#Justicia

Crisis de confianza y seguridad ciudadana

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En las encuestas, se identifica como causas de la delincuencia, en primer lugar a la familia como eje regulador, pero al acercar la problemática a las personas y preguntarle por la delincuencia en su barrio, se atribuye como causa principal el accionar policial. Al funcionar el locus de control externo, en donde los demás tienen la culpa, se diluye la responsabilidad personal.

En un año electoral como el que vivimos, resulta extraño que la seguridad ciudadana no entre todavía a la cancha de juego. La educación parece ser una preocupación que lo subsume todo. Sin embargo, entrará más temprano que tarde al debate y lo hará, sin duda, contaminado por las suspicacias que también han rondado sus cifras. Por otro lado, hablamos de uno de los temas más ligados al mundo de las apariencias y las percepciones porque, a pesar de que las cifras indican que la victimización ha tenido una sostenida baja desde el año 2005 (exceptuando el año 2011), la percepción de exposición al delito se ha mantenido igual, según ENUSC 2012. Es decir, la sensación de inseguridad, que es la que finalmente prima en los electores, hace que la delincuencia ocupe el segundo lugar de preocupación de los chilenos. Si a ello se incluye el tráfico de drogas según la encuesta anterior, y si consideramos los datos de la CEP 2012, la delincuencia ocupa el primer lugar. Si vamos a una mirada más macro gracias a Latinobarómetro, para 2007-2011, los chilenos sentimos que vivir en nuestro país es cada día más inseguro, con un 47%. Por contrates, en Colombia, que es uno de los países con la más alta tasa de victimización en América Latina y, por supuesto, por sobre la nuestra, sus ciudadanos creen que el suyo es cada día más inseguro pero solo en un 38%.

En este cuadro, pronto los candidatos intentarán convencer a la ciudadanía de que, durante su mandato, se sentirán más seguros. Más allá de determinadas posturas políticas, hay consenso en que la seguridad ciudadana abarca, no sólo el control del delito, sino que también la prevención, la rehabilitación y la reinserción, aunque la mayoría de los esfuerzos se concentran en el control de la delincuencia. Otro aprendizaje es que resulta insuficiente potenciar solamente la eficacia policial, con el aumento de dotación policial o propiciar un sistema de justicia más punitivo. Todos los gobiernos han realizado esfuerzos en esa dirección. Por otro lado, las policías chilenas han cambiado su modelo de policiamiento, no solo se preocupándose de hacer cumplir la ley, sino que ampliando su gama de actuaciones policiales dentro de la comunidad. En las encuestas, se identifica como causas de la delincuencia, en primer lugar a la familia como eje regulador, pero al acercar la problemática a las personas y preguntarle por la delincuencia en su barrio, se atribuye como causa principal el accionar policial. Al funcionar el locus de control externo, en donde los demás tienen la culpa, se diluye la responsabilidad personal.

Entonces, ¿cómo va a hacer quien gane las elecciones para que las personas se sientan más seguras? Es esta una tarea que, por una parte, desafía la difícil coordinación entre las policías, pero también supone comprometer a una ciudadanía (punto clave para hablar de seguridad ciudadana) que, como vemos por los múltiples casos de abusos que afloran en distintos ámbitos, es cada vez más desconfiada. La confianza es la base del compromiso. Varios han dicho que la delincuencia va a disminuir y las cifras dicen que han disminuido, ¿por qué, entonces, las personas no se sienten seguras? Parece que no basta hacer las cosas sino que hay que evaluar la forma de hacerlas. Para ello, se necesita sentir que hay una congruencia de valores, imparcialidad, equidad de trato y coherencia de las acciones. El desafío cabe para todos los ámbitos pero es más dramático, si cabe, para la seguridad. Esta es, como diría Bobbio, uno de los fines mínimos de la política. Si no se concreta pueden aumentar las posibilidades de prescindir los llamados a ejercerla.

————

Foto: Alvaro Cancino / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Odette Villarroel

13 de Mayo

Considero que centrarse en el delito no es la solución, me parece que por una parte es importante la educación como ente de movilidad social que permita acceder a condiciones laborales dignas y por otra parte programas de salud mental que apoyen a la ciudadanía

13 de Mayo

Odette:
Esa es la idea,dejar de mirar el problema de la inseguridad ciudadana, solo como un derivado de la delincuencia.

Patricio Pizarro

14 de Mayo

Salir a la calle con toda la fuerza y sofisticadas tacticas policiales, para convatir la delincuencia, solo genera sentimientos de represión, indignación y frustración en toda la población. Pienso que hay que identificar las causas, la genesis e la delincuencia y actuar sobre ellas y en eso todos podemos aportar

14 de Mayo

Patricio:
Es algo en que todos estamos de acuerdo, hasta los encargados de tomar las decisiones, el problema es que es “poco popular”, buscar otras medidas.

selma cabrera nuñez

14 de Mayo

La verdad creo que la violencia trae violencia,no vislumbro una solución real, es muy difícil encarar este problema. Quizás hacer uso de la tv para educar al humano en el ámbitos de los valores, o es otra utopía?

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

El conjunto de las humanidades puestas en el currículo escolar aloja una certeza brutal: sin estas artes y ciencias, se hace más difícil entender la forma cómo enfrentarse a las distintas decisiones de ...
+VER MÁS
#Educación

Sin la Historia, menos libres

Es urgente y necesario -no sólo mantenerla en la enseñanza media- sino también que sea fiel a sí misma como ciencia de las primerísimas causas de las cosas;
+VER MÁS
#Educación

Ser y quehacer de la Filosofía

Ningún gobierno se ha comportado a la altura, luego, nunca se ha tramitado un proyecto de ley para que con el Ombudsman, Defensor del Pueblo en castellano, a la cabeza, los ciudadanos de a pié puedan ser ...
+VER MÁS
#Política

Los discursos ni sirven para combatir la corrupción

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo

Popular

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

El conjunto de las humanidades puestas en el currículo escolar aloja una certeza brutal: sin estas artes y ciencias, se hace más difícil entender la forma cómo enfrentarse a las distintas decisiones de ...
+VER MÁS
#Educación

Sin la Historia, menos libres

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo