecido en la ley (art.29.a de la Convención), ni pueden ser aplicadas “sino conforme a las leyes que se dictaren por razones de interés general y con el propósito para el cual han sido establecidas” (art.30 de la Convención).

Bien, ¿que dice la ley chilena? Sí, hay un articulo en la Constitucion, pero hablo de ley, la 19733 de 2001. Y ahí se establece que la libertad de expresión tiene limites.

SIN CENSURA PREVIA… Pues para que lo sepa: el Pacto de Derechos Civiles y Politicos NO CONDENA LA CENSURA PREVIA, lo hace la Convencion Ameriana. Pero vamos a pensar que en realidad en Chile no existe la censura previa… ¿y que pasa cuando hay que hablar de niños? Hay censura previa, porque la ley impide que se divulgue informacion de niños incluso en el caso en que hayan cometido delito (articulo 33), EN CUALQUIER FORMA Y POR CUALQUIER MEDIO… pero si ud injuria a alguien y se demuestra que lo ha injuriado puede ser multado.

¿Ve el problema? Ud no puede (de hecho es la raiz del problema de la libertad de expresion) hablar de este derecho sin conectarlo con los demas. No es independiente, y no es absoluto.

Ud habla de “censura previa” en relación a este homenaje.No, no la habria. Nadie esta impidiendo que se haga este homenaje… si lo quieren hacer en un recinto realmente privado (la casita de lo Curro, en la casa de la Lucia Hiriart…), tampoco es negarse a que se emita este documental si quieren hacerlo en la Universidad San Sebastian que tanto le debe a la Fundacion Pinochet. Pero no, lo que quieren es hacer un HOMENAJE PUBLICO, DIFUNDIENDO PUBLICAMENTE un documental sobre Pinochet en un recinto publico, el Teatro Caupolican. ¿Y que es eso sino provocacion y mas encima una muy deliberada? Por ende, sí incurririan en las causales delictivas estipuladas en la ley 19733.

Si los seguidores de Pinochet quieren hacerle un homenaje ¿por que no hacerlo en la Fundacion Pinochet, como los han hecho hasta ahora? Pero no, quieren “difundir” un “documental” sobre Pinochet… ¿Acaso vamos a ver a Pinochet diciendo que lamenta haber matado a chilenos? No, porque sabemos (es mas, esta grabado) que ese personaje injurio a las victimas y a sus familias, y nos provoco al país entero un daño que esta claro que aun no se repara. Asi que lo siento, pero no hay por qué autorizar que estos personajillos quieran “difundir” la “palabra” de Pinochet cual mesias, porque incitó el odio (articulo 31), porque agredio al Estado (golpe de Estado), porque asesino, torturo y exilio personas, y ademas las difamo. Se trato como ratas a las victimas de la dictadura, como delincuentes, ¿y se permite que se homenajee a alguien que uso esas expresiones en las interminables cadenas nacionales que hizo durante su gobierno? Vamos.

Pero no crea que no veo el lado positivo. Porque si se permite un homenaje a Pinochet al dia siguiente del acto me pongo en campaña para organizar uno a Hitler frente a la Moneda, a ver que tal le parece a Hinzpeter y a Golborne y a todos los del gobierno, y pobres que sean tan descarados para impedirmelo. Ellos permiten que se alabe a un genocida, yo tendre todo el derecho a alabar a otro. ¿Verdad?

07 de junio

Estimado Lucho:

Lo que señalas respecto del delito de injuria o calumnias es diferente: no se te prohibe decir nada, se te obliga a acatar la sanción que puede tener lo que dijiste. En ese sentido, lo más aceptable para conjugar el Derecho de Libertad de Expresión con la dignidad de la vida humana, es que sean sancionados DESPUÉS DE REALIZAR estos actos, no prohibirlos.

Por otra parte me gustaría que escribieras una columna similar la próxima vez que la ex presidenta Bachelet, Camila Vallejo o algún otro político connotado de izquierda minimice las atrocidades de Cuba, de la RDA o algún otro Régimen Dictatorial de izquierda, diciendo que “son otras formas de ver el mundo”.
Si es inaceptable que se homenajee a los violadores de derechos humanos y autores de crímenes de lesa humanidad (cosa en la que concuerdo contigo), no se pueden hacer diferencias por la nacionalidad que ellos tengan, ni por el lugar donde cometieron sus crímenes.

Saludos

07 de junio

Marcela:

¿Usted está de acuerdo con el fallo del caso “Pasión de Cristo”? ¿Cree que se falló acorde a derecho? Lo dudo mucho. En clases de Derecho nos muestran ese fallo como una tremenda metida de pata, dudo que usted en su fuero interno lo haya celebrado, o siquiera compartido el erróneo razonamiento y peor aplicación del que hizo gala el fallo. Sin embargo ahora lo cita como ejemplo. SI se siguiera ese nefasto precedente el derecho de Libertad de Expresión no tendría mucha aplicación práctica.

Luego, en Chile no está condenado en ninguna parte del ordenamiento jurídico el estar de acuerdo con un asesinato, eso no es cierto. Si un familiar de una persona asesinada declara en una entrevista que “tenía ganas de matar” al asesino, o que “si de él dependiera lo mataría” NO HAY ACCIÓN POSIBLE PARA SANCIONAR ESO. Y no en una conversación privada, en una entrevista en medios masivos de prensa. Me gustaría ver fallos de tribunales chilenos sancionando opiniones así, podría por favor citarlos para revisarlos en caso de que esté equivocado.

Lo correcto sería como dice Javier, que se sancionen los excesos que se cometan, o las injurias o calumnias que se configuren, pero censurar un acto público como este no se ajusta a derecho, más allá de la sanción o reproche moral que merece.

Realmente quedé impactado por su cita al fallo “Pasión de Cristo” y por tratar de usarlo como un precedente a seguir.

Javier Sola

07 de junio

Marcela: De lo revisado en la ley 19733 en particular del Art 33, admito que si es una excepción a la censura previa. Ahora, por ese lado no me parece que sea suficiente para prohibir este homenaje, precisamente porque, como usted ha señalado la Convención Americana no admite censura previa, además, obviamente, de la Constitución. En cuyo caso aún me parece admisible multar por el delito de calumnia o injuria, precisamente porque ello no implica una censura previa, sino una acción a posteriori. De manera que si se cumplen las causales delictivas de la ley 19733, se puede multar, pero ello no sería precisamente una censura, ni una prohibición; no se afectaría la libertad de expresión.
Lo que no entiendo es por qué hace la distinción entre si se hace en un recinto privado o de modo público. Según yo, si se hace en un recinto privado es lo mismo a que no fuera parte de la libertad de expresión, en ese caso me parece que entraría más bien dentro de la libertad de conciencia, en cuyo caso sí que sería inadmisible su limitación.
Respecto a su último punto, del lado positivo; concuerdo definitivamente, pero no es a Hitler a quien hay que homenajear, qué sacamos, Hinzpeter iría feliz. Al que tenemos que homenajear es a Stalin 🙂

08 de junio

JUAN ZAMORA: me referia al fallo de la Corte Interamericana sobre La Pasion de Cristo. Y antes que siga rebuscando, yo estoy a favor que se emita el documental sobre Pinochet, lo que no quiero es que se le hagan “homenajes”. Es necesario oir a Pinochet, saber como pensaba, porque asi le podremos decir con mas propiedad a los jovenes que no vivieron esa epoca “¿entienden ahora por que lo declararon demente?”.

Aqui tampoco estamos hablando de “asesinato” a secas. No estamos diciendo “pericolospalotes que mato a juanitosepamoya”. Aqui hablamos de una politica sistematica del Estado para matar personas. Hablamos de alguien que ordeno el asesinato de personas en el extranjero. Si, ya, vendra ud a decir que no fue procesado… ¿tengo que recordarle por qué no se le pudo procesar?

Y no dije que la sentencia condenatoria a Chile sobre la Pasion de Cristo que fuera un precedente a seguir. Mencione la Corte porque Javier tiene una idea de la libertad de expresion muy radical, algo que ni siquiera la tienen los mismos encargados de juzgar cuando un Estado la incumple. Y el caso sobre la Pasion de Cristo es un excelente ejemplo de que la libertad de expresion no es como Javier o como muchos la imaginan.

Es mas: si el homenaje se acaba realizando LA FUNA ENTONCES SERIA ABSOLUTAMENTE LEGITIMA. Y no habria por qué alegar intolerancia. Los seguidores de Pinochet tendrian derecho a expresar su opinion, los que no lo son tienen el mismo derecho de expresar la suya en el mismo lugar. Y si los seguidores de Pinochet no pueden se censurados previamente por injurias por ejemplo, no lo pueden ser los de la funa. ¿No hablamos de libertad de expresion? Eso es lo que dice la Corte Interamericana: los que quisieron prohibir la emision de la Pasion de Cristo no podian negarle el derecho a los que sí querian verla. Pues aqui es lo mismo: ok, que los seguidores de Pinochet tengan su homenaje… pero los de la funa tienen el mismo derecho a estar en la puerta del Teatro. Y hablo de la puerta del Teatro, porque obviamente tendran problemas para ingresar, pero no les pueden impedir que esten en la puerta gritandoles.

De ahi, JAVIER el problema del lugar. ¿Con que cara podrian impedir los seguidores de Pinochet, que desean hacer este homenaje de manera publica, impedir que los manifestantes de la funa se lo amarguen tambien publicamente? No tienen cómo impedirlo… salvo claro que se usen a los carabineros para reprimir a la gente de la funa por ocupar la calle (que no dudo que lo hagan). Pero si nos ceñimos a lo que se dice de la libertad de expresion, los seguidores de Pinochet pueden hablar lo que quieran… lo que no dice la libertad de expresion es que uno los tenga que escuchar. Tu puedes pararte en medio de la Plaza de Armas con un microfono para gritar “Que viva Stalin!!!”, pero yo tengo todo el derecho a cortar el cable del microfono. Tu seguiras gritando (porque no te habria impedido hablar), pero el resto de personas no tendran que oirte. Y no, no te estaria censurando, porque tu seguiras gritando lo que te venga en gana, solo que los que te oigan tendran que estar mas cerca tuyo si les interesa oirte, y si me demandas por cortarte el cable alego que contaminabas acusticamente, que esta dentro de los derechos medioambientales. No te habria censurado, porque no te he impedido que digas lo que quieras decir, tampoco te he reprimido, porque sigues intacto (afonico en realidad), pero tu derecho a la libre expresion no puede violar mi derecho a un ambiente acustico aceptable. Y los dos derechos, para que te enteres, tienen el mismo valor, porque que yo sepa los derechos humanos no tienen jerarquía. Es mas, si hubiera jerarquia, primaria el segundo, porque tu vociferacion afectaría mi salud auditiva.

Asi que sí importa el local, porque los que los seguidores de Pinochet quieren es ser oidos, quieren gritar al mundo que siguen activos. Pues mala eleccion de lugar, porque se les puede decir en la cara: “no nos interesa lo que digas”. Y los seguidores de Pinochet no podrian alegar intolerancia, porque ningun adulto puede obligar a otro (y aludo a adultos especificamente) a escuchar lo que no quiere escuchar, ni menos impedir que otro le rebata y discrepe. Si lo que querian era decir lo que quisieran sin problemas, que pena haber elegido el Caupolican.

Jaiver Sola

08 de junio

Marcela; aún sigo creyendo que está claro en la ley lo de sin censura previa. Por lo mismo sigo creyendo que no se puede prohibir el acto. Y por la misma razón, tampoco creo que se le pueda impedir la funa, siempre y cuando no se utilice la violencia como el medio de manifestarse. Quizás peco de demasiado liberal en este sentido, pero es lo que me parece que se entiende de la ley, o tal vez yo le doy a la ley una aplicación muy estricta y usted una más amplia.

08 de junio

Javier: no peca de liberal, solo que ud ve un derecho donde yo he aprendido a ver una responsabilidad. Porque es en lo que diferimos ud y yo. Para mi, la libertad de expresion no es un derecho, sino un problema de responsabilidad.

Lo expondre simple: ud y yo estamos muy conscientes de lo que estamos haciendo. Al poner aqui nuestra opinion, sabemos que si por abc dañasemos la honra de alguien podriamos ser demandados. Es mas, sabemos que podemos vernos afectados por las opiniones que expresamos. Pero ejercemos nuestro derecho a libre expresion porque estamos dispuestos a asumir las consecuencias, empezando a que no estemos de acuerdo. Y debatimos como ciudadanos ante un problema complejo como es el derecho a libre expresion en la normativa chilena.

Pero no me pida que crea que esta gentecita que le hara el homenaje a Pinochet entiende lo que es la libertad de expresion. Ya fue muy asqueroso que usaran los recursos de amparo para que ahora tengamos que oir a Agustito hablando de “democracia” y a un general cuya hermana fue torturada decir que eso no habia pasado en Chile.

La libertad de expresion se planteo como un derecho para los ciudadanos que querian expresar ideas y no ser condenados, encarcelados o asesinados por ellas. Y esa es la connotacion que tiene hasta hoy. No se penso para que unos “individuos” dijeran las barbaridades que han dicho y que diran en ese homenaje, ni menos para quienes mataron a personas por sus ideas. Pero ahi los tenemos, hablando, porque la ley, segun los tribunales, asi lo permite. Y porque por desgracia no se les puede pagar con la misma moneda.

Que asco da ser defensor de los derechos humanos cuando tocan estas situaciones.

Jaiver Sola

08 de junio

Entiendo, pero en virtud de lo que usted señala, creo que lo lógico es pensar que del ejercicio del derecho nace la responsabilidad de hacerse cargo de lo dicho; es decir, se puede demandar a quienes efectúen este homenaje luego de que este se haga, pero aún no creo que sea censurable antes de ser hecho. En fin, lo que digo no es que el acto no se pueda sancionar, pero en virtud del artículo ya mencionado sobre la censura previa, sólo se puede hacer a posteriori, y dándose los supuestos de hecho. Ello no implica que vea la libertad de expresión sólo como un derecho y que ello no implique responsabilidad, pero la censura implica en primer lugar que no se pueda ejercer el derecho, y que tampoco pueda de ello nacer una responsabilidad.
Por otro lado, no niego que a estos tipos no les importa nada la libertad de expresión, ellos mismos fueron los que la negaron durante todos los años de dictadura. Sin embargo, de nuestro lado creo que negarles a ellos la libertad de expresión sería, en menor medida claro, pagarles con la misma moneda, lo que personalmente me parece inconsecuente.

Saludos

06 de junio

Aquí el debate es sobre la libertad vs el juicio histórico.
A su modo, quienes abogan por prohibir la manifestación están usando los mismos métodos que usó Pinochet: prohibir, y si se les ocurre hacerlo, envío a las fuerzas de orden a eliminar la manifestación. Provocando….violencia en las calles, detenidos, heridos, etc.
Finalmente, como tantas veces se observa, la gente adhiere a valores solo cuando le son a favor. La libertad de expresión solo es valida cuando es para expresar mis conceptos; si me lo restringen, es ilegal. Si hay otros conceptos, que no me gustan o incluso que tienen ribetes históricos negativos, pido que se restrinja la libertad de expresión. En suma, la libertad no es en si el valor. Ese es el principio del fin de cualquier sociedad.

El empeño en crear una verdad histórica única, un juicio histórico unico, etc,etc es una muestra de totalitarismo que solo se comprende a la luz de nuestras convicciones, no de los valores.

06 de junio

aquí el debate es: ¿se debe permitir el homenaje a alguien que cometio crimenes contra la humanidad? ¿Debe darse espacio a que personas hagan alabanzas a quien cometio crimenes contra la humanidad?

Ese es el debate.

Para la mayor parte de los historiadores del período, el problema es saber por qué ocurrio aquello, porque en Chile ocurrieron crimenes contra la humanidad del que fueron victimas tanto militares como civiles. Los unicos que niegan que eso ocurriera son aquellos que participaron directa y entusiastamente en ellos, y los que obtuvieron beneficios personales. El resto, tengamos o no tengamos familiares victimas de la dictadura, ni siquiera nos planteamos como debate que ocurrieran crimenes, lo damos por hecho porque así ocurrió, y sobre eso no hay ninguna duda.

Asi que te equivocas de argumento. No es restringir la libertad de expresion el impedir este homenaje… como no lo seria restringir un homenaje a Ricardo Palma Salamanca porque el hecho es que mato a Jaime Guzman, y los sentimientos que provoca Guzman en muchos de nosotros no pueden ni nos hacen ignorar que fue asesinado, y alabar al asesino es aprobar un asesinato. Si aprobasemos a Palma y le hicieramos un homenaje, simplemente porque detestabamos a Jaime Guzman ¿por que tendriamos que condenar a los que mataron a Zamudio? ¿o a la Quintrala? Todos los asesinos siempre tienen “razones” para su crimen, siempre lo “justifican”. Pero así Arturo no funcionaría una sociedad ¿verdad?.

Si permitimos que se alaben asesinos estamos aprobando violaciones a los derechos humanos. Por eso, prohibir este y otros homenajes a personas que recurrieron a la fuerza y al crimen para su propio beneficio, sabiendo perfectamente que estaban cometiendo un crimen, es absolutamente legal y no atenta ni contra la libertad de expresion ni menos contra la historia.

Otra cosa es impedir la emision del documental. En ese punto estoy totalmente de acuerdo con que se haga por ArtTV o Discovery o cualquier canal, porque siempre es importante saber qué pensaba “el otro”, y tendria el mismo valor que un documental sobre Ted Bundy, sobre Charles Manson… o sea, escuchar a un asesino y sus secuaces sobre sus crimenes. Por mi perfecto que se emita. Pero ¿homenajearlo? no

06 de junio

Nuevamente, ¿es la libertad de expresión un valor per se, o es justo que se deba restringir para evitar homenajes a violadores de RRHH, u otras razones que se esgriman? ¿por que no se evitan homenajes a O´Higgins, que mandó a matar a Manuel Rodríguez? ¿está prohibido hacer homenajes a Arturo Alessandri, por la matanza del seguro obrero? ¿es el haber promovido o gestionado un crimen una exclusión para la libertad de expresión?
La duda respecto a Palma Salamanca es, si el PC, el MIR u otro le qusieran hacer un homenaje en un recinto privado ¿es correcto que el Estado mande fuerzas especiales a reprimir el homenaje?

Los valores están por sobre las circunstancias.
Saludos

06 de junio

si me pregunta a mi, ni remotamente haria homenajes a O’Higgins o a Alessandri… y aumentaria la lista con varios otros personajes de nuestra historia. 🙂

Si el PC y el MIR (o para el caso los sujetillos de Pinochet) quieren hacer un homenaje en sus casas, a puerta cerrada, y solo se han avisado entre ellos, lo pueden hacer. No sería “legal” porque sigue siendo apologia de un delito, pero no es mucho lo que carabineros podria hacer en ese caso, salvo que mediara una denuncia y que ademas se comprobase que efectivamente estan haciendo alabanzas a un criminal.

Pero aqui no hablamos de eso ¿verdad? Hablamos de un ACTO PUBLICO. Publico por cuanto se ha hecho publicidad sobre su realización, publico porque se hara en el Teatro Caupolican, por lo que si bien no se hara al aire libre sigue siendo un lugar “publico”; publico porque sabemos a que van, quienes van y sabemos qué van a decir…. Y ahi la cosa tiene otro cariz.

Nadie puede evitar que haya gente que adore a Charles Manson, es mas, tampoco se puede evitar que le escriban, que lo usen en camisetas… hay todo un culto en torno a Charles Manson. Pero eso no significa que si a un grupo se le ocurre hacer un seminario en alabanza a Manson no se le vaya a a detener. Y se ha hecho.

Pues es lo mismo en este caso: sabemos que hay gente que adora a Pinochet, sabemos que hay gente que esta de acuerdo con lo que hizo, hay una Fundacion Pinochet y que yo sepa no se ha detenido a nadie por pertenecer a ella (aunque varios lo merecen por otros motivos). Asi que no pueden alegar sus partidarios que no hay tolerancia, ni respeto, ni menos que no tengan libertad de expresion, porque las han tenido como jamas ellos la permitieron a los chilenos, porque no creo que tenga que recordarte cuantos chilenos murieron solo por violar un toque de queda impuesto por una dictadura ilegal ¿verdad?

No se les esta negando a los partidarios de Pinochet que piensen como piensan… lo que se les niega, porque es obligacion hacerlo, es que pretendan expandir sus ideas, en un acto publico en un recinto publico. Lo hacen todos los dias en la Fundacion Pinochet ¿por que quieren herir a los chilenos haciendolo en un lugar publico? Lo unico que falto es que lo organizaran en el Teatro Victor Jara para hacer completo el show

07 de junio

No estoy de acuerdo nuevamente. Si el homenaje fuera a los crímenes de la dictadura si sería censurable, pero no lo es, es a la persona de Pinochet. Usted dice entonces que la familia de un asesino que muere no puede realizar una procesión luego del funeral porque es “homenajear publicamente a un criminal”??
No. Se tiene que distinguir el homanje a los delitos del homenaje a la persona. Mientras el acto no sea para ensalsar el haber pisoteado los derechos humanos, no hay motivo para prohibir el homenaje.

08 de junio

“Si el homenaje fuera a los crímenes de la dictadura si sería censurable, pero no lo es, es a la persona de Pinochet.” ¿Quien dio la orden para que esos crimenes se cometieran? ¿Quien dijo, y esta el audio, que a Allende habia que arrojarlo de un avion? ¿Quien dijo que a los comunistas habia que matarlos desde chiquititos?

No tienes argumentos, Juan, porque aqui hablamos de Pinochet. Y, como ocurrio con Aylwin hace un par de semanas: por la boca muere el pez. Pinochet ordeno esos crimenes, ergo es un criminal, y hacerle un homenaje a alguien que ordeno crimenes es hacerle homenajes a un criminal. Y no hay forma que niegues que los cometio, porque el lo dijo y fue en cadena nacional, que no se movia una hoja en Chile sin que el no lo supiera.

No me pidas que acepte esta aberracion cuando se trata de homenajear a quien dijo “Dos mil no es nada.” cuando comparaba la cifra de desaparecidos con los 14 millones de habitantes del país. Si a ti no te da nauseas a mi sí.

http://es.wikiquote.org/wiki/Augusto_Pinochet

06 de junio

Excelente argumentacion de Luis Garcia Huidobro

Orlando Alvarez

06 de junio

Creo que o aceptamos que en democracia todos TODOS tienen derecho a expresarse, o no queremos vivir en democracia…….Además, me parece una muy buena posibilidad de ver cuántas personas (de los muchos que se mostraron tan shockeados y heridos con que en Chile haya habido tortura y asesinatos durante la dictadura) siguen siendo incondicionales, justificando y apoyando estos hechos y a quién fuese su mayor representante.

06 de junio

Uno de los votos positivos que tiene es negativo. Me equivoqué de botón.
No necesitamos que esta burla se lleve a cabo para saber quiénes son los que irán, eso ya lo sabemos. Ni la libertad de expresión ni la democracia tienen nada que ver con homenajear públicamente a un asesino. Eso es legitimar el crimen y la impunidad y un insulto para todas sus víctimas.
Si nos decimos civilizados, respetemos los acuerdos internacionales sobre DDHH que Chile ha suscrito y eduquemos para el bien y no para que algunos sigan creyendo que pueden hacerlo de nuevo.

Las cicatrices de la violencia del terrorismo oficial aún están grabadas no sólo en el cuerpo y en la mente de sus víctimas, sino en cada trama del tejido social. La idea de que fueron sólo algunos los afectados es falsa. Es lo que se conoce como transgeneracionalidad. La tortura física y sicológica, el daño emocional y social fueron acciones sistemáticamente planeadas para menoscabar la integridad de los “enemigos” y para que a través de ellos la sociedad se diera cuenta de lo que eran capaces de hacer con quien se les oponía.
El daño continúa horadando la sociedad chilena, la impunidad, el silencio cómplice, el olvido han sido las políticas post-dictadura, con la consiguiente frustración de los ideales de justicia. Por eso es aberrante el solo hecho de pensar que algo así sea permitido. Es una bofetada en la cara de todo hombre y mujer bien nacidos.

Esto no fue una guerra, ni un cuento que podamos contarle a nuestros niños sin temblar. No podemos cambiar el pasado porque aunque quisiéramos, todavía sangra, todavía duele. Esto fue un genocidio, se masacró sin piedad un pueblo, exterminando a toda una generación y dejando su huella indeleble en cada rincón de este país.

Cada uno tiene el derecho de elegir de qué lado se coloca en esta historia. Si quieren pueden hacerle un altar y prenderle velitas, pero que lo hagan en sus casas. No pretendan justificar lo que el mundo ha condenado. No sigan pisoteando nuestra dignidad. Nada borrará la felonía. ¡Nada!

06 de junio

Muchas gracias Luis, por esta estupenda nota, pero sinceramente si hay que hacer consenso social en contra de uno de los dos grupos yo sólo diferencio a los pinochetistas. Lo preocupante es constatar que la más dura derecha sigue convencida de que el golpe de Estado, las muertes que hubo y todas las violaciones a los derechos humanos de miles de compatriotas, fueron situaciones absolutamente necesarias y que además no fue tan agresiva la violencia ejercida por los militares, Pinochet y las Fuerzas Armadas. Eso es lo que estas personas dejan ver en sus misivas y pensamientos.

Lo que nos queda claro a la gran mayoría de chilenos es que la derecha ha tratado de vestirse de demócrata todos estos años, pero con esas mentalidades que tienen, se evidencia que el lobo sólo estaba disfrazado de oveja. Todo esto constituye la razón más profunda del por qué la ciudadanía, mayoritariamente no confiará ni votará más por la derecha en Chile, porque la encuentramos cínica, oportunista, abusiva con el débil, intolerante, autoritaria y machista.

Chile clama por más democracia cada día y porque nunca más se produzcan los horrores que siempre nos avergonzarán frente a la comunidad internacional, entonces, ¿en qué Chile vive la derecha que con su silencio demuestra que comparten más allá al afirmar que lo que hicieron las Fuerzas Armadas, dirigidas por Pinochet, fue evitar una guerra civil, agregan y afirman que ésta fue una solución, argumentando que la DICTADURA MILITAR, fue “La Limpieza de Chile y la Salvación de las garras del Yugo Marxista”.

Hoy es difícil estar en los pantalones de la derecha chilena. El costo negativo de sus pensamientos resultan incuestionables más allá de que sus timoneles hayan intentando desmarcarse de lo que realmente son sus verdaderas caras fascistas.

En definitiva la izquierda y CHILE entero, debe agradecerle a la derecha que siga siendo tal como es, ya que por el esfuerzo de ellos, nuestra IZQUIERDA podría seguir gobernando por muchos años más.

Un gran abrazo en nombre de las agrupaciones de DDHH – Chile.

06 de junio

Extrapolemos su causa. ¿Defenderían también una marcha en apoyo de abusadores de menores apelando al argumento de la libertad de expresión?

Áriel Rementería

06 de junio

Leí la columna, y los comentarios de muchos de ustedes (Que por cierto todas son válidas). Quiero traer a colación (si me permiten) la definición de la RAE, sobre la palabra “Homenaje”: 1. m. Acto o serie de actos que se celebran en honor de alguien o de algo. 2. m. Sumisión, veneración, respeto hacia alguien o de algo.
La pregunta no es si es legítimo o no, que se quiera homenajear por diversas razones a quien sea, la pregunta es, si realmente es conveniente a estas alturas hacerlo.
Muchas gracias.

Diana Difrancesca

06 de junio

perfecto!:)estoy totalmente en acuerdo, …habia escrito en facebook un comentario que tiene puntos en comun con este,y no sabia del proyecto de ley que se presentò…(discuplen los errores en el idioma,soy italiana):

“Una democracia tiene que garantizar los derechos civiles y la libertad de opinion, este es su primero compromiso con el pueblo, por esto creo sea paradoxal que permite la existencia de una Asociacion que exalta un golpe, y un homenaje publico a quien fué culpable con una feroz dictadura de violación a los derechos humanos, manchando con sangre de masacres, desapareciones y torturas las paginas de la historia de Chile, y marcando por vida con un drama inolvidable al menos dos generaciones.
…Ojala se podria pedir una ley que-como en otros Paises-, considere ilegales asociaciones como esta “Corporacion del 11 septiembre” y que no permita homenajes publicos para verdugos y asesinos”.

Paulina Latorre

06 de junio

El daño causado por Pinochet a la población es comparable con el causado por Charles Taylor, ironicamente en Chile se le rinde tributo al dictador mientras que la corte internacional condena a Charles Taylor a 50 años de prisión.
Me parece que en Chile falta educar a la población con respecto a los derechos humanos y al respeto que se debe tener ante ellos.

juan matic

06 de junio

No es bueno para el pais estos homenajes, hay que pensar en los familiares de las victimas,, nadie deberia homenajear a dictadores, incluyo a nuestra ex presidenta que lo hizo ante el ultimo dictador latinoamericano, la sangre de los muertos y el dolor es igual para todos. Si aceptas a un dictador no reclames si te toca vivir una dictadura de otro color.

06 de junio

Gracias Luis por tus palabras. a título personal me siento sumamente agraviada por este homenaje a Pinochet, no lo comprendo y me coloca nuevamente en posición de víctima. Se pierde el valor de cualquier acto reparatorio.
Abrazos.

06 de junio

Interesantes los planteamientos.
En primer lugar, tenemos que discutir en base a qué vamos a definir qué sería legítimo homenajear y qué no; o qué ideas son legitimas y cuáles no. Presumo que la respuesta general será que cualquiera que atente contra los derechos humanos o que ha llevado a cabo matanzas, persecuciones, y acciones arbitrarias contra otras personas, usando la coacción, no debería ser merecedor de homenajes.

Ergo, ni derechistas ni izquierdistas podrían hacer homenajes a varios de sus “ídolos”. Dictadores de derecha e izquierda abundan en la historia. Ahora, unos quieren homenajear a uno muerto y hace algún tiempo, otros enviaron condolencias a otro.

Como verán, definir qué es legítimo requiere coherencia ética en cuanto a los DD.HH no sólo aplicado a tu propio país sino que en cualquier lugar. Los derechos humanos no son más válidos en un lado que en otro, o más válidos para unos u otros seres humanos.

En segundo lugar, me parece que la libertad de expresión, que es parte de los derechos humanos, implica tener que aceptar o permitir el flujo de ideas y opiniones que nos parecen desagradables, equivocadas, erradas. Como decía el sabio de Orwell, la libertad de expresión implica que la gente tenga que escuchar cosas que no le gustan. Las malas ideas se derrotan con buenas ideas, no con prohibición. Las sociedades dictatoriales o autoritarias prohíben ideas, no las sociedades abiertas.

Sí alguien arrienda un lugar para homenajear al mismísimo demonio, o para elevar alabanzas a Charles Manson, e invita a personas –quizás desquiciadas- a tal acto privado ¿Con qué derecho otros podrían prohibir tal acción? Con ninguno. Sería tan irrisorio como prohibir que venga Iron Maiden a dar un concierto– en Chile pasó-.

Lo anterior está ligado con otro aspecto importante. No todo el que apoya, sigue o admira a un criminal, asesino o genocida es cómplice de los actos de éste. Lo podemos considerar un cretino, un imbécil, pero eso no nos da derecho para impedirle a ese sujeto, pensar lo que piensa o llevar a cabo los actos que se le ocurran. Sólo existe una salvedad, que su acto sea ejercer coacción contra otros. Pero las ideas no nos atan las manos.

El homenaje a Pinochet nos puede parecer lamentable, un anacronismo, un desagravio para las familias de los DD.DD, pero aún así, el acto se enmarca dentro de los parámetros de la libertad de expresión, que al parecer muchos olvidan al opinar con ahínco, durante la dictadura fue pasada a llevar de manera brutal.
Borges decía “cuídate de elegir a tus enemigos por que vas a terminar pareciéndote a ellos”

Saludos y paz

07 de junio

Pues no sé, Jorge, en lo que a mí respecta, tener libertad de expresión no significa proclamar consignas ni actos que contradigan los derechos básicos de quienes viven en una sociedad civilizada. Creo que ya es hora de CONDENAR y CASTIGAR a quienes hagan apología al fascismo, y seguir abriendo heridas de un pueblo que aún no sana.

¿Hasta cuándo la libertad de expresión es válida? Sólo debes echar un vistazo hacia atrás y todos darnos cuenta que el camino de la censura empezó en septiembre de 1973, cuando Pinochet a golpe de metralla se tomó el país en 17 años de terrorismo de estado, y por el sólo hecho de pensar distinto te mataban. Sólo piensa, Jorge, los mismos que homenajean al dictador genocida hoy claman libertad de expresión, ¿por qué tengo que tener consideración con ellos si son los mismos que le quitaron a mis padres justamente ese derecho?

Ahora, si quieren que hagan su show fascista, bien, pero que no digan nada después porque se reúna más gente afuera que dentro del recinto a enseñarles lo que realmente significa la libertad de expresión y el respeto a los derechos humanos.

Saludos y también te mando mucha paz para reflexionar un poco nuevamente tu planteamiento que, muchos rechazamos. En todo caso, yo estaré ahí en la funa el domingo, justamente haciendo uso de mi derecho a expresarme libremente y decirle a todos ellos ASESINOS, que son los mismos criminales que por la paupérrima justicia chilena aún no son juzgados y andan ahí, libres por las calles en la más completa IMPUNIDAD.

@PipeHenriquezO

Castor navarro

07 de junio

Alwyn en 1973 pidió al ejercito tomar el poder, eso lo sabe todo el país. El Senado de aquella época resolvió inconstitucional el gobierno de Allende. Los Tupamaros pulalaban en los Ministerios lo mismo que los Cubanos y Miristas. Las industrias y el campo estaban en manos de guerrilleros de izquierda que querían imponer la dictadura del proletariado, en las universidades se enseñaba marxismo, no había alimentos y en el banco central quedaba US$ 1 millón. Brasil nos presto US$ 50 millones para parar la olla por unos días y ordenar el desastre dejado por la izquierda chilena. Inflación 1.000%, cesantía insostenible, aparato productivo en el suelo y ese fué el contexto de pronunciamiento militar. En la lucha de esos días murieron 900 militares y carabineros ametrallados por los comunistas y de ellos cayeron miles también. Todo eso está documentado y nadie lo puede desconocer. La junta Militar ordenó el país con gran esfuerzo y el mundo en contra. Luego Pinochet fue nombrado Presidente de la república y se introdujeron cambios vitales en lo económico y social. Entretanto el PC seguió con la lucha armada clandestina, boicoteo, robo de bancos y su brazo armado cometía asesinatos en contra de carabineros y robos a bancos para financiar la lucha armada. La CNI se encargó de buena parte de esos indeseables y eso debe reconocerse como un acto patriótico. Las torturas no fueron masivas y el exterminio tampoco. El informe Rettig está plagado de plagios y mentiras. Es hora de que sinceremos la realidad histórica. Fue una guerra interna que nos salvó de la Dictadura Comunista. En Linares una familia fue exterminada por los comunístas, las mujeres violadas y a los niños los cortaron en pedazos en el aserradero, pueden leerlo en un libro que relata esta infame atrocidad. Y los DDHH de todos los caídos?; carabineros quemados en buses, ametrallados por cobardes traidores antipatria. Sepan ustedes teóricos de la realidad que somos muchos mas chilenos de lo que se imaginan que estamos completamente de acuerdo con lo que paso en esos años y esperamos que el Gobierno Militar sea reconocido algún día, aunque sea por la historia, por su enorme contribución al progreso del país. No nos importa lo que diga Aguiló sobre su tortura por que el estaba dispuesto a hacer lo mismo. Y todos los exiliados que hablan mal de Pinochet, + de la mitad huyo del país por conveniencia o problemas legales, la otra mitad no eran blancas palomas. Por lo que Pinochet se merece una estatua frente a la Moneda y los militares y carabineros caídos un Gran Memorial en recuerdo de sus vida en favor de la patria. Esta que están disfrutando hoy ex guerrilleros, ex marxistas, ex ladrones. Viva Pinochet

07 de junio

Estimado Felipe, la libertad de expresión implica permitir que algunos idiotas proclamen odas a la violencia, la coacción, odas a cualquier estupidez, a botas militares grises o verde olivo. Lo que no permite es que esos idiotas lleven a cabo un sacrificio humano por ejemplo, en medio de sus alabanzas a satán. Es decir, no permite el ejercicio de la coacción contra otros.

Si aplico tu concepto de libertad de expresión, entonces ideologías de derechas e izquierdas –algunas de índole claramente totalitaria- deberían ser suprimidas por contradecir derechos básicos de las personas, como por ejemplo, el derecho de posesión –ser dueño de lo que produces con tu trabajo- o el derecho a la vida.

Efectivamente, el dictador de Pinochet, como todo dictador, suprimió la libertad de expresión y peor aún, aplicó la coacción en muchos casos, basado en el criterio de cómo pensaba o qué ideas defendía una persona, como ocurrió con el crimen de Víctor Jara.

Efectivamente, esos mismos que homenajean –y hacen uso de su libertad de expresión hoy día- apoyaron la supresión de la libertad de expresión en un momento dado. Pero ese hecho incoherente e hipócrita, no justifica que ahora, suprimas tal derecho. De lo contrario, te vuelves igual que ellos simplemente.

Si queremos que los derechos humanos sean siempre respetados, entonces hay que defenderlos incluso cuando se trata de aquellos que los burlan o lo han burlado. De lo contrario, no hablemos del derecho a juicios justos, o de derechos, de legalidad, pues finalmente los derechos humanos quedarán siempre al capricho de algunos que tienen mayor fuerza y de lo que se considere válido en un contexto determinado.

Por otro lado, me parece que si hay una manifestación contra el homenaje, es válido y legítimo dentro del mismo derecho a la libertad de expresión. Pero la libertad de expresión como tendrás claro, no implica ejercer coacción contra otros.

Es más, me parece sano que se debata sobre todo esto. Que se discuta. Pienso que finalmente, las generaciones más jóvenes aprenderemos que el valor de la democracia y el respeto de derechos individuales básicos es esencial para avanzar hacia algo mejor en conjunto. Eso lo olvidaron muchos años atrás.

Saludos y paz…

Javier Retamal

07 de junio

En la vida social el ejercicio de la libertad tiene límites que se activan cuando se vulneran los derechos de los demás. El promover conductas criminales graves no es aceptable cuando existen consecuencias prácticas dañinas sobre el prójimo. Este es el caso con el Pinochetismo, las actitudes se transformaron en conductas reales, en crímenes contra la humanidad. Es necesario prevenir que se repitan. Además de la prevención del horror, la sanción en contra de los criminales tiene un rol de aprendizaje social. Tenemos que acordar que existen reglas para que podamos vivir en sociedad.
Como el Pinochetismo vulneró toda regla razonable estas les parecen intolerables. ¿Es que no nos damos cuenta de lo que sucede? Sin el menor pudor se declara válida la tortura y el asesinato.
Veo que las atrocidades fueron tan extremas y prolongadas que hasta algunos que las aborrecen al final han terminado por acostumbrarse y relativizarlas.

Alejandro Alvarado Quiroga

07 de junio

No puedo sino concordar con este manifiesto. Ya un alcalde car’e raja tentó justificar un homenaje a un torturador y asesino por ser su “compañero de armas”. Aprendamos de los alemanes y penalicemos homenajes, apologías y manifestaciones que tanto dañan el camino, nada fácil, hacia el reencuentro y hieren el alma de las víctimas de ese largo periodo de terrorismo de estado que asoló nuestra patria.

K

07 de junio

Pues en ese sentido tampoco se debería homenajear a Allende. Yo creo que los homenajes deberían ser sin bulla. De hecho ni siquiera deberían hacerse homenajes a ninguno de ellos. No al menos hasta que toda la generación que vivió estos períodos haya fallecido. La historia siempre se ve mas objetivamente cuando han pasado muchos años y no hay tantos roces.

Javier Retamal

08 de junio

Es que no tiene nada que ver. Allende puede ser muy criticable para algunos pero no dirigió bandas criminales como la DINA y CNI. Tampoco se involucró en actos de tortura ni desapariciones. Como no incurrió en esos crímenes menos participó en acciones para ocultarlos y eludir su responsabilidad, como el desentierro de cadáveres para hecharlos al mar, la operación “retiro de televisores” que ordenó Pinochet.
Todos cometemos faltas y errores pero eso no nos hace ni torturadores ni asesinos.
Los delincuentes se van a la carcel y el resto debemos escuchar las críticas para ser mejores.
Los que crean que Allende fué un político valioso que lo homenajeen los que no, que lo critiquen. Al final puede haber cometido faltas pero ni crímenes ni delitos.
Pero, homenajear a los autores de crímenes gravísmos y abominables es aceptarlos y promoverlos. Eso es convertirse en criminal por complicidad.

08 de junio

Estimado Javier, efectivamente, “en la vida social el ejercicio de la libertad tiene límites que se activan cuando se vulneran los derechos de los demás”. Pero una opinión por detestable y aborrecible que sea, no vulnera derechos en términos estrictos.

Creer eso por ejemplo, y pretender “prevenir el horror”, llevó a la ley maldita en Chile o las purgas comunistas en la URSS, o a la estúpida guerra de Bush, o a que Pinochet persiguiera a cualquiera que tuviera una copia de El capital en su casa. No es legítimo ejercer coacción por temores remotos o por tener cierta opinión o creencia.

Ahora bien, mi duda surge cuando hablas de “promover conductas criminales con consecuencias prácticas dañinas”, y entonces me pregunto ¿Cuál ideología no ha promovido una conducta criminal con consecuencias nefastas?

Me atrevería a decir que casi ninguna, incluso la idea de Estado misma lo hace, al glorificar la guerra, los héroes armados, ya sean militares o revolucionarios, etc.

Si realmente queremos que brutalidades como las ocurridas en nuestro país no se repitan y vivir en sociedad, lo primero que tenemos que hacer es dejar de glorificar la violencia como forma de acción política o de cualquier otra índole, sobre todo, otorgándole derechos que nadie tiene a los gobernantes y al Estado, para llevar a cabo determinados fines.

Por otro lado, efectivamente quienes pretender hacer este homenaje, validan actos y procedimientos que no se condicen con la ética más básica. Peor aún, validan la prepotencia estatal y la coacción para cumplir ciertos fines pasando a llevar derechos básicos de las personas. El problema es que al querer censurar opiniones, terminas haciendo lo mismo.

Finalmente, contrario a lo que dices, defender la libertad de pensamiento –aunque el pensamiento de algunos sea lamentable- no es relativizar las atrocidades, al contrario, es anteponer un aspecto clave de los derechos humanos.

Javier Retamal

08 de junio

Una distincion clara es que las ideas y los discursos se concreten en crimenes gravisimos y que la continuidad de estas expresiones tiendan a la repeticion de los delitos. Es lo que paso con el Nazismo, el discurso que instigo el genocidio es claro y especifico. Por eso esta prohibida su difusion.
La responsabilidad criminal viene de continuar con expresiones que probadamente (no hipotetica ni especullativamente) han ocasionado costos humanos enormes.
Es lo mismo que pasa con el Pinochetismo. Su discurso que no distingue entre terrorismo, comunismo, izquierdismo, enemigo interno, etc. y que desprecia la dignidad de la persona humana, probadamente ocasiono una tragedia con las consecuencias espantosas que todos conocemos. Continuar con este discurso es no solo irresponsable sino criminal. En el caso de Chile existe tambien el agravante de que el discurso Pinochetista tiende a falsear los hechos y a obstaculizar el ejercicio de la justicia. Sobre esto, recordemos el argumento de “hubo muertos de ambos bandos en el contexto de una guerra irregular”, mentira deliberada para intentar distraer a la sociedad de hechos claros: se secuestro sistematicamente a civiles desarmados, se les torturo en forma atroz, despues se les asesino y finalemte se hizo desaparecer los cadaveres. No estamos en una tertulia sobre politica y sociedad, sino que frente a la disyuntiva de si poder hacer justicia o no y si es posible evitar que se repita el horror.

08 de junio

Marcela y otros: no, no merecen la vida pública. Ellia mismos no lo han querido. No han sido capaces de decir abiertamente “si, yo interrogué a tal o cual”… Cuando se les entrevista niegan todo, “yo no estuve, yo era analista”… Dando el peor ejemplo de poca hombría, una vergüenza para un “ejército invencible”. Jamás he escuchado de una persona torturada negar que lo fue, aunque muchas veces atenta contra su propia dignidad. Pero los torturadores se ocultan, no son valientes para dar la cara por lo que creyeron justo. Pinochet se escondió en sucias licencias médicas para no ir a declarar en un juicio ¿Cómo voy a homenajearlo? Mintió diciendo que no sabía nada, mintió diciendo que estaba demente, le mintió a Allende ¿Cómo podría homenajear a un mentiroso? Mandó matar a sus propios compañeros de armas como Prat ¿Cómo puedo homenejear a un traidor? Durante su dictadura se torturó, desapareció, exilió a miles de chilenos, se mandó matar incluso en el extranjero ¿Cómo podría homenajearlo? Es el único presidente que se enriqueció en su cargo, en muchos millones de dólares ¿De dónde lo obtuvo? Ladrón cínico¿Cómo podría homenajearlo?
Tengo el orgullo de admirar y homenajear a un hombre digno, orgulloso, franco y valiente. Sólo puedo admirar a Allende

08 de junio

Jaime: yo no apoyo este homenaje. He dicho, y me he cansado de decir, que esta gentecita lo que pretenden es poner a Pinochet como un heroe, cuando es un genocida demente, ladron y corrupto. Todos sabemos que van a volver a injuriar a los que asesino, a sus familias, y a todos los chilenos. Van a hablar de lo “bien” que lo hizo destruyendo la cultura, la educacion, la salud y a los trabajadores de ese pais. ¿Crees que quiero algo asi?

Lo que digo es que ok, habra homenaje… pues bienvenida la funa. ¿No quieren hacer el show en un lugar publico? Pues que se jodan, publicamente la gente los va a repudiar. Que digan lo que les venga en gana, pero que se aguanten la funa. Porque por desgracia no podemos impedir que haya pinochetistas en este pais (se eligio a un presidente que lo es (“es” subrayado)) , y no podemos impedir legalmente este acto, aunque sabemos que es la glorificacion a un criminal y que en realidad es ilegal. Pero ¿por que no sacamos el lado provechoso? hagamosle muy desagradable el homenaje, para que no se les vuelva a ocurrir hacer un show de estos nuevamente, como ocurrio en la Universidad Catolica. No se les impide, pero nada en la libertad de expresion dice que no se les pueda arruinar el show.

08 de junio

Vasilia
En TODO lo que dices no puedo estar más de acuerdo contigo. Lo qye es lamentable es que la sociedad aún no hace la síntesis de lo que significó la dictadura de Pinochet. Si lo supiera, no se permitiría un homenaje. Pasará el tiempo y se verá su real significado. También creo que los veinte años de la Concerta fueron poco ilustradores, porque no se podía. De hecho soy de los pocos que creen que el gran mérito de este conglomerado y sus gobiernos fue el que a partir de 1990 se terminaron las torturas en dictadura, los degollados y las desapariciones. Ya eso es un tremendo logro.
Cariños

08 de junio

Estimado Javier Retamal, dices: “Una distincion clara es que las ideas y los discursos se concreten en crimenes gravisimos y que la continuidad de estas expresiones tiendan a la repeticion de los delitos. Es lo que paso con el Nazismo, el discurso que instigo el genocidio es claro y especifico. Por eso esta prohibida su difusión”.

Y agregas: “La responsabilidad criminal viene de continuar con expresiones que probadamente (no hipotetica ni especullativamente) han ocasionado costos humanos enormes”.
En base a ese argumento, entonces debería ser prohibida la difusión del comunismo y el marxismo tambien. Técnicamente, el marxismo operó igual que el nazismo y dio origen a una a algunas de las dictaduras más brutales del siglo XX.

Construir una sociedad nueva, sin clases, eliminar la mentalidad burguesa, etc, costó varios millones de víctimas, hambrunas, deportaciones a Siberia, asesinatos en México, la banda de los cuatro en China, etc. Todo muy bien acompañado de falseamiento histórico por lo demás. Hay mucho material histórico que demuestra los efectos nefastos de esas ideas en la vida de personas comunes.

Como defiendo la libertad de pensamiento, y por ética, me parece irrisorio intentar forzar a otros a pensar de una forma dada, me parece que eso sería incorrecto y dictatorial.

Te dejo planteado el dilema

Javier Retamal

08 de junio

Cada uno puede pensar como quiera pero la difusión de las ideas esta limitada por el efecto que pueden producir sobre los demás. Si algunos promueven la idea que los judíos son una raza vil y especuladora, que por eso hay que exterminarlos y si esa propaganda resulta en crímenes de odio hacia la población judía, obviamente el ejercicio de la libertad de expresión de los propagandistas esta estimulando el crimen y transformándose en crímen en si mismo.
Algo similar ocurre con la propaganda Pinochetista que estigmatiza a los izquierdistas como terroristas a quienes hay que combatir con todos los métodos posibles inclusive la tortura (“apretarlos” en el lenguaje de Pinochet). Ese discurso es clara y probadamente un antecedente al crimen con motivación política.
No estamos hablando de sancionar ideas que ha adoptado la derecha, como el pensamiento económico neo liberal o neo clásico. No solo es respetable la promocion de estas ideas sino que probablemente enriquecen el pensamiento sobre la organizacion economica de la sociedad.
No conozco bien la teoría Marxista ni la historia de la ex Union Sovietica pero me imagino que se puede distinguir muy bien entre utilizar el método marxista para interpretar el conflicto social o para inspirar programas de gobierno de tipo socialista, de las nociones estalinistas sobre el tratamiento de la disidencia y su caracterización como enemigos rotundos y exterminables. Lo primero es legítimo, lo segundo es propaganda instigadora de crímenes políticos, que entiendo ocurrieron generalizadamente durante el régimen de Stalin. Es claro que la instigación estalinista de los crímenes debiera sancionarse de manera similar a las sanciones que merece el Pinochetismo.

Jaiver Sola

11 de junio

¿Saben que pienso? Deberíamos hacer todo lo posible por ignorar a los idiotas que hacen homenajillos a matones, porque al final son tan pocos los que fueron, que no vale la pena que los consideremos. Estos vejestorios lo que querían era precisamente figurar, y figurando lograron traer de vuelta el mal recuerdo de la dictadura. Dejemos que se mueran de ancianos en vez de darles la posibilidad de entrar a la opinión pública. Así sus opiniones no llegan a ninguna parte, aunque se gasten todas sus fortunillas en homenajillos. Que el matón pase a ser parte de la historia y no más de la memoria, sería un buen paso para evitar que siga volviendo su fantasma a amedrentar al país que ya lo tuvo suficiente tiempo. Claro….para eso también sería necesario hacer una serie de otras cosas, partiendo por cambiar esa Constitución….

polo

03 de mayo

tu informacion es una basura blu y yo estamos buscando y nos encontramos con esta basofia

John

29 de septiembre

Ley pareja no es dura: asi como no quieren homenajes a Pinochet, yo tampoco quiero homenajes a Stalin ni a Fidel Castro. Digo, también son violadores de DDHH ¿o me equivoco?

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El sesgo hacia el pasado se explica en parte porque la mayoría de las instituciones de educación superior carecen de centros de estudios y formación sobre el futuro.
+VER MÁS
#Educación

Innova la educación superior tradicional a una insterticial plural

Prefiero pensar que esto es una nueva oportunidad para hacer de la práctica deportiva, en todas sus expresiones posibles, una instancia de inclusión social
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué nos dejó el Mundial?

Tal como expresó  Salvador Allende en su memorable y emotivo discurso "la historia es nuestra y la hacen los pueblos", los chilenos debemos ser sujetos participativos-directos en nuestros  der ...
+VER MÁS
#Política

Una verdadera democratización de Chile

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos