#Justicia

El derecho a la intimidad de las personas privadas de libertad

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El derecho a la intimidad es la esfera de protección que garantiza a los internos a estar solos si lo desean, a mantenerse apartados sin ser molestados por intromisiones arbitrarias de Gendarmería. El personal a cargo de la vigilancia y seguridad del penal, no puede intervenir en aquella esfera íntima de la vida del interno, ya que el deber de vigilancia que tienen los funcionarios de Gendarmería sobre los reclusos, llega hasta el límite de no vulnerar su derecho a la intimidad o vida privada.

En la actualidad, no se ha podido implementar en Chile un sistema que garantice los derechos de las personas privadas de libertad. El respeto de los derechos humanos de los internos no sólo se logra teniendo una infraestructura carcelaria idónea, cosa que escasea en nuestro país, sino que también se logra resguardando las dinámicas internas de los prisioneros, las que han de ser vigiladas por funcionarios de Gendarmería, contribuyendo al funcionamiento normal de los establecimientos penitenciarios.

En este sentido, una de las mayores dificultades que presentan a nivel interno los recintos penitenciarios, es la violencia suscitada entre los mismos reclusos, lo cual supone graves problemas de orden y seguridad de los recintos, tanto para los mismos reos como para los funcionarios. El problema se produce cuando los funcionarios penitenciarios intervienen en la esfera íntima de los internos, cautelando elinterés del orden o disciplina dentro de la prisión.

El Reglamento de Establecimientos Penitenciarios (en adelante Reglamento), en su artículo 2 establece el derecho a la intimidad que poseen los internos. Este principio rector de la actividad penitenciaria, es reconocido al determinar que los internos se encuentran en una relación de derecho público con el Estado, de manera que fuera de los derechos perdidos o limitados por su detención, prisión preventiva o condena, su condición jurídicaes idéntica a la de los ciudadanos libres. El inciso 2º del artículo 5 del Reglamento confirma lo anterior, al señalar que Gendarmería procurará la realización efectiva de los derechos humanos compatibles con la condición del interno.

De lo prescrito, se puede desprender que la condición de libertad que posee el recluso antes de lacondena es el derecho que se encuentra privado, sin embargo, su derecho a la intimidad, derecho que no atenta contra el cumplimiento de la condena, sigue vigente en la persona del recluso. En otras palabras, las personas condenadas a penas de cárcel, que se encuentran privadas de libertad, se les restringe ese derecho, sin embargo, el derecho a la intimidad, o a la vida privada, subsiste aún estando dentro del recinto penitenciario.

En México, la Ley Orgánica Penitenciaria de 1979 no contiene una regulación específica del derecho a la intimidad personal y familiar de los presos. Es más, este derecho ni siquiera sale mencionado expresamente en el cuerpo legal. Sin embargo, no existe duda alguna para afirmar que dicho derecho ha de entenderse incluido en el artículo 3 de la Ley Orgánica, cuando se proclama genéricamente que la actividad penitenciaria se ejercerá respetando los derechos e intereses jurídicos de los recluidos, quienes, en consecuencia, podrán ejercitar los derechos civiles, políticos, económicos y culturales, siempre que no fuesen incompatibles con el objeto de su detención oel cumplimiento de la condena.

El punto de inflexión, se cristaliza cuando los funcionarios de Gendarmería vulneran el derecho a laintimidad que poseen los reclusos, para cumplir con su deber de vigilancia. En este contexto, resulta complejo conjugar, por un lado, el deber de vigilancia de Gendarmería, y por otro lado, el derecho a la intimidad que tienen losinternos. En otras palabras, es confusa la delimitación de estos derechos para que exista armonía, su ponderación resulta tan dificultosa como la determinación en el grado de importancia entre uno y otro.

Sin embargo, el deber de vigilancia tiene un punto límite, el cual si logra ser traspasado no hace másque limitar los derechos de los presos por la Administración penitenciaria, ya que la revisión e inspección que realizan los funcionarios se transforma en malos tratos, tratos abusivos, que generalmente quedan impunes, además de procedimientos internos en los cuales existe una escasa opción de reclamo, comoconsecuencia de la escasa asistencia jurídica que éstos poseen. En palabras del Tribunal Constitucional, este derecho a la intimidad es afectado en su esencia cuando se le priva (a los internos) de aquello que le es consustancial, de manera tal que dejar de ser reconocible.

En resumidas cuentas, el derecho a la intimidad es la esfera de protección que garantiza a los internos a estar solos si lo desean, a mantenerse apartados sin ser molestados por intromisiones arbitrarias de Gendarmería. El personal a cargo de la vigilancia y seguridad del penal, no puede intervenir en aquella esfera íntima de la vida del interno, ya que el deber de vigilancia que tienen los funcionarios de Gendarmería sobre los reclusos, llega hasta el límite de no vulnerar su derecho a la intimidad o vida privada.

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Los Gobiernos por otro lado han ido confiriendo crecientemente, además de amplios recursos, de una serie de privilegios a Carabineros, que aumentan aun mas su lejanía con el publico.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con Carabineros de Chile?: El caso de la policía británica

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

Hasta ahora la dispersión ha primado en la centroizquierda y la falta de diálogo ha impedido reconstruir y articular un espacio político que no solo se limite a fiscalizar al gobierno de Piñera
+VER MÁS
#Política

No es tiempo de candidaturas presidenciales

 La sencilla idea es que se consideren como primera opción, alternativas tan serias como las otras que se han impuesto en siglos de colonización mental.  Es incorporar esta reflexión como una variable ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Saber y acción local sustentable: Ni pintoresco ni folclórico

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

¿En qué minuto recibimos la gracia de poder elegir donde tiene que vivir cada persona?
+VER MÁS
#Ciudad

Plusvalía v/s dignidad

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?

El sujeto marginal que desconoce o que derechamente no cree en los Derechos Humanos, tampoco tiene ánimos de respetar ni garantizar los ajenos. La vida y la muerte son para él, cuestiones relativas, discu ...
+VER MÁS
#Sociedad

Crimen, castigo y viralización impulsan la catarsis colectiva del pueblo chileno