#Internacional

Socialistas a la cabeza de Francia: lecciones para Chile

9 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

François Hollande, socialista, fue electo presidente de Francia en mayo recién pasado. Derrotó en las urnas al derechista Nicolas Sarkozy. Y este fin de semana, la segunda vuelta de las elecciones parlamentarias definirán si Hollande contará con una mayoría para poder gobernar.

Francia es especial. Una potencia económica, militar, nuclear, parte del G8 y democrática. En este país de 60 millones de habitantes, la educación es gratuita desde la cuna. No hay propaganda para promocionar las universidades como en Harvard y Chile. O aquellas que en el mundo se jactan de ser las mejores. Allá la educación sólo tiene su historia republicana (con “H”).

La salud también es gratuita. Está prohibido el cheque en blanco para entrar a la clínica. En este país de grandes científicos, los hospitales públicos son mejores que las clínicas privadas. Sólo en materia de cáncer, registran avances pioneros. Y es gratis.

La jornada laboral es de35 horas. Y en contradicción a los acumuladores de capital, que reclaman cantidad por eficiencia a los trabajadores, Francia es para la OCDE de los países más productivos. Y además, el sindicalismo es un pilar del sistema. Fuerte en la ley (luego de más de un siglo de luchas, claro).

En este país de los trenes, el transporte público une distancias de 800 kilómetros en 4 horas. Se envían cohetes al espacio. Las organizaciones (asociaciones) sociales construyen la vida cívica de los barrios con financiamiento público. Libros son más baratos que la Coca-cola. La prensa es para todos los gustos. Y todas las tendencias políticas tienen expresión en los más de 500 diputados.

¿A qué costo para la población? Al costo de una cotización anual de los asalariados, que pagan sus impuestos. El Estado en Francia es fuerte.

El Cambio Histórico y las Elecciones Parlamentarias de este fin de semana

François Hollande, socialista, fue electo presidente de Francia en mayo recién pasado. Derrotó en las urnas al derechista Nicolas Sarkozy. Y este fin de semana, la segunda vuelta de las elecciones parlamentarias definirá si Hollande contará con una mayoría para poder gobernar. Es el segundo presidente socialista después de Mitterrand (electo y reelecto en los años 80′). Su elección se dio en un clima de crisis financiera y económica en Europa, derivada en una progresiva crisis social, agudizada por los planes de austeridad impulsada por Merkel, la conservadora alemana y el apoyo decisivo de Sarkozy.

¿Cuál fue la estrategia? Planes de reducción del gasto social del Estado, quién además se hizo cargo de salvar los bancos privados, con des-regulación de los capitales financieros y endurecimiento del nacionalismo de Estado contra inmigrantes o incluso franceses de origen extranjero. ¿El resultado? Los trabajadores pagaron la crisis, los inmigrantes fueron culpables y se enarboló la solidaridad con los ricos que pagan los sueldos.

Desigualdad profunda. Cosas que en Chile conocemos bien. Flexibilidad laboral, des-regulación del mercado e impuestos ridículos a los grandes capitales. Exacerbación del nacionalismo contra los vecinos. Privatización del Estado. En fin, ideas de una élite del mundo anglosajón, esencialmente, de Estados Unidos.

Primera, segunda, tercera y cuarta vuelta: el retorno de lo público.

¿Será coherente el pueblo francés? El cambio requiere dar al presidente que eligieron una mayoría parlamentaria, para aplicar su programa de gobierno (algo que sería difícilmente posible en Chile con el binominal…). Probablemente, este domingo, este socialista que ahora encabeza una potencia mundial, abrirá la oportunidad para que desde el núcleo de países poderosos, se avance globalmente en la idea que sólo con más Estado se puede progresar hacia una democracia igualitaria y soberana sobre los mercados. Es la única herramienta nacional y soberana capaz de encarnar el bien público, garantizando un sistema social igualitario.

Chile necesita gobernarse hacia ese sistema. De ahí la importancia de Hollande en Francia.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

12 de Junio

Precisión. El título original era: “Socialistas a la cabeza de Francia: ¿qué nos importa en Chile?”. Un poco más irreverente. No pretendo dar lecciones.
Saludos cordiales.

Javier

12 de Junio

Socialistas a la cabeza de Grecia,Portugal y España los dejaron en quiebra. Lecciones para Chile? Sí. Y hartas. No hay que seguir la senda de esos 3 Países.

13 de Junio

Hay países no socialistas que han logrado lo mismo. Si esa fuese la panacea, no existiría el capitalismo en sus más variadas formas. Pero sigue ahí ¿Por que?

13 de Junio

Javier y Marcelo,

Me parece que el foco del asunto es sobre los instrumentos y las estrategias para más justicia social y qué camino tiene q debería seguir Chile. Pues marcelo, en estricto rigor tienes razón, no existen países socialistas en el mundo (ni Cuba).
Personalmente, me parece q en Chile la construcción de un Estado social fuerte es tarea ineludible para los partidarios de una democracia profunda, la cual a su vez no puede fundarse sin igualdad. Ahí tiene que actuar el único instrumento con capacidad de encarnar el interés general: el Estado democrático.
salu2

13 de Junio

El viejo debate entre sanear la economía mediante políticas de austeridad y ajuste, o mediante estímulos basados en crédito, es decir en deuda, se ha dado en otras ocasiones. Y también se ha tendido a confundir con más o menos socialismo o más o menos capitalismo.

El detalle es que la crisis económica en Europa es la crisis del sistema mercantilista moderno que ha imperado por años, basado en una estructura de regulación y privilegios; y no en el liberalismo económico como se presume habitualmente, y que se liga erróneamente con el capitalismo y el modelo mercantilista.
Modelo mercantilista, que ha permitido el aprovechamiento de políticos de derecha e izquierda, asociados a grandes grupos empresariales y corporativos, que han usado los sistemas de bienestar como medio de compras de votos.

La pregunta es ¿A favor de quiénes irán los planes de estímulo y el crédito, a costa de los propios contribuyentes?
Muchos dicen que a favor de las personas. En España al parecer, va a favor de la banca.

Por eso, no sé si así como así, la mejor solución sea más regulación, más control y poder estatal, para frenar los apetitos y ambiciones de los codiciosos y poderosos. En otras palabras, no sé si la panacea sea más poder para el poder político vigente que es prácticamente el mismo de siempre. Se llamen de izquierda, de derecha. Lo mismo corre para Chile.

No hay que olvidar que junto con las exigencias por mayor exacerbación del poder político para frenar apetitos, son las mismas que alimentan populismos y extremismos antiliberales como el nacionalismo de Le Pen en Francia, o el neo nazismo de Aurora Dorada en Grecia.

Saludos y paz

14 de Junio

Un viejo debate. Eso es seguro. Y no menos vigente. Todo lo contrario.
Una precisión antes d entrar al fondo. No estoy de acuerdo con que la crisis europea sea una “crisis del sistema mercantilista”. Pues la crisis que afectó Grecia y q luego destapó la olla, es una crisis del financiamiento público, de la deuda pública. Ciertamente, es tema mucho más largo. Pero quería aclarar eso porque en definitiva, los políticos, al contrario de lo q tu afirmas, sufrieron esta crisis, pues ninguno ha sido capaz de darle solución. Puedo coincidir en que siempre en las crisis hay ganadores y perdedores, víctimas y oportunistas. En este caso, no es netamente el mundo político q está más desprestigiado q nunca… de ahí tb la crisis de lo público. Y un punto q javier tocó pero sin ir más profundo.
El problema d españa no es si hay más o menos estado. El problema es q han tenido una política económica q no está centrada en producir valor agregado. Ahí está el boom de las viviendas y la especulación q se hizo al respecto. Pero eso no genera valor agregado. Una burbuja q les estalló en la cara… Y ahora, quieren castigar a la ciudadaní española recortando el Estado, más precisamente, eliminando el sistema de salud gratuita q es tal vez de la grandes cuestiones q son un ejemplo y q benefician a millones…

Pero en definitiva la cuestión es la siguiente. No se trata de comparar Chile con Francia pues no es lo mismo. Pero en Chile el mercado está completamente desregulado, el volumen de riqueza q se produce con la extracción de materia prima (nótese, q es producida por la fuerza del trabajo de nuestros compatriotas q se rompen el lomo en las minas) va prácticamente toda para el cuentas bancarias extranjeras de los directorios empresariales a cargo de las obras y las inversiones… entonces, cuando se habla de educación, de salud, de salario mínimo, de vacaciones, de cultura y d tantas cosas… como se financian y como se implementan?

Y la respuesta a esa pregunta es, ha sido y seguirá siendo política. Pues una decisión. Y para eso hay q tomar posición. Personalmente, pienso que en Chile debe haber un Estado Social fuerte que garantice igualdad y q sea radical e innovador en su democracia.

Salu2

14 de Junio

Efectivamente, el debate es siempre vigente en ese sentido.

El sistema mercantilista es un sistema basado en la imbricación entre el sistema público estatal, el poder político y grupos corporativos beneficiados por sus nexos con ese poder político.

La crisis surge de un aumento excesivo del gasto público, entre otras cosas, para situar a los empresarios griegos dentro del ámbito de competencia de la Unión Europea y para cumplir con los estándares exigidos por la UE.

El detalle importante, es que ese gasto se lleva a cabo a punta de deuda, sin considerar los efectos posteriores, la resaca, de gastar dinero que en realidad no se tiene.

Otro detalle, es que las claves keynesianas no son aplicables en la UE para solucionar la crisis con euro. Porque la moneda es una sola, aún cuando los países siguen siendo distintos, por ejemplo.

Por otro lado, los políticos sufren la crisis pero no la pagan, tampoco la pagan las grandes corporaciones.

La crisis la pagan los contribuyentes, cuyos impuestos terminan salvando a los amigos de los políticos, la banca por ejemplo. De hecho, aún cuando la crisis la generan ellos, ofreciendo cosas, la gente los sigue votando, y los altos ejecutivos son indemnizados, lo que casi raya en el absurdo.

En el caso de España, el gasto público ligado a la extensión excesiva del Estado de Bienestar ha generado anomalías que incluso tienen a las provincias en disputas, pues algunas son más productivas que otras, como el caso de Barcelona, que se llevan el peso de sustentar el sistema, mientras otras generan muy poco, abusan del sistema de protección, etc.

La extensión excesiva del Estado de Bienestar fue quitando valor agregado a la economía española, no sólo por acción de los especuladores y mercantilistas ligados al poder político de izquierda y derecha, sino también por acción de muchos ciudadanos y no ciudadanos, que hacían uso de los derechos como la salud gratuita, sin aportar nada al sistema para mantenerlo. Eso fue en parte lo que ha provocado reticencias con respecto a los inmigrantes ilegales sobre todo.

Años atrás, en 1998, James Buchanan planteaba que el Estado de Bienestar enfrentaría una crisis debido a que las prestaciones no se estaban haciendo de manera general, sino en base a criterios discriminatorios, lo que agudizaba los “ofertones” políticos, y las presiones que ejercerían distintos grupos sociales convertidos en mayorías naturales, aumentando el gasto y por ende el déficit fiscal.

Es decir, Lo que pasó en España es que las demandas de los electores por transferencias benefactoras, basadas en las expectativas del público sobre la continuidad de los programas corrientes, excedieron la recaudación que los mismos electores están dispuestos a pagar en impuestos.

En Chile, el mercado no es desregulado, al contrario, existen muchas barreras de entrada –traducidos en privilegio- que fomentan la concentración de la propiedad y el privilegio obtenido gracias a los nexos con los gobiernos de turno. Basta analizar el historial de los últimos 20 años para constatar eso.

Claramente la respuesta es siempre la política, el diálogo, el debate, la polémica, pues es la Política la que nos hace civilizado y no bárbaros. Y la democracia es algo polémico en el sentido, que jamás existe una verdad última.

Por eso, los peores enemigos de la Política y la Democracia son aquellos que consideran la violencia como una forma de acción política, y por tanto suprimen el diálogo y la polémica .

Saludos y paz

16 de Junio

Voy al grano para no perderse en cosas semánticas.
Creo que te equivocas con la afirmación: “La extensión excesiva del Estado de Bienestar fue quitando valor agregado a la economía española”.
Por dos motivos. Uno, porque es una contradicción frente a tu siguiente afirmación de que son “los contribuyentes que pagan crisis” salvando los bancos, con lo cual concuerdo porq es un hecho. Entonces, si los contribuyentes ponen lucas para salvar los bancos, en consecuencia, son activos q antes servían a otras prioridades, como el bienestar. En definitiva, el supuesto “exceso de extensión” del mismo no es tal. Es una falacia. Pues no es por ineficacia del sistema social sino por ineficacia del sistema financiero.
Segundo, el único “valor agregado de la economía española” es s producir una racionalización tal de los recursos que sea aprovechable por todos los españoles y sus objetivos. En ese sentido, el Estado de Bienestar es un valor agregado en sí mismo, y su extensión es por tanto un alza de valor que la economía produce. De no ser así, que es el caso, es producto precisamente de políticas económicas q simplemente no apuntan al interés general, y que en consecuencia, están erradas.
La inversión en inmuebles y alojamientos destinados a vacacionar, no prodice valor agregado. Es un estímulo volátil (caso d españa). Pues un inmueble por definición no produce valor agregado. La crisis española tiene dos apellidos: burbuja especulativa del inmobliliario y “laissez-faire” del Estado respecto a las políticas económicas de largo plazo.
Y en este último sentido, a que el Estado no hizo nada, es a lo que me refiero con des-regulación. Pues la regulación que existente -caso de chile- no obliga al mundo político a definir políticas económicas nacionales, debatidas, desarrolladas, participativas. Por tanto, el poder político actúa sólo de forma reactiva, o de forma coludida (como señalas)…

En síntesis, sigo sosteniendo, más Estado democrático para reducir las desigualdades. Dando seentido público a la economía y orientando las acciones de los mercados al interés general y no, a la auto-regulación. El foro democrático debe ser soberano sobre la especulación del mercado.

18 de Junio

Estimado Juan Pablo, discrepo.

Cuando hablo de la extensión del Estado de Bienestar me refiero a exceder la concesión de derechos o beneficios, sobrepasando la capacidad de sustento de tales servicios. Y el caso de España es muy decidor, pues un alto número de beneficiados, finalmente no aportaba ninguna clase de dinero al sistema, pues o trabajaban “a la negra”, o lisa y llanamente decidían vivir a expensas del sistema. El sistema se hace inviable en ese sentido.

Esa lógica, claramente quita valor agregado a una economía, no sólo por eso, sino por las trabas y exigencias que se van agregando por parte del poder político, a medida que se hace imperioso mantener el sistema de bienestar ya debilitado por una economía que se va deprimiendo. Es un círculo vicioso.

Como se hace poco productiva la economía, el Estado de Bienestar se debe extender, y al extenderse agudiza la poca producción y entonces, el Bienestar no tiene sustento para mantenerse en el largo plazo. No es que el sistema de Bienestar sea malo en sí, su extensión en base a criterios discriminatorios y no generales, exacerbados por la clase política, lo hace inviable.

Lo anterior, no significa, como erradamente entendiste, que no haya contribuyentes que sí aportan al sistema, y que no son ricos necesariamente o amigos de los poderes políticos y por tanto privilegiados. Los hay y muchos, pero sus aportes se tornan inviables en comparación a la extensión de derechos y beneficios, incluso para aquellos que no aportan al sistema.

Esos contribuyentes, los verdaderos contribuyentes, comunes y corrientes, son los que finalmente terminan asumiendo los costos de la crisis. Ya sea que sus aportes vayan a los amigos del poder, como la banca, o que pierdan beneficios aún cuando fueron responsables con aportar al sistema.

El Estado de Bienestar es un valor agregado, en cuanto los beneficios se reparten de manera general, pero cuando comienzan los criterios, discriminatorios, se entra en un espiral ligado a usar el bienestar como medio de acceso al poder. Las clases políticas, ofrecen beneficios en base a criterios discriminatorios, para captar votos. Esas políticas, ofertones, no apuntan al bien general, y generan una extensión autodestructiva del sistema de Bienestar.

Me parece que tu concepto de valor agregado es cuestionable. Podemos discutir esa cuestión semántica.

Por otro lado, concuerdo Estado democrático para reducir privilegios, pero no Estado paternalista para sustentar ambiciones políticas. El foro democrático debe controlar, sobre todo el actuar especulativo del poder político, que es el que ahora, rescata a los bancos.

Saludos y paz

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Nuevo

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

En las redes virtuales circulan muchos videos donde se exponen o autoexponen estas relaciones entre estudiantes, replicarlos nos hace fomentar odios y conductas agresivas.
+VER MÁS
#Internacional

Yolanda y los violentos

Los sucesos que marcaron el comienzo del accionar oligárquico santiaguino se desarrollaron sin un ápice de militarismo
+VER MÁS
#Bicentenario

La plebe en las Guerras de Indepependencia

¿Cuántos hoy en día se dan cuenta que detrás de esa beca o gratuidad, existieron generaciones luchando para que el día de hoy seas un profesional?
+VER MÁS
#Sociedad

Ser profesional, un compromiso por lo cambios sociales

La pregunta de fondo es ¿Quién diagnostica si una democracia está sana o no? ¿Cuáles son los elementos determinantes del diagnóstico? ¿Lo que digan los de arriba?
+VER MÁS
#Política

¿Cuál democracia está más enferma? ¿la del 73 o la de ahora?

Popular

La pregunta de fondo es ¿Quién diagnostica si una democracia está sana o no? ¿Cuáles son los elementos determinantes del diagnóstico? ¿Lo que digan los de arriba?
+VER MÁS
#Política

¿Cuál democracia está más enferma? ¿la del 73 o la de ahora?

En las redes virtuales circulan muchos videos donde se exponen o autoexponen estas relaciones entre estudiantes, replicarlos nos hace fomentar odios y conductas agresivas.
+VER MÁS
#Internacional

Yolanda y los violentos

Los sucesos que marcaron el comienzo del accionar oligárquico santiaguino se desarrollaron sin un ápice de militarismo
+VER MÁS
#Bicentenario

La plebe en las Guerras de Indepependencia

¿Cuántos hoy en día se dan cuenta que detrás de esa beca o gratuidad, existieron generaciones luchando para que el día de hoy seas un profesional?
+VER MÁS
#Sociedad

Ser profesional, un compromiso por lo cambios sociales