#Internacional

Ucrania y las comunidades imaginadas: ¿Tensiones de largo aliento?

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Pero siguiendo en la lógica conceptual de los CIC, Ucrania se encuentra en una riesgosa circunstancia ya que los mismos se mantienen e intensifican en la medida que existen condiciones interiores ‘objetivas – subjetivas’ que las permiten, y en este sentido, los nacionalismos, o como diría Benedict Anderson, las Comunidades Imaginadas en el territorio ucraniano, de momento que son heterogéneas y dinámicas y que tienen un traslape significativo hacia Rusia, pueden entregar oportunidades de mayores grados de complejidad conflictual.

Lo interesante de este conflicto internacional contemporáneo, es que se construye desde una clásica tensión de actores, los cuales dada la condición geopolítica en la que se encuentra el territorio, se ven obligados a pronunciarse con acciones concretas. Entiéndase por Conflicto Internacional Contemporáneo (CIC) todos aquellos que se concretaron después de la guerra fría y que tenían como sello, ser intra-estatal e incumbente sobre el sistema internacional, donde los diversos actores que lo componen avanzan en la toma de decisiones para intervenir en los mismos. Estos pueden ser actores supranacionales, de la sociedad civil global; Estados que tienen el poder suficiente para influir, siempre contrayendo el uso de la violencia armada. Lo anterior, como siempre, cuestionado a propósito de las excepciones que confirmaban la regla, entre ellas, la invasión a Irak por parte de EE.UU., entre otros no visibles para el ojo de una ciudadanía que no le interesan estos temas.

En ese marco, se entendía que estos CIC se recreaban a partir de la desintegración de Estados nacionales, los conflictos internos de carácter étnico, religioso y social. En este sentido lo sucedido en Ucrania permite observar diferentes factores que explican la tensión, donde el coyuntural dilema de avanzar o no a mayores grados de acercamiento hacia occidente respecto de la Unión Europea, la explicaría. No fueron pocas las movilizaciones de rechazo que debió administrar el gobernante pro ruso,Viktor Yanukovich,  destituido a principios de este año. Una población que desafiantemente buscaba estrechar lazos con occidente, mientras otra, miraba a oriente para no perder los lazos que históricamente se han construido y les permite identidad.

Como ha sido comentado por diferentes analistas político- internacionales, Ucrania obedece a un Estado tapón, entre Rusia y Occidente. Un estado tapón muy particular, ya que desde su configuración como unidad geopolítica, sea en cuanto Estado moderno o como expresión del imperio Zarista, o bien como parte integrante de la extinta U.R.S.S., siempre se le entendió como una expresión rusa que hoy gracias a esta  expresión ‘político–administrativa’, la U.R.S.S.,se transformó en un Estado tapón bisagra energético, alimentario y militar (también identitario). Energético, porque tiene en su territorio múltiples gasoductos que llevan el gas ruso hacia Europa; alimentario, porque en su territorio se producen varias toneladas de trigo y otros alimentos; y militar, porque aloja varias toneladas de armamento ruso, específicamente en Sebastopol, en Crimea.

Desde esa perspectiva se explican preliminarmente las tensiones no sólo internas, sino que también externas, las que han tenido como resultados inmediatos la voluntad de Crimea de integrar la Federación Rusa y esta misma consagrar la idea por medio de la integración efectiva (acción de Putin y del cuerpo legislativo de la Federación Rusa). Por otra parte, el acercamiento formal, real y desafiante de Ucrania de avanzar hacia occidente por medio de la suscripción de acuerdos con la Unión Europea. Finalmente, una acción coordinada desde niveles supranacionales, donde el G7, a propósito de marginar a Rusia (se le entiende como G8), busca mostrar una reacción crítica respecto de lo que denominan una anexión ilegal de parte de Rusia. Además, Estados Unidos en el rol que le corresponde realiza con más o menos acierto las gestiones tendientes a impedir más avances de Rusia sobre territorio ucraniano. Si ayer fue Crimea, perfectamente, ahora puede ser el territorio integral Ucraniano (o aquellos pro rusos),  y ello no conviene ni a EE. UU., ni a la Unión Europea respecto de sus áreas de influencia, sea desde una perspectiva de realismo político e interdependencia compleja, entre otros enfoques de las relaciones internacionales.

Pero siguiendo en la lógica conceptual de los CIC, Ucrania se encuentra en una riesgosa circunstancia ya que los mismos se mantienen e intensifican en la medida que existen condiciones interiores ‘objetivas – subjetivas’ que las permiten, y en este sentido, los nacionalismos, o como diría Benedict Anderson, las Comunidades Imaginadas en el territorio ucraniano, de momento que son heterogéneas y dinámicas y que tienen un traslape significativo hacia Rusia, pueden entregar oportunidades de mayores grados de complejidad conflictual. La comunidad imaginada, entendida como ese ethos ‘subjetivo – objetivo’ instalado en las personas que le hacen pertenecer a una comunidad, la que por fuerza de la existencia humana tiene una expresión sobre un territorio concreto, puede ser un telón de fondo de insospechados alcances, donde no necesariamente es necesario escalar a una conflicto interestatal, para que ello ocurra, pero sí consagrar un foco de permanente vulnerabilidad para las relaciones de la región, determinando los aspectos políticos, económicos y sociales de la misma.

Lo anterior, conlleva fuera de las presumibles acciones que desplieguen los poderes globales, a una serie de hechos que podrían atentar contra los derechos humanos, ya que en función de estas comunidades imaginadas desplegadas sobre el territorio ucraniano, desde lo político se pueden incubar acciones xenófobas de revancha, hecho que más allá de las reacciones globales, siempre importantes para su incremento o contención, implican siempre vulneración de derechos.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

28 de Marzo

Cuando el ejército chileno llegó a Antofagasta su anexión fue inmediata tras la ocupación militar. Lo notable fue que no se disparó un tiro para someterla ¿la razón? El 95% de la población eran trabajadores chilenos.
Según he escuchado en noticias, cuando el ejército ruso llegó a la península de Crimea la ocupación se hizo con un mínimo de bajas (1 persona), lo cual puede tener dos explicaciones:
– Allí la población es fundamentalmente pro-rusa.
– La población civil está aterrada y no hubo resistencia.
Dado el bullado caso del plebiscisto allí, entonces es probable que estén cómodos con la ocupación militar rusa.
¿Qué sucede a continuación? Dos opciones:
– Ucrania le declara la guerra a Rusia. Pero son un estado tan pequeño que no lo harán.
– Ucrania pierde Crimea, lo cual no deja contento a occidente (léase EEUU y UE) pero no deja de ser salomónico e irónico.
– Rusia tiene miedo de las sanciones económicas, por lo cual retiran sus tropas. Esta última opción la dudo.
A pesar de la aparente complejidad de los fenómenos las cosas son más sencillas vistas desde la perspectiva de la fuerza bruta. Y desde ahí no hay más poderes que tres: USA, Rusia y China. El resto de los estados somos espectadores y, en el mejor de los casos, como ciudadanos podemos opinar e influir en la decisión que tomen nuestros gobernantes de turno.
Los niveles de influencia que tenemos como ciudadanos son ínfimos, es cosa de ver lo que cuesta, por ejemplo, escribir una nueva constitución redactada por las personas. Es en ese tipo de cosas que se muestra que practicamente TODA la teoría política que se pueda construir es más bien un ejercicio de erudición, más que una esquematización realista de cómo funcionan las políticas nacionales e internacionales. ¿La soberanía pertenece al pueblo? ¡Qué buen chiste! ¿Acaso se respetan universalmente -o mínimamente en lo local- los derechos humanos? ¡Qué cándido sueño!
No importa a que comunidad imaginen los ciudadanos que pertenecen. Si para los poderes fácticos es relevante su supervivencia o destrucción harán lo que sea para que así sea.
¿Acaso importó la gente de Irak? ¿Acaso importó el pueblo del Tibet? ¿Acaso importó la decisión de Kosovo? No, no importa que suceda con un pueblo entero si a una potencia le interesa su merma y/o desaparición con fines pragmáticos tales como el control del territorio o los recursos naturales.
Ergo, y para no dar más lata, creo que este tipo de situaciones debiesen ser conceptualizadas desde la perspectiva de lo que llamé la “fuerza bruta” más que por otra clase de constructos teóricos, incluso aquellos farandulescos como “la opinión popular” o “el sentir de la gente”.

Lila Whitmer

22 de Febrero

Normally I don’t read article on blogs, but I wish to say that this write-up very pressured me to take a look
at and do it! Your writing taste has been amazed me.

Thank you, very great article.

Meridith Siede

25 de Marzo

I’d like to thank you for the efforts you have put in writing
this website. I am hoping to check out the same high-grade
blog posts from you later on as well. In truth, your creative writing abilities
has encouraged me to get my very own blog now 😉

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

La cultura es libre como el agua y fluye como un río, su caudal es el territorio, las calles, las plazas, las comunidades, las organizaciones ciudadanas.
+VER MÁS
#Política

Tres dimensiones por la cultura en la nueva Constitución

Nuevos

Las dos iniciativas, en pocas palabras, buscan que tanto las Fuerzas Armadas como Carabineros, funcionen con pleno respeto a la democracia y los derechos Humanos
+VER MÁS
#Política

Iniciativas para que las Fuerzas Armadas y la Policía se guíen por los Derechos Humanos

Ojalá podamos retomar la escuela y todas las clases presenciales pero, pensemos bien. No somos los mismos, no podemos ser los mismos, nuestros niños y niñas son diferentes y tenemos que hacernos cargo de ...
+VER MÁS
#Educación

Los niños de la pandemia ¿Qué haremos en las aulas?

Esta mañana veraniega y calurosa hemos sido testigos como la generación de estudiantes de los años 2011 y 2012 se habían tomado las calles por cambios en educación y sociales, ha llegado a La Moneda, e ...
+VER MÁS
#Política

El Gabinete de la esperanza

Las naciones que prosperan brindan derechos personales, nutrición y atención médica básica, sostenibilidad del ecosistema y acceso a educación avanzada, entre otros bienes
+VER MÁS
#Economía

Indice de progreso social

Popular

Si no nos vacunamos, estamos poniendo en riesgo a nuestro entorno social y familiar, principalmente a los más débiles, como son los niños, ancianos y enfermos
+VER MÁS
#Salud

Novak Djokovic y su punto de quiebre en contra por antivacunas

La brecha que existe no es entre personas ricas y pobres, sino entre las más ricas y la inmensa mayoría de la humanidad. Las crecientes desigualdades "están destrozando nuestro mundo"
+VER MÁS
#Economía

COVID-19 y la pandemia de la desigualdad

Es importante, que, en tiempo de incertidumbre climática, las inmobiliarias confíen en la institucionalidad ambiental del país. En materia de humedales por primera vez se les han definido las reglas clar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ley de humedales urbanos, inmobiliarias y metas climáticas

Esta mañana veraniega y calurosa hemos sido testigos como la generación de estudiantes de los años 2011 y 2012 se habían tomado las calles por cambios en educación y sociales, ha llegado a La Moneda, e ...
+VER MÁS
#Política

El Gabinete de la esperanza