#Justicia

El repertorio del odio

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Odio. Palabra recurrente en los últimos días, esgrimida por quienes iban tras una ley de indulto para violadores de derechos humanos y cuyas expectativas su vieron frustradas, tras el anuncio del Presidente Piñera de que por ahí no va la cosa.

Habría triunfado el odio y la sed de venganza vociferan. ¿Quiénes?

Sí, es importante conocer e identificar a aquellos que alegan solo ver odio en quienes se opusieron a esa iniciativa.

Desde luego, conviene precisar el concepto: Odio = “Antipatía y aversión hacia alguna cosa o persona cuyo mal se desea”, nos anuncia el diccionario de la lengua española, apuntando a un malévolo deseo de maldad hacia alguien.

Pero, retomando el hilo, ¿quiénes imputan este  deseo negativo a esa mayoría de chilenos que manifestaron su rechazo a tal iniciativa?

Claramente, personas que de una u otra forma fueron parte de la dictadura militar del general Pinochet: sectores de la derecha política, grupos de uniformados en retiro, personas que simpatizaron con ese régimen de facto y sectores conservadores de la Iglesia Católica.

Son ellos quienes atribuyen a un sector de chilenos estar motivados por el odio.

Todos ellos siguen pensando que el régimen militar salvó a Chile del comunismo. Es decir, según ellos, de las garras del demonio, y ese solo logro justifica cualquier exceso –digámoslo derechamente, crímenes horribles- en que se haya incurrido para la consecución de dicho fin; aunque hoy no tengan el coraje de reconocerlo.

En otras palabras, se trata de aquel concepto que en el renacimiento acuñó don Nicolás (Maquiavelo): el fin justifica los medios.

Hoy se quejan porque las víctimas de aquello no perdonan y mas de algún purpurado se suma a ese coro, hablando de la necesidad del perdonar, olvidando el magisterio de su propia iglesia respecto a su procedencia: necesidad de confesar el pecado, mostrarse arrepentido del mismo, manifestar la firme voluntad de no incurrir de nuevo en él, solicitar el perdón y someterse a la penitencia.

¿Se puede perdonar entonces si no hay un reconocimiento del hecho ilícito en que se participó, una genuina voluntad de arrepentimiento, un compromiso de “nunca mas” y gestos de reparación?

¿Ha sido esa la conducta de quienes hoy enfrentados a la justicia han sido condenados por crímenes brutales?

Por cierto que no.

Entonces, ¿con qué derecho solicitan, por interpósita persona, ser perdonados?

No es el odio el que mueve a miles de víctimas y sus familiares a oponerse a un indulto para los violadores de derechos humanos, como se sostiene, sino la necesidad de una reparación moral auténtica que aún se encuentra pendiente en nuestra sociedad.

Imputarles odio no es sino una nueva forma de humillarlos, afectando su dignidad, esta vez de manera retorcida.

* Héctor Salazar es Abogado de DD.HH. Equipo Jurídico FASIC y profesor de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano.

————————————————————–

Foto: Puntarenazo – Heimlich el sudaca patagónico  / Licencia CC

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

Urge establecer en Chile una política migratoria acorde a las necesidades y realidades sociales actuales, teniendo siempre por delante datos objetivos que permitan tomar decisiones a nivel de Estado y no a ...
+VER MÁS
#Política

Migración en Chile, un aporte al debate actual

¿Está dispuesto a vivir en una sociedad en que no se le quiera comprender cuando habla? ¿Desea vivir en un Chile que solo busca atacarlo y no encontrar puntos en consenso?
+VER MÁS
#Sociedad

Enraizando el subdesarrollo

En las tres constituciones de más larga duración no se ha contemplado en ningún momento dicha posibilidad, al contrario, han exacerbado los poderes del Presidente de la República.
+VER MÁS
#Política

¿Cabe otra posibilidad que no sea el presidencialismo?

Nuevos

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

Urge establecer en Chile una política migratoria acorde a las necesidades y realidades sociales actuales, teniendo siempre por delante datos objetivos que permitan tomar decisiones a nivel de Estado y no a ...
+VER MÁS
#Política

Migración en Chile, un aporte al debate actual

¿Está dispuesto a vivir en una sociedad en que no se le quiera comprender cuando habla? ¿Desea vivir en un Chile que solo busca atacarlo y no encontrar puntos en consenso?
+VER MÁS
#Sociedad

Enraizando el subdesarrollo

En las tres constituciones de más larga duración no se ha contemplado en ningún momento dicha posibilidad, al contrario, han exacerbado los poderes del Presidente de la República.
+VER MÁS
#Política

¿Cabe otra posibilidad que no sea el presidencialismo?

Popular

Así como los médicos de la época de Freud desmentían a las pacientes histéricas clasificándolas de “simuladoras”, la clase política y la elite chilena rechazan constantemente las demandas del pue ...
+VER MÁS
#Sociedad

Psicoanálisis y estallido social: La pregunta por la dignidad

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad