#Internacional

Valentina en la vida de su madre

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Antes de llegar a esta vida, Valentina dormía plácidamente en un ambiente cálido. Durante 41 semanas estuvo cobijada en el vientre materno. Su mamá tuvo que pasar cerca de 11 horas en trabajo de parto, pensaba que Valentina se resistía a salir, tuvieron que provocarle las contracciones y luego sacarla con un fórceps.

Siempre fue inquieta. Golpeaba una y otra vez, a veces asustaba a su madre de tan deforme que se ponía su abdomen; el hipo o el acomodo indicaban sus exigencias. Por las noches la madre de Valentina debía dormir semiacostada, darse vueltas en la cama hasta quedar con los pies del lado de la cabecera. Era respondona, respondía a las caricias, cantos o charlas de su madre; también lo hacía con lo picante de la comida, no se sabe si porque le encantaba o porque se enchilaba. 


"Fueron los primeros segundos de un encuentro entre dos seres antes comunicados por un cordón umbilical, la exploración visual de un ser que poco a poco ocupó el cuerpo de otro."

El crecimiento de Valentina hacía complicado que su madre se cortase las uñas de los pies o se amarrara las agujetas de los tenis. De un momento a otro se convirtió en un volcán en explosión. Para fortuna de la madre de Valentina, el embarazo le cayó muy bien, su piel se le puso tersa y el cabello tomó más brillo. Además se puso más activa, no paró con los deberes en casa, en la escuela o en el trabajo; también se daba el tiempo para salir a caminar, ir a bailar o conversar con las amigas, todas queriendo saludar a Valentina acariciando la pancita, nunca se dejó conocer a la primera.

En la semana 41 Valentina llegó. Conforme a los consejos brindados en el consultorio, su madre la tomó y la colocó en su pecho, así, la contempló hasta que las enfermeras se lo permitieron. Fueron los primeros segundos de un encuentro entre dos seres antes comunicados por un cordón umbilical, la exploración visual de un ser que poco a poco ocupó el cuerpo de otro.

Valentina pesó poco más de tres kilos, sus ojos eran grandes y hermosos. El tamaño de su cuerpo era apropiado para el brazo de su madre, un brazo del cual no se ha separado hasta la fecha. Hoy a sus 9 años, se cuelga de él para ir al mercado o al centro, para ir a los juegos o a la escuela, para suplicarle le compre un dulce o un helado, para apoyarse mientras le hace caballito o se sube en algún lugar, para dormirse mientras viajan en el metro.

Han pasado 3285 días de la vida de Valentina en los días de su madre, en ninguno le ha dado tregua, desde el minuto uno se dispuso a darle muchos colores, ritmos, aromas. Le ha enseñado a ser comediante, cantante, pintora, maga, chef, enfermera, guía, profesora, carpintera, mensajera, activista y tantas profesiones y oficios más.

Valentina es en la vida de su madre, la posibilidad de acompañar el desarrollo de un ser maravilloso, procurándola con amor, paciencia, comprensión, empatía, humildad. Valentina no es del todo consciente de todo esto, pero mañana, lo será.

TAGS: #Maternidad Infancia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

La corporación de Ulloa actualmente no cuenta con el respaldo de la hinchada ni tampoco de la barra que acompaña La Lamparita desde la refundación
+VER MÁS
#Deporte

Empresariado y política detrás de los dos Lota Schwager

Es hora de dar vuelta la campana, o el embudo. Es hora de que los de arriba jueguen limpio antes de exigir que los de abajo lo hagan. El día que ello ocurra, solo entonces, volverá a salir el sol.
+VER MÁS
#Sociedad

Campaña Juguemos limpio

Solo el ministro Moreno y su equipo saben en términos ciertos del contenido de Consulta Indígena y no los pueblos indígenas que son los destinatarios de la misma
+VER MÁS
#Política

Consulta Indígena de Piñera, volver al DL Nº2568 de la dictadura

Las elecciones al Parlamento Europeo son un caso ejemplar del impacto de tres tendencias que observamos en elecciones recientes: el aumento de la indecisión entre los electores; la tendencia alcista de fue ...
+VER MÁS
#Política

Autochequeo ideológico contra la desinformación

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

La mediocridad va de la mano de esa gran meta: “ser algo”; a la diferencia de “ser alguien”. El hombre librepensador no buscará ser algo como virtud errada para ser aceptado.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Ese hombre solitario y librepensador